NEWS

El Viejo de la Montaña y sus asesinos fumadores de hachís

8 marzo, 2022, 12:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Siempre se relaciona la marihuana con la paz. No en vano se dice y con suficientes motivos, que los consumidores de marihuana somos gente tranquila y que no gusta de conflictos. Pero en ocasiones la historia crea tópicos que perduran hasta nuestros días, como es la historia de El Viejo de la Montaña y el origen de la palabra asesino.

Quién fue El Viejo de la Montaña

En el siglo XI dC nació en la antigua Persia, lo que hoy es Irán, Hasan i Sabbah. También fue conocido con los sobrenombres de Alauddin o El Viejo de la Montaña más adelante.

Alauddin fue un reformador religioso. Se considera el precursor de la nueva predicación de los ismailitas nizaríes, una secta minoritarias del chiismo que intentó reemplazar la predicación de los ismailitas fatimíes, también chiitas.

Realizó numerosos viajes por todo Oriente Medio buscando adeptos que su unieran a la fe ismaelí que profesaba, hasta llegar a conseguir un grupo lo suficientemente numeroso con el que fundar una comunidad permanente.

El Viejo de la Montaña

En el año 1090, tomaron la fortaleza de Alamut, desde donde dominaba un extenso valle en el macizo montañoso de Elburz, en la actual Irán. En nombre Alamut se cree que puede significar “nido de águilas”.

Durante muchos siglos, ésta y otras formaron una gran red de fortalezas inexpugnables en el interior de un territorio sunní, y que servía de refugio a los ismailiés y otros heterodoxos musulmanes.

Pese a contar con un ejército inferior en número al de sus enemigos, de El Viejo de la Montaña siempre consiguió defender su territorio gracias a unos fieles bien entrenados.

Y desde Alamut, comenzó a enviar asesinos para eliminar principalmente a sus enemigos políticos. Durante siglos, mantuvieron aterrorizados a los gobernantes de las actuales Irán y Siria.

Los viajes de Marco Polo y el nacimiento de la leyenda

Fue Marco Polo, mercader y viajero veneciano, quien tras alguno de sus viajes introdujo en Europa la historia de El Viejo de la Montaña, a Alamut y a los hashashins, como así los llamaban despectivamente sus enemigos.

Cuenta Marco Polo que Alamut poseía unos jardines parecidos al paraíso. Alauddin les hacía beber un brebaje para adormecerles y que despertaran en este lugar maravilloso.

Así les hacía creer que él era un profeta que poseía las llaves del paraíso y obtenía absoluto poder sobre su voluntad. Les prometía “volver” si cumplían su misión.

Asesino es una palabra que proviene del árabe ḥaššāšīn. La traducción literal sería algo así como “seguidores del hachís” o “consumidores de hachís”.

El Viejo de la Montaña

Una leyenda narra que un día un visitante llegó a Alamut y se presentó frente a El Viejo de la Montaña presumiendo de que tenía el ejército más poderoso y que podría derrotarlo cuando quisiese.

Al oírlo, Alauddin llamó a uno de sus hashashin y le ordenó que se arrojara desde lo alto del castillo. Al hashashin sin importarle nada su vida, se tiró al vacío sin dudar.

Así, al visitante tan sólo le quedó reconocer que su ejército aunque superior en número, no era más poderosos. Los hombres de El Viejo de la Montaña hacían lo que éste le ordenase. Cualquier cosa.

QUIZÁS TE INTERESE

El origen del hachís

El Club del Hachís del siglo XIX

Alauddin comenzó a perseguir a todos aquellos que estaban a favor de los nazaríes, que recibían una amenaza de muerte antes de que un hashashin la ejecutase.

Estos partían a su misión tan sólo con un puñal con empuñadura de oro y un saco de hachís para el viajeEran un arma letal pues no tenían ningún miedo a perder la vida, su misión siempre era lo único importante.

No solían fallar. Eran sigilosos y pacientes. En ocasiones tardaban años en cumplir su misión, tiempo que dedicaban a buscar los puntos débiles de las víctimas.

La primera persona asesinada por uno de los hombres de El Viejo de la Montaña se cree que fue Nizam Al-Mulk, gran visir del sultán Malîk shah.

El Viejo de la Montaña

Los asesinatos de los hashashin tuvieron una gran importancia histórica. Hasta en dos ocasiones intentaron asesinar sin éxito a Saladino, sultán de Egipto y Siria.

Pero no sucedió lo mismo con el rey de Jerusalén Conrado de Monferrat, al que asesinaron en 1192. Sucedió ya decenas de años después de la muerte de Alauddin y se considera la primera víctima no musulmana de la secta.

El Viejo de la Montaña se llegó a aliar también con los Caballeros Templarios, ofreciéndose apoyo mutuo contra sus enemigos.

La secta de los hashshashín o Secta de los Asesinos fue finalmente eliminada a finales del siglo XIV por Hulagu Kan, nieto de Gengis Kan.

Arrasaron Alamut, que quedó prácticamente reducida a cenizas. También destruyeron todas las demás fortalezas de la secta, que podrían contener interesantes documentos que arrojarían más luz a toda esta historia.

En algunos legendarios videojuegos como Assessin’s Creed, Prince of Persia Crusader Kings II entre otros, existen referencias hacia los hombres de El Viejo de la Montaña y Alamut, hoy en pésimo estado de conservación.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular