Un pueblo uruguayo se prepara para cultivar cannabis

Luego de muchas dilaciones el ambicioso proyecto que la empresa canadiense Khiron tiene en un pueblo de Uruguay comienza a marchar

Luego de muchas dilaciones el ambicioso proyecto que la empresa canadiense Khiron tiene en un pueblo de Uruguay comienza a marchar.

Hace frío en Uruguay y el viento es capaz de levantarse del suelo si no desayunaste. Pero en medio de la bruma, una luz comienza a brillar.

La empresa canadiense Khiron anunció un calendario de obras para el inicio de la producción de cannabis medicinal en Juan Lacaze, a 150 kilómetros de Montevideo, según informó La Diaria.

La primera etapa empleará a 45 personas, pero el plan es expandir esa cifra diez veces.

El vocero de la empresa, Marco Algorta, dijo a La Diaria que se informó sobre la localización definitiva del emprendimiento y acerca del calendario de su instalación.

“El 12 de julio se entregan los pliegos para la contratación de las empresas para la obra. La idea es que la obra dure hasta mediados de febrero de 2020 y que las primeras contrataciones para la planta de producción se van a hacer a partir del 15 de diciembre, porque necesitamos por lo menos dos meses de capacitación antes de que se dé inicio al funcionamiento de la planta”, informó Algorta.

En esta primera parte de la obra se construirán 6.000 metros cuadrados de invernáculos para la producción de plantas de cannabis.

“Esta es la primera etapa, que es de producción de la materia prima, para después generar la venta directa de flores secas para algún mercado que demande eso, o generar biomasa para la extracción para otro tipo de mercado”, indicó el vocero de Khiron.

Para Algorta, la comercialización de cannabis “es una jurisdicción nueva” que “se va armando como un puzle”, y día a día “se van sumando países nuevos y cada uno tiene reglas propias.

Algunos dejan entrar materia prima, otro no; otros, productos terminados. La idea es generar desde Juan Lacaze todo el abanico de producciones para entrar en distintos mercados”. 

Según Algorta, en esta etapa se contratará a 45 personas que serán capacitadas por medio de un acuerdo con el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop). Al tratarse de una capacitación tan específica, el vocero aclaró que como “con el Inefop se va a dar el puntapié inicial”, la empresa va a brindar la capacitación al Inefop “para que después el Inefop capacite”.

Según Algorta, el proyecto de Khiron es expandir esta primera etapa diez veces y llegar a dar empleo a 450 personas. Esto se concretaría en un plazo de entre cinco y siete años.

“Estamos hablando sólo de producción. Además se va a agregar una planta de extracción que va a ser también en Juan Lacaze. Eso es aparte de la producción de biomasa. Es la industrialización de parte de esa biomasa”, agregó.

La diaria pudo saber que el predio seleccionado para la instalación del emprendimiento está sobre la calle 19 de Junio, en la entrada de la localidad coloniense. La inversión total estimada supera los 50 millones de dólares.

Según supo la diaria, esta empresa tiene un laboratorio en la ciudad de Pando, Canelones, donde hace pruebas de extracción de aceite de cannabis.

En la presentación pública que se hizo en Juan Lacaze, los presentes pudieron hacer preguntas a los técnicos de la empresa. Consultados sobre el nivel educativo y las edades de las personas que serán empleadas, respondieron que no va a haber exigencias específicas aparte de saber leer y escribir.

Esta es una preocupación en la localidad, debido a que en los últimos años, tras el cierre de la Cooperativa Textil Puerto Sauce (derivada de Agolán, que a su vez derivó de Campomar) y de la Fábrica Nacional de Papel, se perdieron gran cantidad de fuentes de trabajo.

Por eso, autoridades nacionales, departamentales y locales trabajan para atraer inversiones a la localidad y recapacitar a la población activa. Según se informó a la diaria desde el Municipio local, además de la expansión de Khiron, se está trabajando en la instalación de empresas de informática en el Parque Industrial (donde estaba Campomar), generando un cowork de emprendimientos dedicados a la exportación de software.

Más Artículos
La provincia argentina de Jujuy recibe semillas para cultivar
>