NEWS

Todo lo que debes saber sobre iluminación para cultivo indoor

13 abril, 2021, 15:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

La iluminación es uno de los factores más importantes a la hora de cultivar, ya que la iluminación que utilices es la sustitución artificial del Sol, que es el responsable directo de todo el crecimiento de tus plantas y sus etapas, y en definitiva el factor principal para hacer realidad el poder llegar a plantar marihuana dentro de vuestros hogares.

Dependeremos de diferentes factores, entre ellos, bombilla, balastro, reflectores, adaptadores, paredes con material reflectante, información genética de la planta (que dependiendo de sus orígenes tendrá diferentes necesidades lumínicas), y diversos factores que podremos medir y tratar de la manera más óptima y necesaria para poder optimizar nuestro cultivo.

Tipos de iluminación para el cultivo interior

Entre las bombillas podremos distinguir, especialmente, en el mundo de la horticultura, entre las lámparas de halogenuros, las lámparas de sodio, y lámparas LEC las primeras más indicadas para el período de crecimiento o grow y las segundas, indicadas para el período de floración, también conocidas como lámparas de vapor de sodio. Dentro de las lámparas de sodio podremos encontrar, lámparas de vapor de sodio de baja presión o SPB y lámparas de vapor de sodio de alta presión SHP, esto dependerá del rendimiento de lm/v que necesitemos.

Uno de los mejores métodos para hacerlo de la manera más óptima para iluminar tu cultivo sin duda es a través de un sistema KIT LEC 315W, LEC es el acrónimo de LightEmitting Ceramic o también, podréis encontrar referencias de esta iluminación bajo los acrónimos CMH o CDM que bien significan halogenuro metálico cerámico. Realmente este nuevo tipo de bombillas son la mejora de las lámparas de halogenuros metálicos y de las lámparas de alta presión de sodio, ya que nos recordará a las lámparas de halogenuros, pero con la diferencia de que es sustituido el cuarzo por un tubo de arco cerámico, como el que se emplea en las lámparas de vapor de sodio.

cultivo en interior 4

Este maravilloso descubrimiento fue logrado en 2010 por el Instituto de Ciencia Molecular de Valencia, donde estaban buscando desarrollar un sistema de luz capaz de aportar más luz consumiendo menos energía, una alegría enorme para todos los cultivadores. Así que en el año 2012 salieron al mercado como sustituto de la iluminación LED, Light Emitting Diode o en castellano, Diodo Emisor de Luz, que transforman las radiaciones electromagnéticas en luz. Los LED más asentados en nuestro día a día, y que también gozan de mucho éxito gracias a su implantación alrededor del mundo, tenían puntos que podían mejorarse, y de ahí salió el LEC. Una de las principales razones aparte de relación gramo/vatio que nos ofrece el LEC, es que su coste de fabricación es menor, ya que no necesitan altas temperaturas, ni vacío lo que conlleva un menor coste para las empresas. El único inconveniente es el tiempo de vida de las bombillas LEC ya que duran menos que las LED, pero la fabricación de los LEC no simplemente es más barata en relación a costes energéticos, sino que también lo es para la compra de las materias primas, ya que los materiales son más simples, son más eficientes a la hora de trabajar y dan escasa calor a tu cultivo, que es de mucha importancia para el horticultor. Tienen la capacidad de producir rayos ultraviolados, como los que disfrutarían las plantas en la naturaleza, proporcionados por el Sol, con lo que, en consecuencia, obtendremos unos cogollos como porras y a tope de tricomas.

Pero todo esto solo es posible con su respectivo balastro, que lo podremos obtener en dos potencias distintas, 315w y 630w. Podrás encontrar balastros LEC tanto magnéticos, como electrónicos, pero la inversión correcta sería la segunda, ya que la eficiencia seria mayor, pero vosotros tenéis la decisión. Las bombillas las podrás poner en tus actuales reflectores gracias a la ayuda de un casquillo o adaptador. Podrás encontrar lámparas LEC con doble conexión, con tal de eliminar y solucionar la deformación de la proyección de la luz causado por la inclinación producida por el peso de la bombilla. Estas últimas utilizarán otros balastros ya que también cambiarán con el cambio de potencia de las bombillas que sería de 400v a diferencia de las clásicas a 220v.

ledsmeds
¿Qué iluminación de cultivo interior para marihuana necesito?

Ahora hablaremos de otras distintas maneras y conceptos básicos para iluminar nuestro cultivo, hablaremos de los balastros, quienes tienen la función de transformar la corriente con tal que funcionen nuestras potentes bombillas, y de estos podremos distinguir dos tipos de ellos utilizados en el mundo de la horticultura, el balastro electrónico y el balastro magnético.

El balastro magnético, o también llamado convencional, se basa en una reactancia inductiva constituido por un núcleo de acero eléctrico o hierro en forma de placas y rodeando a este núcleo una bobina de alambre de cobre. Estos balastros harán su función y te proporcionarán la transformación de corriente necesaria para poder llevar a cabo tu cultivo, pero tendrás que tener distintos factores en cuenta. Estos balastros suelen ser pesados, lo que hará un poco molesto el momento de la instalación. Estos dispositivos también se calientan con más facilidad y eso se debe a las pérdidas de potencia y de energía que se generan a raíz del sistema de funcionamiento de este, con lo que le restamos eficacia a nuestra iluminación. Pero la mayor preocupación es quesea imperceptible que nuestras bombillas parpadean constantemente sin nosotros darnos cuenta de ello, ya que estamos trabajando con una corriente alterna, lo que a su vez se puede traducir en una pérdida de luz de un 30%, lo que es conocido coloquialmente como el parpadeo.

Por otro lado, tenemos el balastro electrónico, el cuál cumple la misma función que el balastro magnético, pero con más ventajas y eficiencia.

Cannabis

Estos balastros no generan casi calor alguno, aunque encontrarás algunos refrigerados, esto sería en el caso de querer eliminar el pequeño porcentaje de subida de temperatura al mínimo y casi anularlo, hasta ser prácticamente imperceptible. La disminución de la temperatura es debido a que funcionan a partir de un microprocesador, que generará una corriente que llevará a la bombilla de la misma forma que lo hace un balastro magnético. Además, muchos de ellos son regulables, lo que les permite ahorrar en la factura de la luz y supondrá un menor gasto en bombillas ya que bajando la potencia en los momentos clave, alargamos la vida de las bombillas. Todo esto acompañado de un menor peso hace que la expansión de su uso, haiga sido brutal en el mundo de la horticultura.

Estos tipos de balastros están preparados para recoger las diferentes potencias que se encuentran en las bombillas, ya sean de 250w, 400w, 600w, 1000w, dependiendo de vuestras necesidades y dinero que se quiera invertir en vuestro cultivo, y también tendremos diferentes tipos de bombilla tanto para crecimiento como para floración.

Así que son unos cuantos los factores que tenemos que tener en cuenta, como la necesidad que debemos cubrir respecto a la etapa en la que se encuentre nuestra planta, por lo tanto, deberemos tener en cuenta el espectro de luz necesario, después el rendimiento lm/v en conjunto con las horas de vida de tu bombilla y finalmente teniendo en cuenta los factores anteriores, podremos obtener una buena relación gramo/vatios siempre acompañados por supuesto de un balastro con un servicio eficiente y sin parpadeos.

En definitiva, la iluminación LEC sería el último y mejor avance en iluminación, sobre todo para el mundo de la horticultura, ya que podremos obtener rendimientos equivalentes a una lámpara de sodio de 600w con lámparas LEC de 315w, es decir consumiremos casi la mitad y aparte reduciremos el calor de nuestro cultivo, con lo que mejoraremos; en ahorro de la factura de la luz y máxima producción gracias a sus rayos ultraviolados y color de iluminación más natural, en conclusión, todo lo que busca el buen cultivador, un buen producto final cargado de tricomas con una excelente relación gramo/vatio.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular