Conoce 8 soluciones para un aterrizaje forzoso si te pasas de cannabis

¿Eres de recibir amigos en tu casa o visitar tu la casa de ellos con frecuencia, incluso en un mismo día?, ¿y se fuman un porro cada vez que lo haces?

porro
Macfoto

¿Eres de recibir amigos en tu casa o visitar tu la casa de ellos con frecuencia, incluso en un mismo día?, ¿y se fuman un porro cada vez que lo haces?

Si respondiste en forma afirmativa a ambas preguntas, este artículo es para ti.

Porque muchas veces no nos damos cuenta que fumamos o comimos demás y cuando lo advertimos ya es tarde, estamos más “entonados” nosotros que la situación.

Pues bien, aquí te van ocho tips para saber bajar cuando es necesario.

¡Antes recuerda! Lo más importante es no perder la calma y si sirve de algo, tranquila o tranquilo que nadie se ha muerto por una sobredosis, pronto volverás a la normalidad.

1. No temas

Quizás es la madre de los consejos y algo muy fácil de decir cuando el problema no lo tienes tu, pero siempre es preciso recordad que se trata de una situación normal.

También qué le sucede a muchas personas.

La mayoría de estos síntomas por demasiado consumo de marihuana se disipan en cuestión de minutos, raramente dura horas.

Asimismo, no existen efectos duraderos más allá de un poco de aturdimiento.

Dale un poco de tiempo y piensa que lo único que has hecho es excederte en su consumo, en breve estarás bien.

2. Conoce tus propios límites

Claro, este es un consejo para antes de fumar. Si lees este artículo con el problema entre manos, pasa al siguiente consejo.

Trata de prepararte tu sesión de cannabis de acuerdo a tu nivel de tolerancia.

Consume con amigos que conozcas y que te sientas cómodo sin sentirte presionado para consumir más de lo que puede manejar.
Tomate las cosas con calma, sobre todo cuando el cannabis es consumido en forma gastronómica.

Ten en cuenta que se recomienda probar una dosis estándar de 10 mg (o incluso cinco si realmente quieres facilitar la experiencia).

Luego esperar como mínimo una hora, o dos, antes de aumentar la dosis de comestibles.

Lo mismo ocurre con los métodos de inhalación, si no estás acostumbrado a esta modalidad, no te metas en un círculo de consumidores durante un largo tiempo.

3. Hidratarse es muy importante

El agua es la medicina que puede estar más al alcance de la mano.

Recuerda que de ella estamos hechos y que es ella quien regula nuestro organismo.

Entonces, ¡agua, agua, agua no te olvides de hidratarte!.

Si se prefiere el agua o zumos, hay que asegurarse de que tiene una buena bebida fría a mano (preferiblemente sin cafeína).

Esto ayudará a combatir la sequedad de boca y permitirá centrarse en un acto sencillo y familiar, absorber y tragar.
Claro que no todo líquido es bueno. Las bebidas alcohólicas producirán el efecto contrario que buscamos.

El alcohol puede aumentar significativamente las concentraciones en sangre del THC.

4. La pimienta

Si asunto ya se ha pasado y combates contra la paranoia y la ansiedad, hay un ingrediente que casi todos tenemos en nuestra cocina o existe en cualquier bar: la pimienta negra.

Son muchos los que aseguran que la pimienta negra funciona, ¡incluso Neil Young!

Alcanza con sólo oler o masticar unos granos para que te proporcione un alivio casi instantáneo.

Los zumos o jugos de naranja, o incluso comer una naranja también equilibra tus sentidos y re rescata de algún vahído inesperado.

5. Descansa

Busca un lugar tranquilo, lo más ideal posible para descansar y respirar profundamente.

Y repite para tu conciencia que este intenso malestar va a pasar.

Inhala oxígeno por la nariz y exhalar por la boca, haciendo más largo el proceso que en una situación normal.

Concéntrate en el sonido de la respiración y simplemente descansa un rato.

Notarás como con tu respiración puedes controlar los latidos de tu corazón. Y calmarlo.

Claro que lo ideal sería dormirte, reiniciar por completo tu cerebro, pero no siempre es fácil hacerlo cuando te sientes entres las nubes.

Aunque, si una vez que hayas encontrado una zona tranquila, el sueño aparece, aprovéchalo.

En caso de ser incapaz de conciliar el sueño, ponte cómodo hasta que sientas que va desapareciendo los síntomas.

6. Pasear

Es difícil convencer a alguien que atraviesa ese trance de salir a la calle.

Es común percibir una sensación de agorafobia y vulnerabilidad cuando la situación no está bajo control.

Sin embargo, un cambio de escenario con un poco de aire fresco puede bombear sangre que te ayudará a volver en ti.

7. Dúchate

Si estás en casa, trata de darte una buena ducha o baño como una opción muy agradable que te ayudará.

8. ¡Distráete!

Las actividades te distraen y divierten mientras mientras intentas “bajar a la tierra”.

Algunas sugerencias: Encender el televisor, escuchar tu música preferida, jugar un videojuego (de mis preferidas), hablar con algún amigo o con tu pareja.

También, claro, jugar con tu pareja.

Otras de moda en la actualidad: colorear libros para adultos o hacer sopas de letras. Y por supuesto: comer algo que te guste. La forma más efectiva de terminar un mal viaje.

Y también un artículo: ¡buen provecho! y cuidado con el porro

Más Artículos
cata
¿Cómo se valora una hierba haciendo una cata?
>