Turquía quiere ser el gran productor de cannabis de Oriente Medio

Parece que en el Medio Oriente no solo Israel se beneficiará de la industria legal del cannabis. Turquía será otro de los grandes actores.

Turquía decidió hacer del cultivo y la producción de cannabis un componente clave de su plan económico, publicaba hace unos días el periódico español El País.

Prácticamente y en las últimas décadas, se había perdido este cultivo en Turquía por la regulaciones antidrogas. Sin embargo, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, dijo hace unas semanas que va a reiniciar y promover la producción para su uso industrial.

Según publicaba El País, el plan turco para el desarrollo de esta industria con el cannabis como protagonista, incluiría promover el cultivo en veinte provincias a través de programas piloto.

“Ampliaremos las licencias comerciales según la demanda que veamos”, dijo el economista turco Bekir Pakdemirli.

El Instituto de Investigación Agrícola del Mar Negro y el Consejo de Investigación Científica y Tecnológica de Turquía tienen un proyecto conjunto. Cuando éste se termine se compartirá con productores de cannabis y las personas que se encuentren involucradas en esta industria.

Tayyip Erdogan recriminó a los gobiernos occidentales la disminución de lo que alguna vez fue un lucrativo mercado turco del cannabis.

1937 ¿el principio de la prohibición?

Fue en 1937 y con la firma de la Ley de Tasación de la Marihuana por parte del presidente norteamericano, Franklin Roosevelt, lo que propició la prohibición de la planta. Exigiendo a sus usuarios la obtención de un sello de impuestos. Éstos no podrían adquirir sin proporcionar datos sobre cantidades y ubicaciones de su cannabis, e incriminado su proceso.

Esta ley fue revocada y rechazada por el Congreso en 1970. Pero, el Congreso aprobó la Ley de Sustancias Controladas simultáneamente, continuando con la ilegalización de la marihuana. Desde esa fecha, Estados Unidos insistió en que el resto de los países siguieran su ejemplo.

Varios países que exportan cannabis

Holanda, Canadá, e Israel a partir de este año, ya tiene aprobada las exportaciones de cannabis medicinal. Turquía también empezó a trabajar en esta dirección. En el país otomano, 19 provincias desde hace dos años pueden cultivar cannabis. Aunque, no se habían desarrollado sus regulaciones hasta ahora.

El Eurasian Center for Strategic Studies presentó al gobierno turco una propuesta que implicaría primero centrarse en el cultivo de variedades de cáñamo con bajo contenido de tetrahidrocannabinol. Éstas variedades se pueden usar en la industria textil y del papel. Posteriormente, se extendería a las variedades de cannabis con mas alto contenido en THC y para otros usos.

El Instituto de Cannabis dijo a la prensa turca que ha distribuido semillas a las plantaciones locales. Con esta distribución, se esperaría que en 2030 se hubiese extendido lo suficiente para que la producción de cannabis y sus industrias asociadas, pudiesen alcanzar un valor de 100 millones de dólares anuales.

Más Artículos
Sudáfrica, en Ciudad del Cabo compañía cultiva cannabis para inscritos
>