Variedades de Leyenda: Black Domina de Sensi Seeds

Sensi Seeds es uno de los bancos de semillas más antiguos que existen actualmente. Sus orígenes nos remontan al año 1985 y desde entonces, no ha parado de cosechar éxito tras éxito...

Sensi_seeds

Sensi Seeds es uno de los bancos de semillas más antiguos que existen actualmente. Sus orígenes nos remontan al año 1985 y desde entonces, no ha parado de cosechar éxito tras éxito. Muchas de sus variedades son auténticas leyendas y difícilmente superables. Jack Herer, Northen Lights, Silver Haze, Hindu Kush o Black Domina son sólo algunas de ellas. De ésta última en concreto os vamos a hablar hoy, una deliciosa índica que jamás pasa de moda.

Black Domina es una variedad que nace a mediados de los 90 a partir de cuatro de las genéticas cannabis Afghanica más emblemáticas del momento: Northern Lights, Ortega, Hash Planta y Afghani SA. Es una índica de color oscuro, extremadamente resinosa, resistente y fácil de cultivar. Además uno de los rasgos en los que más han trabajado los breeders de Sensi Seeds es una floración corta, algo que consiguieron con creces.

Ganadora de varios premios como un primer puesto en la Spannabis Cannabis Champions Cup de 2010, un segundo premio en la Highlife Cup de 2005 y un primer premio en 2004 en la 2ª Copa Cannábica de la ciudad de Valencia organizada por la Barraca de María en la categoría de índicas. Éste último especialmente hizo que el clon ganador se diese a conocer en España y muchos cultivadores hayan podido tener acceso a él y comprobar de primera mano su enorme calidad.

Como planta es muy estable, elegante y con poca diferencia entre fenotipos. Su estatura es media, con una típica estructura de árbol de navidad. Las hojas son grandes y crecen en forma de abanico, con un característico verde negruzco. Los internudos poco espaciados además hacen que crezca compacta y sus cogollos engorden en las ramas con poca separación entre ellos, casi superponiéndose unos a otros. No es una variedad que agradezca las podas, aunque una buena madre servirá para realizar los cultivos en SOG más espectaculares.

Algo característico de la Black Domina es como comentamos su corta floración, lo que la hace apropiada para prácticamente cualquier clima, incluso los de veranos más cortos. Aunque lógicamente explotará todo su potencial en climas cálidos como el mediterráneo. Se cosecha a lo largo de la segunda quincena de septiembre. En interior muchos cultivadores cosechan en unos 47 días, aunque entre 50 y 55 días desde el cambio de fotoperíodo es lo habitual.

Y por supuesto, como buena índica es una variedad muy apropiada para todo tipo de extracciones y especialmente hachís al agua o ice-o-lator. Sus cogollos además de compactos son muy muy resinosos, con tricomas especialmente de gran tamaño. El aroma y sabor es delicioso, con claros toques a hachís afgano, y notas agridulces, a moras y pimienta negra.

Los efectos son potentes, soporíferos y muy narcóticos, lo que uno se espera de una buena índica. Como cannabis terapéutico, resulta interesante para aliviar el dolor, tratar trastornos del sueño o reducir la tensión muscular. Es una variedad para consumir preferiblemente durante la noche o cuando no se tenga que realizar ninguna actividad posterior, la extrema relajación que causa no ayudará a mantenerse muy activo.

Más Artículos
Acuaponía: la combinación del cultivo de plantas y cría de peces
>