NEWS

¿Quieres aprender a hacer dulce de leche cannábico?

18 febrero, 2021, 9:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

En nuestro post de hoy os proponemos una receta cannábica tan fácil como deliciosa. Se trata de un dulce de leche cannábico. Una vez terminada la elaboración, se puede comer de muchísimas maneras. A cucharadas, mezclado con frutas como plátano o mango, en helado, para hacer magdalenas, pannacotta… las opciones son tantas como imaginación tengas.

El dulce de leche, también llamado manjar o arequipe, es un producto lácteo de textura espesa. Está elaborado a partir de leche caramelizada y azúcar. Y es muy típico de toda latinoamérica, además de Estados Unidos, Francia o España.

Sus orígenes son algo inciertos. Muchos defienden que fue creado por casualidad en 1829, cuando una criada del general Juan Manuel de Rosas, olvidó en una olla y al fuego leche con azúcar al tener que salir corriendo para avisarle que su enemigo Lavalle se encontraba en la casa.

Otras teorías sobre su origen sugieren que el libertador José de San Martín, degustó este delicioso postre durante su estancia en Chile. Y otros aseguran que su origen se sitúa en la Francia de Napoléon, y que en 1815 se consumía confiture de lait o “confitura de leche”, un dulce muy similar al dulce de leche.

Se usa normalmente como cobertura para galletas, helados, postres… o simplemente untado en una rebanada de pan. Existen variantes a la receta tradicional, como ésta que os contaremos. Es mucho más sencilla, rápida e igual de deliciosa.

dulce de leche cannábico

La receta tradicional usa leche y azúcar en una proporción 3:1. También es necesario el tiempo suficiente de cocinado para que la leche evapora una gran cantidad de agua para que espese. Pero también se puede hacer con leche condensada, reduciendo el tiempo de elaboración en unas dos horas.

Ingredientes para el dulce de leche cannábico

  • 1 bote de leche condensada (370 gramos)
  • 1 vaina de vainilla o unas gotas de esencia de vainilla
  • 2 gramos de hachís

También se necesitará

  • Una olla a presión
  • Agua
  • Un trapo
  • Un bote con tapa de unos 500ml

Elaboración del dulce de leche cannábico

Lo primero que debemos hacer para un dulce de leche cannábico, es abrir el bote de leche condensada. Tendremos que verter su contenido en un bote de cristal vacío. Asegúrate de que el bote no huela mal, en el caso de ser reciclado. Si es así, hiérvelo primero durante unos minutos.

Una vez hayamos vertido la leche condensada en el bote, añadimos 3 o 4 gotas de esencia de vainilla. También añadiremos el hachís, que previamente desmenuzaremos un poco con los dedos. Si es necesario, aplica un poco de calor. Y después, cerramos muy bien el bote.

En el interior de la olla a presión, ponemos un trapo doblado para evitar que el bote pueda romperse al comenzar a hervir el agua. El bote “bailará” continuamente debido al burbujeo del agua. Después, añadimos un poco de agua, unos 2-3 dedos serán suficientes.

Introducimos el bote con la mezcla en la olla a presión, y encendemos el fuego de la cocina a su máxima potencia. Cuando el agua comience a hervir, retiramos el bote con un guante de cocina y lo agitamos fuertemente para homogeneizar bien la mezcla del dulce de leche cannábico.

A continuación cerramos la olla a presión y la ponemos de nuevo al fuego. Dejamos que hierva durante una hora contado desde que empiece la válvula a funcionar. Al estar el agua todavía caliente, tardará apenas unos segundos. Después puedes bajar un poco la temperatura, hasta la mitad por ejemplo.

Una vez pasados los 60 minutos, que siempre puedes dejarlo un poco más pero nunca menos tiempo, retira la olla del fuego y deja que enfríe y pierda por sí sola la presión. Siempre puedes ponerla debajo del grifo con agua fría y así perderá presión en menos de un minuto.

dulce de leche cannábico

Abre la olla a presión con cuidado, siempre asegurándote de que esté lo suficientemente fría para no llevarse un buen susto e incluso provocar un accidente. Incluso usa un guante de cocina por lo que pudiera pasar, son muy comunes las quemaduras de vapor usando este tipo de olla.

Con ayuda de un trapo o guante de cocina, retira el bote que estará muy muy caliente todavía. Deja que enfríe bien a temperatura ambiente. Cuando al tacto lo notes ya frío, introdúcelo en la nevera para que continúa ganando espesor. Unas 12-24 horas estaría bien.

Una vez abras el bote al día siguiente, podrás comprobar que la textura de este dulce de leche cannábico es muy espera y el color muy oscuro. Lo típico en un dulce de leche. Tan sólo queda disfrutarlo como quieras, como decimos las opciones son tantas como imaginación tengas.

Si te ha gustado esta receta de dulce de leche cannábico, aquí encontrarás otras deliciosas y fáciles recetas para hacer con cannabis. Es la alternativa más saludable para consumir marihuana, sea con fines recreativos o terapéuticos. Eso si, hay que tener en cuenta que la marihuana ingerida no hace efecto hasta pasada la hora desde su consumo. Llega a ser muy fácil consumir una dosis excesiva sin ser consciente. Es por ello que siempre se ha de esperar un tiempo prudencial entre ingestas para evitarse malas experiencias.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular