Suiza estudiará sobre el uso de cannabis ludico entre sus ciudadanos

El Parlamento suizo quiere que se investigue sobre el papel y consecuencias del consumo de cannabis entre los ciudadanos suizos.

ciudadanos

El Parlamento suizo quiere que se investigue sobre el papel y consecuencias del consumo de cannabis entre los ciudadanos suizos. El cannabis es con diferencia la sustancia ilegal más consumida en Suiza.

El Parlamento suizo o Consejo Nacional aprobó la realización de estudios sobre las consecuencias del uso de cannabis con más del 1% de THC en la población suiza. El estudio experimental se realizará entre personas que ya están usando cannabis o sus productos relacionados .

El Consejo Nacional suizo por primera vez en su historia permitirá la investigación científica con el uso recreativo de cannabis por parte de sus ciudadanos. En estas pruebas piloto participarán voluntarios que ya usan cannabis o sus productos de forma lúdica.

“Suiza es un pionero mundial en la configuración de la política antidrogas de cuatro segmentos. Pero en los últimos años, esta política ha estado pisando agua, y todo porque el parlamento está luchando para bloquear cualquier progreso adicional “, dijo Flavia Wasserfallen, diputada del Partido Socialdemócrata (SP) e informaba Swissinfo.ch

Estos cuatro segmentos serían la prevención en forma de informar y asesorar a los usuarios y ciudadanos. La terapia para las personas que sufran trastornos por su consumo. La reducción de los daños o sus efectos negativos. Y por último su control adoptando medidas y represión.

Marco legal para experimentar

En la actualidad, el Parlamento ha decidido crear un marco legal para poder experimentar con el cannabis recreativo con la ayuda de las formaciones de izquierda, los Liberales Verdes y los centristas del Partido Liberal

“La guerra contra las drogas fracasó, no pudimos limitar el consumo de cannabis con la ayuda de la ley y las amenazas de castigo. Pero si un curso resultó estar equivocado, entonces es hora de elegir un curso diferente. A veces, medidas más liberales basadas en la responsabilidad individual dan resultados mucho mejores ”, admitió Philippe Nantermod, miembro del Partido Liberal.

Por otro lado, los partidos de la derecha querían endurecer las normas para el experimento piloto. Entre estas por ejemplo, que los participantes del estudio entregarán sus licencias de conducir, o que el THC en el cannabis no pasase del 15%.

Para esto último y según las estadísticas en los últimos cinco año en Suiza,  el promedio de THC en el cannabis se ha movido entre el 9% y el 12%, y el hachís, entre el 17% y el 21%.

En una encuesta realizada en Suiza en 2016, el 3.1% de los entrevistados dijo haber consumido en los últimos treinta días. La UE tiene una media de consumo de 7,4% y en comparación con otros países vecinos el consumo suizo es más bajo. Por ejemplo;  Francia ( 11%) e Italia (10,2%) Alemania (6,1%) o Austria (6,4%).

“Si creemos que estamos bien, no hagamos nada. Pero si llegamos a la conclusión de que la situación es insatisfactoria, que se produce y consume demasiado cáñamo en Suiza, que casi todo está disponible en el mercado negro y que no hay protección para los intereses de los jóvenes, entonces todavía debemos tratar de avanzar”, dijo Lorenz Hess, diputado del Partido Demócrata de Bürgerlich (BDP). “Estamos hablando de una investigación científica estrictamente regulada que puede ayudar a recopilar datos para encontrar la mejor manera de manejar esta sustancia.”

El Parlamento aprobó este proyecto para llevarse a cabo por 113 votos a favor y 81 en contra. Tambíen,00 se decidió que el cannabis para el estudio debería cultivarse de forma bio-ecológica y por granjas líderes en este campo. Aunque este requisito específico, por falta de estas granjas,  retrasará la puesta en marcha del experimento social.

Suiza y el cannabis light

En Suiza es legal la comercialización a sus ciudadanos de cannabis con bajo contenido en THC, hasta el 1% esta autorizado. De hecho se puede encontrar en comercios como Lidl.

Esta cadena de supermercados en Suiza, comenzó en 2018 a vender en sus estanterias cannabis de bajo contenido en Tetrahidrocannabinol, menos del uno por ciento.

El cannabis a la venta en estos comercios está totalmente producido en el país y se vende como alternativa al tabaco. La compañía de supermercados Lidl es alemana pero este tipo de productos solo lo venden las tiendas del pais helvetico.

Más Artículos
La NBA no hará test de drogas recreativas en la reanudación de la temporada
>