Variedades púrpuras ¿a qué se debe este color?

En cualquier jardín, sin duda la reina será un fenotipo purple, aunque generalmente no son las plantas más productivas ni las más potentes, salvo excepciones

Pocas variedades de cannabis igualan la belleza de las variedades moradas. En cualquier jardín, sin duda la reina será un fenotipo purple, aunque generalmente no son las plantas más productivas ni las más potentes, salvo excepciones. ¿Pero sabes a qué se debe este color?

CONDICIONES CLIMÁTICAS

Es uno de los dos motivos por los que el cannabis adquiere estas preciosas tonalidades moradas. No sucede con todas las variedades, pero sí que hay muchas que cuando se ven sometidas a temperaturas bajas, tanto hojas como cogollos se vuelven más oscuros. Es algo bastante habitual en cultivos de exterior que llegan a su final en otoño o cultivos invernales, pero también en cultivos de interior en los meses fríos.

Ésto se debe a que los pigmentos verdes de la clorofila, al desaparecer deja paso a otros pigmentos secundarios como las antocianincas y que son responsables del color rojo de por ejemplo las cerezas, frambuesas o col lombarda. Y también los carotenoides, que varían su color desde amarillo pálido y naranja, hasta rojo oscuro. Éste es el responsable del color de zanahoria, tomates o salmón entre otros. Estos pigmentos se intensifican con cambios de temperaturas bruscos entre el día y la noche.

Aunque no todas las variedades de cannabis presentan estos pigmentos y la gran mayoría conservarán su color verde típico, muchas otras presentan tanto hojas como cogollos con tonalidades moradas. Por ejemplo quien haya podido cultivar el clon Critical Mass Bilbo, habrá podido comprobar que en interior o exterior en los meses fríos adquiere unos tonos púrpura preciosos.

CONDICIONES GENÉTICAS

Aquí nos encontramos las auténticas variedades moradas o púrpuras y que sean cuales sean las condiciones climáticas mostrarán estos colores. Y aunque no se sabe realmente a que se debe esta expresión de color, las teorías apuntan a la de protección frente a la radiación ultravioleta y a un posible reclamo que atrae a los insectos polinizadores.

El gen del color es hereditario, de ahí que en la misma variedad, nos podamos encontrar algunos fenotipos verdes y otros con diferentes tonos de morado, desde el rosáceo hasta el rojo intenso. Hoy en día mediante técnicas de crianza, los bancos de semillas nos ofrecen variedades que garantizan fenotipos púrpuras. Para ellos han trabajado en gran medida variedades procedentes de Pakistán, Afganistán, Colombia o Tailandia, trabajándolas hasta casi conseguir fijar el gen del color.

Más Artículos
¿Hasta cuándo se puede cultivar cannabis en exterior?
>