Partes intimas del consumidor¿saben a cannabis?

Unos de los muchos mitos que circulan por ahí del cannabis es que muchos usuarios saben a marihuana. ¿Pero, esto tiene lógica?

Unos de los muchos mitos que circulan por ahí del cannabis es que muchos usuarios saben a marihuana. ¿Pero, esto tiene lógica?

El cannabis no deja de sorprendernos. Ahora y después de que muchos ya lo creyesen, leemos una noticia de que partes del cuerpo humano pueden saber a marihuana.

Existen muchos mitos sobre el cannabis y su consumo. Pero hay alguno que otros que podría costar creérselo. Aunque, y gracias a las investigaciones. Muchos de ellos ya no lo parecen tanto.

Contra más se investiga sobre esta planta, más mitos parecen acercarse a la realidad. El último de éstos y que publicaba un articulo sobre ello Cannabis Life Network, sería el especial sabor y de las partes intimas de un usuario asiduo.

Durante mucho tiempo, la idea de que partes privadas de nuestro cuerpo sepan a cannabis ha estado rodando por ahí. Ahora, la ciencia le podría poner un poco de luz a esta cuestión que alguno que otro y en el acto sexual, puede haber experimentado.

Al pensamiento o creencia del usuario, de que su boca sabe a marihuana, habría que unirle otras partes. Su pene también también saber a lo mismo e igual que las partes intimas de la mujer consumidora.

Las membrana mucosas, ¿las culpables del sabor?

Es completamente posible, que las partes intimas sepan a marihuana. Las membranas mucosas del cuerpo y como se disuelve el cannabis, que es una sustancia lipofílica, sería el mecanismo por el cual partes de nuestro cuerpo adquieren este sabor.

Al disolverse en grasa y lípidos, el THC que ingerimos es transportado por nuestra sangre distribuyéndose en nuestros tejidos adiposos, hígado, bazo y más. Posteriormente y con el tiempo estos cannabinoides vuelven a filtrarse nuevamente en nuestro torrente sanguíneo y son excretados por nuestro cuerpo. Es en este hecho, donde se vuelve realidad este “mito” que la ciencia explica. Si tenemos demasiado THC en el cuerpo, la orina, los excrementos, el sudor o las membranas mucosas serían los encargados de expulsarlo. Si existe lo suficiente, si es posible olerlo y probarlo.

Nuestra membrana mucosa, es una capa de grasa gruesa que hace de lubricante. También es una protectora natural que mantiene hidratados los tejidos y sabemos que el THC se deposita en estas partes del cuerpo. Esta sería una explicación, simple pero clara, para entender que algunos creyesen en este mito de “saber a marihuana” y que no se le encontrara una respuesta creíble o lógica. Nuestras partes intimas tienen menbranas mucosas.

Más Artículos
Israel, curso gratuito de cannabis medicinal para médicos extranjeros
>