LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
¿Cómo tratar una sobrefertilización en cultivos de cannabis?

¿Cómo tratar una sobrefertilización en cultivos de cannabis?

0 369 vistas
Macfoto

Muchas veces los cultivos de cannabis no salen como uno espera. Son numerosos los problemas que se pueden presentar, desde plagas y hongos, hasta algunos producidos por nosotros mismos como es el caso de las sobrefertilizaciones. Como su propio nombre hace intuir, se trata de una sobrealimentación creada por un exceso de fertilizante. En casos leves, la planta podría sufrir daños, como quemaduras o desarrollo lento. En casos graves, puede incluso llevar a la muerte de la planta.

En caso de cosechar una planta sobrefertilizada, puede que lo peor aún esté por llegar. Su sabor no será bueno, en combustión chisporrotea como consecuencia del exceso de potasio, rasca en la garganta por el exceso de nitrógeno, y en definitiva, causará normalmente una mala experiencia. Una de las soluciones pasa por hacer un curado largo, confiando que el tiempo de reposo sirva para que ciertos nutrientes se degraden, pero no lo harán todos y siempre será una cosecha sobrefertilizada.

Para prevenir una sobrefertilización, lo ideal sería conocer las necesidades de la variedad que se está cultivando. Ésto en ocasiones no es sencillo, pero en otras sí. Siempre puedes informarte en los foros sobre la variedad que vayas a cultivar, si es muy tolerante a los abonos, o si por el contrario es una variedad delicada que requiere de una alimentación suave. En general el cannabis es una especie que consume gran cantidad de nutrientes, pero siempre hay variedades más propensas a sufrir sobrefertilizaciones que otras.

También las necesidades de una pequeña planta de 30 cm no es la misma que las necesidades de un plantón de 2 metros. Es por ello que cuando se usen abonos, siempre debemos guiarnos por las especificaciones del fabricante, pero también por el estado general del cultivo. Aplicar las dosis máximas que se indican en a una pequeña planta, lo más probable es que lo único que se consiga sea sobrefertilizarla.

Por ello siempre es importante comenzar con dosis más bajas de lo que indica el fabricante. Son peores los excesos que las carencias, y en caso de que la planta empiece a amarillear demandando más nutrientes, entonces subiremos la dosis y enseguida recuperará su verdor. También es importante fijarse en el aspecto de las hojas. Si éstas se vuelven de un color verde oscuro, o sus puntas y bordes comienzan a quemarse, entonces bajaremos un poco las dosis de abonos.

¿QUÉ HACER EN CASO DE SOBREFERTILIZACIÓN?

Como hemos dicho, las sobrefertilizaciones son consecuencia de un exceso de nutrientes que la planta no es capaz de asimilar. Principalmente existen dos soluciones. Si la sobrefertilización es leve, bastaría con disminuir las dosis de abonos o espaciarlas. Si abonamos cada 3 días, hacerlo cada 5. También se deben hacer riegos más abundantes en cantidad, siempre procurando que se drene un 5-10% del total de agua que usemos. Así se arrastrarán esas sales acumuladas en el sustrato.

Si la sobrefertilización es severa, la única opción pasa por hacer un buen lavado de raíces, dejando el sustrato completamente inerte. Para ello usaremos el triple de cantidad de agua que capacidad tenga la maceta. Si la maceta es de 10 litros, con 30 litros de agua sería suficiente. Tras ésto, con un sustrato sin ningún tipo de nutriente, será necesario hacer un riego con bajas dosis de nutrientes, ya que la planta seguirá con sus necesidades nutritivas.

Pero se debe tener en cuenta que un lavado de raíces supone un estrés para las plantas, que ya sabemos no gustan de sustratos encharcados. Los lavados son sólo una última medida que se debe adoptar, ya que en ocasiones en más contraproducente que beneficioso. Cuando una planta está tan afectada por una sobrefertilización, puede ser la única manera de salvarla.

Regularmente, siempre es un buen hábito medir la EC del agua del drenaje con un medidor. Así nos haremos una idea de lo que pasa en el sustrato. En caso de que los valores superen los 2,2 mS, podría estar a punto de producirse una sobrefertilización. En este caso, realiza riegos más abundantes para eliminar este exceso de sales nutritivas y devolver al sustrato unos valores más óptimos.

NO COMMENTS

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 10 vistas
Hace tiempo que Super Strains no nos presentaba ninguna nueva variedad. Este banco holandés, hace años adherido al fabricante de fertilizantes Hy-Pro, se hizo...

0 68 vistas
Un nuevo estudio en ratones dice que el ingrediente activo del cannabis mejoraría la memoria en los pacientes con alzheimer

0 102 vistas
La vaporización de cannabis cada vez más se está convirtiendo en un método muy popular de consumo de cannabis.

0 39 vistas
El cannabidiol (CBD) ha mostrado una eficacia similar en las epilepsias pediátricas graves a otros fármacos antiepilépticos.