LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Principales plagas en cultivos de cannabis

Principales plagas en cultivos de cannabis

0 458 vistas

El principio de la temporada de cultivo en exterior, también coincida con la actividad de las plagas. Son muchos los insectos que encuentran en el cannabis no sólo refugio, sino un manjar. Las principales plagas que nos podemos encontrar son las siguientes:

ARAÑA ROJA

Posiblemente sea la peor de las plagas a las que enfrentarse.  Aunque lleva el nombre de “araña”, en realidad se trata de un ácaro. Y también aunque lleva el nombre de “roja”, podemos encontrarlas de otros colores, desde el verde al anaranjado o marrón, dependiendo de la época del año o la especie de la que se alimente. Tiene un pequeño tamaño, aproximadamente de medio milímetro, lo que hace que sea en ocasiones complicada su detección. Es común observar antes el daño en la planta que la propia araña. En condiciones favorables pueden arrasar cultivos en pocos días.

Los primeros síntomas se aprecian en las hojas, donde se pueden observar pequeños puntos blancos. Se debe a donde clavan su pico succionador para extraer la savia de las plantas. Cuando ésto ocurre, debemos hacer una revisión de toda la planta, buscando principalmente en el envés de las hojas, donde se sienten protegidas. También forman pequeñas colonias de individuos. Cuando la plaga se extiende, gereralmente en la fase de floración, hacen telarañas por toda la planta, llegando a cubrirla por completo. Para tratar la araña roja, se debe usar un acaricida o insecticida específico.

MOSCA BLANCA

Es una de las plagas más comunes en invernaderos y en general cualquier tipo de exterior. Sus alas les permiten desplazarse y buscar cualquier planta. Es un diminuto insecto volador de color blanco y de un tamaño de 1 a 3 milímetros, muy difícil de detectar en un primer momento. Se alimentan de la savia de las plantas que extraen con su pico succionador, dejando una pinchas blancas similares a las que deja la araña roja, pero más circulares y con un pico más oscuro en el centro. Se reproducen con gran facilidad y rapidez, pasando de pocos individuos a una verdadera plaga en pocos días.

Cuando movemos la planta, podemos ver como se echan a volar. Hay que fijarse muy bien para verlas, ya que a simple vista pudieran parecen motas de polvo. Pueden llegar a ser un grave problema para la salud de la planta, puesto que son portadoras de virus y bacterias. Los excrementos de la mosca blanca en las hojas favorecen la aparición de la negrilla. Éste es un tipo de hongo negruzco que ensucia y afea las hojas, impidiendo una correcta fotosístesis. Para tratar esta plaga podemos optar por un insecticida como el extracto de neem o jabón potásico.

TRIPS

Es otra de las plagas más comunes en exterior, aunque no es la peor.  Se trata de unos insectos diminutos de color que varía entre el marrón claro, verde o amarillento. Son alargados, con alas plegables los adultos y de un tamaño sobre 1 y 1,5 milímetros. Son también muy rápidos, por lo que también son muy difíciles de identificar a primera vista. Se suelen ver en el haz de las hojas, escondiéndose en los nervios de las mismas cuando notas un mínimo movimiento en la planta.

Se alimentan clavando su pico succionador, absorviendo la savia de las hojas. Dejan unas marcas similares a la araña roja y mosca blanca, pero más característica, ya que las picadas se producen muy juntas formando caminitos de unos pocos milímetros. Los trips también son portadores de virus y enfermedades. Sus excrementos favorecen la aparición de negrilla. Para tratar esta plaga podremos usar un insecticida como neem o jabón potásico.

PULGÓN

El pulgón es un insecto de un tamaño de 2 a 3 milímetros y abdomen redondo. Existen de una gran variedad de colores, desde el verde al negro o amarillento. Se alimenta de la savia de las plantas que extrae mediante un pico succionador de hojas y tallos tiernos. Una de sus características, es que se reproducen tanto por huevos como de manera asexual. Una hembra puede parir ejemplares adultos de más pequeño tamaño pero que enseguida comenzarán a reproducirse por huevos o del mismo modo.

Uno de los síntomas de que nuestra planta tiene asentada una plaga de pulgón, es la presencia de hormigas. Ambos forman una perfecta simbiosis. Las hormigas transportan a los pulgones a plantas sanas y las defienden de otros pequeños depredadores, y a cambio reciben la melaza que segregan.  Se identifican a simple vista realizando revisiones sobretodo en las puntas de crecimiento y hojas más jóvenes. Tienen gran facilidad para transmitir virus y enfermedades, así como favorecer la aparición de la negrilla. Para tratar plagas de pulgón se puede usar jabón potásico o aceite de neem.

COCHINILLA

Las cochinillas comprenden varios tipos. Las dos más comunes que afectan a cultivos de marihuana son la cochinilla parda y la cochinilla algodonosa. La parda tiene una coraza protectora de un material similar a la cera, que las protege de otros depredadores e incluso de algunos insecticidas. La algodonosa como dice el nombre, tienen el cuerpo cubierto de una especie de capa de algodón blanco.  Al igual que el pulgón, forman una simbiosis con las hormigas, por lo que la presencia de éstas puede ser un síntoma de que nuestra planta está siendo atacada por cochinilla.

Se alimentan de la savia de las plantas, clavando su pico principalmente en el tallo de las plantas. Se las puede ver pegadas al tronco como lapas. Debilita y trasmite enfermedades y virus a las plantas. También en ocasiones se pueden ver en el envés de las hojas cuando la plaga está muy extendida. Además sus secreciones favorecen la aparición de negrilla. Cuando se detecta a tiempo, es una plaga muy fácil de eliminar, simplemente mojando su coraza con un bastoncillo de algodón empapado en alcohol.

MOSCA DE LA HUMEDAD

También llamada mosca negra o mosca del sustrato, es una pequeña mosquita de color negro que habita en sustratos sometidos a humedad constante y excesiva, donde se reproducen con gran rapidez. Son de un tamaño de 3 o 4 milímetros, con largas patas. La mosca en sí no es el gran peligro para las plantas, sino sus larvas que se alimentan de las pequeñas raíces y dejando graves daños en la masa radicular. La planta queda débil y pierde capacidad de nutrición.

Es una de las plagas mas difíciles de erradicar, no tanto la mosca como sus larvas asentadas en el sustrato. Cualquier insecticida que usemos, debe ser en riego. También se puede usar una gruesa capa de vermiculita sobre el sustrato.

GUSANOS Y ORUGAS

Se trata de las larvas de insectos lepidópteros, generalmente mariposas y polillas. Las hay de muchos tamaños y colores, todas ellas muy voraces y destructivas. En pocas horas se pueden comer hojas enteras, además de tallos blandos. Su máxima actividad se produce en verano, una vez eclosionan los huevos que mariposas y polillas depositan en las hojas de las plantas. Y el mayor peligro es cuando las plantas están en floración. Una planta puede salir adelante si se comen una hoja, pero la cosecha se verá afectada cuando lo que devoran es un cogollo.

Cuando las plantas están en floración, hacen un agujero en el cogollo y se introducen en él, donde se resguardan de depredadores. Seccionan el tallo del interior del cogollo y se alimentan principalmente de la savia. Sus excrementos causan la aparición de la botrytis o moho gris, dejando los cogollos inservibles y para tirar a la basura. Tratar plagas de gusanos y orugas puede llegar a ser complicado en esta fase. Lo mejor es usar preventivos a lo largo de toda la primavera y verano como el Bacillus Thirigiensis, además de realizar revisiones buscando sus huevos.

MINADOR DE LA HOJA

El minador de la hoja se trata de una pequeña larva que nace y crece en el interior de las hojas, formando minas muy características y de ahí su nombre. Es a lo largo de la primavera y el verano, cuando varias especies de mosca depositan sus huevos en el interior de las hojas. Cuando éstos eclosionan comienzan su actividad.

De todas las plagas que pueden afectar a cultivos de marihuana no es la más perjudicial, ya que es un daño temporal que aunque impide a las hojas realizar sus funciones al 100%, no las inutiliza. Para eliminarlas, podemos localizarlas al final del surco y aplastarla con los dedos. De todos modos, a los pocos días se marcharán de la planta.

BABOSAS Y CARACOLES

En condiciones de humedad y lluvias ocasionales, babosas y caracoles tienen su máxima actividad. Tienen un apetito voraz y no dudarán en comerse tanto hojas como pequeñas plántulas enteras. Para combatirlas se puede usar algún insecticida anti-malacos o tierra de diatomeas, además de mantener una buena limpieza en las zonas cercanas a las plantas y eliminar posibles refugios que puedan usar.

NO COMMENTS

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

mexico mariguana

0 161 vistas
El futuro del cannabis en México parece ser promisorio. También parece llegar a gran velocidad.

0 32 vistas
Hace algunos días contábamos acerca de una tienda neoyorquina que vio explotadas sus ventas de parafernalia cannábica justo antes de Navidad.

0 21 vistas
Nueva Zelanda hará un referéndum sobre la legalización de la marihuana recreativa coincidiendo con sus próximas elecciones generales en 2020

0 438 vistas
La policía francesa decomisó unos paquetes con cannabis que llevaban la imagen del jugador de fútbol Cristiano Ronaldo vistiendo la camiseta de la Juventus