Variedades de Leyenda: Medicine Man, el “curandero”

Uno de los bancos que ofrece algunos de los mejores clásicos híbridos holandeses es sin duda alguna Mr Nice Seeds

Uno de los bancos que ofrece algunos de los mejores clásicos híbridos holandeses es sin duda alguna Mr Nice Seeds. Su propietario Shantibaba, además de a su carisma, posee una de las mejores colecciones genéticas procedentes en su mayoría de su etapa en Greenhouse Seeds y de su colaboración con Nevil Schoenmakers. En su catálogo podemos encontrarnos grandes variedades de leyenda como Critical Mass, Mango Haze, Neville’s Haze o Super Silver Haze.

Hoy os vamos a hablar de Medicine Man, una variedad que versiona uno de los grandes trabajos de Shantibaba en Greenhouse. Todo comienza con el desarrollo de la White Widow a mediados de los 90, un perfecto híbrido índica/sativa cruce de Brasil x India. Tras arrasar en su presentación en la High Times Cannabis Cup, Greenhouse decide ir más allá desarrollando nuevas variedades usando una madre White Widow y diversos padres de su galería.

Así nacerían White Rhino, Grear White Shark y El Niño, que se conocerían más tarde como la familia blanca. De entre todas ellas, White Rhino sería la primera en presentarse, ganado también la High Times Cannabis Cup 1996, famosa componente de la llamada Familia Blanca. Años más tarde, el idilio de Shantibaba con Greenhouse terminaría. Shantibaba fundaría al poco tiempo Mr Nice Seeds.

Como decíamos, en Mr Nice Seeds Shanti comenzó a desarrollar su propio catálogo con algunos de sus trabajos en Greenhouse. No tardaría en desarrollar una nueva versión de la White Widow a la que llamaría Black Widow, además de prácticamente todos los componentes de la familia blanca pero en una versión black. Es decir que empleó una madre Black Widow y las mismas genéticas que componen la familia blanca.

A la versión de El Niño le puso de nombre La Niña. A la versión de Great White Shark la llamó Shark Shock. Y a la versión de la White Rhino en este caso la nombró Medicine Man. Es de todas ellas la variedad más terapéutica. Pero que no lleve a confusión, ya que muchos pensarán que se trata de una genética con una elevada concentración de CBD y por lo tanto de efectos moderados. Medicine Man es de todo menos poco potente.

En sí, se trata de un híbrido Black Widow x Afghani muy estable y resistente y fácil de cultivar. Como buen F1, cuenta con un vigor híbrido increíble, creciendo con una estructura típica de árbol de navidad. Es una planta robusta, de internudos medios, hojas grandes de color verde intenso, y gruesas ramas que apenas podrán sostener el peso de los cogollos. Es importante usar soportes para que alguna rama no se doble hasta partir.

En interior es perfecta para cultivos en SOG cuando se selecciona una madre. Cuando se parte de esquejes de unos 20-25 cm de altura, se consiguen largas y apretadas colas que apenas dejarán ver el tallo central. Algo a tener en cuenta es el intenso olor de sus cogollos en floración. Para evitarse problemas será necesario el uso del mejor sistema antiolor.

Medicine Man es además una variedad que se adapta a muchos climas, aunque sus cogollos no toleran niveles excesivos de humedad ambiental. Al ser tan grandes y compactos, hongos como la botrytis pueden aparecen a final de floración. En estas situaciones conviene hacer alguna poda en crecimiento para multiplicar el número de ramas y reducir el volumen de sus cogollos.

En exterior se cosecha a primeros de octubre, mientras que en interior su floración dura unas 8-9 semanas. Los cogollos con super resinosos, herencia tanto de su madre Widow como de su padre afgano. Los sabores son deliciosos y de la clásica vieja escuelo. Y los efectos muy potentes, con un inicio muy cerebral y el final más relajante que se cabe esperar. Como marihuana medicinal, Medicine Man o el “curandero” es perfecta para tratar dolores articulares, musculares, trastornos del sueño y estrés.

Más Artículos
consumo-eléctrico
¿Quieres ahorrar consumo eléctrico en tu cultivo?
>