Una nueva App predice la potencia de tus plantas

Una nueva aplicación para teléfonos inteligentes desarrollada por HiGrade de Israel les brinda a cultivadores y usuarios de cannabis una mejor comprensión del THC de las flores secas de las plantas.

Llegan noticias cannábicas desde Israel y es menester parar la oreja, sobre todo, porque son de tecnología.

Una nueva aplicación para teléfonos inteligentes desarrollada por HiGrade de Israel les brinda a cultivadores y usuarios de cannabis una mejor comprensión del THC de las flores secas de las plantas.

¿Esta flor que acabas de comprarte te hará sentir volado, aliviará tu dolor o te dejará aturdido y confundido?, se pregunta el portal Aurora. Ahora hay una excelente herramienta para saberlo.

La aplicación HiGrade Cannabis Analytics utiliza la cámara de los teléfonos inteligentes y algoritmos de aprendizaje automáticos para revelar el nivel de THC -el compuesto psicoactivo- de las flores secas de cannabis.

Esta herramienta, desarrollada en Israel, puede ser utilizada por los pacientes recetados con cannabis o por los usuarios recreativos para saber, a ciencia cierta, qué es lo que están consumiendo.

“Nuestra misión es capacitar a pacientes y consumidores, permitiéndoles que se hagan cargo de su salud y bienestar”, explicó Assaf Gavish, cofundador y director científico de HiGrade.

La versión Pro de la aplicación (que requiere la compra de un kit complementario que contiene un código de activación) puede ser utilizada por cultivadores legales de variedades de cannabis con THC, para diagnosticar y tratar enfermedades de las plantas, verificar la potencia, equilibrar los nutrientes y cosechar en el momento óptimo.

La aplicación HiGrade está disponible para su descarga gratuita (solo para personas de 21 años o más, y solo donde sea legal) en la App Store y Google Play.

Gavish y el cofundador Asaf Levy combinan antecedentes serios en ciencia y negocios.

El primero tiene una maestría en Biología del prestigioso Instituto Weizmann y es un experto en la ciencia de las plantas y análisis de imágenes.

En 2016, se asoció con Levy, que tiene títulos en Economía y Negocios agrícolas para fundar MyCrops Technologies, una empresa de diagnóstico basada en la visión artificial para los cultivadores de cannabis.

Cuando viajaron al  “Triángulo Esmeralda” del norte de California para conocer las necesidades de los cultivadores legales de cannabis, notaron que la principal demanda era una mejor manera de programar la cosecha.

Así, los emprendedores israelíes comenzaron a desarrollar su producto para ese propósito.

Pero tal como pasa en tantas empresas emergentes, en algún momento el enfoque de la compañía cambió. En su caso, pasó de los cultivadores a los consumidores de cannabis medicinal.

“En el mercado hay un axioma: con el cannabis nunca se sabe lo que se va a fumar”, le explicó Gavish a ISRAEL21c.

Y añadió: “Vimos que podíamos usar la misma tecnología para ayudar a un mercado mucho más grande con un problema más grave. La mejor manera de aumentar la calidad del cannabis es ayudar a las personas a evaluar sus cultivos y sus compras”.

La versión alfa de HiGrade fue presentada en mayo de 2017.

Hoy, la pequeña empresa de seis personas con sede en Tel Aviv está lista para su gran lanzamiento gracias a los fondos recibidos de la Autoridad de Innovación de Israel e inversores privados de Estados Unidos y Europa.

El equipo ya ha procesado más de cinco millones de imágenes para construir su base de datos y analizó más de 150.000 fotos de flores de cannabis subidas por usuarios.

Basándose en sus registros, HiGrade compartió sus datos obtenidos sobre el cannabis en todo el mundo. Estos son algunos de los datos más reveladores:

El nivel más alto de THC en el cannabis europeo se midió en Eslovaquia, con un 19,33%. Holanda se ubicó en segundo lugar con un promedio de 19,05%.

Los promedios más bajos de THC en Europa se encontraron en las plantas de cannabis suizas (17,17%) y ucranianas (17,28%).

La potencia promedio de THC para Estados Unidos y Canadá fue similar: alrededor del 17,6%.

Los europeos chequean su cannabis 3,2 veces más que los estadounidenses mientras que los canadienses lo hacen dos veces más que los ciudadanos de Estados Unidos.

Más Artículos
Marruecos, un millón de personas vivirían del cultivo de cannabis
>