Vikingos ¿los primeros que llevaron cannabis a América del Norte?

Se descubrió polen de cannabis cerca de un asentamiento de estos pueblos del norte europeo conocidos como vikingos en la isla de Terranova.

Se descubrió polen de cannabis cerca de un asentamiento de estos pueblos del norte europeo conocidos como vikingos en la isla de Terranova.

Esto plantea la cuestión de si los vikingos usaron el cannabis mientras exploraban América del Norte. Los investigadores también encontraron evidencia de que los vikingos ocuparon el asentamiento de Terranova un siglo antes de lo que se pensaba.

Ubicado en el norte de Terranova, el lugar L’Anse aux Meadows fue fundado por los vikingos alrededor del año 1.000. Hasta ahora, los arqueólogos creían que este lugar estuvo ocupado por un breve espacio de tiempo. Un nuevo estudio, publicado el 15 de julio en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias , sugiere que los vikingos probablemente vivieron allí en el siglo XII o incluso en el siglo XIII.

El verano del 2018

El verano del año pasado, el equipo de arqueólogos profundizó y excavó en una turbera. Esta estaba ubicada a unos 30 metros al este del asentamiento vikingo en L’Anse aux Meadows. Encontrándose una capa de ecofactos que contenían carbón vegetal, restos de madera y restos de plantas carbonizadas (restos ambientales que podrían haber sido llevados al lugar por la gente), y que después de usar radiocarbono se dataron del siglo XII o XIII.

Estos restos o ecofactos encontrados incluyen los restos de dos escarabajos que no son de Terranova: Simplocaria metallica de Groenlandia y Acidota quadrata del Ártico. La capa de residuos también contenía polen de Juglans (nueces) y cáñamo, dos especies que no crecieron naturalmente en L’Anse aux Meadows; Por lo tanto, los vikingos podrían recolectar todas estas especies de plantas y animales mientras navegaban hacia el sur.

El descubrimiento del polen del cannabis plantea la cuestión de si los vikingos utilizaron el cannabis para producir ropa o con fines medicinales y recreativos cuando exploraban América del Norte. Paul Ledger, autor principal del artículo y estudiante postdoctoral en la Memorial University of Newfoundland, insistió en ser cauteloso al interpretar los resultados, y señaló que el viento puede transportar polen fácilmente.

Conclusión de la investigación

Los resultados presentados plantean más preguntas que respuestas. El depósito cultural que se descubrió en LAM muestra afinidades con las capas culturales de todo el norte del Atlántico Norte. Los análisis demuestran las estimaciones más generosas para la actividad nórdica en Terranova. Los efectos de los residuos culturales intercalados entre capas de turba pueden no ser tan evocadores como artefactos como un alfiler de bronce anillado o un punto de proyectil lítico finamente elaborado. Sin embargo, presentan nuevos horizontes para examinar los legados ambientales del movimiento inter e intracontinental de personas dentro de América del Norte antes de 1492. Sea cual sea su afinidad, los depósitos culturales dentro de las turberas de LAM conservan historias arqueológicas y biogeográficas únicas que esperan ser contadas. Dice la conclusión de la investigación

Más Artículos
El cannabis y el tabaco durante la África precolonial y colonial
>