Paraguay y otra ley a favor de los laboratorios

Todo era risas en Paraguay hace algunos días con la sanción de una ley que despenalizaba el cannabis para uso medicinal.

ley

Todo era risas en Paraguay hace algunos días con la sanción de una ley que despenalizaba el cannabis para uso medicinal.

Luego de muchos meses de lucha, las organizaciones de cultivadores pudieron celebrar una norma nacida desde sus entrañas y que habilitaba el autocultivo.

Pero la alegría duró poco: el presidente Mario Abdo Benítez vetó la iniciativa, que volvió al Parlamento.

Desde la ONG Mamá Cultiva, según informa ABC Color, lamentan que producción del cannabis medicinal solo favorezca a laboratorios.

Desde la organización también lamentaron el veto del Ejecutivo al proyecto de ley de despenalización del cultivo del cannabis medicinal.

Precio alto en farmacias

Aseguraron que los que “verdaderamente necesitan” son ignorados y denunciaron que la producción de la medicina es un negocio, debido a que el aceite vendido en las farmacias es impagable para muchos ciudadanos.

Es que en las farmacias, el aceite de cannabis medicinal de 30 mililitros (ml) cuesta G. 350.000 (50 dólares) y el del 240 ml, G. 1.800.000 (258 dólares).

Sí, esos son los precios en el jardín cannábico del Cono Sur de América.

Cynthia Fariña, de Mamá Cultiva, comentó que están volviendo a buscar los votos necesarios para la aprobación de la iniciativa legislativa que despenaliza el cultivo del cannabis medicinal.

Señaló que en Senadores ya cuentan con el apoyo necesario para tener la mayoría absoluta, pero en Diputados todavía están buscando los votos.

Lamentó que el presidente Mario Abdo Benítez haya vetado el proyecto la semana pasada e hizo énfasis en que actualmente el cannabis medicinal sea un negocio que solo favorece a los farmacéuticos.

Ignorados

“Nos apena mucho que se siga favoreciendo a un grupo nada más y el resto de los que verdaderamente necesitamos somos ignorados”, consideró.

Aseguró que el Poder Ejecutivo ignora a las representantes de Mamá Cultiva y en ningún momento las ha recibido.

“Hemos pedido audiencias, confrontaciones y no aceptan”.

“No tienen el carácter o la valentía de enfrentarnos y decirnos en la cara las mentiras que están diciendo por todos los otros medios, que nosotros sabemos perfectamente que no es así”, agregó.

En ese sentido, recordó el dictamen de un asesor de la Presidencia que recomendó el rechazo del proyecto de ley por supuestamente contradecir varios tratados internacionales.

Sobre el punto, señaló que también el país es signatario de convenios de derechos humanos y la propia Constitución Nacional defiende el derecho a una vida digna.

“Siempre hemos denunciado que se favorece solamente a un cierto grupo y el resto (…) quienes necesitamos realmente y no estamos para lucrar sino que lo hacemos por necesidades catastróficas que tenemos en nuestras familias”.

“Solamente eso buscamos: un alivio y mejor calidad de vida para nuestros seres queridos”, finalizó en contacto con ABC Cardinal.

Reduce el dolor

Según Mamá Cultiva, esta medicina puede reducir el dolor, calmar espasmos, es un analgésico, antiinflamatorio, sirve para náuseas, vómitos y otros dolores crónicos en general.

El viernes pasado el Poder Ejecutivo vetó el proyecto de ley N° 6602/2020 mediante el cual se dispone que la tenencia o la producción de dicha droga exclusiva para el uso medicinal no sea penada por la ley.

Señalaron que el rechazo a la ley fue se debió a una recomendación hecha por la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) y el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

“La producción de cannabis para fines terapéuticos requiere de un control de origen de semilla y un proceso laboratorial; a través del cual se administre los porcentajes contenidos de cada componente”, explicó el Ministerio de Salud mediante un comunicado.

Además, según argumentaron, lo dispuesto en la ley N°6602/2020 es “antagónico” con respecto a lo establecido en la Convención Única de Estupefacientes del año 1961.

Allí, las Naciones Unidas establecen parámetros de control para el proceso de industrialización y utilización del cannabis.

Con el veto, el proyecto vuelve al Congreso, donde los legisladores deberán analizar si lo aceptan o se ratifican en la sanción.

Más Artículos
Suiza, devuelve 30 millones de euros a productores cannabis light
>