LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Té de cannabis con los tallos de la planta

Té de cannabis con los tallos de la planta

0 1.455 vistas

A la hora de consumir cannabis, pocas maneras hay más saludables que elaborar recetas para ingerirla. Más sencillas o más elaboradas, cada vez son más las personas que optan por este método, sobretodo los usuarios de cannabis medicinal. Hoy te traemos un clásico, como es el té de cannabis. Es además una de las maneras de aprovechar esos restos de manicura que muchas veces guardamos buscando una ocasión para hacer una extracción.

El té de cannabis es por otro lado una de las bebidas espirituosas y medicinales más antigua. En culturas milenarias como la India o China, por ejemplo, se ha usado desde hace miles de años. En la India antigua se conoció como de bhangLo hacían triturando tanto cogollos como hojas, y añadiendo leche o manteca de ghee, además de canela, nuez moscada o clavo. Tradicionalmente lo endulzaban con miel.

Hay constancia de que este té se usó por primera vez hace aproximadamente 3000 años. Hoy en día, todavía está muy de moda, siendo la bebida oficial del festival hindú Holi Festival of Colors que se celebra en primavera que se celebra en la India, Nepal y en algunas comunidades del Caribe y de Sudamérica de origen indio.

Entre sus propiedades terapéuticas, destaca un alivio rápido y eficaz para la ansiedad, la fiebre, la insolación, las flemas, los problemas de digestión o falta de apetito. Los sadhus de la India, monjes que siguen el camino de la penitencia y la austeridad para obtener la iluminación, usan todavía el té bhang mientras realizan sus horas de meditación y yoga.

TÉ DE CANNABIS CON TALLOS

Los tallos de las plantas, aunque en muy baja proporción respecto a los cogollos, también contienen tricomas. Y por consiguiente, también contienen cannabinoides. . Pese a lo que pueda parecer, los tallaos más delgados son también los que más cannabinoides contienen. Cabe destacar que en este caso, los efectos serán bajos, por lo que es un té de cannabis ideal para los consumidores que no deseen unos efectos muy potentes.

INGREDIENTES
  • 1/2 taza de tallos de cannabis
  • 1 taza de leche
  • 1 taza de nata
  • 6 bolsitas de té. El té chai por ejemplo combina muy bien con lácteos
  • 6 tazas de agua
  • Azúcar o miel al gusto
PREPARACIÓN

Previamente, descarboxilaremos los tallos. Simplemente metiéndolos en el horno a unos 115-120ºC durante unos 40-60 minutos es suficiente. Así conseguiremos que tenga efectos psicoactivos, aunque como ya hemos dicho, de por sí los tallos tendrán unos efectos leves.

Para empezar, en un molinillo de café trituramos los tallos. Éstos deben estar bien secos. En un cazo calienta la nata y la leche, y añade los tallos ya triturados. Deja que hierba esta mezcla unos 7-8 minutos, removiendo para que no se salga.

Después, usamos un colador fino o un filtro de café para eliminar los tallos y obtener una leche con los cannabinoides perfectamente integrados.

Por otro lado prepara el té del modo tradicional, hirviendo el agua e infusionando las bolsitas de 3 durante unos 5 minutos. Para terminar, mezcla 1 taza del té ya infusionado, con 1/3 de la leche/nata con cannabinoides, añadiendo azúcar o miel al tu gusto para endulzar. También puedes añadir un poco de canela, lo que le dará un mejor sabor.

NO COMMENTS

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 38 vistas
La estrella de la música country Willie Nelson, ha anunciado el lanzamiento en el próximo mes de Septiembre de una linea de productos CBD

0 18 vistas
Consultora internacional le dice a Beirut que permita en el Valle de Bekaa cultivar cannabis para ayudar a apuntalar el presupuesto del país

0 30 vistas
Se aprueba un proyecto de ley que permite estudios de cannabis y programas piloto para la venta de cannabis similar a los coffeeshops holandeses

0 188 vistas
El tiramisú es un postre moderno típico de Italia, de la región del Véneto, que se comenzó a elaborar hace unos 50 años.