Prueba genética te predice contenido de THC o CBD en la planta

En países como Estados Unidos los agricultores de cáñamo industrial se juegan sus plantaciones y su futuro económico si las variedades cultivadas sobrepasan cierta cantidad de THC

cáñamo-industrial
Macfoto

En países como Estados Unidos los agricultores de cáñamo industrial se juegan sus plantaciones y su futuro económico si las variedades cultivadas sobrepasan cierta cantidad de THC

En Estados Unidos, investigadores de la Universidad de Minnesota presentan una prueba genética; predice si una planta de cannabis producirá principalmente CBD o también ciertas cantidades de THC.

Esta predicción por medio de una prueba genética es muy importante para los agricultores, ya que ha menudo pueden verse inmersos en problemas con la ley; si su cultivo de cáñamo supera el mínimo establecido por la ley de THC.

La lógica incertidumbre a la que tienen que enfrentarse los agricultores cuando cultivan esta planta podría desaparecer. Todo ello gracias a la prueba genética creada por los investigadores de la Universidad de Minnesota.

Los cambios extremos del clima, las plagas o las fuertes bajadas de temperatura pueden castigar las cosechas o hacerlas desaparecer por completo. Además de los problemas que puede traer la naturaleza a estos cultivos, los agricultores de cáñamo deben enfrentarse a otro; si el cultivo estará dentro o no de los límites legales de cantidad de THC. Estos límites legales en los cultivos de la molécula psicoactiva puede arruinar la cosecha y crear problemas legales a su productor.

Monitoreo de las plantas

Los agricultores de cáñamo industrial en Estados Unidos deben monitorear las plantas durante su cultivo y enviar muestras para los análisis químicos. Aunque, el nivel máximo de THC aparece cuando las plantas ya son maduras y el exceso de éste, puede pillar desprevenido a muchos de estos productores.

Si las plantas cultivadas exceden los niveles autorizados de THC, los agricultores deben destruir totalmente el cultivo. Es por ello que el cultivo de cáñamo industrial es muy riesgoso en comparación con otros cultivos. Ahora, un grupo de investigadores de  la Universidad de Minnesota quiere cambiar esto.

“Validamos una prueba genética simple que puede predecir si una planta producirá principalmente la molécula de CBD o THC, utilizando una variedad de plantas de Cannabis sativa”, comenta George Weiblen , profesor de la Facultad de Ciencias Biológicas y Director Científico del equipo de investigación dirigido por el Weiblen Lab, publicó sus hallazgos en el American Journal of Botany .

La genética es buen predictor de proporción THC-CBD

El equipo de investigadores estudió tres tipos diferentes de variedades de cáñamo. Una de ellas era cultivada por agricultores, otra variedad era cáñamo silvestre y la otra era sacada de las muestras de cannabis del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas estadounidense. Cuando se compararon los distintos marcadores con las proporciones de CBD y THC, se verificó que la genética predice muy bien la proporciones de estos cannabinoides.

Según la cantidad de estas dos moléculas del cannabis, la planta se clasifica como cáñamo o marihuana. Aunque, dicen los investigadores que solo por la cantidad de THC no encajaría con la biología. Sin embargo, ellos proponen que usando la proporción entre cannabidiol o tetrahidrocannabinol se puede separar estas “dos denominaciones”.

Sorpresa en la investigación

El equipo de investigación quedó sorprendido cuando analizaron el cáñamo silvestre, éste procedía de cultivos de décadas anteriores en Minnesota y posterior asilvestramiento. Habían plantas silvestres con más CBD y otras que contenían ciertas cantidades de THC. Estas plantas con el tiempo se fueron mezclando entre ellas.

Weiblen dice que aunque es bastante raro encontrar plantas asilvestradas de tipo THC, una probabilidad de 1 en 100. Eso si, sus niveles de THC son mucho más bajos de lo que buscan los consumidores recreativos, pero no deja de ser extraño.

Cuando el equipo de investigadores también examinó la variedad de cáñamo industrial, se encontraron impurezas en las semillas traídas de su vecino del norte, Canadá. Muchas de estas demostraron ser variedades con alto contenido en CBD y sin THC, aunque otras de ellas también tenían alto CBD pero aún el suficiente THC para no ser aceptadas como variedades de “cáñamo industrial”.

Por lo tanto, Weiblen dice que él es escéptico con los que afirman que los productos de CBD extraídos del cáñamo son 100% de CBD.

Implicaciones para el Departamento de Agricultura de EEUU.

El entendimiento de la base genética de las plantas de cannabis, solo con CBD o también con THC, tiene implicaciones para el Departamento de Agricultura de los Unidos. También para los programas de cáñamo industrial de los estados. En estos casos es de vital importancia conocer cuáles serían las semillas que no contienen CBD antes de su cultivo. Si se conoce esto, las semillas se pueden certificar con la garantía de calidad, consistencia y seguridad de la falta del cannabinoide THC

“Esperamos que esta nueva prueba pueda ayudar en la certificación de nuevas semillas para la industria del cáñamo”, dijo Weiblen. “Para que el cáñamo despegue en Minnesota y en otros lugares, debe haber formas de asegurar a los productores que no tendrán que destruir sus cultivos al final de la temporada”.

Más Artículos
Kamala-Harris
EEUU, Kamala Harris despenalizarán el cannabis si ganan las elecciones
>