Usuarios mexicanos esperan con ansias su hierba legal

La legalización del cannabis parece siempre inminente en México, aunque el proceso se sigue dilatando

La legalización del cannabis parece siempre inminente en México, aunque el proceso se sigue dilatando.

Claudia Gracia lleva a su hija Paulina en una silla de ruedas entre los mostradores de un centro de exposiciones para buscar las últimas innovaciones en cannabis, en la feria anual Expoweed en la capital de México.

Paulina sufre convulsiones y dolores punzantes desde que nació hace 32 años, cuando su cerebro sufrió una falta de oxígeno que le produjo parálisis cerebral, según contó a Associated Press.

Su cuerpo se tensa con espasmos y sus puños se cierran mientras su madre explica cómo el cannabis ha cambiado sus vidas aliviando el dolor y las convulsiones de su hija, aunque su uso es ilegal en México.

Recurso legal

“Ha estado con analgésicos muy fuertes y lo que mejor le ha funcionado es el cannabis”, dijo Gracia, que lleva un año administrando un concentrado de cannabis a su hija.

En ese tiempo, señala, las convulsiones han disminuido de forma considerable.

“El cannabis amo ya”, dijo la madre, colocando una mano tranquilizadora sobre el hombro tembloroso de su hija.

Gracia tiene previsto pedir un permiso al sistema judicial mexicano para que su hija pueda consumir cannabis de forma legal.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó en agosto a la Secretaría de Salud que publicara recomendaciones para el uso medicinal del cannabis en un plazo de 180 días.

La corte también determinó el pasado octubre que la prohibición del uso particular, posesión y cultivo privado del cannabis es anticonstitucional porque viola “el derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad”.

En México, estas decisiones no se aplican de forma automática a todo el mundo, aunque suelen llevar a que el Congreso modifique las leyes.

Aumenta consumo de drogas en México

El consumo de drogas va en aumento, en el mundo y en México, publica Uno TV.

De acuerdo con el último informe de la oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito, el número de consumidores aumentó un 30%, pasando de 210 millones de adictos en 2009 a 271 millones en 2017. 

La marihuana continúa a la cabeza como la sustancia ilegal que más se consume, seguida de los opioides, las metanfetaminas y la cocaína. 

El cannabis continúa siendo la sustancia más consumida a nivel mundial con 188 millones de usuarios, seguida por los opioides con 53 millones de usuarios; el uso de anfetaminas y metanfetaminas son alrededor de 29 millones de usuarios, mientras que en el caso de la cocaína llega 18 millones de usuarios”, señaló Antonino de Leo, comisionado de la Oficina de la ONU contra la droga y el delito.

En México, la demanda de atención a personas adictas a anfetaminas y metanfetaminas fue la que más aumentó, de un promedio de 3.71% en 2013, se disparó a 14.35% en 2018.

Por esta razón, el Gobierno federal impulsa un nuevo paradigma en el combate a las adicciones, enfocado a mejorar el entorno social.

El Gobierno de México ha decidido clara y contundentemente cambiar el paradigma de atención, y prevención del problema de adicciones.

“Hace este enfoque basado en los derechos humanos, la salud, el bienestar, la integración y el desarrollo de las personas, de las familias, de las comunidades”, dice Hugo López Mattel, subsecretario de prevención y promoción de la salud de la Secretaría de Salud. 

Más Artículos
El cannabis medicinal como tratamiento para náuseas o diabetes
>