Portugal, el uso de cannabis medicinal ya es legal

En Portugal, el Estado es el que se hace responsable del cultivo, preparación y distribución del cannabis que se distribuye en las farmacias.

El consumo de cannabis medicinal ya es legal en Portugal desde este mes de febrero y cuando entró en vigor las reglas que determinan cómo se puede cultivar, distribuir o vender cannabis en Portugal. En todos lo casos se necesitará una prescripción médica .

Desde el mes de Junio del año pasado, la norma que legaliza el consumo medicinal del cannabis fue aprobado por el Parlamento portugués, aunque carecía de la reglamentación precisa para su funcionamiento y que fue aprobada el mes pasado entrando ahora en vigor.

Así, a partir del primer día de Febrero,las normas están claras tanto para eventuales consumidores como para las empresas que decidan comercializar estos productos, siempre con previa autorización de la Autoridad Nacional de Remedios y Productos de Salud (Infarmed).

Esta semana, Infarmed presentó una sección especial dentro de su web en la que explica las implicaciones de la ley que regula el consumo de cannabis medicinal, que se venderá en las farmacias portuguesas con una receta médica.

El Estado portugués controlará todo el proceso “desde el cultivo de la planta para la preparación y distribución”, dijo el Infarmed, “garantizar que los productos son producidos de acuerdo con todas las buenas prácticas y los requisitos de la ley”.

El gobierno de esta forma asegura que el acceso a la planta quede restringido “a casos en los que los tratamientos convencionales no produjeron los efectos esperados o provocaron efectos adversos relevantes”, agregó la organización.

La aprobación de la ley el verano pasado contó con todo el Parlamento a favor, salvo el voto democristiano CDS-PP, que se abstuvo. El mes pasado , el mismo Parlamento no legalizó su uso recreativo. La posesión esta despenalizada desde el año 2001

Seis plantas por autocultivo se incluían en la propuesta

Uno de los puntos más polémicos de la iniciativa era la posibilidad de autocultivo, con un límite de seis plantas. Según el informe del Servicio de Intervención en Aditivos y el comportamiento en las Dependencias (SICAD) portuguesa, una de cada diez portugueses a consumido cannabis y uno de cada veinte es consumidor regular.

Más Artículos
EEUU, Kamala Harris fumó marihuana cuando escuchaba música
>