Uruguay eleva los precios de su marihuana legal

Mucho se habla de la experiencia uruguaya de legalización del cannabis para consumo, tratamientos medicinales, investigación y fibra industrial

Mucho se habla de la experiencia uruguaya de legalización del cannabis para consumo, tratamientos medicinales, investigación y fibra industrial.

La comparación con Canadá, el primer país del G7 que también reconoció la libertad de la planta son inevitables.

Y claro que el gigante del norte saca muchas leguas de ventaja a su pequeño hermano del Cono Sur, con apenas cuatro millones de habitantes.

Sin embargo, hay algo en el que el pionero paisito resulta victorioso: el precio de la marihuana al público local.

Es que la legalización de Canadá es posible gracias a los altos impuestos que el Estado cobra por cada gramo vendido.

En provincias como Alberta, los impuestos son solo del 5% mientras que en las áreas del Atlántico del país la cifra asciende al 15%.

Así, la legalización de la marihuana ha reportado a las arcas públicas de Canadá 186 millones de dólares canadienses (139 millones de dólares estadounidenses) entre octubre de 2018 y marzo de 2019.

Uruguay, en cambio, ha ganado apenas 25 millones de dólares en el último año y medio.

Regular hasta el precio

El modelo uruguayo no es de legalización, sino de regulación. Y en ese contexto, se regula hasta el precio.

Ahora, el precio de la marihuana regulada aumentará más de 10% en agosto.

El incremento semestral obedece a una actualización de los costos de producción.

El valor actual del paquete de 5 gramos es de 220 pesos (unos 5 dólares).

El porta Subrayado informa que el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) aumentará el precio de la marihuana comercializada en farmacias por encima del ajuste estipulado.

El precio de salida al mercado en julio de 2017 fue de 187 pesos.

En agosto del año siguiente, aumentó a 213 pesos.

Y en febrero de este año a 220 pesos.

El siguiente aumento superará el 10%, adelantó Diego Olivera, secretario de la Junta Nacional de Drogas.

El Ircca analiza otorgar tres nuevas licencias. De concretarse, y sumado a las dos empresas ya instaladas, la producción alcanzará las 10 toneladas por año, indicó Olivera.

Actualmente, la demanda supera la oferta. Por tanto, el Ircca no concedió nuevas licencias para comercializar el producto.

Más hectáreas de cultivo

Uruguay, aunque muy lentamente, avanza en el mercado de la marihuana: se van a alcanzar las mil hectáreas de cultivo.

Se prevé que la industria generará miles de empleos en los próximos cuatro años.

Uruguay ha sido pionero en la legalización de la marihuana tanto para fines médicos como para fines recreativos.

A casi seis años de la puesta en marcha de este nuevo modelo, la nación latinoamericana ya cultiva sobre unas 1.0000 hectáreas.

De acuerdo con un reportaje de Infobae, en el país ya se han emitido 19 licencias para empresas o entidades públicas “autorizadas a investigar o desarrollar todos los aspectos del cannabis” y otras ocho están en proceso de evaluación.

En cuanto al uso recreativo, existen 7.179 personas registradas para cultivo doméstico y otros 36.662 son adquirentes en 17 farmacias.

Pero el uso de cannabis no sólo ha beneficiado a los consumidores, todo el proceso de producción “generaría en los próximos cuatro años entre 3.000 y 4.000 nuevos puestos de trabajo directos”, según Martín Rodríguez, director ejecutivo del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca), en conversación con el mismo medio.

Más Artículos
Grecia, más de € 100 millones para cannabis medicinal de inversiones
>