¿Sabes por qué el cannabis hace reír?

Uno de los efectos físicos más conocidos del cannabis es que causa la risa de quien lo consume. No es algo común de todas las variedades, sino algo que se da principalmente en las variedades sativas o híbridos sativa, más activas y animadas. Las índicas generalmente son poco motivadoras, muy relajantes e inducen al sueño.

La risa es un reflejo motor inspirado en nuestra interpretación del humor. Es una idea compleja compuesta por muchos bloques de construcción diferentes. Interviene tanto el contexto cultural, como el contexto lingüístico y el contexto social. No todas las personas reaccionan del mismo modo ante un acto, a unas les puede resultar graciosa y a otros no, ya todos lo sabemos.

Los neurocientíficos admiten que es muy complicado concretar las razones específicas de la risa ya que implica la inter-actuación de múltiples áreas del cerebro que regulan el lenguaje, la memoria, la función motora, la interpretación auditiva y la lógica.

El acto de reír es, por lo tanto, es un reflejo motor que se inspira en la propia interpretación del humor. Se trata de una idea compleja que se compone de muchos bloques de construcción diferentes, como pueden ser el contexto cultural, el contexto lingüístico y el contexto social.

Los escáneres de resonancias magnéticas han conseguido demostrar que el humor, se procesa principalmente en los lóbulos frontales y temporales de la corteza cerebral. Y es aquí donde el cannabis comienza a intervenir.

Estudios que se han realizado en el Cognitive Neuroimaging Laboratory del McLean Hospital, en Belmont, han conseguido demostrar que el cannabis es capaz de estimular el flujo sanguíneo en los lóbulos frontales derecho e izquierdo, áreas del cerebro que se asocian con el humor y su consecuencia la risa.

La sobreactividad en estas regiones corticales estimuladas por la presencia del THC, puede ser el responsable de este efecto físico tan común del cannabis. Pero por otro lado la ciencia no ha conseguido si este aumento del flujo sanguíneo es responsable de su intensidad.

¿THC culpable?

El THC se une principalmente a los receptores que en el cerebro modulan la señalización neural. Ésto estimula la sensación de felicidad, y son varios los informes que sugieren que los varios cannabinoides y en especial el THC, es capaz de promover la neurogénesis en algunas áreas del cerebro. Ésto produce un efecto anti-ansiedad y anti-depresión, y por supuesto, buen humor y risa.

Experimentos llevados a cabo por la investigadora Sophie Scott, demuestran que la risa es un efecto enormemente conductual. Por ejemplo cuando en un grupo de desconocidos uno de ellos ríe, la risa se contagia de unos a otros. Aunque ésto ya todos lo sabemos, la risa es contagiosa y estimularla cuando uno está fumado es mucho más fácil.

Además de todo ésto, el THC cuando se une a los receptores cannabonides activa el sistema mesolímbico. Ésto causa que el cerebro libere grandes cantidades de dopamina y endorfinas, lo que produce una estado similar al que siente una persona enamorada, al practicar sexo y otras actividades que nos causas grandes dosis de placer.

Más Artículos
Ginseg americano para las intoxicaciones de THC
>