NEWS

Truco. Marihuana excesivamente seca, un truco para la solución

diciembre 24, 2020, 7:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

¿Cuántas veces hemos encontrado marihuana seca? Aquí te damos los trucos para la solución.

El exceso de secado nunca gusta y es fastidioso.

Es el peor final posible para una planta que cultivamos con amor y dedicación, y que, luego, manicuramos, secamos y curamos con esmero.

Es extraño que ocurra, que olvides una marihuana que tanto tiempo esperaste cortar.

Sin embargo, y sobre todo entre cultivadores prolíficos, cuando tienes muchos frascos de cogollos puede que te olvides de alguno.

Es que muchas veces nos encontramos con que nos hemos pasado secando el cannabis o, nos hemos encontrado con un pequeño tesoro escondido que está muy seco.

Esa hierba olvidada en alguna alacena, armario, refrigerador o cajón será encontrada algún día, como quien encuentra el santo grial.

Claro que, al abrirlo y probarlo, el hallazgo puede tratarse de un gran chasco.

Para un fumador avezado, la marihuana excesivamente seca puede ser muy desagradable pero no desesperes, el pronóstico es reversible.

Aunque no agrade por las condiciones secas en las que se encuentra, no nos vamos a desprender de ella y existen algunos trucos que te darán una solución.

Uno de ellos podría ser poner el cannabis en un recipiente y sin tocar la hierba, poner un algodón humedecido al lado.

La humedad pasará o será absorbida por las flores secas y revertirá la situación.

Solo se debe tener cuidado con no humedecer demasiado la hierba, no sea que el exceso de humedad provoque algún tipo de moho.

Hay que observar la muestra todos lo días y en un breve espacio de tiempo, la sequedad rompedora de las flores de cannabis desaparecerá.

MARIHUANA SECA: SOLUCIÓN LIMÓN

También hay quien en vez de introducir un algodón húmedo opta por poner una corteza de naranja o limón.

La humedad natural de la piel de estas frutas también pueden lograr el cambio y además puede pasar los olores cítricos que luego se reproducirían en su sabor.

Para variedades como la Orange Haze o Lemon Haze puede ser aconsejable, en este caso no sería un problema si se está tratando de revivir variedades que ya tienen un aroma cítrico.

También este pequeño truco puede complementar bien con muchas otras cepas “amargas”, como las Sour Diesel y similares).

Revisar siempre y estar atentos para que no aparezca el moho en las cortezas de los cítricos y éste pueda traspasarse a la hierba.

Una verdadera eminencia en estas artes fue el argentino Daniel Loza, fallecido en 2018, una historia que ya contamos en LaMarihuana.

“El profe”, como le decían, desarrolló su propio sistema de presión al vacío, una emulación que recrea el efecto de la roca que se convierte en diamante.

Pero en esta historia no hay rocas ni diamantes, hay cannabis y pieles o cáscaras de fruta que transforman la hierba en un tesoro único, a pura presión.

Sus enseñanzas las encontrarás en el canal de YouTube que creó hace casi una década, que se llama quinto elemento, un legado que hoy continúa su hijo.

MARIHUANA SECA: SOLUCIÓN LECHUGA

En la pampa argentina hay un viejo método/mito: colocarse un pedazo de lechuga en la oreja para refrescar las tardes de calor.

La tradición paso de generación en generación y hoy encuentra una moderna (y necesaria) versión.

Para la marihuana seca existe otro truco: poner hojas de lechuga junto a los cogollos, hay quien dice que es la solución.

Incluso de las más veloces: hasta en solo dos horas y sin dejar rastro de olores.

Para que no nos suceda este problema, hay que recordar siempre que la mejor forma de almacenar los cogollos de cannabis es en recipientes herméticos.

O sea, sin que les dé la luz e intentando que la temperatura exterior no sea ni muy caliente ni fría.

MARIHUANA SECA: SOLUCIÓN VAPOR

Para recuperar la marihuana excesivamente seca existe un tercer truco que garantiza una solución, aunque a muy alto riesgo.

Corres un peligro fatal: coser demasiado tu marihuana o humedecerla por demás y luego no poder usarla.

Sólo tienes que poner una olla llena de agua a hervir, y retirarla de allí cuando esté en plena ebullición.

En ese momento quitas la tapa con mucho cuidado y tapas la boca de la olla con una remera o una tela muy resistente.

No olvides valerte de un par de guantes de cocina para no convertir la experiencia en un triste accidente.

Allí, en la tela, descansarán tus cogollos pero sólo un rato.

El vapor del agua atravesará el trapo y humedecerá tus cogollos en tiempo récord.

No olvides ir girando las flores con frecuencia para que el vapor se distribuya en forma uniforme.

Al cabo de unos 40 o 45 minutos tus cosas tendrían que estar listos para ser consumidos.

PREVENIR

No olvidemos que el mejor método para no encontrarte con marihuana excesivamente seca, y con el cual no necesitarás truco ni solución, es la prevención.

Es por eso que se insiste una y otra vez con que los procesos de secado y curado son tan importantes como la siembra y el cultivo.

En varios artículos de la marihuana podrás encontrar los mejores métodos para lograr un cuidado perfecto de tu hierba.

Y si no quieres hacerte mucho rollo y tienes algunos dólares encima, echa mano a un pack de control de humedad.

Estos productos se encargan de intercambiar humedad con el aire que hay alrededor de los cogollos, gracias a que contienen gel de silicona en su interior.

Ahí tiene una pequeña pincelada para la solución, por si te encuentras con unas flores de cannabis excesivamente secas.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular