NEWS

Otra universidad argentina al servicio del cannabis

26 agosto, 2020, 19:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Es conocida la puerta que encontró el cannabis para meterse por fin en Argentina: la investigación. Así, es extraño que alguien discuta la presencia de la sagrada planta en un claustro de la universidad como sí ocurre en cualquier otro ámbito.

En otras palabras, la marihuana, cuando es estudiad, es una planta con beneficios pero, si es fumada, comida o vapeada es droga. Y debe ser prohibida.

Ahora, la Universidad Nacional de Lanús (UNL), anunció que hará controles de calidad para cannabis medicinal.

Así lo informa el portal Sin Mordaza con información de Prensa UNL.

El Ministerio de Salud de la Nación habilitó al Laboratorio de Control de Calidad de Medicamentos (LCCM) de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la UNL para realizar estos controles.

La utilización medicinal del cannabis, como cualquier otro fármaco, requiere de exhaustivos controles que determinen, entre otras cosas, su calidad, identificación, pureza, potencia y estabilidad.

Para garantizar su seguridad e indicar, por ejemplo, su dosificación.

Tras un trabajo sostenido en el tiempo, la Academia consiguió la certificación del Ministerio de Salud de la Nación.

Estos vitales controles para la correcta utilización del cannabis como medicina comenzarán a ser desarrollados en el Laboratorio de Control de Calidad de Medicamentos (LCCM) de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Litoral (FBCB-UNL).

30 años

Con más de 30 años de trayectoria, en este reconocido espacio se trabaja desde hace un tiempo en el desarrollo de una plataforma tecnológica.

La misma está destinada a la determinación de la composición química de aceites, extractos y otros derivados de cannabis para uso medicinal.

“El objetivo de este desarrollo es poder brindar, en un futuro lo más cercano posible, un servicio de control de calidad de estos productos”, aseguró Mercedes De Zan, directora del LCCM.

“Esto permite, entre otras cosas, verificar que los productos derivados del cannabis contienen los activos necesarios y son seguros para su consumo”.

Cabe señalar que esta iniciativa se propuso en la edición 2019 del Capital Semilla.

El proyecto se llama “Plataforma tecnológica para la determinación de la composición de muestras de aceite de cannabis para uso medicinal”.

Y está a cargo de María Silvia Cámara, responsable de Calidad del LCCM.

Este financiamiento de la Universidad Nacional del Litoral tiene como principal objetivo aportar valor a las capacidades de los grupos y a sus resultados de investigación.

Se busca principalmente que los distintos equipos estén en mejores condiciones para vincularse con empresas y organismos aportando soluciones a diferentes necesidades.

DEMANDA

“Este proyecto tiene como objetivo responder a una demanda de la comunidad y de las asociaciones civiles que vienen trabajando en el proyecto de legalización del uso de cannabis con fines terapéuticos”

“Brindando servicios de control de calidad de los productos que se elaboren de manera particular, en agrupaciones o de manera industrial”, explicó Cámara.

TRAYECTORIA

Por su parte, Mercedes De Zan, docente investigadora y directora del LCCM, indicó: “Nuestro laboratorio tiene más de 30 años de trayectoria trabajando en servicios analíticos y asistencia técnica a la industria farmacéutica a través de la realización de controles de calidad a las materias primas y los productos finales mediante ensayos de identificación, pureza, potencia, estabilidad, entre otros”.

“Contamos con personal altamente calificado, el equipamiento e instrumental adecuado y con un Sistema de Gestión de la Calidad basado en normas farmacéuticas que pondremos a disposición para este nuevo servicio”.

En línea con lo expresado por Cámara respecto a la atención a las demandas de la comunidad, está lo ocurrido días atrás en el Concejo municipal de la ciudad de Santa Fe.

Allí se sancionó una ordenanza que, una vez reglamentada, regulará el acceso al cannabis y sus derivados como recurso terapéutico.

Actualmente, esta planta se autocultiva o se adquieren extractos o aceites cannábicos muchas veces de procedencia dudosa.

El reglamento apunta a regular la producción y comercialización de estos productos.

Fomentando la investigación de nuevas aplicaciones y promoviendo la realización de controles de calidad.

El fin es que se utilicen como fármacos.

El cannabis, al contener sustancias psicoactivas, debe ser sometido a la investigación y control por parte de laboratorios debidamente habilitados.  Esto es lo que realizará el LCCM de FBCB-UNL.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular