¿Qué se puede hacer con una planta de cannabis hermafrodita?

Cualquier cultivador teme que a lo largo del cultivo alguna de sus plantas resulte ser hermafrodita. En nuestro post de hoy trataremos a fondo el tema de estas plantas

Cualquier cultivador teme que a lo largo del cultivo alguna de sus plantas resulte ser hermafrodita. Si se detecta a tiempo, lo peor que puede pasar es que nos quedemos sin una planta. Pero si no se detecta, afectará terriblemente a la cosecha, tanto en cantidad como en calidad. En nuestro post de hoy trataremos a fondo el tema del cannabis hermafrodita.

Para empezar, cabe destacar que el cannabis es una especie dioica, es decir que existen ejemplares masculinos y ejemplares femeninos. Cada uno de ellos producen únicamente flores masculinas o femeninas. Pero también se dan casos de ejemplares diclino-monoicas o comúnmente hermafroditas. En este caso, la planta mostrará tanto flores macho como flores hembra.

Las plantas de cannabis macho no tienen ningún tipo de interés salvo que se quiera aprovechar su polen para polinizar una hembra y conseguir semillas. Y muy poca cantidad de polen es necesario para conseguir cientos o miles de semillas, dependiendo siempre de lo controlada que sea la polinización. Es por ello que lo conveniente es siempre eliminarlos una vez se detectan, ya que una sola flor que se abra, será suficiente para llenarnos la cosecha de semillas.

Con las plantas de cannabis hermafroditas sucede prácticamente lo mismo. Con el añadido de que en ocasiones son más complicadas de detectar. Depende del grado de hermafroditismo, puede desarrollar tan sólo unas pocas flores masculinas difíciles de ver, o cientos de ellas en cuyo caso saltará a la vista que es una planta hermafrodita y debemos cortar y tirar de inmediato.

¿POR QUÉ UNA PLANTA DE CANNABIS ES HERMAFRODITA?

Existen dos factores por los que una planta hembra puede producir flores macho. El primero se debe a factores genéticos. Algunas variedades son más propensas a sufrir hermafroditismos, algo que sin duda ha heredado de alguno de sus progenitores. Por ejemplo las sativas tailandesas y algunas sativas africanas tienen un elevado índice de hermafroditismo.

El segundo factor se debe a factores ambientales. Los más comunes son la contaminación lumínica, exceso de calor, niveles altos de nutrientes, gran diferencia entre la temperatura diurna y nocturna, plagas, heridas, abuso de productos fitosanitarios… Lo que generalmente llamamos estrés, que viene a ser todo aquello que afecta negativamente al confort de la planta.

Puede darse el caso de que una planta genéticamente hermafrodita no llegue a mostrar flores masculinas si no existe ningún factor de estrés en el cultivo. O también que una hembra pura debido al estrés muestre flores masculinas, ya que no podemos olvidar que las semillas feminizadas se hacen estresando una planta hembra (principalmente bloqueando la producción de etileno) para que produzca flores macho.

¿QUÉ SE PUEDE HACER CON UNA PLANTA HERMAFRODITA?

Como ya hemos comentado, la mejor opción es retirarla inmediatamente del cultivo. Si cultivamos en exterior y fuese nuestra única planta, también, ya que estaremos perjudicando a posibles cultivadores cercanos. En condiciones favorables el polen puede viajar varios kilómetros. Y si a ti no te gustaría que tu cosecha se llenase de semillas, a tus vecinos tampoco.

Dependiendo del momento en el que muestre alguna flor macho o platanito (sacos de polen alargados y amarillos que emergen de los cogollos), podremos intentar aguantar la planta hasta el final. Si muestra flores masculinas durante el crecimiento o en el inicio de floración, podemos retirarlas y comprobar que el cultivo no sufre algún tipo de estrés. Esa planta la mantendremos controlada ya que la tendencia al hermafroditismo siempre la tendrá, pero puede que no siga mostrándolo.

Y si es a final de floración cuando aparece algún platanito, simplemente no haremos nada. En ocasiones no son fértiles, y en todo caso si faltan unas 2-3 semanas para la cosecha, apenas dará tiempo a que se lleguen a madurar las semillas. Aunque no será la mejor cosecha, si es muy aprovechable para cualquier extracción. Las aún pequeñas semillas en formación, no dejarán un gran sabor a la hierba.

Más Artículos
Magnate griego de Coca Cola lanza una criptomoneda cannábica
>