Buscar

sativex - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

1 475 vistas
Esclerosis multiple

La compañía farmacéutica Bayer ha solicitado la comercialización en Canadá de un medicamento basado en el cannabis. Bayer y la británica GW Pharmaceuticals anunciaron el 11 de mayo que han pedido una licencia al Ministerio de Sanidad para el Sativex, un nebulizador oral.Un portavoz de dicho Ministerio canadiense dijo que, normalmente, una decisión de éste tipo tarda en tramitarse unos 18 meses. Representantes de Bayer dijeron que ambas compañías están seguras de que la autorización se llevará a la práctica, en base a las negociaciones que ya han mantenido con dicho departamento. (Fuente: Canadian Press del 11 de mayo de 2004)

Cortesía de IACM
Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento.
http://www.cannabis-med.org/

0 138 vistas

Sativex , un spray medicinal hecho de cannabis que usa las mismas partes de THC y CBD, es efectivo en proporcionar alivio del dolor a aquellos con esclerosis múltiple, según una investigación recientemente publicada.

“Delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) / cannabidiol (CBD) (nabiximols o Sativex) es una formulación de pulverización oromucosal que contiene THC y CBD en una relación fija de aproximadamente 1: 1”, afirma el resumen del estudio, que fue publicado por la revista de acceso abierto Medicines . “Se ha establecido su administración para el tratamiento del dolor en pacientes con esclerosis múltiple (EM). “

Al observar que “los pacientes con EM generalmente se quejan de diferentes tipos de dolor, incluyendo dolor neuropático y relacionado con espasticidad”, los investigadores “compararon y evaluaron la modulación del dolor y el umbral térmico / doloroso de pacientes con EM antes y después de la administración de THC / CBD”. “Examen clínico, escala de calificación numérica (NRS), pruebas sensoriales cuantitativas (QST) y potenciales evocados por láser (LEP) antes y después de 1 mes de tratamiento”. Los datos psicofisiológicos y neurofisiológicos se compararon con los controles por sexo y edad.

“Los pacientes informaron una reducción significativa del dolor”, afirma el estudio. “Encontramos diferencias estadísticamente significativas en los parámetros de LEP entre los pacientes y los controles, pero no hubo cambios significativos en las medidas de LEP después del tratamiento con THC / CBD. Los umbrales de detección de frío y calor se alteraron en los pacientes pero no cambiaron después del tratamiento con THC / CBD. “Hubo un aumento significativo en el umbral de dolor frío mediante estimulación manual y” una reducción significativa en los umbrales anormales de percepción en frío “.

El estudio concluye afirmando que “nuestros resultados indican que Sativex & reg;  la terapia proporciona alivio del dolor en pacientes con EM y sugiere que podría modular los canales de TRP sensibles al frío periféricos “.

El estudio completo se puede encontrar haciendo clic aquí .

0 246 vistas

En Escocia un destacado investigador en cáncer sugiere que el cannabis medicinal puede mantener a los pacientes vivos por más tiempo.

El escoces investigador especialista en cáncer cuyos pacientes participaron en un ensayo clínico para un medicamento basado en el cannabis cree que los resultados son “alentadores”.

El profesor Anthony Chalmers, jefe de oncología clínica en la Universidad de Glasgow, dijo que los resultados que revelan que un fármaco de cannabis llamado Sativex puede prolongar la vida de un paciente debería ir seguido de una investigación más exhaustiva.

Su comentario se produjo cuando algunos pacientes con tumores cerebrales importan ilegalmente cannabis medicinal para tratar tumores previamente etiquetados como incurables.

Los pacientes del profesor Chalmers formaban parte de un estudio internacional sobre medicamentos que mostraba que el 83% de los pacientes vivían un año después y en comparación con el 53% de los que no recibieron el fármaco de cannabis.

Los tumores altamente agresivos, los glioblastomas, normalmente dejan a la mayoría de los pacientes con una esperanza de vida de tan solo 12 a 18 meses.

El profesor Chalmers dijo: “El estudio fue pequeño y observó a 21 paciente”

“Fue un número pequeño, pero lo suficientemente alentador para que más investigaciones parezcan más grandes con más pacientes”. “Esperamos participar en futuras pruebas con Sativex”.

Si se enfrentaba al mismo dilema que sus pacientes, el profesor Chalmers admitió que consideraría seriamente el consumo de cannabis en condiciones estrictas de laboratorio. “Lo consideraría si el tratamiento estándar hubiera fallado”.

Algunos de sus pacientes han recurrido a la importación ilegal de aceite de cannabis después de que la quimioterapia o la radioterapia no haya tenido ningún impacto en sus tumores cerebrales.

Incluyen a Caroline Burns, de 34 años, de la ciudad escocesa de Cumbernauld, y cuyo tumor se redujo en un 26%.

Ella está viva tres años después de que le dieran tres meses de vida. Su familia importa cannabis ilegal de Canadá.

El profesor Chalmers dice que es “el mejor resultado entre los pacientes con glioma”.

Pero los ensayos médicos tienen que ver a un gran número de pacientes para obtener buena evidencia sobre lo que funciona.

El Profesor Chalmers establece una distinción entre el cannabis de calle y el cannabis medicinal importado de laboratorios de buena reputación.

“El cannabis callejero contiene sustancias químicas peligrosas, como lo hace el tabaco”, dijo. “El cannabis producido en laboratorios de buena reputación es diferente”.

Los comentarios del profesor Chalmers fueron respaldados por el profesor de neurología, John Paul Leach, que ha tratado a los pacientes con epilepsia durante más de 25 años en los hospitales de Glasgow.

Él dijo: “Los padres de niños me preguntan dónde pueden obtener preparaciones de cannabis, pero tienen que advertirles que las fuentes de drogas online pueden ser costosas y peligrosas.”

“Los suministros pueden variar enormemente en su contenido. Las preparaciones farmacéuticas de cannabis están mucho más preparadas y son más consistentes debido a los cuidados que se tienen al fabricar productos altamente purificados en laboratorios controlados”

“Mientras que algunos pacientes pueden estar tomando preparaciones de cannabis sin nuestro conocimiento, les recomiendo que sean honestos con los médicos ya que los derivados del cannabis pueden interactuar mal con las drogas recetadas”.

La familia de Carloline, paciente con un tumor de Cumbernauld, corre el riesgo de ser enjuiciada por salvarla al adquirir el medicamento de cannabis. El producto, que llega desde Canadá, cuesta entre £ 1000 y £ 1500 al mes y, según creen, ha ayudado a reducir su tumor cerebral.

“La entrega llega descrita como un producto diferente, y no como cannabis. Somos personas respetuosas de la ley que no se sienten cómodas importando cannabis“. “Pero no conozco a un padre que no adopte medidas drásticas para salvar a su hijo”.  Caroline también obtiene Sativex en una receta privada, que cuesta £ 500 al año.

El medicamento mostró una mayor supervivencia en un pequeño ensayo de 21 personas y con el tumor cerebral de Caroline que se redujo en un 26%.

La familia recibe con beneplácito la revisión del gobierno del Reino Unido sobre el cannabis medicinal, anunciada la semana pasada.

“Queremos que sea rápido y eficiente porque las personas están desesperadamente necesitadas”, agregó el padre de Caroline, Pat. También explora otras formas de obtener legalmente la medicina de Caroline.

El propio aceite de cannabis es ilegal de poseer, suministrar o usar. La ley ha cambiado para reconocer el CBD como medicina. Esto se debe a los estudios científicos sobre su uso. Caroline toma tanto THC como CBD junto con el medicamento Sativex.

0 124 vistas

El Reino Unido está organizando una cumbre sobre el estado del cannabis medicinal en Europa  y según JIFE de la ONU, Gran Bretaña exporta más cannabis legal que cualquier otro país europeo.

El gobierno del Reino Unido niega que el cannabis tenga usos médicos y al mismo tiempo supervisa “el mayor mercado mundial de producción y exportación de cannabis medicinal con licencia gubernamental”.

Es cierto que el Reino Unido fue el principal productor y exportador de medicamentos basados ​​en el cannabis en 2016, según la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de la ONU. La mayoría de ellos fue a parar a los Estados Unidos.

Prácticamente en su totalidad el producto es el Sativex que tiene licencia para tratar la rigidez muscular y los espasmos en personas con esclerosis múltiple.

El medicamento Sativex está disponible en todo el Reino Unido y el Ministerio del Interior no lo define como cannabis y por lo tanto, el Reino Unido no exporta nada de cannabis en su forma original.

Algunas familias como la del niño Alfie Dingley quieren autorización para usar el aceite de cannabis de toda la planta, ya que creen que funciona mejor que otras alternativas legales.

El cannabis también se cultiva legalmente en el Reino Unido para otro medicamento, Epidiolex, que se utiliza en el tratamiento de raras de epilepsias tanto en los Estados Unidos como en Europa. Aunque aún no está disponible.

El cultivo de plantas para este suministro farmacéutico esta a cargo de la compañía British Sugar, que tiene un acuerdo exclusivo con la compañía farmacéutica GW, que fabrica Epidiolex.

0 95 vistas

Si depende de la Ministra de Salud, Maggie De Block, el cannabis medicinal legal pronto crecerá en Bélgica. “Ella está finalizando un decreto real”, según dijo el diputado además de compañero y miembro del partido OpenVLD, Nele Lijnen.

El anuncio se realizó la víspera de la manifestación por la legalización del aceite de cannabis, en Maasmechelen, Limburgo. La campaña ha sido un enorme respaldo para Jean Pierre Voncken y Ula Milata. Estos padres han estado luchando durante tres años por la legalización del aceite de cannabis para su hija Sofie, de nueve años y que sufre de una forma grave de epilepsia. El aceite de cannabis hace maravillas con ella. Una presencia muy llamativa en la marcha bajo una luvia torrencial fue la de la ex cantante flamenca de K3 Karen Damen que conoció hace tres años el caso de Sofie y le conmovió. “Es incomprensible que la gente tenga que permanezca en la ilegalidad por querer ayudar a un ser querido” dijo.

“Este es un primer movimiento iniciado en Maasmechelen”, dice el padre de Sofie, Jean Pierre. “Esta es la primera vez que los pacientes salen a la calle por sus derechos. Pero ciertamente no será la última vez que haremos que nuestras voces sean escuchadas. Algunos están aquí con mucho dolor y bajo circunstancias difíciles. Solo puedo admirar eso. “

El anuncio de Nele Lijnen iría en la dirección de la apertura al cannabis medicinal en Bélgica. La cosecha se hará bajo el control de la Agencia Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios (FAMHP), y no sabemos por ahora la forma que tomará el cannabis medicinal en Bélgica : solo el aceite, varias productos o flores secas.

Una empresa belga también se posicionó en el cultivo de cannabis en Limburgo a principios de mes. Planea producir cinco toneladas de cannabis por año y emplear a 150 personas, aunque necesita un cambio en el marco legal para poder establecer sus proyectos. El cultivo de cannabis medicinal es actualmente ilegal en Bélgica. Solo Sativex ha sido autorizado para pacientes con esclerosis múltiple.

En Francia, Agnès Buzyn también extendió su mano para acceder al cannabis terapéutico para pacientes franceses a fines de la semana pasada.

0 196 vistas

El cannabis, o extractos de cannabis, podría aliviar a los pacientes en ciertas enfermedades crónicas . Estos efectos aún no se han demostrado, pero muchos estudios clínicos en curso en todo el mundo están destinados a probarlos. Se relacionan con su uso en el dolor, la esclerosis múltiple, la epilepsia, las náuseas inducidas por la quimioterapia en el cáncer, los trastornos del sueño, la caquexia (desnutrición muy importante), el glaucoma y ciertos trastornos mentales como ansiedad crónica

Actualmente Francia está reflexionando sobre las modalidades de un experimento nacional sobre el uso terapéutico del cannabis, o incluso ciertos cannabinoides, sustancias extraídas del cannabis. Las audiciones de expertos clínicos, pacientes y autoridades de salud se llevaron a cabo el 12 de abril en la Asamblea Nacional, a iniciativa del médico adjunto y neurólogo Olivier Veran .

El Comité de Ética y Cáncer , un mecanismo consultivo colegiado que emite opiniones públicas, también examinará esta cuestión después de una reciente referencia de un paciente a la naturaleza “no ética” de la prohibición del cannabis en un contexto terapéutico. En abril, la aglomeración de Guéret en la Creuse , con motivos principalmente económicos , propuso poner a prueba el cultivo de cannabis con fines terapéuticos en su territorio.

Se debate el principio de un experimento nacional, con opositores como las academias de medicina y farmacia . Sin embargo, podría ayudar mejor a los pacientes que actualmente usan cannabis sin control médico y evaluar los beneficios y riesgos de este uso.

Un medicamento autorizado en la esclerosis múltiple

Los medicamentos cannabinoides ya están disponibles en Francia. Solo uno tiene autorización de comercialización en el país. Este es el Sativex, autorizado desde 2014. Está compuesto por delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD). Está indicado en la rigidez y contracturas musculares, llamadas espasticidad, esclerosis múltiple (EM), en última intención. Sin embargo, este medicamento aún no se comercializa en Francia debido a la falta de acuerdo de precios con la compañía farmacéutica.

Hay otros medicamentos disponibles, pero solo con una autorización registrada temporal (ATU). Este es un procedimiento para poner a disposición de ciertos pacientes un medicamento que no tiene una autorización de comercialización (MA) y que no esta sujeto de un ensayo clínico para esta indicación. Este es el caso de dronabinol o THC sintético (Marinol) para pacientes con dolor neuropático refractario a tratamientos convencionales y cannabidiol (CBD) en epilepsia refractaria. Para este último medicamento, se está evaluando una autorización europea.

Finalmente, un farmaco basado en nabilona, un cannabinoide sintético indicado en las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia en pacientes adultos con cáncer, es el objeto de una solicitud reciente para asuntos autorización de comercialización.

Una prescripción y una entrega difíciles de enmarcar actualmente

Aparte de las formas farmacéuticas autorizadas ya mencionadas, en spray o tabletas, la prescripción de cannabis con fines terapéuticos resulta difícil de controlar. La forma de prescribirlo no se puede copiar en el modelo de medicinas convencionales. Las indicaciones y dosis aún no están lo suficientemente estandarizadas. Actualmente en Francia, la práctica sigue siendo muy individualizada. Esto con productos cuyas características físicas, cualitativas, varían mucho según el origen y el modo de consumo. Cada usuario experimenta los efectos sobre sí mismo y por lo tanto establece su dosificación adecuada.

Los pacientes les piden a los doctores que escriban certificados que indiquen el posible interés potencial para que se beneficien del uso terapéutico del cannabis. Más a menudo que no, para prevenir o responder a disputas legales relacionadas con este uso. Algunos, más raro, incluso recetan cannabis a pacientes que lo recogerán en países limítrofes.

La ausencia de un marco regulatorio, tanto legal como médico, pero también de formación y productos estandarizados controlados, actualmente no permite a los pacientes beneficiarse con seguridad de dicho tratamiento.

Excepciones al principio de prohibición del cannabis

Si uno quiere experimentar con el uso de cannabis para tratar (aparte de un medicamento con autorización de comercialización), la regulación probablemente tendrá que evolucionar. El uso terapéutico del cannabis, independientemente del contenido de THC, en forma de una planta o preparado compuesto a base de cannabis o extracto de cannabis, está actualmente prohibido en Francia. Las exenciones de este principio de prohibición en Francia pueden ser otorgadas por la Agencia Nacional para la Seguridad de los Medicamentos y Productos Sanitarios , únicamente para el uso de cannabis con fines de investigación, control o fabricación de derivados autorizados. Este tipo de derogación se concede, en particular, en el contexto de ensayos clínicos.

En cuanto a los medicamentos, un cambio en la regulación del cannabis en 2013 permite utilizar los que contienen cannabis, pero solo si cuentan con una autorización de comercialización emitida por Francia o la Unión Europea.

¿El efecto psicoactivo del cannabis, considerado terapéutico?

¿Deberíamos aceptar el efecto psicoactivo del cannabis como un efecto terapéutico? El uso de cannabis con fines terapéuticos ha cuestionado la forma de manejar ciertas enfermedades crónicas. Probablemente alivia el sufrimiento en su totalidad (físico, psíquico y social) más que un síntoma específico. En esto puede participar en mejorar la calidad de vida de algunos pacientes.

Debido a sus efectos psicoactivos, el cannabis causa una disminución en la percepción de ciertos síntomas en enfermedades crónicas, o incluso una mejor aceptación de la enfermedad . Esto nos obliga a nosotros, los investigadores, a reconsiderar lo que debería ser un tratamiento efectivo en patologías refractarias a terapias autorizadas. Por otro lado, no deberíamos esperar que el cannabis terapéutico tenga una respuesta única y definitiva a las muchas enfermedades que se ven afectadas por su uso.

Además, los extractos de cannabis y cannabinoides también son posibles proveedores de efectos adversos, como adicción, trastornos mentales, trastornos de la memoria o del sueño. Recientemente, un estudio estadounidense también informó un aumento del riesgo cardiovascular entre los usuarios de cannabis medicinal en los Estados Unidos. Por esta razón, sus muchas contraindicaciones deben ser especificadas y respetadas, como para un medicamento.

Hacia un futuro registro francés de cannabis terapéutico

La creación de un mecanismo para el acceso al cannabis con fines terapéuticos, aparte de la de las drogas autorizadas, debe reflejarse con todos los actores interesados. Esto se ha hecho en países como Canadá , Suiza o Alemania . En Francia, los profesionales de la salud, las instituciones que los representan, las asociaciones de pacientes y las autoridades de salud deberán trabajar juntos en la relevancia y viabilidad de un sistema que implique estructuras aprobadas y médicos capacitados.

En la encrucijada de la investigación y la atención, el establecimiento de un registro francés de cannabis terapéutico sería un primer paso para acompañar a los pacientes afectados. Los médicos y los pacientes estarían registrados en este registro dirigido por un equipo de investigación adjunto a INSERM. El paciente se beneficiaría de una entrega enmarcada de extractos de cannabis estandarizados de producción y distribución controlados por un monopolio estatal. Esto optimizaría este uso con supervisión médica sopesando el beneficio y el riesgo .

Finalmente, dicho dispositivo también mejoraría la forma en que se administra el cannabis ofreciendo alternativas que son menos tóxicas que fumar en forma de cigarrillos laminados: los “porros” . Por ejemplo, con cápsulas bucales o aerosoles transmucosales. Los pacientes con enfermedades crónicas y graves que son refractarios a los medicamentos disponibles (incluidos los medicamentos cannabinoides) podrían pasar de la automedicación con una sustancia ilícita a la supervisión legal, médica y segura.

Diferenciar el problema del cannabis medicinal del uso recreativo

Vale la pena recordar que el cannabis y los cannabinoides médicos no tienen un propósito recreativo (es decir, para proporcionar placer). Será necesario extraer las lecciones, en Francia, de la experiencia estadounidense. Y evitar, al igual que en los EE.UU., que el cannabis exento por razones médicas alimente el mercado para uso recreativo, especialmente en adultos y como se discutió en el reciente informe de Canalex del Observatorio Francés de las Drogas y las Toxicomanías (OFDT) y el Instituto Nacional de Estudios Superiores de Seguridad y Justicia (INHESJ) .

El establecimiento de un dispositivo de acceso para el uso terapéutico del cannabis y los cannabinoides no debería ser un primer paso hacia la legalización de uso recreativo, muy discutido tema como lo demuestra el reciente informe del grupo de expertos Génératión libre . Estas son dos preguntas diferentes que no deben confundirse.

Por Nicolas Authier Doctor psiquiatra, profesor, Clermont Auvergne University

1 241 vistas

Chile ya tiene su primer fitofármaco elaborado cien por cien en Chile, el cannabiol, a base de cannabis.

Chile ya cuenta con el Cannabiol, un fármaco a base de cannabis elaborado en el país y que servirá para tratar los dolores crónicos producidos por enfermedades neurológicas o el cáncer.

Esta semana ya se puso a disposición de los pacientes en una farmacia de la capital chilena. En un acto simbólico, se entregaron a tres pacientes con dolores crónicos muestras del Cannabiol, fitofármaco cien por cien chileno, tanto en la elaboración como de la materia prima.

Este nuevo producto ha sido producido por el laboratorio Knop, especialista en medicina homeopática y fitoterápica.

En 2016, Chile autorizó la venta del fármaco Sativex elaborado de la planta del cannabis.

El nuevo Cannabiol se ha producido gracias a un proyecto de la Fundación Daya y a 15 municipios que consiguieron un permiso especial del Instituto de Salud Pública chileno (ISP).

Cerca de 2.500 personas de estas poblaciones enmarcadas en el proyecto tendrán acceso a este medicamento y se han inscrito, otros 200 ciudadanos con autorización del ISP para su adquisición.

El medicamento debe ser recetado por un médico

El precio de este nuevo fitofármaco será de 75 dólares y podrá ser adquirido primero en farmacias Knop antes de llegar a todas las demás. El ISP dio autorización para comercializar 3.600 unidades de 30 ml cada una.

El elemento del cannabis utilizado fue obtenido de una plantación de 6.400 plantas en la localidad de Quinamávida al sur de la capital de Santiago y propiedad de la fundación Daya.

En Chile, se permite el consumo privado pero no la venta de marihuana y el Congreso chileno está debatiéndose el uso y el autocultivo personal de cannabis.

0 402 vistas

Criticas al país por mantener el “cannabis sin uso medicinal” y a su vez, permitir su exportación siendo el mayor productor mundial.

El Reino Unido es el mayor productor y exportador mundial de cannabis legal para uso médico y científico, según un nuevo informe de un organismo de la ONU.

El Reino Unido en el 2016 produjo 95 toneladas de cannabis legal, más del doble del total del año anterior, reveló la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU. Esto representa casi el 50% del total mundial.

Canadá sería el segundo país en la lista con 80,7 toneladas.

El Reino Unido exportó 2,1 toneladas haciéndose responsable del 67,7% del total mundial, seguido de los Países Bajos (16,4%).

Un lobby sobre la reforma de las políticas de drogas criticó al gobierno del Reino Unido, diciendo que se habían “negado sistemáticamente a permitir el cannabis medicinal en el Reino Unido sobre la base de que no tiene “valor medicinal”.

En News Sky leíamos que Steve Rolles, analista de políticas de Transform dijo: “Es escandaloso e insostenible para el gobierno del Reino Unido mantener que el cannabis no tiene usos médicos, al mismo tiempo que otorga licencias al mayor mercado mundial de producción y exportación de cannabis medicinal aprobado por el gobierno”

“A los pacientes del Reino Unido se les niega el acceso y el sufrimiento innecesariamente, o se les obliga a comprar cannabis en el mercado criminal”

“Los países con acceso adecuado al cannabis medicinal no tienen este problema, ya que los productos estandarizados de cannabis están en manos de médicos y farmacéuticos”.

Una parte importante de la producción legal de cannabis del Reino Unido se destina a un medicamento basado en el cannabis llamado Sativex, producido por GW Pharmaceuticals.

El medicamento está disponible bajo prescripción para pacientes que sufren los efectos de la esclerosis múltiple, pero solo en el NHS (National Health Service) en Gales.

0 122 vistas

Los laboratorios brasileños y extranjeros se mueven para disputarse un mercado de medicamentos derivados del cannabis que promete ser multimillonario también en Brasil. Después de la admisión de las propiedades terapéuticas del canabidiol por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) en 2015 y, más recientemente, la liberación e importación del productos a base de cannabis, el país se prepara para producir medicamentos con cannabinoides del cannabis.

El laboratorio estadounidense Knox Medical presentó al Ministerio de Salud la propuesta de montar una fábrica en Brasil, invirtiendo 20 millones de dólares. Knox planea instalar la unidad productiva en el Estado de São Paulo, cerca de un área de cultivo de la planta y también tiene la intención de cerar una plataforma para exportar a otros mercados latinoamericanos.

Mario Grieco, presidente de la empresa en Brasil, dijo que se realizarán dos estudios clínicos para tratamiento de epilepsia y para pacientes con cáncer avanzado. Mientras tanto se podrán importar los productos.

“Queremos importar en el segundo semestre”, dice Grieco. Knox inició las operaciones en el país el mes pasado e invierte en la construcción de un laboratorio de control de calidad en la capital paulista. El laboratorio es exigencia de Anvisa para la venta de los medicamentos importados y que llegarán a las farmacias brasileñas a través de una gran distribuidora.

Otra compañía, La Prati, también importa actualmente cannabidiol para producir un medicamento fitoterápico que podrá ser usado en el tratamiento de la epilepsia refractaria. El laboratorio se ha asociado con la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo y desarrolló cannabidiol sintético, que esta ahora a la fase de estudios clínicos. “Esperamos reducir el costo [del tratamiento] en hasta 10 veces”, dijo el presidente de Prati, Eder Maffissoni. La farmacéutica ya tiene una línea industrial para producir hasta 380 kilos por año y que cubriría la demanda brasileña.

Solo existe un fármaco a base de cannabis registrado en Anvisa, el Mevatyl (Sativex en el mercado internacional). Indicado para un tipo de eesclerosiss múltiple que provoca rigidez excesiva en los músculos.

Knox, ve en Brasil un mercado potencial aproximado de 500 millones de euros (R$ 2,3 bilhões), considerando las aplicaciones de sus productos, que incluyen glaucoma,esclerosiss múltiple, sida y enfermedad de Parkinson, entre otras.

La compañía estadounidense fue creada en 2015 por un consorcio de inversores para el mercado de cannabis medicinal y que el año pasado movió US $ 7 .000 millones en Estados Unidos. En la actualidad producen desde un aceite de uso sublingual a cremas y soluciones para inhalación que pueden contener solamente cannabidiol o THC.

La empresa opera en Canadá, Puerto Rico y estados norteamericanos. En América Latina, además de Brasil, está en conversaciones con Perú. De acuerdo con Grieco, los productos llegarán al consumidor final a precios asequibles, sobre 80 dólares el tratamiento.

El uso de cannabis medicinal ya es legal en varios países países y otros incluso legalizarán su uso recreativo. En Brasil, la ausencia de regulación es un factor que inhibe a nuevas inversiones, dice Grieco.

0 259 vistas

California se convirtió ayer en el octavo estado de los Estados Unidos en permitir el uso recreativo del cannabis, un cambio que se espera genere hasta 1.000 millones de dólares al año en nuevos ingresos fiscales. Canadá, en el próximo mes de Julio también legalizará el uso recreativo en todo su territorio y siendo el primer país del G7 en legalizar la hierba para mayores de edad. ¿Podría Europa ser la siguiente?

Uso personal

Aunque hay diferentes niveles de tolerancia del uso personal del medicamento, ningún país de la UE ha legalizado el cannabis hasta ahora, dice el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías ( OEDT ). Sin embargo, hay indicios de que algunos países europeos se están moviendo en esa dirección.

En diciembre, el parlamento noruego comenzó el proceso para despenalizar las drogas ilícitas y cambiar el enfoque de opciones para el tratamiento, en vez de su persecución penal para los usuarios a los que se les encuentran pequeñas cantidades, informa HuffPost.

En otras diez naciones: Bulgaria, Croacia, República Checa, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Portugal, Eslovenia y España, la ley no permite el encarcelamiento por posesión de pequeñas cantidades de cannabis para consumo personal, aunque el cannabis sigue siendo ilegal.

Los famosos “coffeeshops” holandeses no son estrictamente legales: las autoridades simplemente toleran actos ilegales ilegales que tienen lugar dentro.

Portugal es posiblemente el país de la UE que se ha acercado más a la legalización del cannabis. En el año 2.000, todas las drogas ilícitas fueron despenalizadas en un intento de enfrentar una crisis nacional de heroína. Las personas que usan o poseen pequeñas cantidades de tales sustancias son enviadas por la policía a una “comisión de disuasión”, que puede multarlas.

Uso médico

California legalizó la marihuana para uso médico hace dos décadas, pero ninguna nación de la UE ha seguido su ejemplo hasta el momento. Sin embargo, aunque fumar cannabis sigue siendo ilegal, El Sativex, un extracto de cannabis, es un medicamento autorizado en 18 países de la Unión Europea.

Buscando unirse a ese club está Grecia, que ve los potenciales beneficios financieros de legalizar la marihuana como una solución parcial a su crisis económica. El verano pasado, el primer ministro Alexis Tsipras dijo que presentaría una legislación que permitiese su uso con fines médicos. Según The Independent, Tsipras dijo: “A partir de ahora, el país ha pasado su página, ya que Grecia ahora está incluida en la lista de países donde la administración de cannabis medicinal a pacientes necesitados es legal”. 

Bloomberg informó en noviembre que el gobierno griego esperaba presentar la legislación ante el parlamento giego para fines del 2017, aunque aún no se ha materializado.

El ministro de Agricultura, Evangelos Apostolou, dijo que los productores ya habían expresado su interés en invertir 1.500 millones de euros en proyectos de construcción de invernaderos para la producción de cannabis en Grecia.

Sin embargo, mientras muchos periodistas habían especulado que fumar marihuana se legalizaría para fines médicos, Apostolou parecía dar a entender que las nuevas leyes se refieren solo a Sativex. Él dijo: “Miles de hogares griegos con familiares que padecen enfermedades graves como el cáncer y la enfermedad de Parkinson podrán obtener medicamentos producidos aquí, según las pautas de la Organización Mundial de la Salud”.

0 166 vistas

Desde que se legalizó el cannabis medicinal en Alemania, ha habido una confrontación constante entre los pacientes de cannabis y la policía y autoridades. Los pacientes necesitan tomar cannabis medicinal cuando se mueven o están fuera de casa. Pero, ¿dónde se permite el consumo?

En Canadá y los EE.UU., el consumo de cannabis en público básicamente está prohibido, tanto si es por razones médicas como con fines recreativos. Sin embargo, en Alemania, se permite de algún modo el consumo abierto de cannabis, siempre que el usuario tenga una receta válida, ya que, en el país, se considera una sustancia medicinal necesaria. Esto significa que los pacientes deben tener la oportunidad de tomar su medicina fuera de sus cuatro paredes y siguiendo la prescripción exacta del médico. El Instituto Federal Alemán de Medicamentos y Drogas (BfArM) es, como autoridad competente, un tanto vago en lo que respecta a sus consejos sobre cómo o dónde los pacientes pueden administrarse su medicina. No deben molestar a otras personas, ni consumir el cannabis “ostentosamente”, es decir, de una manera llamativa.

¿Qué dicen la ley y los políticos sobre el consumo público de cannabis medicinal?

Debido a que la actividad policial en Alemania se produce a nivel del estado federal, el consumo de flores de cannabis se gestiona actualmente de manera bastante diferente en los estados federales individuales, como descubrió la Asociación Alemana del Cáñamo cuando pidió dicha información. Por ejemplo, en Berlín, desde hace varios años, existe una regulación vigente que permite a los pacientes de cannabis fumar en público. Así que, si no cumplen con las reglas impuestas por BfArM, no se les confiscará el cannabis ni se les cobrará; sólo recibirán una advertencia. La mayoría de las respuestas a la Asociación Alemana de Cáñamo (DHV)revelan que los pacientes de cannabis en la mayoría de los estados federales pueden tomar su medicina discretamente en cualquier sitio donde las regulaciones que prohíben fumar lo permitan.

No obstante, tres estados federales han anunciado que van a procesar a los pacientes incluso si tienen una receta válida. En Turingia, que es izquierdas, seguirán presentando cargos contra los pacientes hasta que el fiscal pueda comprobar su situación y luego dejar el caso. Renania-Palatinado y Brandeburgo han anunciado que aplicarán el artículo 163 a los pacientes de cannabis que tomen su medicina en público y les registrarán para detectar otras sustancias ilegales. Este enfoque represivo de los tres gobiernos liberales estatales de izquierdas ha sorprendido a los observadores. Aún más sorprendente es la respuesta de la archiconservadora Baviera, donde la posesión de un porro puede dar lugar a un registro del domicilio.

En Baviera, los pacientes que consumen cannabis puro no son legalmente “fumadores”

La respuesta del Ministerio de Salud de Baviera indicaba que sólo el uso de cannabis medicinal mezclado con tabaco se rige por la legislación que prohíbe fumar. Los pacientes que consumen cannabis puro no se consideran por ley fumadores. Pero dada la poca conciencia y el alto grado de represión en Baviera, los pacientes siempre deben recordar que el consumo ostentoso sigue estando prohibido. Si hay alguna duda, les corresponde a los policías bávaros decidir qué se entiende por ostentoso.

Cannabis medicinal en la vida diaria. ¿Dónde está permitido y dónde sigue prohibido?

1. Cannabis Medicinal en la calle

En términos generales, es posible consumir cannabis medicinal en la calle. Sin embargo, el consumo debe ser lo más discreto posible, y solo en los lugares donde también se permite el consumo de tabaco. Por supuesto, los pacientes deben llevar siempre una copia de su última receta consigo. Incluso cuando no sea obligatorio, hará que realizar cualquier confirmación sea más fácil.

2. Cannabis Medicinal en el trabajo

Usar cannabis como medicina en el lugar de trabajo generalmente no es motivo de despido. En 2016, el tribunal de distrito de Hamm/Westfalia dictaminaba que un paciente de cannabis seguía teniendo derecho a trabajar, a pesar de que la formación continua no podía llevarse a cabo en el centro de formación profesional de Hamm. El centro de formación profesional Hamm había impuesto previamente sus propias reglas y le había prohibido a un paciente tomar cannabis durante las horas de trabajo. El individuo en cuestión se vio obligado a dejar su formación allí mismo. Sin embargo, lo que aún no se ha aclarado es si un jefe puede insistir en que la administración oral se utilice durante las horas de trabajo, o si un paciente puede administrarse su cannabis con un vaporizador o en forma de porro.

Un soldado del ejército alemán fue inmediatamente relegado a realizar tareas administrativas debido a que recibía tratamiento con cannabis medicinal, y ya no se le permite llevar un arma. Sin embargo, el ejército tuvo que seguir manteniéndolo en plantilla a pesar de su receta.

3. Medicinal Cannabis On trains Cannabis medicinal en los Trenes

Hay una prohibición general de fumar en los trenes alemanes. Deutsche Bahn ofrece áreas de fumadores para sus clientes en las estaciones de ferrocarriles. La empresa acepta pacientes de cannabis en sus zonas de fumadores, como le dijo a DHV cuando se le preguntaba al respecto en agosto:

“[…]. La regulación a la que se refiere, en principio, también se refiere a los narcóticos del apéndice III como se establece en la Ley de narcóticos. La excepción a esto son los medicamentos recetados por el médico que se han prescrito a la persona por un médico de conformidad con las disposiciones de la cláusula 13 (1) de la Ley de Narcóticos. Bajo nuestra interpretación, este es un caso de uso autorizado como lo demuestran las normas vigentes. En la práctica, significa que, siempre que las farmacias presenten pruebas documentales de la autorización para facilitar el medicamento del Apéndice III, los consumidores portarán una prescripción médica como evidencia de que tienen el derecho legal de usar el medicamento y el consumo no pone en peligro su vida ni su integridad física, ni la seguridad de las operaciones ferroviarias, no está prohibido por la regulación interna de las estaciones de tren de DB”, declaraba la oficina de prensa.

4. Cannabis medicinal en los coches

Fotografía que muestra un primer plano de dos manos liando un porro, dentro de un automóvil.

Las reglas son muy claras: ni siquiera los pacientes pueden consumir cannabis mientras conducen. Pero a diferencia de los usuarios recreativos, se les permite conducir tan pronto como hayan disminuido los efectos inmediatos de la medicación. Esto no depende del valor de THC en la sangre, sino de la llamada conformidad de conducta del paciente individual, es decir, su percepción de la responsabilidad. Si los medicamentos recetados no hacen que el individuo funcione mal y ha aprobado la desorientación sensorial, está en condiciones de conducir de la misma manera que los consumidores de otros medicamentos recetados, como los opiáceos o los opiáceos. Por lo tanto, las dudas sobre la capacidad de conducir no son sancionables, ni constituyen un delito penal por conducir bajo los efectos de una sustancia. La policía informa de las personas afectadas a las autoridades de tráfico donde se evalúa su capacidad general para conducir.

Pero a pesar de la presencia de una receta de cannabis, la capacidad fundamental de los pacientes para conducir es repetidamente cuestionada por las autoridades de tráfico. Por el contrario, el uso de Sativex, Dronabinol u otros compuestos estandarizados de cannabis no suele verse como un problema. El hecho de que un paciente de cannabis pueda o no conservar su permiso de conducir a pesar de tener una receta lamentablemente todavía depende de la evaluación personal del funcionario de turno.

5. Cannabis medicinal en los aeropuertos

Las empresas operadoras de los aeropuertos alemanes aún no han dado a conocer su postura. Los pacientes de cannabis pueden sencillamente acercarse a la seguridad o a un agente de policía en el mismo aeropuerto y preguntar dónde pueden tomar su medicina sin impedimentos. En países como los Países Bajos o la República Checa, que cuentan con una ley federal para el uso medicinal de los cogollos de cannabis, el consumo es legal siempre que dispongas de los documentos necesarios que te permitan llevar contigo medicamentos recetados en la UE. En los Estados Unidos, los aeropuertos son a menudo, aunque no siempre, territorio nacional. La posesión de cannabis medicinal está prohibida en el territorio nacional de EE. UU., incluso si el estado federal lo ha legalizado por referéndum.

6. Cannabis medicinal en cafeterias y bares

Basta con preguntar si el establecimiento cuenta con una zona de fumadores. Los pacientes descubren cada vez más que la nueva legislación está creando conciencia.

Persuadir, no provocar

En los lugares donde se aplica la regulación de fumar, se debe garantizar la protección de los jóvenes y la protección de los transeúntes. Para evitar malentendidos, primero pregunta a los transeúntes si el aroma especial del cannabis podría molestarlos. En caso de duda, es mejor moverse unos pocos metros que insistir en tu derecho. Los bongs, los cubos y los porros gigantes se deben consumir en privado, porque los extraños pueden verlo como un acto provocativo u ostentoso, y esa no es ciertamente la forma de convencer a los escépticos de la necesidad del cannabis como producto medicinal. Los porros, vaporizadores o micro-dabbers son suficientes cuando vas de un lado a otro, y son más persuasivos que las bolsas de papel abultadas o las densas nubes de humo.

by Micha

0 291 vistas

Esta es la segunda parte del artículo sobre cannabis y conducción en España. Analizamos las razones que justifican la estrategia represiva de los test de drogas, y te aconsejamos sobre cómo protegerte, con consejos prácticos por si te hacen parar el vehículo.

En la primera parte de este artículo, veíamos cómo el gobierno español reprime a los usuarios de cannabis con la excusa de la conducción. Ahora conoceremos las consecuencias de esa estrategia y su uso como impuesto punitivo contra los cannábicos, además de los intentos que, en el plano jurídico, se están haciendo para frenarla. Y por si acaso, algunos consejos para quienes se tengan que enfrentan a un control anti-drogas en carretera.

La posibilidad de dar positivo en cannabis al volante muchas horas después del consumo está teniendo un efecto devastador en la comunidad cannábica española. Las consecuencias de un positivo son duras: Si nos han parado en un control y damos positivo, la multa es de 1.000 euros y se pierden seis de los doce puntos del permiso de conducir. Si además hay signos de estar bajo los efectos de la planta, la infracción puede convertirse en delito y llevarnos incluso a la cárcel. En el caso de verse involucrado en un accidente, aunque no se sea culpable del mismo, también es probable que nos veamos envueltos en un proceso penal. A eso hay que añadir que las compañías de seguros han empezado a denegar la cobertura a quienes hayan dado positivo en drogas.

Forzados a Abstenerse de Consumir Cannabis y Conducir

Ante esta situación, muchos usuarios que necesitan conducir en su vida cotidiana, sobre todo por trabajo, están abandonando totalmente el consumo. Lo que han hecho otros ha sido dejar de conducir, aunque mucha gente no se lo puede permitir. En la práctica, esta estrategia está sirviendo para criminalizar de forma indirecta a quienes consumimos cannabis. En un país donde consumir nunca fue delito, vincular el simple consumo a delitos contra la seguridad del tráfico está teniendo el efecto perverso de obligar a la abstinencia a amplios sectores a los que la tradicional represión por vía administrativa (con cientos de miles de multas al año) no había conseguido doblegar.

El gobierno de Rajoy ya ha dejado claro que, si puede, irá más allá en la represión. Por un lado, a principios de 2017 anunció que estaba preparando un nuevo test que evitaría tener que hacer una segunda prueba en el laboratorio y que multiplicaría el número de pruebas por diez. Por suerte, al poco tiempo el propio López-Rivadulla desmintió esa posibilidad. Sin embargo, hay otra reforma que sí podría salir adelante: La propuesta de que quienes tengan un segundo positivo en alcohol o drogas no recuperen nunca el permiso de conducir, algo que en una sociedad tan dependiente del vehículo privado puede suponer problemas muy graves.

El Test de Drogas 5000 de Dräger: Una Máquina de Hacer Dinero

El otro efecto perverso que está teniendo esta estrategia es la creación de otro impuesto punitivo contra las personas usuarias de cannabis, que somos la gran mayoría de consumidores drogas ilícitas. La propia Dräger, en las presentaciones de su producto en ayuntamientos y comunidades autónomas, destaca la gran cantidad de dinero que se puede recaudar a través de las multas. En su web, Dräger destaca entre las ventajas del producto el “límite de detección extremadamente bajo para el THC como principal ingrediente activo del cannabis”. En otras palabras, Dräger está ofreciendo un aparato dirigido básicamente a cazar cannábicos, sean un peligro para la conducción o no.

Para conseguir detectar a más conductores que hayan consumido cannabis, Dräger ha establecido el punto de corte para la detección en solo 5 nanogramos de THC por mililitro de saliva en los test in situ, frente a los 20 ng/ml para opiáceos y cocaína o los 50 ng/ml para las anfetaminas. Curiosamente, los responsables del gobierno, cuando hablan del tema en público dicen que el corte para el cannabis está en 25 ng/ml, cuando tanto el fabricante como los estudios de evaluación encargados por el propio gobierno lo niegan. En los test de laboratorio, el punto de corte baja aún más: solo 1 ng/ml para el cannabis frente a 5 ng/ml para la heroína, 20 para la morfina o 25 para la MDMA, algo que no guarda proporción con las respectivas dosis activas mínimas. En este punto, hay que tener en cuenta que en la legislación española la muestra analizada in situ se considera un simple indicio, mientras que la muestra analizada en laboratorio, cuyo nivel de detección es cinco veces menor, se considera una evidencia. Si añadimos que en el caso del cannabis no hay correlación clara entre los niveles en sangre y en saliva, la indefensión es total.

Uso de Cannabis Medicinal, CBD, y Conducción

Fotografía que muestra un porro liado, unos cogollos de marihuana y las llaves de un coche.

A este desolador panorama debemos sumarle la situación de las personas que usan cannabis con fines terapéuticos. La Ley de Tráfico excluye de la sanción “aquellas sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica”. El problema es que el único fármaco cannábico autorizado en España es Sativex©, y solo como segunda opción en la esclerosis múltiple, de forma que pocas de las miles de personas que usan cannabis medicinal en España van a poder acogerse a esa excepción. Además, la ley aclara que la excepción se aplica “siempre que se esté en condiciones de utilizar el vehículo conforme a la obligación de diligencia, precaución y no distracción”. Como no se ha establecido con qué cantidad de THC en sangre o saliva se empieza a perder esas facultades, es probable que el destino de los usuarios terapéuticos de cannabis en España sea tener que dejar de conducir sin excepción. Y como las indicaciones autorizadas para derivados del cannabis irán sin duda aumentando, también lo hará el número de personas afectadas por la prohibición de conducir. En caso contrario se arriesgarán a sanciones graves, incluso a cometer delito.

En cuanto al CBD, aunque no hay datos claros al respecto, algunos expertos han alertado de que la gran similitud estructural entre THC y CBD podría dar lugar a que se confundan y, por tanto, si realmente los drogotest confunden ambas sustancias, los usuarios de CBD pueden también ser perseguidos a pesar de que la sustancia que consumen no es psicoactiva y, por tanto, no puede afectar a la conducción. Sin duda, hacen falta estudios que profundicen en la cuestión.

No Todo Está Perdido – se aceptan recursos contra la nueva ley de tráfico

Frente a esta situación, la reacción ya ha comenzado, sobre todo en el ámbito jurídico. Son numerosos los recursos contra resoluciones basadas en la nueva Ley de Tráfico y para ello se basan en los diversos puntos débiles de la legislación. El primero de ellos es la inexistencia de una regulación en los niveles de principios activos que hay que tener en sangre o en saliva para poder hablar de afectación a la conducción, lo que provoca que, a diferencia de lo que sucede con los alcoholímetros o los radares que usa la policía, los test de drogas carezcan de homologación metrológica oficial. En segundo lugar, al castigar la presencia de THC y no los efectos peligrosos para la conducción, se están extralimitando en su misión de proteger la seguridad en el tráfico, castigando a personas que no suponen riesgo. Y en tercer lugar, al sancionar consumos no peligrosos se invade la intimidad de las personas, castigándolas por una actividad, el consumo de cannabis en privado, que en España no está sancionada.

En dos casos, estos recursos ya han llegado al Tribunal Constitucional.  Por un lado, un juzgado contencioso-administrativo de Vitoria presentó una cuestión de inconstitucionalidad contra la regulación de los test de drogas, al considerar que vulnera derechos fundamentales. Y por el otro, el estudio jurídico Brotsanbert, con la colaboración de Rafael Agulló, ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra una sanción impuesta a un conductor en Cantabria. Mientras acababa de redactar este artículo, este despacho ha conseguido una importante victoria, al lograr que el Juzgado de lo Contencioso-administrativo nº1 de Alicante suspenda un procedimiento sancionador por dar positivo en test de drogas hasta que se resuelva la cuestión de inconstitucionalidad presentada en Vitoria. Este precedente puede servir para que se suspendan procedimientos en otros juzgados, y podría suponer un importante freno para la aplicación de la ley. Ya veremos qué sucede, pero todavía no se ha dicho la última palabra en este espinoso asunto. Cruzaremos los dedos.

Consejos y advertencias para los conductores que consumen cannabis en España

  1. El primer consejo, sin duda, sería precaución y moderación. Haya o no controles de carretera, lo cierto es que el cannabis puede afectar negativamente a la conducción, sobre todo en personas no habituadas a su uso, y eso supone riesgo para nosotros mismos y para los demás.
  2. Nunca se debe mezclar alcohol y cannabis si se va a conducir. El alcohol es sin duda la sustancia más peligrosa para la conducción por sí solo, pero además incrementa el riesgo de accidente si se consume junto con otras drogas. En el caso del cannabis, los estudios han comprobado que la mezcla con alcohol provoca un riesgo de accidente varias veces mayor que si se consume solo cannabis o solo alcohol.
  3. En España tanto la prueba de alcoholemia como la de drogas son obligatorias. Nunca debemos negarnos a realizarlas, porque en tal caso estaríamos cometiendo un delito.
  4. Después de fumar o consumir cannabis por vía oral, es conveniente enjuagarse la boca. No importa si se hace con agua, con zumo, con leche o con alguno de los productos que hay a la venta para evitar dar positivo, que en general se ha visto que son poco eficaces. Lo principal es lavar la boca para eliminar los restos de THC que puedan quedar, ya que pueden aumentar el nivel de THC presente en la saliva, que es lo que miden los test actuales.
  5. No hay un certificado oficial de calibración de los test de drogas, así que solicita verlo. Si nos piden que hagamos la prueba, debemos pedir que nos enseñen la certificación oficial de que el aparato de detección utilizado está debidamente calibrado para su uso. Nos dirán que no tienen el certificado, ya que no existe. Debemos intentar que los agentes hagan constar nuestra petición en la denuncia y, por supuesto, deberemos manifestarlo en el caso de presentar recurso contra una posible sanción.
  6. Si damos positivo en el test de saliva, podemos exigir que un facultativo nos haga un análisis de sangre en un centro médico. Lo normal es que los policías se nieguen, ya que eso significa abandonar el control que estaban llevando a cabo para llevar al presunto infractor al centro sanitario. Sin embargo, se han dado casos en los que los policías han desistido de imponer la multa por este motivo. Si insisten en denunciarnos sin llevarnos al centro médico, deberemos intentar que este punto conste en la denuncia que nos ofrecerán firmar, aunque no es obligatorio hacerlo.

Gracias a Claudio Vidal, Héctor Brotons, Nuria Calzada y Rafael Agulló, por su ayuda para la elaboración de este artículo.

by Martín Barriuso

0 1.623 vistas

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad inflamatoria de las articulaciones caracterizada por el dolor, la rigidez e hinchazón, así como por una eventual pérdida de la función del miembro. La artritis reumatoide se estima que afecta a aproximadamente al uno por ciento de la población, principalmente a las mujeres.

El uso del cannabis para tratar los síntomas de la AR comúnmente es la percepción subjetiva de los pacientes con la enfermedad. En una encuesta anónima en el 2005 de los pacientes de cannabis medicinal en Australia, el 25 por ciento reportó el uso de los cannabinoides para el tratamiento de la AR.[1] Un estudio de pacientes de cannabis medicinal británicos encontró que más del 20 por ciento de los encuestados reportó el uso de cannabis para los síntomas de la artritis.[2] Sin embargo, pocos ensayos clínicos que investigan el uso de cannabis para la AR aparecen en la literatura científica.

En enero de 2006, los investigadores en el Hospital Nacional Real Británica para la enfermedad reumática informaron de éxito del tratamiento para la artritis con cannabinoides en un ensayo por primera vez controlado que evaluó la eficacia de los extractos de cannabis naturales en la AR.[3] Los investigadores informaron que la administración de extractos de cannabis en un período de más de cinco semanas produjo mejorías estadísticamente significativas por el dolor en el movimiento, el dolor en reposo, la calidad del sueño, la inflamación y la intensidad del dolor en comparación con el placebo. No se observaron efectos adversos graves. Resultados similares se han reportado en los ensayos de fase II más pequeños que investigan el uso de extractos de cannabis administrado por vía oral en los síntomas de la AR.[4]

Los datos preclínicos indican también que los cannabinoides pueden moderar la progresión de la AR. Publicado en la edición de agosto de 2000 de la Revista de las Actas de la Academia Nacional de Ciencias , los investigadores en el Instituto Kennedy de Londres de Reumatología informaron que la administración del cannabidiol (CBD) suprimió la progresión de la artritis in vitro y en animales.[5] La administración de CBD después de la aparición de los síntomas clínicos protegió contra daños severos y “bloqueó la progresión de la artritis con eficacia”, concluyeron los investigadores. La administración diaria del agonista cannabinoide sintético HU-320 también se informó que protege las articulaciones de los daños y es destinado a mejorar la artritis en los animales,[6] como tuvo la administración del agonista cannabinoide HU-444.[7]

Resumiendo la literatura disponible en la edición de septiembre del 2005 de la Revista de Neuroinmunología , investigadores del Instituto Nacional de Neurociencia de Tokio concluyeron que “la terapia de cannabinoides de la AR podría proporcionar alivio sintomático del dolor en las articulaciones y en la inflamación, así como la supresión de la destrucción articular y la progresión de la enfermedad.”[8] Más recientemente, los expertos en el campo citan “la creciente evidencia sugieren que el sistema endocannabinoide, especialmente el receptor cannabinoide 2 (CB2), tiene un papel importante en la fisiopatología de la AR“[9] y creen que la orientación de este sistema “podría ser una nueva terapia para la artritis reumatoide.”[10]

Referencias

[1] Swift et al. 2005. Survey of Australians using cannabis for medical purposes. Harm Reduction Journal 4: 2-18.

[2] Ware et al. 2005. The medicinal use of cannabis in the UK: results of a nationwide survey. International Journal of Clinical Practice 59: 291-295.

[3] Blake et al. 2006. Preliminary assessment of the efficacy, tolerability and safety of a cannabis medicine (Sativex) in the treatment of pain caused by rheumatoid arthritis. Rheumatology 45: 50-52.

[4] No author. 2003. Cannabis-based medicines. Drugs in Research and Development 4: 306-309.

[5] Malfait et al. 2000. The nonpsychoactive cannabis constituent cannabidiol is an oral anti-arthritic therapeutic in murine. Journal of the Proceedings of the National Academy of Sciences 97: 9561-9566.

[6] Sumariwalla et al. 2004. A novel synthetic, nonpsychoactive cannabinoid acid (HU-320) with anti-inflammatory properties in murine collagen-induced arthritis. Arthritis & Rheumatism 50: 985-998.

[7] Haj et al. 2015. HU-444, a novel, potent anti-inflammatory, non-psychotropic cannabinoid. The Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics. In print.

[8] Croxford and Yamamura. 2005. Cannabinoids and the immune system: potential for the treatment of inflammatory diseases. Journal of Neuroimmunology 166: 3-18.

[9] Gui et al. 2015. The endocannabinoid system and its therapeutic implications in rheumatoid arthritis. International Immunopharmacology 26: 86-91.

[10] Fukuda et al. 2014. Cannabinoid receptor 2 as a potential therapeutic target in rheumatoid arthritis. BMC Musculoskeletal Disorders 15: 275.

0 2.011 vistas

Desde el advenimiento de las pruebas científicas ampliamente disponibles, muchos suposiciones largamente sostenidas sobre el cannabis están siendo cuestionadas o incluso borradas. Con las pruebas de THC y CBD, moldes, pesticidas y otros elementos extraños, muchos consumidores de cannabis ahora saben mucho más de lo que están consumiendo que nunca.

Las pruebas con terpenos comenzaron en serio hace unos años, y los datos científicos están disponibles para los consumidores, y lo que estos datos indican, cada vez son más importantes. Una de las nuevas ideas más significativas derivadas de estos nuevos datos son que las nociones comunes sobre las cepas índicas y sativas no son tan indicativas de sus efectos como la combinación particular en una cepa del THC, CBD y los terpenos.

Desde la década de 1970, la mayoría de los aficionados al cannabis han agrupado la hierba en dos categorías principales: indicas y sativas. Definido por morfología de la planta, las indicas son generalmente cortas, plantas robustas, con una distancia internodal cercana y mayor ancho, a menudo se superponen la estructura de la hoja, mientras que las sativas tienen una estructura de brotes más largos, más flexible con hojas larguiruchas y delgadas.

El paralelo 38 es la línea divisoria entre el lugar donde las dos especies de cannabis diferentes crecen tradicionalmente. Al norte de esta línea, en países como Afganistán y Pakistán, las plantas son achaparradas y se utilizan principalmente para hacer hachís y se conocen como indicas. Al sur de esta línea, en países como México y la India, las plantas son altas, comúnmente alcanzar 14 pies o más (mas de cuatro metros), se las conoce como sativas. Una teoría sostiene que todas las plantas de cannabis comenzaron como sativas, y como la planta emigró geográficamente, simplemente se fue adaptando a sus nuevos climas y condiciones.

Cada especie se describe en términos generales como que tiene unos efectos particulares: de las indicas se dice que son pesadas ​​e inductoras del sueño, con un pronunciado “cuerpo pesado”, mientras que las sativas se describen como teniendo una “cabeza alta”, y también con el potencial de inducir la ansiedad . Desde hace casi tres décadas estas definiciones simplistas han sido ampliamente creída y diseminadas.

Uno de los mejores expertos científicos sobre el cannabis, el Dr. Ethan Russo , es mejor conocido por su trabajo pionero con GW Pharmaceuticals en el desarrollo del primer medicamento de cannabis disponible en el mercado en casi 80 años, el Sativex. Más recientemente, se llevó a cabo un amplio estudio de terpenos y sus efectos, y se llegó a algunas conclusiones bastante sorprendentes.

“La distinción sativa / indica comúnmente aplicada en la literatura laica es un disparate total y un ejercicio inútil,” dijo Dr.Russo en 2015, de las clasificaciones tradicionales. “Uno no puede de ninguna manera adivinar correctamente el contenido bioquímico de una determinada planta de cannabis en función de su altura, ramificación o morfología de las hojas.”

Con esta declaración, básicamente, se desestimó tres décadas de sabiduría popular a base de hierbas. El trabajo del Dr. Russo está cambiando la manera en que vemos y describimos el cannabis; se postula que los terpenos juegan un papel mucho más importante que lo que comúnmente se piensa en la determinación de cómo una cepa en particular afecta a un individuo.

“La sedación [efecto] de la denominada cepa indica se atribuye falsamente al contenido CBD, cuando, de hecho, el CBD es estimulante en dosis bajas a moderadas,” sostiene enfaticamente el Dr. Russo . “Más bien, la sedación en la mayoría de variedades de cannabis es atribuible a su contenido de mirceno, un monoterpeno con un efecto fuertemente sedante. Por el contrario, un alto contenido de limoneno, común en las cáscaras de cítricos, será edificante en el estado de ánimo, mientras que la presencia de alfa-pineno puede reducir o eliminar el deterioro de la memoria a corto plazo inducida clásicamente por el efecto THC“.

Los efectos de los terpenos se conocen desde hace años. Toda la industria del perfume se basa en la concentración y la combinación de terpenos específicos con el fin de hacer a los usuarios más atractiva y convincente, y se emplean los efectos de elevación del limoneno y pineno, hasta la industria de productos de limpieza para hacer sus productos más agradable de usar. Esto también se aplica a las variedades más populares, desde la elevación del limoneno en la Tangie hasta el pineno de la Jack Herer, aunque la mayoría de los consumidores de cannabis en realidad no lo saben todavía.

Si fuera por el Dr. Russo, Sin duda alguna acabaría con los descriptores actuales. “Me animo encarecidamente a la comunidad científica, la prensa y el público a abandonar la nomenclatura sativa / índica, e insistir en ensayos bioquímicos precisos y el perfil de terpenos disponibles tanto para los mercados médicos como recreativos”, dice. “Exactitud científica y la salud pública demandan que menos que esto.”

Dada la fijación de los cultivadores de cannabis y consumidores a las designaciones indica / sativa, cualquier nuevo sistema tomará un tiempo para llegar a ser ampliamente aceptado. Pero el cambio ya ha comenzado: en los dispensarios de mayor calidad, los perfiles de terpenos están disponibles, y los empleados son cada vez más conocedores de estas diferencias.

0 273 vistas
ADHD word cloud concept

El cannabis podría ser una opción eficaz y segura para el tratamiento del trastorno por déficit de atención / hiperactividad (TDAH), según un nuevo estudio publicado por la revista European Neuropsychopharmacology.

“Los adultos con TDAH describen una automedicación con el cannabis, con informes de preferencia por el cannabis más que por los medicamentos convencionales para este trastorno”, comienza el abstracto del estudio, que fue publicado online antes de la si impresión por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos . “Un pequeño número de psiquiatras en los EE.UU. prescriben medicación con cannabis para el TDAH, a pesar de no encontrar evidencia de estudios controlados aleatorios.”

El estudio actual – el juicio EMA-C (Medicina Experimental con cannabinoides en trastorno por déficit de atención / hiperactividad ) – “era un estudio experimental piloto aleatorio controlado, con placebo y una medicación canabinoide, Spray Sativex Oromucosal, en 30 adultos con TDAH.”

En el estudio, “el Sativex se asoció con una mejora nominalmente significativa en la hiperactividad / impulsividad y una medida cognitiva de inhibición, además de una tendencia a la mejora de la falta de atención”.

Los investigadores afirman que; “Los adultos con TDAH pueden representar un subgrupo de individuos que experimentan una reducción de los síntomas y no hay problemas cognitivos tras el uso cannabinoide.” Si bien no es definitivo “, este estudio proporciona evidencia preliminar apoyando la teoría de la auto-medicación del consumo de cannabis para este trastorno y la necesidad de más estudios sobre el sistema endocannabinoide en el TDAH “.

Haga clic aquí para el estudio completo, realizado en el Kings College de Londres .

0 143 vistas

El gobierno de Nueva Zelanda debe dejar de no decir la verdad a sus personas mayores sobre el cannabis medicinal, dice el estadounidense  Dr David Bearman (foto) experto mundial sobre la marihuana medicinal.

El Dr. David Bearman, especialista en efectos de cannabis medicinal y el alivio del dolor, dijo que el Ministro Asociado de Salud Peter Dunne de Nueva Zelanda necesitaba aprender más sobre sobre las propiedades saludables del cannabis.

“Y tiene que dejar de hablar por ambos lados de la boca. No veo cómo, por un lado, se puede decir que no hay evidencia de que el cannabis es medicina y luego por el otro lado aprobar el medicamento Sativex, que es tintura de cannabis – es el cannabis líquido “. 

Sin embargo, Dunne dijo que los comentarios de Bearman eran inexactos, ignorantes, abusivos y mal informados.

“Como tales, no son ni vale la pena de un comentario más, ni admisión en serio de ninguna manera.”

Bearman dijo que los ciudadanos de Nueva Zelanda “tienen que entender que su gobierno ha estado mintiendo”. 

“Gran parte de lo mismo que el gobierno de Estados Unidos ha mentido a los americanos. Pero, afortunadamente para nosotros, desde 1997 hemos sido capaces de conseguir que más médicos entiendan el cannabis y el sistema endocannabinoide ayudando así a millones de personas con un amplio espectro de enfermedades.”

Bearman estuvo el sábado en la ciudad de Nelson y el lunes dio una charla en la Bahía de Golden “el uso medicinal del cannabis, ¿Qué puede aprender Nueva Zelanda?” 

Más de 300 personas en total asistieron a los eventos en el barco y en la Golden Bay Community Center.  También hizo una presentación en Wellington y en el hospital de Christchurch.

El experto autor y orador ha tratado a miles de personas con el cannabis medicinal en California por una amplia gama de condiciones. También ha realizado cientos de presentaciones a los profesionales y al público sobre la marihuana medicinal, el tratamiento de abuso de drogas y la prevención, y los orígenes de la política de drogas estadounidense.

Es esencial que los médicos de Nueva Zelanda sean formados sobre el sistema neurotransmisor más grande del cuerpo, el sistema endocannabinoide.

“En Estados Unidos, sólo el 13 por ciento de las escuelas de medicina enseñan sobre el sistema endocannabinoide. Me gustaría ver todas las escuelas de medicina de Nueva Zelanda con un curso sobre el mismo.”

El sistema endocannabinoide es importante en términos de la regulación de nuestros cuerpos, la homeostasis y nos mantiene sanos.

Dijo que la planta de cannabis era muy útil, ya que ralentiza la velocidad de la neurotransmisión, o la transferencia de los impulsos entre las neuronas.

“Se puede ver cómo esto podría ser útil con los dolores de cabeza de migraña, que es la estimulación eléctrica incontrolada de las neuronas en un área específica del cerebro, y las convulsiones son aún más. Si se puede reducir la velocidad, puede en muchos casos detener la migraña y podría disminuir la frecuencia, tal vez eliminar los ataques en su totalidad “.

Existe una gran cantidad de evidencia basada en la ciencia y la evidencia clínica de que el cannabis es útil en el tratamiento de la colitis ulcerosa, una enfermedad grave que a menudo implica una eliminación parcial del intestino.

Bearman dijo que el cannabis ha sido utilizado como un medicamento por más de 4000 años y ha sido incluido en cada materia médica que se ha escrito.

El cáñamo también fue una vez la planta más rentable del mundo, y la guerra contra las drogas fue “todo sobre el dinero”.

“La guerra contra las drogas ha sido un fracaso total, un costo terrible para el contribuyente y un costo aún mayor para la vida humana y como médico yo diría, para la salud humana.”

Dijo que el gobierno de Nueva Zelanda debe comenzar con el tratamiento de cannabis en forma razonable y dejar de obligar a la gente a usar un medicamento que cuesta $ 1400 al mes.

“Debemos tratar el cannabis cómo trataríamos a cualquier otro medicamento, y considerar los medicamentos de venta con receta con el mismo escepticismo agresivo que algunas de las autoridades están tratando el cannabis”, dijo.

“No puedo decir la cantidad de personas que he tratado que recibían listas de medicamentos como mi brazo y todos me han dicho, ‘esto me había convertido en un zombi; Y el cannabis me ha ayudado”

2 125 vistas

En febrero de 2017, Ciudadanos junto con el OECM presentaron una Proposición no de Ley en el Congreso de los Diputados para regular el cannabis medicinal en España. Su objetivo es atender las demandas y necesidades de los pacientes, y abrir el debate sobre el cannabis terapéutico en el parlamento español – un tratamiento avalado por la evidencia científica.

El pasado mes de febrero, el grupo parlamentario Ciudadanos, junto con representantes del Observatorio Español de Cannabis Medicinal, presentaban una Proposición no de Ley (PNL) en el Congreso de los Diputados para regular el cannabis medicinal en España. Esta iniciativa tiene como objetivo atender las demandas y necesidades de los pacientes españoles, y pretende abrir el debate sobre el cannabis terapéutico en el parlamento español. La formación naranja insiste en que se trata de un tratamiento avalado por la evidencia científica que ya se ha aprobado, y ha demostrado su efectividad, en muchos otros países.

El día 20 de febrero de 2017, el portavoz de Sanidad del grupo parlamentario Ciudadanos, Francisco Igea Arisqueta, fue el encargado de presentar a los medios y al público general la Proposición no de Ley (PNL) para regular el uso medicinal de los productos derivados del cannabis que acababa de registrar en el Congreso de los Diputados.

En esta cita, que esperamos sea histórica, Igea estuvo acompañado entre otros por Carola Pérez y por el catedrático Manuel Guzmán – presidenta y vicepresidente, respectivamente, del Observatorio Español de Cannabis Medicinal, organización que ha promovido la presentación de esta proposición.

La iniciativa se ha presentado a través de la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de la Cámara Baja, porque se considera un asunto “evidente y urgente”. Como explicaba Francisco Igea, “el uso medicinal del cannabis sirve para soportar dolores, a veces insoportables“, y está “avalado científicamente“.

La PNL fue presentada en el Congreso por Ciudadanos y el OECM
La PNL fue presentada en el Congreso por Ciudadanos y el OECM

Los españoles también tienen derecho al cannabis medicinal

Son muchos los países que ya cuentan con programas de cannabis medicinal por todo el mundo – Estados Unidos, Canadá, Israel, Uruguay, Países Bajos, Italia o Alemania, entre muchos otros – que han demostrado su efectividad y lo beneficioso que puede ser el cannabis para los pacientes que padecen una gran variedad de enfermedades y trastornos. Igea ha querido subrayar que el cannabis medicinal “no es ni más ni menos que otro tratamiento médico al que los ciudadanos españoles también tienen derecho a acceder“.

La propuesta explica que “existen multitud de pacientes aconsejados incluso por profesionales que solo encuentran en el cannabis la vía para mitigar los signos y síntomas que les produce su enfermedad”, además de mencionar su uso como sustituto de otras sustancias para tratar posibles adicciones (como por ejemplo, la adicción a la morfina).

En su exposición de los motivos para presentar esta propuesta, Ciudadanos resume muy bien cómo el cannabis pasó de ser una medicina utilizada en la antigüedad a ser “retirada de las opciones farmacéuticas a mediados del siglo XX debido a una incorrecta aplicación del sistema internacional de fiscalización de drogas previsto en los Tratados internacionales de Naciones Unidas, a lo que se unió, posteriormente, la denominada Guerra contra las Drogas”.

El diputado y portavoz de Ciudadanos, que es médico de profesión, también explicó que el cannabis ha demostrado tener importantes efectos beneficiosos para prevenir las náuseas y los vómitos asociados a numerosos tratamientos, como la quimioterapia. Asimismo, es un “potente estimulante del apetito”, que se puede aplicar como tratamiento en numerosas patologías, como el SIDA o diferentes tipos de cáncer, además de mejorar el dolor neuropático y la espasticidad, en enfermedades como la EM.

La lista de enfermedades para las que el cannabis ha demostrado ser beneficioso es bastante larga, y ya es hora de que los pacientes españoles puedan mejorar su calidad de vida gracias a él de forma legal, mediante la creación de un programa específico de cannabis medicinal.

La Proposición toma como referencia lo que ya ocurre en otros países

Lo que la PNL pide al Gobierno es que “regule y facilite el acceso a los tratamientos terapéuticos con cannabis y derivados de éste, bajo estricta indicación y supervisión médica, para aquellas patologías en las que haya demostrado eficacia o el facultativo lo considere indicado” para los pacientes españoles.

En Ciudadanos creen que, en España, hay que regular el cultivo, la venta y el consumo de cannabis con fines terapéuticos, ya que existe “una realidad que nadie puede obviar”. La formación va más allá al pedir la regulación de un cultivo “controlado de cannabis siempre y cuando se utilice posteriormente sólo con fines medicinales y con los niveles de calidad, trazabilidad y seguridad necesarios“.

De lo que se habla es de establecer puntos de venta controlados de cannabis con fines medicinales, así como de delimitar las redes logísticas con la seguridad necesaria, para evitar un uso fraudulento o ilegal del cannabis medicinal”, además de un sistema de evaluación de los impactos en la salud pública, en especial, de la calidad de vida de los pacientes tratados con estos tratamientos.

Se pide la regulación de un cultivo
Se pide la regulación de un cultivo “controlado” de cannabis sólo con fines medicinales

La formación política naranja ha instado a que se explore y contemple el cannabis medicinal como tratamiento alternativo que aporta muy variados beneficios, además de resultar más económico que los pocos medicamentos derivados del cannabis que están disponibles a nivel comercial a día de hoy en España, como Marinol, Cesamet o Sativex.

La presidenta del Observatorio Español de Cannabis Medicinal, Carola Pérez, presente en el registro de la propuesta ha puesto de manifiesto la “situación de inseguridad jurídica y sanitaria” en la que se encuentran los pacientes que necesitan el cannabis como medicamento en España.

No es la primera PNL de este tipo

Aunque muchos creen que es la primera vez que se presenta una propuesta de este tipo en España, existen precedentes y bastante cercanos. En diciembre del año pasado, Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) presentaba por segunda vez la misma Proposición no de Ley en el Congreso de los Diputados para regular el cannabis en España. Esa iniciativa planteaba la legalización del cultivo, la tenencia, el consumo y la comercialización de cannabis, además de la revisión de las sanciones aplicadas a diferentes asociaciones cannábicas.

En esta ocasión, la propuesta presentada por Ciudadanos junto con el Observatorio Español de Cannabis Medicinal, de donde surgió la iniciativa, se centra en dar cobertura legal a los pacientes que decidan utilizar el cannabis como tratamiento.

Según declaraciones de Manuel Guzmán catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Complutense de Madrid y vicepresidente del OECM, “Esperamos que los temas de salud estén por encima de las diferencias políticas. Hemos hablado con todos los partidos (falta el PSOE) y todos se han mostrado de acuerdo, salvo el PP que no tiene una postura, pero esperamos que se una a la iniciativa“.

Los puntos principales son facilitar el acceso a las terapias con cannabis medicinal para los pacientes que lo necesiten, regular el cultivo del cannabis ya se por parte de empresas, enfermos y el propio Estado, regular el proceso de venta y dispensación del cannabis, ya sea en farmacias hospitalarias o lugares específicos y, por último, crear un organismo para hacer un seguimiento del impacto que esta medida puede tener en la salud pública“, explicaba Guzmán al respecto.

Por su parte, la presidenta Carola Pérez manifestaba que los pacientes “tenemos derecho a tener el mejor tratamiento posible“, además de expresar su deseo de que “se abra el debate” en la sociedad, y de “poder ser escuchados” en el Congreso. “Y de esta manera, con la evidencia en la mano, que se pueda regular el cannabis como medicina“.

¿Qué es exactamente una Proposición No de Ley y para qué sirve?

La Proposición No de Ley es una vía parlamentaria que utilizan los diputados de las Cortes, entre otras cosas, para pedir o instar al Gobierno a que realice una acción concreta. Es decir, se trata de una fórmula que por sí sola no tiene un efecto inmediato sobre las leyes – porque no obliga a nada al Gobierno – pero que puede servir para abrir debates en las Cortes y en la sociedad española.

Con la propuesta de C’s y el OECM, el debate que por fin se ha abierto y entrado en el Congreso de los Diputados esta legislatura – deseamos que para quedarse – es el del cannabis medicinal para los pacientes españoles.

Por su parte, el Observatorio Medicinal ha anunciado que va a seguir manteniendo reuniones con el resto de partidos políticos para lograr que se unan a dicho debate. Según declaraciones del portavoz Igea, se espera que la propuesta prospere en el Parlamento con el apoyo del resto de grupos parlamentarios, del Gobierno y del Ministerio de Sanidad.

Una vez presentada la Proposición, Ciudadanos pretende que se debata en el Congreso en sesión plenaria, tanto en la Comisión de Sanidad del Congreso como en la Comisión Mixta para el Estudio de las Drogas. La formación naranja ha pedido la comparecencia de tres expertos para que puedan aportar su perspectiva al respecto, además de explicar la evidencia científica relativa al uso del cannabis con fines terapéuticos.

Los expertos llamados a comparecer son dos catedráticos de Bioquímica y Biología Molecular, Manuel Guzmán Pastor – codirector del grupo de investigación de cannabinoides de la Universidad Complutense de Madrid – y José Antonio Ramos Atance – encargado de explicar las indicaciones y contraindicaciones del uso del cannabis con fines terapéuticos.

Por último, la tercera experta en comparecer en la Comisión de Sanidad será la presidenta del Observatorio de Cannabis Medicinal, Carola Pérez, “para que explique la evidencia y testimonios de pacientes que utilizan cannabis como herramienta terapéutica por falta de eficacia de otros tratamientos existentes”, tal cual se puede leer en la solicitud de comparecencia.

Predisposición parlamentaria a debatir la regulación

Parece que, de momento, ningún grupo del Congreso se ha negado de forma tajante a la iniciativa presentado por Ciudadanos junto con el OECM para regular el cannabis medicinal en España – ni siquiera el Partido Popular, que se ha caracterizado por mantener una firme oposición a la regularización del cannabis medicinal.

Ya se han producido las primeras reacciones entre los políticos de los diferentes grupos parlamentarios. Desde luego, no han sido ninguna sorpresa las de ERC y Unidos Podemos, que han recibido muy bien la proposición. Ambas formaciones políticas defienden la legalización y regulación del cannabis, tanto para su uso medicinal como para fines recreativos.

Por otro lado, parece que, a los partidos más tradicionales, como el PNV, el PSOE y el PP, les cuesta tener una postura más definida de momento. Dentro del PSOE, ya se han levantado algunas voces, más o menos tímidas, aunque la linea general de pensamiento sigue siendo ambigua: recientemente, una portavoz en Sanidad del PSOE hacía unas declaraciones manifestando que “posiblemente pueda haber un uso medicinal” – esperemos que los expertos comparecientes en la comisión le hagan entender que no se trata de una posibilidad, hoy el cannabis medicinal es un hecho.

Sin duda, la reacción más sorprendente de todas ha sido la del Partido Popular, el partido en el gobierno, que ha sido el principal escollo con el que han chocado las propuestas de regulación del cannabis que se han presentado anteriormente. Sin embargo, parece que, en esta ocasión, el partido ha manifestado que todavía “no hay una postura fijada con respecto a este tema” – de momento, menos, es más.

El debate parlamentario sobre el cannabis terapéutico tiene que abrirse ya en el Congreso
El debate parlamentario sobre el cannabis terapéutico tiene que abrirse ya en el Congreso

“Una realidad que no se puede obviar”

Y es que algo está cambiando, y también dentro del PP, en el que ya hay sectores que quieren cambiar el discurso en torno al cannabis y miembros que se manifiestan abiertamente a favor de su legalización – como es el caso de Eduardo Van den Eynde, y el de la muy conocida y también integrante del PP, Esperanza Aguirre.

Aunque, como decíamos antes, se espera que la propuesta salga adelante, Igea ha manifestado que, en caso de no hacerlo, su partido no descarta presentar un proyecto de ley completo.

Porque mirar hacia otro lado no es nunca la solución. Y la cuestión del cannabis medicinal es una realidad que no se puede obviar, tampoco en España; así nos lo hacen saber los pacientes y los especialistas médicos y científicos que conocen sus beneficios, ya demostrados en tantos programas de cannabis medicinal implementados en numerosos países del mundo.

Sin lugar a dudas, esta PNL representa una gran ocasión que para los dirigentes españoles pongan en marcha un debate que cada día es más apremiante. Un debate que debería desembocar pronto en el desarrollo de una regulación del cannabis justa y clara, que responda a una realidad social que existe en España, desde hace muchos años, y que no esté abierta a la interpretación.

by Miranda

0 1.200 vistas

Muchas personas con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) encuentran la marihuana útil para la gestión de sus síntomas, como la dificultad para concentrarse y la impulsividad. Sin embargo, pocos estudios han examinado a la marihuana como una opción para su tratamiento, hasta ahora.

En un estudio del 2016 por investigadores del King College de Londres, se demostró que el tratamiento con un spray a base de cannabis reduce los síntomas en los pacientes con TDAH. En el estudio participaron 30 adultos con TDAH y a los que se les trató Sativex o placebo durante un período de cuatro semanas.

El Sativex es un aerosol farmacéutico a base de extractos de toda la planta de cannabis. Contiene una proporción 1: 1 de THC y CBD y es uno de los muy pocos tratamientos basados en el cannabis que son aprobados como un medicamento recetado.

Para el final del estudio, los que recibieron el tratamiento con cannabis mostraron mejorías en los síntomas de hiperactividad, impulsividad y falta de atención. También puntuaron más alto en medidas de rendimiento cognitivo y la estabilidad emocional.

Los investigadores concluyeron: “El subgrupo de individuos con TDAH ganaron una mejora de la cognición y una reducción de los síntomas de TDAH desde que usaron los cannabinoides .”

Los cannabinoides son los compuestos activos de la marihuana que son responsables de sus propiedades medicinales. Aunque se conocen la existencia de más de 80 cannabinoides diferentes, el THC y CBD son los más comunes.

Tanto el THC y CBD han demostrado mejorar los síntomas del TDAH en modelos animales .
A pesar de que los cannabinoides están disponibles en formas farmacéuticas como el Sativex, muchas personas con TDAH encuentran en la marihuana una opción más efectiva y más accesible.

El uso de marihuana y el TDAH

El uso de la marihuana es extremadamente común en aquellos que sufren de TDAH. De hecho, los estudios muestran que los adultos jóvenes con TDAH son tres veces más propensos a usar marihuana en su vida.

Aunque la marihuana es generalmente vista como una sustancia recreativa, las personas con TDAH a menudo utilizan la marihuana como una forma de automedicación para sus síntomas.

En un estudio de 268 discusiones en línea separadas, el 25% de las personas dijeron que creían que la marihuana era útil para el tratamiento del TDAH.

A pesar de la creencia popular de que la marihuana puede ayudar con el TDAH, cómo funciona todavía no está claro.

A las personas con TDAH generalmente se le prescriben medicamentos estimulantes, como Ritalin o Adderall, para ayudarlos a concentrarse y ser menos impulsivos. Estos medicamentos actúan al aumentar los niveles de dopamina en el cerebro.

La marihuana también se ha demostrado que aumenta los niveles de dopamina . Esto ha llevado a los expertos a teorizar que la marihuana podría funcionar de una manera similar a los estimulantes en el tratamiento del TDAH.

También explica por qué algunas personas encuentran que el cannabis es tan eficaz como los fármacos de venta con receta. En comparación a los estimulantes farmacéuticos, informaron que la marihuana tenía menos efectos secundarios.

La marihuana ayuda a controlar los síntomas

La razón por la cual la mayoría de las personas con TDAH usan la marihuana es por ser un mejor enfoque . De hecho, muchos consideran que el cannabis les ayuda a prestar atención y permanecer en su tarea.

Esto parece contrario a la intuición, ya que la marihuana se cree que interfiere con el enfoque y la atención de los usuarios regulares.

Sin embargo, hay muchas otras razones por las que las personas con TDAH pueden optar por utilizar la marihuana. Además de ser capaces de concentrarse mejor, los estudios también sugieren que la marihuana puede ayudar con problemas de sueño, hiperactividad y la impulsividad.

Curiosamente, los estudios muestran que las personas con los síntomas más severos de TDAH tienden a usar marihuana con más frecuencia. Los hombres y las mujeres también parecen usar cannabis por razones diferentes.

A pesar de la fuerte relación entre el uso de la marihuana y el TDAH, se necesita más investigación para determinar los beneficios específicos de la marihuana en el tratamiento de la condición.

La marihuana médica para el TDAH

La marihuana medicinal es cada vez más popular en los EE.UU. y en todo el mundo. Puede ser utilizada para el tratamiento de muchas enfermedades, incluyendo el cáncer, la esclerosis múltiple, dolor crónico, enfermedad de Crohn y la epilepsia.

Aunque el uso de la marihuana medicinal para tratar el TDAH no es ampliamente aceptado, algunos médicos apoyan la idea.

“Tuve un paciente que acreditó graduarse con su uso de la marihuana. Y tuve un estudiante de doctorado que acreditó que con la marihuana fue capaz de obtener su doctorado, y eso es porque le ayudó a concentrarse “, dice el Dr. Bearman, un médico en California que prescribe regularmente marihuana a pacientes con TDAH.

“La retroalimentación que he recibido de los pacientes que tienen ADD o TDAH que consumen cannabis han sido universalmente favorables”. 

Por desgracia, la mayoría de los médicos se muestran reticentes a recomendar cannabis debido a la falta de investigación. Además, dado que el TDAH afecta más a los niños que a los adultos, muchos están preocupados por los riesgos de dar marihuana a los pacientes más jóvenes.

“Como pediatra, siento tremenda simpatía por las familias que buscan nuevas y beneficiosas terapias para enfermedades como el autismo y el TDAH”, escribe Scott Hadland, un especialista en adolescentes en el Hospital General de Boston.

“En este momento, sin embargo, no podemos concluir que los beneficios de la marihuana son mayores que los riesgos para los niños.”

Debido a la situación y la falta de apoyo en la comunidad médica legal de la marihuana, la mayoría de las personas con TDAH terminan su uso sin el consejo de un profesional de la salud.