Buscar

embarazo - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 316 vistas

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) sigue recomendando que los médicos desalienten a las mujeres embarazadas y a las que están amamantando a usar marihuana, según una actualización provisional de un dictamen del Comité.

El grupo observa que los datos actualmente disponibles siguen siendo insuficientes para evaluar los efectos del fármaco sobre los lactantes. Sin embargo, como se esta legalizando en muchos países y estados norteamericanos, las mujeres pueden creer erróneamente que es seguro el uso durante el embarazo y la lactancia. “Debido a que los efectos del consumo de marihuana pueden ser tan graves como los del tabaquismo o el consumo de alcohol, la marihuana también debe evitarse durante el embarazo”, escriben los autores en nombre del Comité de Práctica Obstétrica del ACOG.

“Debido a las preocupaciones sobre el desarrollo neurológico, así como la exposición materna y fetal a los efectos adversos de fumar, las mujeres que están embarazadas o contemplando el embarazo deben ser alentadas a suspender el uso de la marihuana”, dicen.

El dictamen del comité se publicó online el 21 de septiembre y aparecerá en la edición de octubre de Obstetrics & Gynecology. Se actualiza el dictamen del comité del mismo nombre publicado en julio de 2015, añadiendo nuevas investigaciones.

Las recomendaciones específicas en el dictamen actualizado de la comisión incluyen lo siguiente:

-Pregunte a todas las mujeres que tratan de concebir o durante el embarazo temprano sobre el uso de tabaco, alcohol, drogas (incluida la marihuana) y otros usos no médicos de medicamentos.
-Asesorar a las mujeres que informan del consumo de marihuana sobre las posibles consecuencias adversas para la salud asociadas con el uso continuado de marihuana durante el embarazo.
-Anime a las mujeres embarazadas ya las que estén considerando el embarazo a suspender el consumo de marihuana.
-Anime a las mujeres embarazadas ya aquellas que estén considerando el embarazo a dejar de usar marihuana medicinal y que usen otra terapia que tenga mejores datos específicos para el embarazo.
-Debido a que los datos son insuficientes para evaluar los efectos del uso de marihuana en los lactantes durante la lactancia materna, desalentar a las mujeres lactantes a usar marihuana.

Nuevas investigaciones sobre los efectos del uso de marihuana durante el embarazo

“La evidencia actualmente disponible no sugiere una asociación entre el consumo de marihuana durante el embarazo y la mortalidad perinatal, aunque el riesgo de muerte fetal podría ser modestamente aumentado” dicen los autores.

Los autores piden prudencia al interpretar estos resultados, ya que “no se pudo ajustar por el consumo de tabaco y hubo una tendencia en este estudio para asociaciones significativas entre el uso de marihuana y otros resultados adversos al ser estadísticamente insignificante cuando se ajustaron las estimaciones”.

Ese mismo metanálisis no encontró asociación entre el consumo de solo marihuana y el aumento del riesgo al nacer de peso inferior a 2500 gr.

Cuando los investigadores estratificaron el consumo de marihuana por el consumo concomitante de tabaco, el consumo de marihuana por sí solo no se asoció con un mayor riesgo de parto prematuro.

Un estudio de cohorte retrospectivo publicado al mismo tiempo que el metanálisis encontró que el riesgo de parto prematuro entre los usuarios de marihuana se observó sólo entre las mujeres que también usaron tabaco.

“Así, el uso concurrente del tabaco puede ser un mediador importante para los resultados adversos del embarazo entre los usuarios de marihuana. Cabe destacar que otro informe no observó un aumento en el parto prematuro entre los usuarios de marihuana independientemente del uso de tabaco reportado “, explican los autores del comité.

1 1.103 vistas

Fumar marihuana durante el embarazo no parece aumentar el riesgo de parto prematuro u otros resultados dañinos para el nacimiento, sugiere la opinión de un nuevo estudio.

Los investigadores inicialmente encontraron un vínculo entre fumar marihuana durante el embarazo y un mayor riesgo de tener un bebé prematuro o de bajo peso al nacer. Pero cuando se tomó en cuenta si las mujeres embarazadas también fumaban tabaco, además de la marihuana, estonces aumento en el riesgo.

En otras palabras, el riesgo de tener ya sea un parto prematuro o un bebé con bajo peso al nacer fue debido al consumo de tabaco, el consumo de marihuana por sí mismo no estaba vinculado a estos resultados, según los investigadores.

Los hallazgos “no implican que el consumo de marihuana durante el embarazo se deba fomentar o tolerar”, según los investigadores de la Escuela Universitaria de Medicina de Washington en St. Louis, así lo escribieron en la edición de octubre de la revista Obstetrics & Gynecology. Por el contrario, la falta de un vínculo entre el uso de la marihuana y los resultados del embarazo nocivos sugiere que la atención debe centrarse en ayudar a las mujeres embarazadas a dejar de consumir tabaco u otras sustancias que se sabe que tienen efectos adversos en el embarazo, dijeron.

Estudios previos sobre el uso de la marihuana durante el embarazo han tenido resultados contradictorios, con alguno que ha demostrado que el cannabis aumenta el riesgo de resultados nocivos en el nacimiento y otros que no muestran ningún aumento en el riesgo. Sin embargo, muchos de estos estudios fueron limitados debido a que no siempre se tuvo en cuenta el consumo de tabaco, o se basaron enteramente en auto-informes de las mujeres de su uso de marihuana (pueden ser poco fiables).

En el nuevo estudio, los investigadores analizaron información de 31 estudios anteriores en el que participaron más de 7.800 mujeres que usaron marihuana durante el embarazo y más de 124.000 mujeres que no la usaron durante el embarazo. Los investigadores sólo incluyeron estudios que fueron diseñados de una manera que les permitía analizar el consumo de marihuana por separado del consumo de tabaco. También incluyeron algunos estudios que utilizaron medidas objetivas del uso de la marihuana durante el embarazo – como una prueba de orina positiva – además de los estudios que utilizaron auto-informes de uso de la marihuana.

Se encontró que, en general, las mujeres que fumaron marihuana durante el embarazo tenían un 43 por ciento más de probabilidades de tener un bebé de bajo peso al nacer, y un 32 por ciento más probabilidades de tener un parto prematuro, que las mujeres que no fumaron marihuana durante el embarazo.

Pero cuando miraron a las mujeres que fumaron solo marihuana durante el embarazo y no consumieron tabaco, descubrieron que estas mujeres no estaban en mayor riesgo de parto prematuro, ni por bajo peso al nacer de los bebés. Por el contrario, las mujeres que fumaron marihuana y tabaco  tenían un 85 por ciento más probabilidades de tener un parto prematuro, en comparación con las mujeres que no usan ninguna de estas sustancias.

Las mujeres que fumaron marihuana durante el embarazo también no estaban en mayor riesgo de aborto involuntario o de tener un bebé más pequeño de lo normal para su edad gestacional.

Es importante tener en cuenta que el estudio no analizó la salud a largo plazo de los bebés cuyas madres fumaron marihuana durante el embarazo, por lo que se necesita más investigación para observar a esta pregunta. Un estudio del 2014 en animales y células humanas sugirió que el consumo de marihuana durante el embarazo podía afectar la formación de conexiones entre las células cerebrales, posibilidad que afecta el desarrollo del cerebro.

2 5.601 vistas

¿Es seguro el uso de marihuana durante el embarazo? La respuesta corta es que no lo sabemos todavía porque el consumo de marihuana durante el embarazo ha sido difícil de estudiar. Gracias a la reforma de la ley de marihuana en EEUU, sin embargo, esto está cambiando.

Investigadores de la Universidad de Colorado están estudiando cómo impacta el uso de marihuana durante el embarazo. Están usando las encuestas para encontrar mujeres embarazadas que ya están usando marihuana y a continuación, estudiar la salud de sus bebés. El director del estudio es Torri Metz, del Hospital de OB de la Universidad de Colorado, que recibió una beca para estudiar los efectos de la marihuana sobre el embarazo.

Ahora que la marihuana es legal en el estado de Colorado, se está viendo más honestidad en los auto-informes. Este tipo de estudio era difícil de hacer hasta hace poco, ahora las mujeres de Colorado parecen sentirse mas cómodas hablando de su consumo de marihuana simplemente por tener más acceso al cannabis. Metz  dijo al Denver Post: “Estoy viendo cada vez más el auto-reporte de uso de marihuana en la clínica. No sé si esto es un reflejo de que las mujeres usan mas marihuana o que más mujeres están más dispuestas a hablarnos acerca de su uso”.

Las investigaciones anteriores sobre el uso de la marihuana durante el embarazo han dado algunos datos contradictorios , como Metz señaló en la entrevista. “Si nos fijamos en la actual literatura encontramos resultados muy desiguales. Alrededor de la mitad de los estudios dicen que hay una asociación entre el uso de la marihuana y resultados adversos y, la otra mitad, dice que no hay asociación”.

Entonces, ¿qué decían algunas de las investigaciones anteriores acerca de la marihuana y el embarazo? Como señaló Metz, estudios anteriores tuvieron resultados mixtos. Un estudio a gran escala  en los años 80 no encontró ninguna relación entre el consumo de marihuana y defectos de nacimiento. Un estudio de 2014, sin embargo, sí encontró un vínculo entre la olla y la anencefalia , un defecto del tubo neural.

Las mujeres que fuman durante el embarazo cannabis también tendían a fumar tabaco, que causa sus propios efectos negativos en los fetos. Eso puede ser difícil de controlar, porque los investigadores no pueden pedir exactamente a los no fumadoras embarazadas (o cualquier mujer) que comiencen a fumar o comer cannabis, sólo para ver lo que sucede a sus bebés.

El estudio de los efectos de la marihuana sobre el embarazo puede parecer una pérdida de tiempo y dinero, pero ya que las mujeres están usando marihuana durante el embarazo, es un asunto digno de estudiar más de cerca. Es difícil para los médicos el aconsejar a los pacientes correctamente sin una evidencia sólida acerca de cómo impacta el cannabis en el embarazo.

Hay otra razón importante para investigar a la marihuana y el embarazo: la mayor parte de la investigación sobre el cannabis y el embarazo ocurrió en los años 80, y la marihuana de 1980 era simplemente diferente a la del 2016. La marihuana es hoy más fuerte y contiene más de ciertos compuestos que pueden ser perjudiciales para los fetos en desarrollo, específicamente en su desarrollo cerebral.

En este momento, Metz y otro investigador de la Universidad de Chicago están trabajando en este proyecto con el desarrollo de un cuestionario para las nuevas madres.

0 528 vistas

En el articulo anterior de Sensi Seeds  trataba el consumo de cannabis en el parto y ahora sabremos la opinión de consumidores y otros

¿Qué opinas sobre el uso o consumo de cannabis durante el embarazo o durante el parto? Echa un vistazo a la opinión de otros, y por favor, comparte la tuya con nosotros.

Cannabis durante el embarazo y el parto – una recopilación de citas diferentes

Tuve unas náuseas matinales terribles los primeros 7 meses y fumar era lo único que me ayudaba. Perdí unos 3 kilos y medio durante el segundo mes de embarazo y pesaba 47 kilos… Fumar me ayudó a ganar todo mi peso de nuevo y ahora soy una embarazada sana que pesa 61 kilos y está de 36 semanas. – cuenta LittleTAC en community.babycenter.com [x]

¡No creo que nadie deba fumar mientras esté embarazada! – Ashley Brooke comenta en cannasos.com/blog [x]

Durante las primeras contracciones, el dolor disminuía, y también me sentía más tranquila. Esto se hizo evidente, sobre todo, la primera vez que di a luz, ya que estaba comprensiblemente nerviosa por toda la experiencia. Di unas pequeñas caladas entre contracciones. Cuando las contracciones se hicieron más frecuentes, la comadrona me aconsejó que parase, ya que estaba fumando con (una cantidad muy pequeña de) tabaco, el tabaco – no el hachís – podría haber ralentizado las contracciones de nuevo. – Anónimo

Yo sufrí HG, y la hierba salvó nuestras vidas. Amyddddd dice en community.babycenter.com [x]

Cuando la comadrona es capaz de crear un espacio psíquico seguro, la marihuana permite a la parturienta sentirlo y participar en ello, no importa lo asustada que pueda estar. Cuando la comadrona puede mantener un entorno físico seguro, la marihuana permite a la parturienta confiar en su cuerpo y dejarse llevar por él. Cuando la comadrona es capaz de abrir su corazón a la madre de parto y al bebé, la marihuana les permite a ambos compartir ese espacio con ella. – explica Susun Weed en www.birth-institute.com [x]

Como resultado de esta última batalla contra la HG y de no poder utilizar la única medicina que funciona de verdad, ¡he decidido que ya es suficiente! Tengo la intención de convertirme en una firme defensora del cannabis medicinal. Nadie debería tener que sufrir como yo. Hay un tratamiento seguro y eficaz disponible, y no hay razón por la que la paranoia y el pensamiento anticuado deban interponerse en el camino de ningún paciente. – escribe SportyCourty en community.babycenter.com [x]

Así que van a dar a las mujeres Marinol para las náuseas matutinas, pero ¿no la propia hierba? Creo que si se toma como una hierba fresca, debería producir efectos similares de alivio sin la loca etiqueta pero esa es sólo#MiOpinión – Casa Del Loki~XD opina en cannasos.com/blog [x]

Y utilizábamos cannabis parte del tiempo. El cannabis es un relajante y ayuda a las mujeres a reírse. Ayuda enormemente. – Ina May Gaskin en catharinaooijens.blogspot.nl [x]

Lo que les funciona a unas personas puede no funcionarle a otras. Esperemos que el campo de la medicina intervenga e ilumine al público sobre este tema en un futuro próximo. – Jess Ross escribe como conclusión final de su artículo en cannasos.com/blog [x]

En resumen, la exposición prenatal a la marihuana tiene consecuencias negativas para la madre y el bebé. Este impacto debe conocerse para que las mujeres embarazadas puedan tomar decisiones informadas sobre cómo tratar su náuseas matinales y, en definitiva, ocuparse del futuro de sus hijos. – Pamela McColl escribe en www.birth-institute.com [x]

Incluso algunas de los visionarias del parto más conocidas han descubierto que un uso juicioso de la marihuana durante el parto es uno de nuestros aliados más importantes. – explica Susun Weed en www.birth-institute.com [x]

El cannabis se ha utilizado durante miles de años para mitigar el dolor del parto; lo sabemos a partir de los restos arqueológicos. Lo consideramos seguro, y cuando éramos hippies, estábamos acostumbrados a usarlo. No he visto ningún efecto negativo de su uso durante el parto ni durante el nacimiento. Funciona en todo tipo de formas, por cierto. Incluso se puede poner un poco de tintura en la piel. – Ina May Gaskin en catharinaooijens.blogspot.nl [x]

Por Stefanie

0 2.212 vistas

Inspirada por una mesa redonda con Ina May Gaskin, la “madre de la auténtica partería (asistencia al parto)”, hace unos meses aquí en Ámsterdam, decidí analizar más profundamente el tema del uso o consumo de cannabis durante el embarazo y el parto. Aunque la Sra. Gaskin no debatió sobre el consumo de cannabis con nosotros, hizo algunos comentarios qué despertaron mi interés por el tema. Esta es parte de la información que he encontrado al respecto. Echa un vistazo por ti mismo.

Cannabis durante el embarazo y el parto

Mucho antes de que se prohibiera, el cannabis era un remedio, o medicina, aprobado en obstetricia. Tiene un efecto calmante y ayuda a combatir las náuseas. El cannabis puede hacer maravillas por las mujeres que luchan contra la hiperémesis gravídica (HG), un trastorno relacionado con el embarazo. No existe tratamiento farmacéutico efectivo para este trastorno, pero el cannabis puede proporcionar alivio inmediato.

Hiperémesis gravídica (vómitos intensos durante el embarazo)

Se caracteriza por las náuseas y los vómitos intensos, y persistentes, durante todo el día, además de por la noche y con el estómago vacío, y también por la pérdida de peso: la hiperemesis gravídica es un trastorno grave del embarazo, si no se recibe tratamiento, puede resultar mortal para la madre y el bebé. Aproximadamente del 0,5 al 2,0% de las mujeres embarazadas presentan síntomas graves de hiperémesis gravídica.

Los informes de los estudios de caso en los que han participado futuras madres describen cómo el cannabis es el medicamento más eficaz – y el único – que ayuda contra estas quejas. Elimina las náuseas y los vómitos, estimula el apetito y es digestivo. En algunos estados de los EE.UU., se permite el uso de cannabis medicinal para tratar la hiperémesis gravídica. Según mi investigación, en Europa, sin embargo, todavía no es así.

La Dra. Wei-Ni Lin Curry, una mujer afectada por esta enfermedad, describía su propia situación de la siguiente manera:

“A las dos semanas de la concepción de mi hija, comencé a tener una náuseas terribles y vomitaba durante todo el día y la noche. …vomitaba bilis de todos los colores, y enseguida empecé a vomitar sangre. …Me sentía tan impotente y angustiada que me fui a la clínica de abortos en dos ocasiones, pero las dos veces me fui sin pasar por el procedimiento. …Por fin, me decidí a probar el cannabis medicinal. …Sólo una o dos pequeñas caladas por la noche, y si lo necesitaba por la mañana, dieron como resultado un día entero de bienestar. Pasé de no comer, no beber, no funcionar, y de tener vómitos continuamente y sangrar por dos orificios a estar completamente curada. …No sólo el cannabis salvó mi [la vida] mientras duro mi hiperemesis, sino que también salvó la vida del bebé que llevaba en mi vientre”.

La propia Dra. Curry ha realizado un estudio piloto breve sobre el tema y los resultados pueden consultarse aquí (en inglés solamente).

Cannabis durante el parto

Históricamente, el cannabis y el cáñamo se utilizaban para inducir, de forma natural, el parto o detener el sangrado, para aliviar el dolor o para iniciar el proceso de lactancia.

Lo que funciona para unas mujeres, no tiene por que ser adecuado para las demás. Hay variedades de cannabis que expanden la conciencia, mientras que otras tienen un efecto relajante y producen una sensación de ligereza. Durante el parto, algunas mujeres encuentran que el cannabis puede desencadenar ansiedad y, posiblemente, incluso paranoia, mientras que otras responden con una sensación de relajación, sentido del humor, curiosidad y una actitud receptiva. Estos últimos son los efectos sobre los que he leído en numerosas ocasiones. También, Susun Weed, la famosa herbolaria de los EE.UU., puede confirmar que el cannabis ayuda a las mujeres de parto a calmarse, relajarse y ayuda a fomentar la curiosidad y el sentido del humor.

Ina May Gaskin afirma también que el sentido del humor y la risa son completamente beneficiosos durante el parto. Se cree que el cannabis tiene un impacto importante sobre las contracciones y que posee cierta influencia hormonal. Además, se supone que proporciona una nueva perspectiva sobre el nacimiento y el parto.

Mucho de lo que sucede durante el parto tiene que ver con el instinto y se produce muy por debajo del nivel mental consciente. El cannabis puede ayudar a una mujer a depositar su confianza en el proceso de parto y no pensar demasiado en el proceso. Asimismo, la Sra. Gaskin siempre hace referencia al hecho de que el parto debe producirse de una forma tan deshinibida como sea posible y que hay que animar a las mujeres a seguir sus propios instintos.

Claves históricas para el uso de cannabis en la asistencia al parto

Las referencias históricas al uso terapéutico del cannabis para una serie de trastornos de las mujeres se remontan al siglo VII a. C. En su libro “Cannabis Treatments in Obstetrics and Gynaecology: A Historical Review” (“Tratamientos con Cannabis en Obstetricia y Ginecología: Una Revisión Histórica”), el Dr. Ethan Russo describe las partes de la planta de cannabis, que incluyen sus flores y semillas, que se utilizaban en China y Persia para inducir las contracciones, prevenir los abortos/mortinatos y reducir el sangrado posnatal.

Según la tradición, los vikingos y los alemanes de la época medieval utilizaban el cannabis como un remedio para los dolores del parto.

A mediados del siglo XIX, las tinturas de cannabis eran un compuesto popular en las culturas occidentales y surgieron una serie de recetas a base de cannabis. Por ejemplo, sólo unas gotas mezcladas con agua tibia eran una fórmula eficaz contra el dolor durante el parto, además de para la histeria y los dolores menstruales. A mediados del siglo XIX, prácticamente todos los farmacéuticos o boticarios elaboraban su propia tintura.

Estudios sobre el uso de cannabis en la asistencia al parto

Junto con sus colegas, la Dra. Melanie Dreher ha estudiado el uso o consumo de cannabis en las mujeres embarazadas en Jamaica durante un largo período de muchos años, además de los informes sobre cómo la planta se ha empleado, tradicionalmente, para tratar las náuseas y estimular el apetito. Es cierto que el consumo de cannabis no se fomenta oficialmente en Jamaica, y de hecho se aplica lo contrario. Sin embargo, las mujeres jamaicanas consideran la costumbre del uso terapéutico del cannabis para ellas, y sus bebés por nacer, como una ayuda y un remedio.

Durante su estudio, que duró 30 años, sobre el consumo de cannabis durante el embarazo, laDra. Dreher llegó a la conclusión de que no hay pruebas científicas de que el consumo de cannabis sea perjudicial para el feto humano.

En su libro “Marijuana Myths, Marijuana Facts: A Review of the Scientific Evidence” (“Marihuana: Mitos y Hechos. Una Revisión de las Pruebas Científicas”), John P. Morgan y Lynn Zimmer afirman que “[la] marihuana no tiene un impacto fiable sobre el tamaño al nacer, la duración de la gestación… o la aparición de anomalías físicas” en los lactantes. Este descubrimiento parece haber sido corroborado por otros estudios en Gran Bretaña, los Países Bajos y también en Australia.

Sobre Ina May Gaskin

Volvamos a la mujer que me inspiró para analizar tanto la información histórica como la más reciente sobre el uso de cannabis durante el embarazo y el parto.

Puede que los lectores de nuestro blog conozcan a Ina May Gaskin como la “madre de la auténtica partería”, además de conocerla como el cofundadora de The Farm (La Granja), una comunidad hippy internacional ubicada en Summertown, Tennessee, que se basa en los principios de la no violencia y el respeto a la tierra. Otros podrían conocerla como la primera mujer en haber ingresado en el Counterculture Hall of Fame de High Times, un honor que se le concedió en el año 2000.

Ina May Gaskin no es sólo otra partera o comadrona. ¡No! Ha reavivado el debate en torno a los partos naturales. Junto con otras comadronas, ha puesto en marcha su propio centro de maternidad en La Granja, en la que su libro “Spiritual Midwifery” (“Asistencia al Parto Espiritual”) juega un papel clave. También es la fundadora del proyecto “The Safe Motherhood Quilt Project”, una iniciativa en los EE.UU. en menoria de las madres que han muerto a causa de complicaciones durante el embarazo y el parto, y para dar a conocer, más ampliamente, el tema de la mortalidad materna durante el parto.

Su trabajo se ha retratado en películas como “Birth Story” y “The Business of Being Born”. Es justo decir que ella es una de las comadronas, o doulas, más famosas del mundo. Su contribución a la asistencia al parto natural es inmensa: “menos es más” o “la naturaleza manda” son sólo dos de las afirmaciones que suele hacer.

Tal vez sea hora de que la asistencia al parto moderna eche un vistazo atrás si quiere seguir adelante. El cannabis puede contribuir de manera considerable, pero necesitamos más estudios independientes y clínicos, y no sólo informes de los estudios de casos y encuestas, por importantes que sean, con el fin de poner en el mercado el cannabis para el embarazo y el parto. Soy consciente del debate sobre el tema y de que no es ni el primero, ni el último, al que el tema tendrá que enfrentarse.

En 2012, mi colega Seshata también escribió un artículo sobre el tema del “Cannabis y el embarazo”, que me gustaría que no te perdieras. Lo puedes encontrar aquí.

Por Stefanie

7 8.466 vistas

¿Qué es la marihuana?

La marihuana, también llamada marihuana, hierba, o el cannabis es una droga recreativa que proviene de la planta del cáñamo. Partes de la planta se seca y se fuma en pipas o cigarrillos (articulaciones) o comen con menos frecuencia. Se trata de una sustancia ilegal en los Estados Unidos, excepto en algunos estados que permiten el uso de marihuana con receta médica para uso médico.

¿Cuánto se sabe sobre los efectos de la marihuana en un embarazo?

La marihuana contiene alrededor de 400 productos químicos diferentes y algunos cigarrillos de marihuana puede contener otros medicamentos o pesticidas. Es muy difícil estudiar los efectos del consumo de marihuana durante el embarazo debido a que algunas mujeres que usan marihuana también el consumo de alcohol, tabaco u otras sustancias al mismo tiempo. También puede haber otros factores que pueden aumentar las complicaciones en el embarazo, tales como la falta de atención prenatal. Además, la información precisa sobre la cantidad, frecuencia y tiempo de consumo de marihuana no suele estar disponible para los participantes del estudio. Estos factores pueden ayudar a explicar por qué vemos los resultados inconsistentes en los estudios que se han publicado.

Estoy tratando de quedar embarazadas. ¿ Será el consumo de marihuana por mí mismo o mi pareja reducir mi probabilidad de quedar embarazada?

En las mujeres, el uso a largo plazo de la marihuana puede afectar el ciclo menstrual y llevar a una reducción en las hormonas implicadas en la reproducción y la fertilidad. En los hombres, una asociación con el recuento de espermatozoides se ha documentado. Estos efectos no parecen prevenir totalmente el embarazo, pero puede reducir las posibilidades. Los efectos sobre la fertilidad parece ser reversible cuando se suspende la marihuana.

¿Voluntad de fumar o ingerir marihuana causa defectos de nacimiento en mi bebé?

La frecuencia de defectos de nacimiento no fue mayor de lo esperado en los bebés de 1246 mujeres que habían consumido marihuana durante el embarazo. Sin embargo, la mayoría de las mujeres en el estudio ahumados “,” ocasionalmente “.” Si bien estos datos son tranquilizadores, en la ausencia de estudios de las mujeres fumaban más fuerte, lo mejor es evitar la marihuana durante el embarazo

La marihuana puede dañar al bebé de otra manera?

El principal ingrediente activo de la marihuana es el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC), que se sabe que atraviesan la placenta durante el embarazo. Esto significa que entra en el sistema del bebé, aunque su contenido de THC puede afectar a un bebé en desarrollo no está claro. Algunos estudios han sugerido que para las mujeres que fuman marihuana regularmente, existe un mayor riesgo de nacimientos prematuros y bajo peso al nacer, similar a lo que se ve con el tabaquismo. Prematuros y bebés con bajo peso al nacer tienen tasas más altas de mortalidad infantil, problemas de aprendizaje u otras discapacidades.

Si fumo marihuana en el tercer trimestre, ¿puede causar a mi bebé a pasar por la retirada después de su nacimiento?

Algunos recién nacidos expuestos a la marihuana se ha informado que han temporal síntomas de abstinencia, como temblores y aumento de llorar.

¿Puede mi hábito de fumar marihuana afecta el desarrollo cerebral del bebé?

Las diferencias en la actividad cerebral, comportamiento y patrones de sueño de los lactantes y los niños expuestos a la marihuana durante el embarazo se han reportado en algunos estudios. Se cree que estos niños pueden tener más problemas de atención, comportamiento impulsivo, y el rendimiento académico. Sin embargo, la evidencia está lejos de ser concluyentes ya que muchos de los estudios de resultados reportconflicting.

¿Qué pasa si el consumo de marihuana cuando estoy amamantando?

La marihuana se puede pasar al bebé a través de la leche materna de su madre. La marihuana también puede afectar a la calidad y cantidad de la leche materna. Aunque no hay efectos consistentes se han observado en niños expuestos a la marihuana a través de la leche materna, la Academia Americana de Pediatría recomienda que las madres la lactancia materna evitar el uso de la marihuana.

Fuente Embarazo no deseado

 

188 263.415 vistas

Un nuevo estudio sugiere que las mujeres que fuman marihuana durante el embarazo pueden perjudicar el crecimiento y desarrollo de su futuro bebé.

Retraso en el crecimiento fetal y microcefalia al nacer están asociados a alteraciones cognitivas, de la memoria y de la conducta durante la infancia. El tabaquismo durante el embarazo, se sabe, perjudica al crecimiento fetal, pero los estudios sobre los posibles efectos de la marihuana no habían arrojado datos certeros aún.

Para este nuevo estudio los investigadores de los Países Bajos han seguido a más de 7.000 mujeres embarazadas, de las cuales el 3 por ciento había reconocido haber fumado marihuana al menos durante las etapas iniciales del embarazo.

Se hizo notorio que los bebés nacidos de consumidores de marihuana tienden a pesar menos y tienen cabezas más pequeñas que los demás bebés.

Es más, según el estudio, cuanto más tiempo una mujer había usado marihuana estando embarazada, mayor era el impacto en el tamaño del bebé al nacer – lo cual sugeriría que la droga es la responsable.

Y mientras que la mayoría de las consumidoras de marihuana del estudio también fumaban cigarrillos, aquella droga parecería tener efectos mucho más marcados y variados que los del tabaco. De hecho, la marihuana mostró efectos más drásticos sobre la talla al nacer que el tabaco, según el informe de los investigadores en la revista “American Academy of Child and Adolescent Psychiatry”.

Los resultados sugieren que el consumo de marihuana, aunque restringido a etapas precoces del embarazo, puede tener efectos irreversibles sobre el crecimiento fetal, escriben los investigadores, liderados por Hannan El Marroun del Centro Médico de la Universidad de Erasmo en Rotterdam.

Para evitar esto, cuentan los investigadores, las mujeres que fumen deben dejar de hacerlo antes siquiera de quedar embarazadas.

El estudio incluyó a casi 7.500 mujeres embarazadas que fueron encuestadas sobre su consumo de alcohol, tabaco y drogas, y se realizaron ultrasonidos para seguir de cerca al crecimiento fetal durante los tres trimestres.

En total, 214 mujeres dijeron que habían consumido marihuana antes y durante las instancias iniciales del embarazo. De éstas el 81 por ciento dejaron de fumar después de enterarse de que estaban embarazadas, pero 41 mujeres continuaron fumando marihuana durante el embarazo.

Los investigadores encontraron que, en promedio, las consumidoras de marihuana dieron a luz a bebés más pequeños, sobre todo las que habían consumido dicha droga durante el embarazo.

Las mujeres que habían fumado sólo durante la primera etapa de su embarazo dieron a luz a bebés 156 gramos (aproximadamente 5,5 oz) más livianos que los bebés nacidos de mujeres que no habían consumido esta droga. Las mujeres que habían continuado fumando durante el transcurso del embarazo tuvieron niños que eran 277 gramos (10 oz aproximadamente) más delgados que el promedio.

Empleando ultrasonidos se determinó que el uso de marihuana sólo durante las primeras etapas del embarazo produce un retraso en el crecimiento fetal de alrededor de 11 gramos por semana, mientras que el consumo de esta droga durante todo el embarazo retarda el crecimiento fetal aproximadamente 14 gramos por semana. Eso puede comparase con los resultados obtenidos de mujeres fumadoras de tabaco, cuyos fetos presentan un déficit de 4 gramos por semana.

Patrones similares se observaron cuando los investigadores midieron las circunferencias cefálicas fetales.

Según el equipo de El Marroun, el uso de marihuana en estas madres podría frenar el crecimiento fetal por varias razones. Al igual que el consumo de tabaco, puede privar al feto de oxígeno. También es posible que los productos derivados de la marihuana afecten directamente a los sistemas nervioso y hormonal del feto en pleno crecimiento.

Por último, señalan los investigadores, las mujeres embarazadas que consumen marihuana pueden tener otros factores en sus vidas, tales como una dieta poco saludable o estrés crónico que podrían contribuir al deficiente crecimiento fetal.

Fuente Mancia

1 57 vistas

En Brasil, las elecciones generales que se celebraran en octubre de 2018 eligirán al presidente y vicepresidente, además del  Congreso Nacional, gobernadores y vicegobernadores estatales y asambleas legislativas de los estados.

El ex ministro Henrique Meirelles, se presenta como pre candidato del MDB y se ha mostrado más progresista que los demás presidenciales de centro a tenor de su agenda y, declarando estar a favor de legalizar el cannabis en el país. “Principalmente si es para uso medicinal. Maconha eu liberaria (Legalizaría la marihuana)”, dijo a la revista Istoé, publicada la semana pasada.

“Creo que la marihuana es una cuestión de derecho individual. No debemos penalizar y criminalizar al consumidor”, dijo “ Legalizar la marihuana, pero con algunas restricciones, con un control rígido y como otros países ya lo hacen”, continuó.

Meirelles también habló sobre el aborto y la reducción de la edad penal, defendiendo el primero en determinados casos.

“Personalmente no soy favorable en un matrimonio o en pareja, sin embargo es algo que las personas tienen el derecho de hacer en situaciones dramáticas, como las de una violación o un embarazo en la adolescencia. La ley tiene que garantizar ese derecho. “

Sobre la mayoría de edad penal, no esta a favor de reducir la edad mínima para la cárcel y destaca las malas condiciones de las prisiones brasileñas.

En la última Datafolha (encuesta) Henrique Meirelles tenía una baja intención de voto, aunque el apostaba por unir las candidaturas de centro.

0 806 vistas

Según un estudio publicado en la revista Scientific Reports , los niños expuestos al cannabis en el útero mostraron una mejora significativa en la capacidad de rastrear objetos en movimiento a la edad de cuatro años.

“Nos sorprendió este descubrimiento”, dijo Ben Thompson, profesor de la Facultad de Optometría y Ciencias de la Visión de la Universidad de Waterloo. “Esto muestra que la marihuana puede afectar el aspecto del procesamiento visual que tiene lugar en nuestro cerebro”.

Los investigadores estudiaron el procesamiento visual en un grupo de niños de cuatro años que estuvieron expuestos a la marihuana, el alcohol, la metanfetamina o nicotina en el útero y compararon los datos con un grupo de comparación que no estuvo expuesto a ninguna de estas sustancias. La exposición a las sustancias se ha confirmado sobre la base del análisis de meconio de cada niño (los primeros excrementos de un recién nacido).

Los resultados indicaron que la exposición a la marihuana mejoró la percepción motora, un sistema dorsal en el cerebro que es responsable del procesamiento del movimiento y del control visual-motor. Por el contrario, la exposición al alcohol tuvo un impacto negativo en el desarrollo del niño. En comparación con el grupo de control, la exposición a la nicotina y la metanfetamina no tuvo ningún efecto sobre la visión.

Puede encontrar los resultados completos de la prueba hacer clic aquí

Estos no son los primeros estudios que indican que la exposición al cannabis en el útero puede tener un efecto beneficioso en el bebé. Un estudio de 2 años publicado en la revista Pediatrics , que examinó a más de 3.000 bebés, mostró que los niños que tenemos durante el embarazo estaban bajo la influencia del cannabis y estaban mucho menos expuestos a la muerte prematura después del parto.

0 245 vistas

El consumo de cannabis  no tiene un impacto negativo en la fertilidad masculina o femenina, según un nuevo estudio publicado.

El estudio , titulado Uso y Fertilidad de Cannabis en América del Norte (Marijuana use and fecundability in a North American) es un estudio de cohortes de pre-concepción.La investigación fue divulgado por el  Journal of Epidemiology and Community Health , y publicado online por el Instituto Nacional de Salud de EEUU  fue realizado por investigadores de  la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston.

Para el estudio, “Las participantes tuvieron que contemplar un cuestionario de referencia en el que informaban de sus factores y comportamiento de estilo de vida, incluida la frecuencia del consumo de cannabis en los dos meses previos. Los participantes masculinos completaron un cuestionario inicial opcional sobre factores similares, incluido el consumo de cannabis. Las mujeres completaron los cuestionarios de seguimiento cada 8 semanas durante 12 meses o hasta su embarazo, el inicio del tratamiento de fertilidad o la pérdida durante el seguimiento, lo que ocurriera primero “.

Después de analizar los datos, los investigadores encontraron que; “En este estudio de cohortes previos a la concepción, hubo poca asociación general entre el uso del cannabis o la fecundabilidad masculina”.

El estudio completo se puede encontrar haciendo clic aquí .

0 301 vistas

Los niños cuyas madres no comen carne durante el embarazo son más propensos a beber alcohol y a consumir tabaco y marihuana, indica la investigación.

Una nueva investigación del Instituto Nacional de Alcoholismo de EEUU (NIAAA) y publicada en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research  dice que las mujeres que se abstuvieron de comer carne durante el embarazo son más susceptibles de que sus hijos tengan problemas con el alcohol, el tabaco y el cannabis.

El estudio dice que los adolescentes de madres vegetarianas tienen casi tres veces mas de posibilidades de consumir cannabis que los que son hijos de mujeres que si comieron carne. Esto tipo de comportamiento más propenso a usar estas sustancias por parte de los jóvenes, es debido a la ausencia de la vitamina B12 cuando se estuvo en el útero maternal.

“Encontramos que las puntuaciones más altas en el patrón dietético” vegetariano “materno durante el embarazo se asociaron con una mayor probabilidad de abuso de sustancias entre sus hijos de 15 años”, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Joseph Hibbeln, que trabaja como neurocientífico nutricional en la NIAAA.

El estudio se realizó analizando las dietas de más de 500 mujeres y a sus hijos. Los jóvenes que habían recibido los nutrientes de las carnes injeridas por sus madres durante los nueves meses de embarazo, eran menos propensos al consumo de estas sustancias, que los hijos de las mujeres que se habían alimentado con frutas y vegetales.

“Este estudio identifica el bajo consumo de carne en el período prenatal como factor de riesgo potencialmente modificable para el consumo de sustancias en adolescentes”, dijo Hibbeln. “Al identificar las insuficiencias de vitamina B12 como altamente probables para tener un papel que contribuye a nuestros resultados, un mayor consumo de carne no necesita ser aconsejado modificar este riesgo.”

Los responsables del estudio argumentan que aunque tiene muchos beneficios el consumo de estos alimentos producidos por las plantas, este tipo de alimentación durante el embarazo, puede hacer que los hijos puedan tener “un crecimiento mental deficiente, regresión del desarrollo, irritabilidad … y déficit residual en desarrollo cognitivo y social, “.

La razón de esto, sería porque la vitamina B12 se encuentra muy principalmente en las carnes y en los crustáceos, alimentos que no entran en una dieta vegetariana. Y, la presencia de B12 es fundamental para el desarrollo de un feto saludable

La conclusión del estudio dice: El menor consumo prenatal de carne se asoció con mayores riesgos de uso indebido de sustancias por parte de los adolescentes. Las interacciones entre el estado de la variante de TCN2 y el consumo de carne implican deficiencias de cobalamina.

0 705 vistas

Cannabinoides.- El cannabis es terapéutico en el tratamiento del dolor crónico, no causa cáncer de pulmón y no está vinculado a los accidentes de trabajo. Estas son algunas de las conclusiones de un nuevo informe completo, “Los efectos del cannabis y los cannabinoides”, expedido por las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina (NAS) el 12 de enero.

Este es el tercer informe de la NAS, una sociedad privada de más de 500 distinguidos académicos que prestan asesoramiento independiente al gobierno de Estados Unidos en materia de ciencia y tecnología. El grupo se dirigió inicialmente al tema de cannabis en 1982 con un informe que llegó a la conclusión, “El cannabis y sus derivados han demostrado ser prometedores en el tratamiento de una variedad de trastornos,” particularmente el glaucoma, náuseas, espasmos y convulsiones.

El NAS desafió más el dogma prohibicionista en 1999 cuando afirmó que la marihuana no es una “puerta de entrada” a otras sustancias ilícitas, tiene mucho menos riesgo de dependencia que el alcohol y posee compuestos terapéuticos. El informe de 2017, que resume los resultados de más de 10.000 resúmenes científicos publicados desde 1999, lleva más lejos al reconocer que existe “evidencia concluyente o sustancial” para la eficacia de la planta entera del cannabis y sus derivados para las personas que sufren de dolor crónico, esclerosis múltiple y otros trastornos.

“Los pacientes que fueron tratados con cannabis o cannabinoides son más propensos a experimentar una reducción clínicamente significativa de los síntomas de dolor”, encontraron los expertos de NAS. “Para los adultos con múltiples espasmos musculares relacionados con la esclerosis, había pruebas sustanciales de que el uso a corto plazo de los cannabinoides orales mejoraran sus síntomas reportados. Además, en adultos con náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia, había evidencia concluyente de que ciertos cannabinoides orales eran eficaces en la prevención y el tratamiento de dolencias “.

Los hallazgos de NAS están en desacuerdo con la clasificación federal draconiana de la planta de cannabis como una sustancia prohibida la Lista I con “ningún uso médico aceptado actualmente en tratamiento en los Estados Unidos” ( la DEA confirmó esta designación en agosto). Mientras que los autores del informe quieren realizar recomendaciones explícitas para cambios regulatorios, teniendo en cuenta los “desafíos y obstáculos en la realización de la investigación,” y que “la clasificación del cannabis como sustancia en la Lista I impiden el avance de la investigación.”

El informe también se ocupa de los efectos de la marihuana sobre la salud y la seguridad en general. No es vano, los autores (entre los que figuran el conocido oncólogo Dr. Donald I. Abrams) reconocen que puede plantear algunos riesgos potenciales para ciertos grupos de personas, como los adolescentes, las mujeres embarazadas y las personas con antecedentes familiares de enfermedad mental, y para aquellos que conducen poco después de la ingestión de cannabis.

Un par de meta-análisis recientemente publicados indican que algunas de las preocupaciones de la NAS’ pueden ser exageradas. Un artículo de septiembre de 2016 en Obstetricia y Ginecología que evaluó más de dos estudios de casos y controles que evalúan el uso de drogas docena materna llegó a la conclusión de que “el consumo de marihuana materna durante el embarazo no es un factor de riesgo independiente después de ajustar por factores.”, Tales como el consumo de tabaco.

Y un artículo en la edición de marzo 2016 Adicction que evaluó las tasas de culpabilidad de los conductores en accidentes de vehículos de motor con THC positivo determinó que el impacto de la marihuana sobre la tasa de accidentes es “bajo”. (A artículo- de enero 16 “Cuando ¿Esta usted demasiado fumado para conducir?”- publicado en the-marshallproject.org postula que el deterioro por cannabis “parece ser modesto y similar a conducir con un nivel de alcohol en sangre de entre 0,01 y 0,05, lo cual es legal en todos los estados”.

En cuanto a la validez de otras preocupaciones relacionadas con la salud, el equipo NAS encontró poca evidencia o insuficiente para apoyar las reivindicaciones de que el consumo de cannabis está ligado al cáncer de pulmón, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), ataque al corazón, accidente cerebrovascular, accidentes de trabajo o lesión, o mortalidad y comúnmente asociados con el consumo de otras sustancias lícitas, tales como alcohol, tabaco y opioides.

Las conclusiones de NAS’ son que el cannabis posee utilidad terapéutica y un perfil de seguridad aceptable y en comparación con otras sustancias psicoactivas no son sorprendentes. La evidencia científica con respecto a la salud y la seguridad de la marihuana ha ido en aumento desde hace décadas. Por desgracia, las políticas de marihuana de Estados Unidos en gran medida han sido impulsadas por la retórica política y el miedo, no de la ciencia y la evidencia.

Una búsqueda en PubMed , el repositorio de artículos científicos revisados por pares, por el término “marihuana” produce más de 24.000 estudios referencia de la planta o de sus componentes biológicamente activos, un cuerpo mucho mayor de literatura que la que existe para los comúnmente consumidos analgésicos como el paracetamol, ibuprofeno o hidrocodona. A diferencia de los productos farmacéuticos modernos, el cannabis posee una larga historia de uso humano que se remonta a miles de años, lo que proporciona evidencia empírica de larga data en cuanto a su relativa seguridad y eficacia.

Actualmente, en EEUU 29 estados (y Washington, DC) permiten a los médicos recomendar el tratamiento con marihuana. Algunos de estos programas autorizados por el Estado están en vigor durante dos décadas. Como mínimo, se puede concluir fácilmente que, como sociedad, ahora sabemos lo suficiente sobre el cannabis, así como de los fracasos de la prohibición del cannabis, hay que regular su consumo por parte de adultos, terminar con su penalización de muchos años y sacarlo de su estado inmerecido del Anexo Federal I .

1 1.054 vistas

A pesar de la amplia aceptación del cannabis, los médicos todavía advierten que daña a los bebés por nacer
Sin embargo, nuevas cifras indican que cada vez más mujeres embarazadas están usando la droga

El número de mujeres embarazadas que fuman cannabis ha subido un 62 por ciento desde el año 2002, dicen las cifras

A pesar de la creciente oleada de estudios que muestran las cualidades medicinales de la marihuana, todas las investigaciones de expertos muestran que el cannabis es perjudicial para el bebe.

Podría dañar el desarrollo del cerebro del feto, y también podría aumentar el riesgo de desarrollar problemas de salud como el asma en el niño.

Sin embargo, un nuevo estudio realizado por la Universidad de Columbia de Nueva York ha demostrado que la prevalencia del consumo de marihuana entre las mujeres embarazadas en el último mes aumentó de un 2,4 por ciento en 2002 a un 3,9 por ciento en 2014.

La autora principal, la Dra. Deborah Hasin dijo: “Estos resultados ofrecen un paso importante hacia la comprensión de las tendencias en el consumo de marihuana entre las mujeres en edad reproductiva”

A pesar de la prevalencia de consumo en el último mes entre las mujeres embarazadas no es muy alto el aumento con el tiempo y las posibles consecuencias perjudiciales de la exposición prenatal a la marihuana sugieren además la vigilancia y que la investigación estén garantizados.

Para garantizar una maternidad óptima los profesionales de la salud infantil deben asesorar a las mujeres embarazadas y a las mujeres que contemplen el embarazo sobre el uso de la marihuana prenatal.

La Dra. Hasin y sus colegas analizaron los datos de mujeres de 18 años a 44 en la anual Encuesta Nacional de EEUU sobre Uso de Drogas y Salud.

Entre el 2001 y el 2013 el consumo de cannabis entre los adultos estadounidenses es más del doble.

Del 2007 al 2012 casi un 4 por ciento de las mujeres embarazadas informó del consumo durante el mes, en comparación con el 7,6 por ciento de las personas en edad reproductiva que no estaban embarazadas.

Aunque la evidencia de estudios mixtos en humanos y animales sugirió que la exposición al cannabis en el embarazo estaba vinculado con un bajo peso al nacer y problemas de desarrollo neurologico..

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos recomienda que las mujeres embarazadas o que están contemplando tener familia no usen la marihuana ni otras sustancias.

De las 200,510 mujeres analizadas el 29,5 por ciento eran de 18 a 25 y el 70,5 por ciento eran de 25 a 44 años, con un 5,3 por ciento (10.587) de embarazadas.

La prevalencia de consumo de marihuana en el último mes fue más alta entre el grupo más joven y que era del 7,5 por ciento en el 2014 – significativamente mayor que las participantes de mayor edad ((2,1 por ciento).

Sin embargo, no hubo diferencias según la edad en los que se tomaron períodos más largos de tiempo. En el 2014, casi uno de cada doce (11,6 por ciento) habían fumado cannabis en el último año.

La prevalencia del último mes y el uso anual – 9,3 por ciento y el 16 por ciento – fueron mayores en general entre las mujeres no embarazadas.

Pero los efectos de la marihuana durante el embarazo puede ser difíciles de determinar debido a que muchas mujeres que fuman también utilizan sustancias como el alcohol, tabaco y otras drogas.

Los bebés cuyas madres fumaron marihuana no siempre nacen con defectos congénitos o complicaciones.

El estudio en la revista Journal of the American Medical Association se puede leer aquí

1 289 vistas

Alrededor del mundo existen un sinfín de personas y organizaciones preocupadas y solidarizadas con el hecho de que el cannabis todavía no esté al alcance de todos, de manera igual y justa. Fundación Daya investiga y promociona terapias alternativas, entre ellas el consumo de cannabis medicinal, orientadas a aliviar el sufrimiento humano

Alrededor del mundo existen un sinfín de personas y organizaciones preocupadas y solidarizadas con el hecho de que el cannabis todavía no esté al alcance de todos, de manera igual y justa.

No nos cansaremos nunca jamás de decir que, en efecto, es una planta, un regalo que la naturaleza nos ha dado para su uso y disfrute. Entonces ¿ dónde reside el problema? Como siempre, el camino hasta la respuesta siempre nos lleva al mismo sitio: el poder, los intereses socioeconómicos, la clase política desinteresada en el beneficio último del pueblo y centrada solo en encontrar la mejor manera de lucrarse, etc. Tal y como dicen en la Fundación Daya “saber que el cannabis puede aliviar el sufrimiento humano, y no hacer nada, ese es el verdadero crimen”

Aún así, como con todo, algunas historias empiezan y acaban con final feliz. Algunas personas sí trabajan duro por el bien del prójimo, sin intereses ocultos ni esperando una recompensa a cambio. Algunas personas hacen lo posible por hacer del cannabis la solución al problema.

Ése es exactamente el caso de la Fundación Daya, una organización sin fines de lucro, cuyo objetivo es la investigación y promoción de terapias alternativas, entre ellas el consumo de cannabis medicinal, orientadas a aliviar el sufrimiento humano. Tal y como ellos mismo manifiestan, el significado del nombre Daya  es “amor compasivo” en sánscrito y éste es, precisamente, el espíritu que quieren transmitir.

Proyectos

En la Fundacion Daya llevan a cabo varios servicios, tales como atención y asesoría a pacientes así como proyectos de investigación del cannabis medicinal. Sobre estos proyectos podemos decir que son, si más no, pioneros y necesarios en su país. Uno de ellos está dedicado a un programa de uso compasivo del aceite de cannabis como terapia complementaria para pacientes oncológicos.

Su objetivo es que la propia fundación junto con un total de 20 municipios, consigan que más pacientes puedan llegar a beneficiarse de manera gratuita de tratamiento con cannabis medicinal.

Según su plan, agrupando las municipios para implementar un cultivo colectivo se reduces los costes significativamente, logrando así un modelo que permita al sector público acceder con bajos costes, consiguiendo que puedan beneficiarse de las infinitas ventajas del cannabis medicinal sobre todo personas con bajos recursos que hoy sufren por no encontrar solución a sus dolencias mediante los tratamientos convencionales. Por ello la Fundación Daya ve la necesidad de desarrollar programas como éste para desarrollar este tipo de terapias dirigidas a los sectores más vulnerables.

Para ello se seleccionó un terreno apto para el cultivo con óptima calidad de sus aguas y libre de toda contaminación ambiental que pueda afectar el sano desarrollo de las plantas para fines medicinales, cumpliendo con todas las medidas de seguridad e higiene necesarias para garantizar la calidad esperada. El cultivo del cannabis medicinal se realiza en invernaderos.

La Fundación Daya, además, solicitó autorización del cultivo al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en junio de 2015 con fines medicinales y de investigación.

Testimonios reales y finales felices

Son muchas los testimonios, con los que cuenta la Fundación Daya, de personas que lo dieron todo por perdido y a quienes les salvó el acceso al cannabis medicinal.

Tales son casos como el de Andrea y su hija Sofía. La pequeña sufría de epilepsia refractaria y gracias al cannabis, frente al que la madre tenía un prejuicio increíble antes de conocerlo más a fondo, pudo salir adelante. Ella no conocía en absoluto medicamentos como el Sativex, así que empezó a informarse sobre todo lo que rodeaba al cannabis medicinal. Al fin, un rayo de esperanza iluminaba sus vidas.

Sofía nació el 23 de junio de 2009 con una malformación cerebral, aparentemente por citomegalovirus, contraído en la primera etapa del embarazo de su madre. El embarazo iba absolutamente normal, pero fue en la semana 27 cuando se encendieron las primeras alarmas. A pesar de la poca información que el médico le dio a la madre, tras mucha insistencia, supo que, desde la semana 14 de embarazo, la cabeza de Sofía había dejado de crecer.

Consecuencias y Secuelas de la enfermedad

La malformación cerebral de Sofía le ha traído diversas secuelas, como microcefalia, cuadriplejia, y una serie de anomalías, y fue cuando sólo tenía tres meses de vida cuando se le manifestó por primera vez una epilepsia refractaria.

A los 5 meses internaron para confirmar un posible Síndrome de West. A esa tan temprana edad Sofía estuvo hospitalizada 42 días.

“Le hicieron miles de exámenes, electro, video monitoreo, entre otros, y nunca se tuvo un diagnóstico cierto”, sostiene Andrea, quien asegura que “después de la larga espera, sólo salió con un par de medicamentos”. Esos medicamentos fueron ácido valproico, y un fenobarbital que le recetó la Neuróloga.

Comenzó la búsqueda de soluciones y Andrea llevó a Sofía de médico en médico. “Cada uno de ellos recetaba un medicamento nuevo”, indica Andrea. “Finalmente, probaba con lo que me dijeran; lo único que quería era una mejor calidad de vida para mi hija”, agrega.

Sus primeros años de vida los pasó de hospital en hospital sufriendo crisis de espasmo, crisis de ausencia, y otros. Tras costes emocionales y económicos incalculables, la pequeña no parecía mejorar. Además a esas alturas Sofía ya se medicaba con tres anticonvulsionantes y un antipsicótico.

Con toda la carga emocional Andrea comenzó a sentir crisis de angustia; su hija llena de medicamentos y ella endeudada hasta decir basta: “reventé la tarjeta de crédito”, recuerda.

En todo este tiempo, Sofía también sufría de crisis de irritabilidad, porque tenía trastorno del sueño. “Dormía con suerte dos horas durante la noche; recuerdo noches enteras sin dormir”, sostiene. En definitiva, Sofía tenía cinco años, en los cuales jamás había podido dormir bien.

child-mother-cannabis

El tratamiento con cannabis cambió sus vidas

Es la propia Andrea la que relata como fue la evolución del tratamiento con cannabis para su hija.

Relata como el primer día que recibió los cogollos de cannabis indica se lo suministró a su hija Sofía mediante leche. “El resultado fue inmediato”, asegura la madre, quien cuenta que por primera vez en su vida durmió más de cinco horas seguidas. “Eso fue el 29 de agosto de 2014; recuerdo patente la fecha porque es significativa, un antes y un después en Sofía y en la familia”, agrega.

Fueron 15 días donde Sofía se medicó con cannabis a través de leche, para luego pasar a macerado en oliva durante un mes, y al mes siguiente, directamente resina.

Con el positivo cambio en el sueño que tuvo Sofía, bajó automáticamente la irritabilidad.

“Nos cambió la vida”, sostiene Andrea y cuenta con orgullo que gracias a ese tratamiento, el 29 de noviembre de ese año, Sofía gateó por primera vez: algo impensable hasta el momento. “El 14 de enero de 2015 me reconoció por primera vez como su mamá y me dio un beso”, cuenta emocionada.

Fue en mayo de 2015 cuando Sofía de tomar tres anticonvulsivos y un antipsicótico, pasó a medicarse sólo con cannabis.

“Los cambios los vimos desde el día 1, tuvo una evolución cognitiva impresionante, empezó a gatear, comer, a mostrar sus sentimientos”, asegura Andrea, quien recalca que “nunca más volvió a tener crisis, salvo una que duró sólo 15 segundos, pero dos años con una crisis es impresionante”.

Y el cambio en la familia también se hizo patente. “Antes lloraba todo el día y ahora no; ahora podemos salir a la calle con ella, y podemos hacer actividades”, cuenta.

“Soy de las mamás que dice que, si le hace bien, hay que probarlo, y me he preocupado que mi hija sea feliz y que tenga mejor calidad de vida”, indica Andrea.

Andrea comenzó a educarse sobre uso medicinal de cannabis y sobre las distintas cepas que existen para poder tratar a su hija. “Ahora es muy normal para mí, pero al comienzo lo veía muy lejano por el prejuicio tremendo que tenía con el cannabis”.

El tratamiento empieza mostrar resultados

Y la madre no quiso tener sólo para ella el beneficio, sino que empezó a contactar a padres, tanto en el colegio de Sofía como padres en general. “Si a mí me sirvió, quiero que otros también conozcan esta alternativa”. Por ello no ha dudado en asesorar a madres y hacer talleres de autocultivo de cannabis y charlas sobre cannabis medicinal.

Andrea asegura que, a los padres que como ella, en un principio, tienen tantos prejuicios frente al cannabis les diría que no hay que tener miedo, que hay que investigar y educarse al respecto. “Creo que uno tiene que conocer casos concretos, como el de Sofía y tantos niños que han tenido una evolución maravillosa. Hay que dejar de lado los prejuicios, y no sólo quedarse con lo negativo que te dicen, sino también saber sobre casos clínicos reales”.

La importancia de la información

Casos como éste demuestran la importancia de informarse sobre todas lasalternativas posibles que puedan ayudar a los pacientes a sobrellevar mejor sus dolencias. Que el cannabis es capaz de tratar un sinfín de enfermedad no es algo nuevo pero sí desconocido para muchos.

La Fundación Daya ayuda a personas como Andrea y Sofía a tener una calidad de vida mejor.

1 1.048 vistas

El síndrome de hiperventilación es la pesada respiración provocada por la disminución de los niveles de dióxido de carbono en la sangre. Se produce cuando la tasa y cantidad de la ventilación alveolar de dióxido de carbono excede a la producción del cuerpo de dióxido de carbono haciendo que a nuestros cerebros y cuerpos llegue menos oxígeno. Algunas de las causas puede ser el ejercicio, la fiebre, los escalofríos y otros trastornos que conducen a un exceso de producción de dióxido de carbono más de lo normal.

El cuerpo intenta corregir esto mediante la respiración más rápida y profunda. Lo que diferencia a la hiperventilación de trastorno de pánico es que las personas con trastorno de pánico a menudo tienen quejas emocionales (por ejemplo, miedo a la muerte, miedo a las alturas, o estar en espacios cerrados que acompañan a los ataques. Sin embargo, con la hiperventilación, una persona va a tener ciertos síntomas sin estas quejas emocionales (aunque la persona todavía puede estar ansiosa).

Muchas veces, el pánico conduce a la respiración rápida, y la respiración rápida puede hacer sentir pánico por lo que es un círculo vicioso. Es un trastorno muy incómodo que también puede dejar la sensación de sin aliento. La hiperventilación puede ser voluntaria o involuntaria por ejemplo, cuando un nadador contiene el aliento.

Las causas de la hiperventilación

El estrés y la ansiedad se sabe que son las principales causas de la hiperventilación. La hiperventilación también puede ocurrir como consecuencia de varias condiciones médicas tales como enfermedades pulmonares, lesiones en la cabeza, o accidente cerebrovasculares, la histeria, enfermedades del corazón, tales como la insuficiencia cardíaca congestiva o el infarto de miocardio y dolor agudo.

También puede ser provocada por medicamentos que causan la coagulación, por ejemplo, una sobredosis de aspirina, cetoacidosis durante el embarazo y condiciones médicas similares, el uso de estimulantes, enfermedad pulmonar (asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y diferentes causas por estilo de vida. Sin embargo, la hiperventilación también puede ser provocada voluntariamente, tomando muchas respiraciones profundas en una rápida sucesión.

Los síntomas de hiperventilación varían de una persona a otra y pueden incluir: eructos, distensión abdominal, dolor de pecho, confusión, mareos, sequedad de boca, mareos, espasmos musculares en las manos y los pies, entumecimiento y hormigueo en los brazos o alrededor de la boca, falta de aliento, trastornos del sueño y debilidad general.

La marihuana y la hiperventilación

Con la investigación en curso sobre los usos terapéuticos de la marihuana, se han hecho varios descubrimientos, incluyendo su objetivo de ayudar con la hiperventilación. La marihuana medicinal se ha encontrado que puede tratar las causas subyacentes en algunos casos de hiperventilación, especialmente por la ansiedad.

Su efecto sobre la mejora del humor, la reducción de la ansiedad y la sedación leve pueden ser cualidades deseables particularmente en medicamentos para los pacientes que sufren de dolor y ansiedad.

Con el caso de la hiperventilación, es más conveniente y eficaz utilizar la marihuana medicinal en forma de pastillas o comestibles porque entonces el medicamento no interfiere con la respiración.
Sin embargo, esto depende de la tolerancia individual, la reacción individual, la dosis de marihuana y el tipo de la marihuana medicinal. Es aconsejable en el caso en que una persona esté usando marihuana medicinal por primera vez para tratar la ansiedad y reducir / eliminar los ataques de hiperventilación, él o ella deben ser supervisados por un médico para asegurarse de que el medicamento está funcionando.

La hiperventilación como se ha mencionado anteriormente también puede ser provocada por medicamentos, en particular por la aspirina. Mientras que la marihuana es poco probable que combata los efectos secundarios asociados con esta medicación, aunque puede actuar como un reemplazo. La aspirina es un analgésico, como reemplazo y con la dosis correcta, la marihuana medicinal funciona mucho mejor como agente de alivio del dolor en personas que la toleran.

En los casos en que la hiperventilación es causada por una enfermedad pulmonar, la marihuana medicinal actúa como un inhalador. Como medida preventiva, que mantiene los pulmones y los pasajes de respiración pasajes claros y sin obstáculos.

Conclusión

La hiperventilación es muy incómoda, incluso debilitante. Aunque los efectos psicológicos de la marihuana son efectos meramente secundarios en el tratamiento de algunos síntomas asociados con la hiperventilación, contribuyen directamente al alivio de otros síntomas.

0 2.082 vistas

Las actitudes hacia la marihuana están cambiando , las reglas que rigen su uso están cambiando y cada vez más son los países y estados de EEUU que quieren tener otro estatus legal con ella

Con la amplia aceptación del cannabis que esta llegando, se están planteando un montón de preguntas interesantes para los investigadores sociales. ¿Cómo va a afectar a la marihuana legal a nuestros hijos, a los puestos de trabajo  o a nuestras relaciones ?

¿O qué tal nuestra vida sexual?

Esta última pregunta inspiró un proyecto de investigación de Joseph Palamar y sus colegas de la Universidad  de Nueva York. “Dado que el panorama está cambiando, y la marihuana sigue aumentando en popularidad en todo el mundo, la investigación es necesaria para continuar examinando cómo el uso de la marihuana puede influir en comportamiento sexual de riesgo”, escriben en la edición de julio de la revista Archives of Sexual Behavior.

A tal fin, Palamar y sus colegas reclutaron a 24 adultos heterosexuales para participar en una serie de entrevistas en profundidad sobre las experiencias sexuales anteriores que ocurrieron bajo la influencia del alcohol o la marihuana. El propósito era obtener una evaluación cualitativa rigurosa de los diferentes efectos del alcohol y la marihuana en los comportamientos sexuales de las personas y utilizar esto como punto de partida para una investigación cuantitativa futura.

Estas son algunas de las observaciones de los investigadores basadas en las entrevistas.

1. Nublarse con alcohol es real.

Los encuestados “abrumadoramente informaron que el consumo de alcohol afectaba mas negativamente a sus usuarios”, según el estudio. Tanto hombres como mujeres eran bastante mas propensos a decir que el alcohol tuvo un efecto reductor de sus normas para ir a dormir, en términos de carácter y apariencia. Con la marihuana, esto parecía ser mucho menos un problema.

“Con las malas hierbas sé con quién estoy al despertar. Con alcohol, no se sabe. Una vez que se comienza a beber, todo el mundo se ve bien”, dijo una mujer de 34 años de edad.

El consumo de marihuana también se asocia más con el sexo con la gente que ya conocías, novias y novios, por ejemplo. Pero el alcohol “era comúnmente discutido en términos de tener relaciones sexuales con desconocidos (o alguien nuevo)”, encontró el estudio.
2. El sexo estando borracho a menudo conduce a lamentar. El sexo bajo efectos cannabis normalmente no lo hace.

“La sensación más frecuente después del sexo bajo el efectos del alcohol era de pesar”, encontró el estudio. “Tanto los machos como las hembras ha divulgado que el arrepentimiento y la vergüenza se asociaron con el consumo de alcohol, pero esto rara vez se informó de la marihuana.”

“Quiero cocinar algo de comer para la persona (después del sexo) cuando voy de marihuana”, dijo un entrevistado.”Cuando estoy borracho, es como, ‘Me voy de aquí.’ O alejate de mí “.

Estas emociones negativas son probablemente al menos en parte debido a que el sexo cuando vas borracho se asocia más con los extraños.

3. El sexo borracho puede hacer que se encuentre uno mal. El sexo empedrado puede hacer que te distraigas.

“La náusea, sensación de mareo, vómitos y perder el conocimiento se ha asociado con frecuencia con el consumo de alcohol”, encontró el estudio. Un varón dijo que accidentalmente se quedó dormido durante el acto sexual mientras estaba borracho. Otro dijo de varios casos en los que tuvo que ser interrumpido porque el sexo “He tenido que parar por estar indispuesto”

Hubo menos efectos adversos reportados con la marihuana, y éstos tendían a ser más mentales. Uno de los encuestados dijo que el uso de la marihuana había disminuido su motivación para tener relaciones sexuales. Otro informó que estando bajo sus efectos se distrajo de la experiencia.

“Usted está tan colocado (la marihuana) … se empieza a pensar que el sexo es raro.” ¿Qué es el sexo? ‘ “, Informó una encuestada femenina.

4. El placer es generalmente mejor con la marihuana.

El estudio encontró que “el alcohol tiende a adormecer las sensaciones y la marihuana tiende a mejorar las sensaciones.”

“El alcohol tiende a ser mucho más insensible”, dijo un informante masculino. “Todo es una especie de roma y silenciado, mientras que con la marihuana se intensificó.”

Este “adormecimiento” se asoció con una mayor duración de las relaciones sexuales en estado de embriaguez. Pero eso no era necesariamente una buena cosa.

Que “a veces dura demasiado tiempo”, dijo uno de los encuestados de sexo femenino. “En comparación con cuando vas de cannabis, que te sientes tan grande que podría ser un poco más rápido.”

El estudio encontró que los hombres y las mujeres informaron de más tiempo y orgasmos más intensos con la marihuana, con la presentación de informes de una mujer que fueron “magnificadas por lo menos cinco veces.”

Además, la marihuana le llevó a ser “más tierno, lento, y los actos sexuales compasivos, e involucrando más sensación y sensualidad que con el alcohol”, según el informe.

5. El sexo borracho es más arriesgado en general.

“En relación con el comportamiento sexual de riesgo, la mayoría de los participantes consideró que el alcohol era más arriesgado, sexualmente, que la marihuana,” encontraron Palamar y sus colegas. La gente normalmente dijo que su juicio era más pobre cuando bebían que cuando fumaban, y tenían más probabilidades de apagarse y olvidarse de con quien estaban, lo que estaban haciendo o si usaron protección.

En general los participantes dijeron que no tenían este tipo de comportamiento con la marihuana, si bien en virtud de sus efectos, sentían tener más control total. “Uno de los participantes señaló que el uso de marihuana disminuye la probabilidad de incurrir en conductas de alto riesgo porque cuando estas bajo sus efectos estas mas paranoico que para ceder”, encontró el estudio.

Hay algunas cuestiones utiles en este caso desde una perspectiva de salud pública. En primer lugar, los resultados confirman una cosa que muchos otros estudios ya han demostrado : El consumo de alcohol parece estar estrechamente asociado con comportamiento sexual de alto riesgo .

Aparte de la relación con el sexo sin protección y el correspondiente riesgo de embarazo no deseado o enfermedades de transmisión sexual, los estudios también han dibujado inquietantes paralelos entre el consumo de alcohol y el asalto sexual. En una pequeña muestra del estudio de Palamar incluso apareció: Una de las 12 mujeres entrevistadas reportaron un caso de asalto sexual mientras estebo bajo los efectos del alcohol.

Estas consecuencias negativas parecen ser menos pronunciadas con la marihuana. La investigación encontró insignificantes incidencias menores de violencia doméstica entre parejas que fuman marihuana, por ejemplo.

5 4.568 vistas

De acuerdo con los últimos hallazgos, los cannabinoides se encuentran en el cannabis también se encuentran en la leche materna. El cuerpo humano contiene receptores de cannabinoides, que están especialmente diseñados para reaccionar con los cannabinoides como el tetrahidrocannabinol ( THC ).

De acuerdo con los resultados de varios estudios científicos, la leche de pecho femenino contiene los mismos cannabinoides, que se encuentran en la planta de cannabis. Y que son necesarios para el adecuado desarrollo humano.

Las membranas celulares en el cuerpo están, naturalmente, equipadas con receptores cannabinoides, que tras la activación de los cannabinoides y otros nutrientes, protegen a las células contra el virus, las bacterias y los tumores.

La leche de mujer es una rica fuente de endocannabinoides (un tipo específico de neuromoduladores), que básicamente enseñan al bebé a comer al estimular el proceso de succión.

El Dr. Melanie Dreher estudió a las mujeres que usan la marihuana durante el embarazo, y a sus niños después de un año del nacimiento. Descubrió que los niños de las mujeres que utilizan el cannabis diariamente durante el embarazo, aludían más rápido el contacto visual y aprendían más fácilmente.

Si no existieran los cannabinoides en la leche materna, los bebés no sabrían cómo comer, ni sentirían la necesidad de comer, lo que podría conducir a una desnutrición severa e incluso la muerte. Los bebés recién nacidos que son amamantados de forma natural reciben dosis de cannabinoides que causan el hambre e inducen un proceso de desarrollo.

Los cannabinoides en la leche materna desempeñan una función primordial para estimular el apetito en los niños, pero también ayudan a calmar y a relajar al niño. Los cannabinoides no están presentes en las mezclas de alimentos para lactantes, lo que les hace mucho menos nutritivos que la leche materna.

Además, la investigación sobre el sistema endocannabinoide, que fueron publicados en el European Journal of Pharmacology demostró que “las consecuencias médicas de estos nuevos cambios son de largo alcance y sugieren un futuro prometedor para los cannabinoides en la medicina pediátrica.”

En el cuerpo humano hay dos tipos de receptores de cannabinoides; receptor CB1 encuentra en el cerebro y el receptor CB2, que está presente en el sistema inmunológico y el resto del cuerpo. Cada uno de estos receptores son activados, ya sea a través de la leche materna o por medio del cannabis.

Esto significa que el cuerpo humano necesita y produce los cannabinoides, ya que estas sustancias tienen un papel clave en la protección de las células contra las enfermedades que estimulan el sistema inmune, protección del cerebro, del sistema nervioso y alivio del dolor e inflamación.

En otro estudio realizado sobre el sistema endocannabinoide, que fue publicado en la revista Pharmacological Review, investigadores del Laboratorio de Estudios fisiológicos en el Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo descubrieron aún más beneficios de los cannabinoides.

Los científicos han descubierto su capacidad para apoyar el metabolismo normal de energía, la regulación de trastornos del apetito y metabólicos, el tratamiento de la esclerosis múltiple, así como entre otros, la prevención de la neurodegradación.

Los resultados muestran que los cannabinoides que se producen de forma natural por el cuerpo humano, o son suministrados por la planta del cannabis, fortalecen el sistema inmunológico y pueden luchar contra muchas enfermedades y el cáncer. Los cannabinoides suministrados con la leche materna ayuda a los niños en el desarrollo adecuado y cumplen con la función básica de estimular el apetito en los niños, pero también ayudan a calmar y relajar al niño.

49 330.027 vistas

Todos hemos oído acerca de los beneficios del té, pero ¿cuánto sabemos sobre el té de la marihuana?

Muchos pacientes que usan marihuana medicinal regularmente están familiarizados con las formas más tradicionales de consumo de cannabis. Pero, ¿sabía que el té con infusión de marihuana se considera la alternativa más suave y más saludable que fumar? Un remedio casero común para combatir las náuseas y el estrés relacionado con el embarazo en las madres a menudo ha sido una taza de té de cannabis infundido en muchos hogares de Jamaica y la India.   Y la facilidad de preparar el té proporciona una alternativa más conveniente que otros métodos tradicionales de consumo.

Los tés de marihuana se están convirtiendo en una opción cada vez más popular para aquellos que deseen evitar los riesgos asociados al fumar y, puede ser beneficioso si se está combatiendo enfermedades respiratorias o afecciones en la boca o garganta.

Los beneficios terapéuticos del té de marihuana

Otra de las razones de la creciente popularidad los tés de marihuana son sus beneficios terapéuticos más si se comparan con los métodos tradicionales de fumar. Y a diferencia de fumar, donde los efectos se sienten en breve espacio de tiempo, los tés de cannabis en infusión tardan más sus efectos debido a la absorción de sus principios activos a través de su tracto digestivo. Muchos de los que normalmente beben té de marihuana informan de que los efectos son generalmente “más suaves”, proporcionando una opción para aquellos que desean evitar la embriaguez.

La dosis

Al igual que con todos los métodos de ingestión de cannabis, para encontrar la dosis correcta se toman varios ensayos y también errores, por lo que es prudente empezar poco a poco. Si no se ha probado con anterioridad la marihuana en cualquier forma, hay que tratar de comenzar con una dosis muy pequeña para familiarizarse con sus sensaciones asociadas y sus efectos secundarios. Comenzar con ½ taza (125 ml) por día. De lo contrario, si eres un usuario regular o semi-regular, una dosis inicial estándar es de una taza (250 ml) cada 24 horas. Si encuentras que el efecto del cannabis no es suficiente pse puede aumentar a dos tazas (500 ml) cada 24 horas, tomadas a intervalos de 12 horas (una por la mañana, y otra al acostarse).

THC por taza

La cantidad de THC por taza de té variará dependiendo de la cepa que se utilice.  Por ejemplo, si se está utilizando un gramo de cannabis (1,000 mg de peso seco) que tiene un contenido de THC aproximado del 10%, el té contendría aproximadamente 100 mg de THC.
Al igual que con todos los tés, la fuerza se verá afectada por cuánto tiempo se permita que empape: más tiempo= fuerte.

Los efectos

marihuana-tazaLos tés de marihuana suelen tardar entre 30 a 90 minutos sentir su impacto total. Algunas personas con un metabolismo más alto o menos masa corporal pueden sentir los efectos más rápidamente, mientras que los que tienen un metabolismo más lento o tienen más masa corporal puede no sentir el impacto total hasta haber alcanzando las dos horas. Así que la primera vez que se pruebe este té, hay que planean estar en un ambiente en compañía hasta que se sepa cómo reacciona el cuerpo. Los bebedores de té suelen experimentar efectos que duran entre 4 y 8 horas. Y es debido a estos resultados de largo plazo que a muchos les resulta particularmente beneficioso en tratamiento de enfermedades crónicas como la esclerosis múltiple, náuseas o reumatoide con esta forma de consumo. El té hecho de las hojas de la planta, no los brotes, no genera las típicas sensaciones tradicionales ‘pesadas’ y empedradas que se pueden asociar con otros métodos de consumo, y muchos bebedores de té dicen que se sienten ‘renovados’ por el general con leve euforia que a menudo acompaña a la ingestión del té con cannabis infundido..

Cómo hacer té marihuana (Receta)

La forma más fácil de preparar una taza es a fuego lento con brotes de marihuana, hojas o tallos y durante unos 30 minutos añadiendo grasa (como mantequilla o aceite de coco), dependiendo de la fuerza medicinal que desee.   Los tés con cogollos de marihuana tienen el efecto más fuerte, los tés de hojas y tallos son menos fuertes.

1. Té de cogollos de marihuana
Ingredientes :

Por cada taza de té se necesita:
-cogollos de marihuana 1/2 gramo
-1/2 cucharadita de mantequilla a temperatura ambiente (sin sal)
-1,5 tazas de agua (400 ml)

Opcional: Bolsa de té (de cualquier sabor, menta funciona muy bien)

Opcional: leche, azúcar o miel al gusto.

Utensilios: colador de té, olla de acero inoxidable, cuchara

Instrucciones : Moler los cogollos. Quitar los tallos y dejar a un lado para hacer una taza de té separada del vástago con infusión suave.Colocar los cogollos en un bol y añadir la mantequilla, mezclar cuidadosamente; la parte de atrás de una cuchara funciona muy bien para esto. Tratar de conseguir que todas las piezas estén recubiertas con un poco de mantequilla. Poner a fuego lento o medio y suavemente con la cuchara de la mezcla de mantequilla con marihuana, raspando los lados del tazón. Mantenga el agua hirviendo durante 30 minutos, revolviendo con frecuencia. Retirar la olla del fuego y dejar reposar por un momento, o hasta que las burbujas dejen de romper la superficie.   Vertir lentamente el té a través de un colador y listo, ya tenemos té.
Si se encuentra el sabor demasiado fuerte, siempre se puede añadir una bolsa de té de su elección a la olla, durante los últimos 3-5 minutos de tiempo de preparación.

2. Té de hojas / tallo de marihuana
Para hacer un té suave, con efectos aún menores que intoxican ”, cocer a fuego lento 1-2 gramos de tallos, hojas, o una combinación de ambos en 1,5 tazas de agua durante 30 minutos. Colar y beber! ¡Eso es! Es una bebida perfecta antes de acostarse.

3. Los tés ya listos o preparados
Si no se siente preparado para el desafío de hacer su propia taza de té de marihuana, siempre se puede disfrutar de estos tés listos hecho pre-envasados, en cualquier momento, fríos o calientes!
También existe una opción de té de cáñamo con CBD

Testimonios de consumidores de té de cannabis

Make-Marijuana-Tea-Step-20Kelly , de Cowichan Bay, Columbia Británica, dijo que encuentra el té de marihuana “absolutamente mejor para el uso médico.” Ella dijo que, “bebía una taza de té y te le aliviaban los síntomas durante al menos 6 horas. . No es un té muy fuerte, “advirtió que en su experiencia,” los efectos del té aparecieron entre 1 a 1,5 horas y sin avisar “

Ember Rose de Denver dijo: “Yo prefiero los tés a fumar porque no me hacen sentir débil, simplemente me quedo relajada y en alerta.”

Janet M . de Ann Arbor, MI, dijo, “Beber té de marihuana te puede dar todos los efectos medicinales que estás buscando, y sin tener humo en los pulmones u olor en el aliento. Es muy bueno si se tiene un dolor de garganta o algo por el estilo. Cuando estoy mal, una taza caliente de este té rebaja mi nivel de dolor hasta donde realmente puedo funcionar como un ser humano. Creo que es perfecto, también, para las personas que no son fumadoras, aunque todavía necesitan alivio del dolor ! “