Variedades de Leyenda: los orígenes de Kali Mist

Algunas fuentes señalan que Kali Mist tiene genes Haze. Y casi 25 años después de su presentación, su creador sigue sin revelar su auténtico pedigree

Serious Seeds es uno de los bancos de semillas más tradicionales de Holanda. Aunque en la actualidad cuenta con un buen número de variedades en su catálogo, durante muchos años cosechó un enorme éxito en base a cinco únicas variedades, todas y cada una de ellas de una calidad excepcional y famosas en el mundo entero: Bubblegum, AK47, White Rhino, Chronic y Kali Mist. Ésta última fue y continua siendo una de las sativas más espectaculares del mercado.

Algunas fuentes señalan que Kali Mist tiene genes Haze. Y la verdad es que casi 25 años después de su presentación, Simon, su creador y breeder de Serious Seeds, sigue sin revelar su auténtico pedigree. También puede ser debido en parte a que Simon recibió los parentales originales de diversos criadores, y ellos mismos tampoco conocían su procedencia exacta.

Mel Frank, botánico y uno de los autores más importantes sobre el cannabis, afirmó en 1996 que Kali Mist posee un fuerte carácter de sativa del sudeste-asiático, en concreto de Camboya. Aseguró que él mismo había cultivado sus ancestros en los primeros años de la década de los 80 en Oakland, California. Si bien es complicado saber con exactitud que la variedad de la que habla Mel Frank y el material genético que utilizó Simon para desarrollar la Kali Mist fuese el mismo, lo cierto es que la influencia de sativa camboyana es innegable.

Por otro lado Simon en cierta ocasión afirmó que Kali Mist incluye también genes de sativas de Colombia y Tailandia, además de índica Aghani. Todo ésto también coincidiría con otras fuentes que señalan que Kali Mist sería un híbrido Camboya x Skunk/Haze. Skunk es un cruce de Colombia x Mexico x Afgani, mientras que Haze es un cruce de sativas Mexico x Colombia x India x Thai.

También cabe destacar que la composición genética de Kali Mist se ha visto modificada desde sus inicios en varias ocasiones debido a diferentes motivos. Desde su presentación en 1994 hasta 1997, poseía una mayor influencia de sativa camboyana. Posteriormente para acortar los tiempos de floración y aumentar los rendimientos, buscando una mayor facilidad de cultivo en interior, Simon incrementó la parte de índica afgana.

Poco después, los amantes de la Kali Mist no terminarían de ver con buenos ojos esta nueva revisión, por lo que de nuevo Simon volvió en 1998 a buscar la predominancia sativa inicial. Para ello decidió recomponerla, pero se encontró al mismo tiempo con una operación policial en la que se le incautaron dos lugares dedicados a la crianza. Entre el material de cría, se incluían todos los machos Kali Mist que perdió para siempre. Por fortuna, pudo salvar algunas genéticas estrechamente relacionadas en otros lugares, aunque no el padre original.

Tras una buena temporada sin stock de semillas y tras un duro trabajo de Simon tratando de revitalizar su carácter original, por fin vio la luz la nueva Kali Mist. Ese mismo año, en la High Times Cannabis Cup 2000, ganó el Primer Premio en categoría de Mejor Sativa. Hoy en día Kali Mist posee un porcentaje de sativa en torno al 80-90%. Y aunque el período de floración es algo mayor que en un inicio, 70-90 días para un sativa de sus características no es demasiado.

Más Artículos
Técnica de revegetación para plantas de cannabis
>