Plagas en el cultivo interior de cannabis

Una de las ventajas del cultivo de cannabis en interior frente a exterior, es la menor cantidad de plagas. Es muy extraño por no decir imposible, que nuestras plantas dentro de casa y con luces artificiales sufran la visita de saltamontes, gusanos, caracoles y babosas, pulgón o minador de la hoja. E imposible que otros peligros como pájaros o animales salvajes amenacen nuestro cultivo, aunque en ocasiones las mascotas hacen alguna travesura.

En interior existen plagas, aunque contadas. Araña roja, trips, mosca blanca, mosca del sustrato y en casos excepcionales pulgón y cochinilla, son las más habituales por no decir las únicas. Pero debido a las condiciones ambientales que gozan bajo luces artificiales, en ausencia de depredadores y con plantas a su total disposición, las plagas en interior son mucho más agresivas y difíciles de controlar. En muy pocos días, se nos puede ir de las manos.

El primer gran error muchas veces, es creer que por no cultivar al aire libre, nuestras plantas estarán a salvo de cualquier tipo de plaga. Éso lleva a una total confianza. No es extraño que algunos cultivadores muestren fotos de sus plantas infestadas de araña roja o trips. Parece inconcebible que alguien sólo se haya dado cuenta de que está sufriendo una plaga cuando la cantidad y daños ya son críticos, en lugar de las primeras marcas que dejan en las hojas.

¿Pero cómo es posible que entre una plaga en un interior? Pues muchas veces parece imposible, pero entran. Puede que en casa tengamos alguna planta ornamental, o en la terraza… En algún intercambio de esquejes nos puede llegar alguno con alguna plaga… También puede que nosotros mismos seamos los portadores y los llevemos en la ropa después de un paseo por el parque o de volver de huerto…

Al igual que en exterior, las revisiones periódicas deberían ser obligatorias. Casi todos los problemas en los cultivos se verán en sus hojas, desde plagas, a carencias o deficiencias de nutrientes, exceso de riego… y todas y cada una de ellas tienen signos ligeramente diferentes. No son iguales las marcas que deja una mosca blanca, que una araña roja o que un trip. Reconocer que tipo de plaga ataca nuestras plantas por las marcas que deja, no es muy complicado y ayudará en su tratamiento.

Y usar preventivos como aceite de neem, siempre ayudará a persuadir de muchos de las plagas más comunes. Evitará en muchos casos males mayores. De entre todas destaca la araña roja por su agresividad. Bajo las luces artificiales, encuentra un hábitat perfecta para reproducirse a gran velocidad. Además de voraces, son rápidas y en poco tiempo se propagan por todo el cultivo. Preferiblemente la combatiremos con dos aracnicidas, alternando aplicaciones ya que puede crear tolerancia.

Para mosca blanca, trips y mosca del sustrato, jabón potásico debería ser suficiente. Además, las trampas fotocromáticas son especialmente efectivas en interior, lo que también supone el hecho de conocer qué plaga nos está atacando al ver los insectos pegados en el adhesivo. No es un sistema para eliminar, pero sí para controlar y detectar.

0 Compartir
  1. Hola buenas noches tengo una planta de interior Critical+ para mi consumo. Germino de lujo, la primera semana estupenda tiraba que daba gusto, la segunda igual y ahora se me están empezando a poner las hojas amarillas y las hojas se estan poniendo lacias, el tallo está perfecto. La riego 1 vez cada dos días aproximadamente, la tierra es buena y la maceta drena bien. Tiene las horas de luz adecuadas y la temperatura siempre buena. Puedo llegar a pensar que es por la humedad, no tengo extractor y mi casa es húmeda. No se necesito una respuesta porque la veo realmente mal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más Artículos
Aprende a cultivar cannabis en 5 minutos