Uruguay atrae dólares para convertirse en exportador de cannabis

Pasaron casi seis años desde que Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en regular desde el Estado el cannabis en todos sus usos y, recientemente, el gobierno estableció las condiciones para desarrollar aún más los tratamientos medicinales.

Ahora, los inversores que apostaron por el pequeño país sudamericano pretenden convertirlo en una nación exportadora. Silverpeak Life Sciences Uruguay Inc. es una de las compañías más grandes en la naciente industria de la marihuana medicinal. Está en conversaciones con banqueros de inversión para recaudar 35 millones de dólares este año. Y así cuadruplicar la producción y construir un laboratorio de extracción más grande en 2020, según el director ejecutivo e inversionista estadounidense en cannabis, Jordan Lewis.

“Nuestra expansión planificada y deseada sería de aproximadamente 25 toneladas el próximo año. Y eso nos debería generar más de 100 millones de dólares en ingresos”, dijo Lewis.

Los inversionistas en cannabis han vertido dinero en Estados Unidos y Canadá. Buscando así aprovechar las regulaciones de la marihuana para crear un mercado local masivo para una medicina que fue satanizada durante décadas. Entretanto, la economía de la marihuana en Uruguay ha tenido un desarrollo lento a pesar de llevar una ventaja significativa.

La filial uruguaya de propiedad total de Silverpeak, Fotmer Corporation SA, solicitó a la agencia reguladora de cannabis IRCCA aumentar su permiso de producción anual a 400 toneladas de flores de cannabis, según informó Bloomberg.

La compañía necesitará recaudar aproximadamente 150 millones de dólares entre 2020 y 2023. Posiblemente de los mercados de capitales públicos o a través de una “alianza estratégica” con una corporación más grande. Y si la demanda de productos de cannabis justifica aumentar la producción de flores a ese nivel, según Lewis.

Silverpeak y su rival ICC Labs, que fue comprado el año pasado por 217 millones de dólares por Aurora Cannabis, una de las compañías de cannabis más valiosas de Canadá, son de las pocas empresas que han invertido dinero en Uruguay, destinándolo a invernaderos y laboratorios de extracción con el objetivo de suministrar cannabis medicinal a Latinoamérica, Europa y Canadá. Este año podría marcar el inicio de las exportaciones a escala comercial, ya que los productores buscan permisos comerciales y certificaciones de productos.

La primera nación en legalizar

Uruguay, un pequeño país emplazado entre Brasil y Argentina, aún no ha tenido las importantes inversiones que impulsaron la industria del cannabis en Estados Unidos y Canadá, a pesar de haberse convertido en la primera nación en legalizar la marihuana en 2013. IRCCA aprobó proyectos por un valor de 57 millones de dólares desde 2015 y actualmente se están revisando otros permisos para 21 proyectos por un valor aproximado de 40 millones  de dólares. Tiene contemplado aumentar el número de productores certificados que suministran marihuana a farmacias, pasando de dos hasta cinco este año.

El ritmo de la inversión podría cambiar. A medida que los grandes productores de cannabis de Norteamérica comiencen a considerar a Uruguay como un destino, dijo Lewis. Uruguay podría convertirse en el primer país en alcanzar los 1.000 millones de dólares anuales. Tanto en exportaciones de productos de cannabis medicinal en tan solo cinco años si cuenta con suficiente apoyo gubernamental, dijo.

Una industria de 100 millones de dólares por ahora

“Tan pronto como el próximo año, podría ser una industria de más de 100 millones de dólares. Basada solo en nuestras proyecciones y teniendo en cuenta a algunas de las otras compañías”. Dijo Lewis en una entrevista en la oficina de Fotmer cerca de Montevideo.

Lewis, quien también es inversionista en un negocio de cannabis de Colorado, fundó Silverpeak, con sede en Columbia Británica, con un grupo de inversionistas locales, poco después de presentar una oferta fallida por una licencia de marihuana recreativa en Uruguay en 2015. Fotmer construyó 18 invernaderos y un pequeño laboratorio de extracción con 7 millones de dólares comprometidos por Silverpeak.

La cosecha estimada de Silverpeak de 6 toneladas este año podría generar hasta 40 millones de dólares en ingresos. Siempre que Fotmer obtenga permisos para enviar flores de cannabis. Además de pequeñas cantidades de extractos de CBD y THC a Australia, Canadá, el Reino Unido y Alemania, dijo Lewis

Por Rama

0 Compartir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más Artículos
Zimbabue licenciará a 37 cultivadores de cannabis después de más de 200 solicitudes