GUÍA DE CULTIVO

Tema en 'Cultivo Exterior' comenzado por MIGUELET, 1 de Diciembre de 2008.

Comparte esta página

  1. MIGUELET

    MIGUELET Gran cogollo

    Hola chic@s.

    Como había ciertos problemas con las descargas de la guía he decidido pegar todo el texto en este mensaje. Espero que os sirva.

    MANUAL DE CULTIVO EXTERIOR

    LA PLANTA
    El cáñamo es una planta herbácea de la familia de las cannabáceas. La marihuana y el cáñamo son la misma planta, la “cannabis sativa” de la cual podemos encontrar múltiples variedades. La diferencia estriba tanto en el tamaño de la planta, el número de cogollos, la forma de las hojas, aroma, etc., como en la cantidad de resina y su contenido de THC (tetrahidrocanabidol) que es la sustancia psicotrópica presente en ella.

    Según la variedad que cultivemos obtendremos diferentes efectos al consumirla:
    INDICAS: Originarias de Asia y Norte de Africa, presentan unas hojas anchas con cogollos gordos en época de floración y no suele alcanzar mas de 2 metros de altura. En general, tienden a producir un estado de relajación física.
    SATIVAS: Originarias de África, Sudamérica y Sureste Asiático, presentan hojas más finas, cogollos más delgados y mayor altura (entre 2 y 4 metros. Su efecto es más cerebral y nos mantiene más activos.
    HÍBRIDAS: Que buscan características de una u otra variedad.

    EL LUGAR
    A la hora de elegir el lugar, tenemos que prestar atención a la luz, para ello debemos disponer de un lugar donde la marihuana tenga cómo mínimo entre 5 y 6 horas de sol directo, a ser posible orientado hacia el sur y lejos de las miradas de extraños.
    Calcularemos un espacio de 1m2 que será lo que alcance la planta de marihuana adulta en exterior.
    La temperatura ideal para las plantas de marihuana está entre los 18º y los 30º.

    LOS SUBSTRATOS
    Podemos plantar marihuana en tierras que reúnan unos mínimos de calidad, son adecuadas la fibra de coco, la turba y en general todas las que se utilizan para la jardinería, siempre que permitan una buena aireación de las raíces de marihuana y un buen drenaje del agua de riego. No utilizar substratos ya usados o de baja calidad. Por ejemplo: Compo Sana Universal puede ser una buena elección.
    Otra opción que tenemos es la de hacer una mezcla de substratos que proporcionen mejores resultados a nuestra planta de marihuana, añadir al substrato una tercera parte de perlita (material blanco parecido al corcho) ayuda a airear la tierra. Para facilitar el drenaje, colocaremos una capa base grava gruesa cuando vayamos a preparar la maceta para nuestra planta.

    CUÁNDO PLANTAR
    Más o menos con la primera luna creciente de abril. Si plantáis en mayo aún estaréis a tiempo. Podéis plantar directamente en el suelo o maceta, pero casi mejor hacerlo en un vaso de papel que permita a la raíz crecer al menos unos 2,5 cm. en profundidad, ya que asegurareis que plantáis definitivamente de semillas en buen estado. Así será muy fácil cortar el vaso y extraer la tierra como un bloque compacto para el trasplante.
    Hay quien pone primero la semilla a germinar en algodón o papel de cocina empapados para pasarla luego al vaso o directamente a la maceta o al suelo. Si se emplea esta técnica, se debe pasar del papel a la tierra una vez que la semilla se abre y la planta tiene unos 2 cm. Al plantar es importante no enterrar la planta más de 0’5 cm y no compactar la tierra para que pueda brotar fácilmente.
    Cuando el tamaño de la planta es un factor a tener en cuenta se retrasa la fecha de germinación para dismuir el tamaño de la planta. Por ejemplo si queremos tener plantas no demasiado altas pues se atrasa la fecha de germinación.

    LA MACETA
    Las macetas deben tener agujeros en el fondo para evitar el estancamiento del agua. la maceta debe ser de material poroso.
    La planta deberá tener siempre luz natural o artificial. No se le debe cambiar constantemente de sitio mientras esté creciendo. Cuando la planta tenga 2 o 3 meses, si le falta espacio (siempre le faltará en maceta y por lo tanto su crecimiento no será tanto como en el campo) trasplántala a una maceta mayor; cuanto más pueda bajar la raíz más crecerá la planta. Cada planta debe ponerse lo más lejos posible de los bordes y a una distancia de unos 40 cm. respecto de las demás.
    Cuando la temperatura aumenta, el sol directo en la maceta puede resultar perjudicial para las plantas. Para solucionar esto se puede pintar la maceta de blanco para que reflejo los destellos solares. O bien, forrar la maceta de papel albal. También en ocasiones es útil levantar la maceta del suelo para evitar que éste le transmita su temperatura. Se puede hacer con ladrillos o pequeños tacos de madera.

    EL RIEGO
    La marihuana necesita bastante agua, pero sin llegar a tener la tierra permanentemente empapada; como referencia observareis que con la falta de agua las hojas se ponen flácidas y mustias y se caen. A partir de aquí tampoco os paséis con el agua. Por ejemplo, para la zona de levante, una frecuencia aproximada sería cada 2 ó 3 días.
    El ph del agua es muy importante. Un ph óptimo es alrededor de 6’5. Hay dos caminos para reducir un ph elevado:
    * Dejar el agua del grifo reposar 24 horas antes de regar.
    * Comprar productos específicos para bajar el ph del agua, aunque puede servir el zumo de limón o el vinagre.
    Los medidores de ph se pueden comprar en tiendas especializadas o incluso en tiendas con accesorios para piscinas, peceras, etc...

    TEMPERATURA
    Se suele creer que cuanto más calor mejor, pero tampoco es cierto, ya que un exceso de calor, a partir de 30 grados más o menos, agobia a la planta y la deja aplatanada. De hecho no requiere temperaturas superiores a 18 grados.
    Para evitar el sobrecalentamiento de las raices es recomendable no tener las plantas en recipientes negros. Una posibilidad es pintarlos de color blanco y otra forrarlos de papel albal. De esta manera se consigue reflejar los rayos del sol y estos no sobrecalientan las raices.

    EL SEXADO
    El sexado de una planta de cannabis es una tarea sencilla y necesaria, hay que tener en cuenta que si no se sacan los machos del cultivo, éstos pueden polinizar a las hembras.
    Si las hembras son fecundadas producirán semillas pero perderán potencia psicoactiva, por lo que si no tienes problemas para obtener semillas para el próximo año, procura cortar los machos antes de que florezcan las hembras. También puede ocurrir que la planta sea hermafrodita.
    El estrés y la densidad de la plantación favorece el desarrollo de las masculinas, mientras que el espacio libre facilita el desarrollo de las femeninas. Todas las plantas producen tanto el encima masculino como el femenino, y son las condiciones ambientales el determinante de uno u otro sexo. Si has plantado en abril hacia primeros de junio ya las puedes distinguir.
    ¿Cómo diferenciar la planta macho de la planta hembra?
    Observemos la planta de marihuana a partir del 7º- 8º internudo, comenzaran a salir unas preflores milimétricas junto a la unión de las ramas con el tallo.

    EL MACHO
    Tras unas tres semanas de crecimiento normal, las plantas masculinas tienen menos color, más altura y son más delgadas, tienen menos hojas y las ramas nacen del tallo a una mayor distancia entre si, al tiempo que producen una especie de bolitas de las cuales saldrá el polen que fecundará las flores de las hembras. Hacia la sexta semana les crece una suerte de penacho de hojas en la punta.
    Podremos apreciar unas pequeñas bolas colgando del tallo, se trata de una flor inmadura. Si no se está seguro se puede esperar un poco más, pero se corre el riesgo de que estas bolas se abran mostrando los cinco pétalos y el estambre cargado de polen.

    LA HEMBRA
    Las plantas femeninas por el contrario son más achaparrada y redondeadas, de un verde más oscuro, tienen muchas hojas y las ramas salen del tallo mucho más próximas entre si.
    De la hembra brotarán unos filamentos blancos, como pelitos, son los pistilos, que irán aumentando de tamaño y cambiando de color, a medida que avance la floración.

    ABONO
    Eligiendo un buen sustrato hasta el primer mes no se debe abonar nada, si acaso algo de estimulador radicular.
    Cuando los cotiledones se van agotando y la planta comienza a amarillear (sobre el mes de vida o así, depende del tamaño de la maceta) se puede comenzar a abonar con un abono alto en Nitrogeno. Son los abonos específicos para crecimiento. Son recomendables los de humus de lombriz o algas por ser orgánicos.
    Los primeros abonados son a mitad de dosis como mucho y uno cada 3 o 4 riegos. Luego se aumenta la frecuencia de riego hasta 1 riego con abono y otro sin abono y luego se puede ir subiendo la dosis.
    Justo antes de floración por finales de agosto (depende de la variedad) se puede echar un estimulador de floración.
    Hasta que se vean flores se puede usar el abono alto en N pero en cuanto haya flores se debe cambiar a un abono bajo en N. Lo mejor, una vez más suele ser lo orgánico, por ejemplo, algún abono de algas.
    En el ultimo mes de vida de la planta ya no se deben usar abonos.
    Todo esto irá en función del número de trasplantes que se hagan. Cuantos más transplantes, menos necesidad de abonado.

    SEMILLAS
    El principal enemigo de las semillas es la humedad. En un ambiente perfectamente seco mantienen su vitalidad incluso durante tres años y no se ven afectadas por el calor si no supera los 37 grados. Si la atmósfera en que se encuentren es húmeda esta temperatura desciende a los 30 grados. La mayoría de los cultivadores usan un recipiente herméticamente cerrado, como el que utilizan los fotógrafos para guardar sus películas, y lo mantienen a una temperatura constante de 25 grados aproximadamente. Tampoco es aconsejable guardar grandes cantidades de semillas juntas pues podrían calentarse.
    El aspecto exterior proporciona un buen número de indicaciones sobre el estado de salud de la semilla. La semilla vital es bien lisa por fuera y nada rugosa; tiene un color gris claro, gris verdoso o gris pardo, y se pone lustrosa si se la frota con las manos. Si una vez abiertas expelen un olor como de aceite rancio, seguramente son demasiado viejas; si por dentro presentan un color negro es seguro que han fermentado y no germinarán jamás; por el contrario si el interior es blancuzco y polvoriento no son muy viejas y aún pueden germinar, pero las plantas que broten serán débiles .

    TRANSPLANTES
    En general, ya hemos dicho en el primer punto que se suele plantar en un lugar provisional para la germinación, como por ejemplo y para ello nada mejor que un vaso de papel que permita a la raíz crecer al menos unos 2,5 cm. en profundidad, ya que será muy fácil cortar el vaso y extraer la tierra como un bloque compacto.
    Durante el trasplante las plantas quedan notablemente expuestas a una serie de riesgos, así que habrá que tomar algunas precauciones:
    * Hacerlo en un día nublado o al caer la tarde de forma que las raíces no se vean muy expuestas a la luz.
    * Se procurará que el nuevo terreno sea lo más parecido al anterior; se saca la planta delicadamente con la tierra como un bloque compacto y se coloca en un agujero previamente practicado en el nuevo terreno recipiente, sea el suelo o la maceta.
    * Se procurará también no tocar el tallo, sosteniéndolo lo más cerca posible del nivel de tierra, y sin tocar nunca las raicillas ni las hojas.
    * Al depositar el bloque de tierra en el agujero se procurará enfocar la planta hacia la luz. el agujero debe ser lo bastante profundo como para permitir a la joven raíz extenderse en toda su longitud, pues seguramente habrá quedado algo comprimida en su lugar provisional. El terreno se reordenará de forma que el tallo quede a la misma altura del suelo que tenia anteriormente.
    * Acumular demasiada tierra alrededor del tallo puede ser peligroso. Se debe regar al finalizar la operación, a fin de facilitar la adaptación al nuevo terreno.

    LA FLORACIÓN
    Cuando los días empiezan a hacerse mas cortos y las noches más largas, la planta empieza a desarrollar sus flores. En ese momento se interrumpe el crecimiento vegetativo y la planta concentra toda su energía en la producción de cogollos. El tiempo de floración oscila entre las 8 semanas en las variedades indicas más puras y las 14 semanas de las sativas.
    El desgaste de energía debilita las hojas y empezarán a amarillear ya que la planta a parte de necesitar mucha luz solar utilizará los nutrientes de las hojas para el desarrollo de los cogollos. Es el momento de cambiar los fertilizantes y utilizar un abono rico en Fósforo y Potasio. Son los conocidos como abonos de floración.
    Durante la floración debemos procurar no utilizar ningún producto químico, en especial pesticidas y los abonos químicos, los primeros son tóxicos si los fumamos y los segundos afectarían al sabor de los cogollos.
    Hay que evitar que los cogollos se humedezcan ya que se formarían hongos y se pudrirían, si esto sucede hay que tirarlos. Si vemos cogollos mojados, los sacudimos para que se sequen, también es conveniente, separarlos unos de otros, con delicadeza, para que estén mas ventilados. Un buen preventivo contra todo tipo de hongos, es pulverizar toda la planta con infusiones de cola de caballo.
    En los últimos 15 días de la floración, lavaremos bien la tierra, con el doble o triple de agua que la capacidad de la maceta y le damos el último abono. A partir de ese momento, solo regaremos con agua.

    LA COSECHA Y SECADO DE LA PLANTA
    En general, cuando los filamentos de los plumeros de las hembras pasan de blancos a marrones, más o menos al cabo de unos 6 o 7 meses desde que se plantaron, es el momento adecuado de cortar. Si habéis plantado en maceta el ciclo de la planta será menor, al igual que su producción, y bastará con unos 5 meses.
    Hay varias maneras para saber si es el momento de la cosecha:
    Normalmente la cosecha se realiza alrededor de dos meses después de haber empezado la floración, pero lo ideal es fijarse bien en la planta…pues según las especies este tiempo se puede acortar o alargar, lo ideal es fijarse bien en:

    LAS FLORES
    Cuando la mayoría de las flores se vuelven marrones (sobre un 75%) y el crecimiento de nuevas flores se ha detenido.

    LOS TRICOMAS
    Cuando éstos, en un 20 %, están oxidados, esto es cuando adquieren el color marron, (los trikomas de entrada aparecen como unos chupachups transparentes, que con el tiempo se van llenando adquiriendo una apariencia lechosa, con el tiempo tiende a tomar ese color marrón u oxidación).
    Las hojas más grandes, que no tienen resina, se pueden quitar antes de poner la planta a secar. A medida que las ramas vayan madurando, las iremos cortando.
    Con una tijeras se manicuran las hojas medianas y las pequeñas que sobresalgan de los cogollos y que se aprecie que no estén cubiertas con glándula de resina; es importante no manosear los cogollos para evitar que las glándulas de resina se rompan malogrando la buena conservación de ésta.
    Para secar la hierba, colgamos las ramas o los cogollos sueltos ya separados boca abajo en un lugar oscuro, fresco, seco y ventilado. El secado durará de 1 a 3 semanas, dependiendo del clima. La potencia y calidad del producto, dependerá del secado.

    CURADO
    Una buena curación es imprescindible y se desaconseja cualquier método de curado rápido, como ya explicamos, cuanto más lento sea el secado, mayor potencia tendrá la hierba. El curado consigue que la hierba se seque más despacio.
    Una buena forma de curar es meter la hierba en cajas metálicas o de madera (no de plástico) y abrirlas una o dos veces al día. De ese modo se ralentiza el proceso de secado mejorando el sabor e intensificando el proceso de oxidación que hace que la resina cobre las propiedades psicotrópicas.
    La duración del curado varía según el lugar en el que se realice y el grosor de las colas y cogollos, el sitio ideal seria similar al que se usaría para secar tabaco.
    Hay que vigilar la hierba a diario por si apareciera moho, las condiciones de curado pueden hacer que aparezcan hongos si no se abre la caja para que se airee. Si encontráramos hongos, hay que sacar los cogollos de la caja y colgarlos al sol.

    CONSERVACIÓN
    Una vez la hierba está bien seca, cuando el tallo se quiebra, se puede meter en tarros de cristal que cierren herméticamente y conservarla en un lugar fresco y oscuro meses e incluso años. El contacto con la luz, el aire y el calor, es lo que hace que la hierba pierda la potencia.

    CARENCIAS Y EXCESOS

    DEMASIADO ABONO
    Síntomas: La planta adquiere un color verde oscuro, al principio crece muy bien. Conforme el fertilizante se va acumulando, las hojas comienzan a quemarse en las puntas que se van curvando hacia abajo. La hierba demasiado abonada pica al fumarla e incluso chisporrotea por los restos de fertilizante.
    Remedio: Lava abundantemente la tierra para arrastrar todo el exceso de fertilizante. Usa al menos dos litros de agua por litro de tierra aunque, si el exceso de fertilizante es muy notable, puede ser necesario lavar la tierra dos o más veces. Cuando la tierra este bien limpia abona moderadamente con un fertilizante completo como microelementos.

    POCO ABONO
    Síntomas: Las plantas adquieren un color verde claro y las hojas más viejas amarillean. El crecimiento se hace más lento o se detiene. Los síntomas son parecidos a los de una deficiencia de nitrógeno. Si está floreciendo, los cogollos son pequeños y no crecen.
    Remedio: Fertiliza la tierra con un abono completo con microelementos. La maría necesita abonados frecuentes pero suaves. En macetas, se puede regar con abono cada una o dos semanas. Si utilizamos el fertilizante muy diluido se puede abonar con mayor frecuencia.

    DEMASIADO RIEGO
    Síntomas: Cuando la planta tiene exceso de agua vemos son unas hojas abombadas, sobre todo por el centro. Se ven brillantes y lustrosas como si estuviesen hinchadas. Y como tienen mucha agua, adquiereren esa forma tipica de paraguas, si nos seguimos pasando con el riego, las puntas de las hojas tornan amarillas y si sigue la situación se van secando la puntas. El crecimiento se ve muy estancado cuando nos pasamos con el agua.
    La tierra está siempre mojada. Sale moho en la tierra o el tallo de la planta comienza a ponerse blando al nivel del suelo. El crecimiento se atrofia y las raíces crecen mal porque no tienen suficiente oxígeno.
    Remedio: Las plantas necesitan un periodo seco entre dos riegos. Espera hasta que la superficie de la tierra se haya secado antes de volver a regar. Si la mezcla de tierra que utilizas se mantiene húmeda demasiado tiempo, prepara una nueva mezcla con más perlita, vermiculita, arlita o arena que drene mejor y se seque antes. Si el tallo de la planta se ablanda es que los hongos le están atacando. Remueve la tierra y manténla más seca y aireada.

    POCO RIEGO
    Síntomas: La planta crece poco. Cuando vamos a regarla tiene las hojas flácidas y mustias. Cuando la planta necesita agua las hojas pierden la turgencia y se quedan flacidas. La tierra se seca mucho entre riego y riego. Tiene pocas hojas y son pequeñas.
    Remedio: Siempre que reguemos una planta debemos usar agua abundante. Con poco riego, parte de la tierra no se moja bien y las raíces sufren y mueren. La mejor forma de asegurarse de que toda la tierra de la maceta se moja es regar hasta que el agua comience a salir por los agujeros del tiesto. Si la tierra está tan seca que no empapa el agua añadiremos unas gotas de jabón líquido biodegradable para vajillas en el agua de riego. Estos jabones contienen unos compuestos humectantes que ayudan a que el agua penetre en la tierra.

    POCA LUZ
    Síntomas: Las plantas crecen espigadas, estirándose en dirección a la luz. Se hacen larguiruchas, poco frondosas, con cogollos pequeños. En condiciones de poca luz suelen salir muchos más machos.
    Remedio: Moveremos las plantas a un lugar con más horas de sol o, si cultivamos en interior, instalaremos más luces o más potentes. Como solución puntual, se puede enterrar un poco más la planta espigada o si hubiese espacio en el recipiente se podría introducir más tierra.

    ACUMULACIÓN DE SALES
    Síntomas: Las plantas muestran deficiencias que no se corrigen cuando fertilizamos. Se ven restos secos de sales en los bordes de la maceta, en el plato donde reposa, en la tierra o en los tallos de las plantas. Las hojas se curvan hacia abajo como cuando padece un exceso de abono.
    Remedio: Es este uno de los problemas más comunes entre los cultivadores noveles. Cuando el riego es escaso y se fertiliza mucho las sales que se acumulan en la tierra pueden llegar a matar a la planta. La solución pasa por lavar la tierra con mucha agua, cuanta más mejor. Si las sales se han ido acumulando a lo largo de varios meses, lavaremos la tierra al menos dos veces con dos o tres litros de agua por litro de tierra. Si el problema persiste volveremos a lavar la tierra. Una vez que veamos que la planta mejora comenzaremos a abonar de nuevo, con fertilizantes muy diluidos. Como medida de prevención lavaremos la tierra cada cuatro o seis semanas durante toda la temporada de cultivo.

    CARENCIAS DE NUTRIENTES
    Evitar las carencias de nutrientes no es, en realidad, una tarea ardua. Basta con fertilizar regularmente con un abono completo que contenga microelementos y asegurarse de que las sales no se acumulan en la tierra. La inmensa mayoría de los problemas de cultivo tienen que ver con el exceso de fertilizante y la acumulación de sales en la tierra. Para que el nivel de sales no aumente basta con regar bien (es decir, hasta que el agua escurra por los agujeros de la maceta) y lavar la tierra cada cuatro semanas.
    Si no sabemos si la carencia obedece a un exceso de sales o a una falta de abono el procedimiento más seguro y exitoso consistirá en lavar primero la tierra y abonar después con un fertilizante completo. Al lavar la tierra la dejamos a cero, es decir, sin nutrientes. Luego con el abonado restauramos el equilibrio de nutrientes. En un par de días notaremos que la planta mejora y reanuda su desarrollo.

    CARENCIA DE NITRÓGENO (N)
    Síntomas: Amarillean las hojas viejas y se queman las puntas. Se caen las hojas más viejas. Se atrofia el crecimiento. El color de las hojas se pone verde pálido. Las plantas crecen larguiruchas y espigadas. Los tallos están blandos, no se sostienen bien.
    Remedio: Regar con un fertilizante alto en nitrógeno como la emulsión de pescado, el extracto de algas. También sirven los fertilizantes completos N-P-K para plantas verdes o cualquiera con bastante nitrógeno (N) y poco fósforo (P).

    CARENCIA DE FÓSFORO (P)
    Síntomas: Las hojas y los tallos cogen un color verde oscuro o púrpura. Las hojas son pequeñas y oscuras. Se para o atrofia el crecimiento de las raíces, tallos y hojas. Las hojas más bajas amarillean y mueren. Los tallos están duros y quebradizos.
    Remedio: Abonar con un fertilizante alto en fósforo como el guano. Todos los abonos completos para plantas con flores, geranios, rosas, etc. también sirven.

    CARENCIA DE POTASIO (K)
    Síntomas: Amarillean las hojas más viejas, primero las puntas, luego toda la hoja adquiere un amarillo intenso. Las hojas se curvan hacia abajo. Las hojas más jóvenes se arrugan y se retuercen. Se mueren los brotes de crecimiento. Necrosis (tejidos muertos). Tallos blandos que no se sostienen o duros y quebradizos.
    Remedio: El potasio no siempre falta sino que, a menudo, está bloqueado en la tierra a causa de la acumulación de sales. Para tratar esta deficiencia hay que lavar la tierra y luego fertilizar con un abono alto en potasio. Los abonos para cactus suelen tener mucho potasio aunque vale cualquier fertilizante completo.

    CARENCIA DE MAGNESIO (MG)
    Síntomas: Amarillean las hojas viejas entre las venas, que se mantienen verdes. Las puntas de las hojas primero, y el resto de la hoja a continuación, se ponen marrones. Las puntas de las hojas se curvan hacia arriba y luego mueren. La planta entera puede palidecer en unas semanas y morir.
    Remedio: La carencia de magnesio es relativamente corriente porque la mayoría de los fertilizantes no contienen tanto como la marihuana necesita. El magnesio se puede añadir directamente al agua en forma de sales de Epson (sulfato de magnesio hidratado) a razón de una cucharadita de café por cada cinco litros. También puedes buscar un abono completo con bastante magnesio.

    CARENCIA DE HIERRO (FE)
    Síntomas: La falta de hierro o clorosis, al igual que la carencia de potasio, suele ser una consecuencia directa de la acumulación de sales en la tierra o de un Ph demasiado alto. Normalmente no falta hierro en la tierra sino que las sales o el Ph hacen que no se pueda absorber. Los síntomas de ambas carencias son similares: amarillean las hojas entre las venas, aparece necrosis en los tejidos y las hojas se caen.
    Remedio: Como la carencia de potasio, se soluciona lavando la tierra, ajustando el Ph y abonando a continuación con un fertilizante completo con microelementos. En tiendas de jardinería puedes encontrar preparados para remediar la clorosis.

    Saludos.
    • Informativo Informativo x 2
    • Me Gusta Me Gusta x 1
    • Útil Útil x 1
  2. MaTaO

    MaTaO Recien Llegado

    Muy buen tema llebaba unos días buscandolo jejeje
  3. nachoroots

    nachoroots Recien Llegado

    Hola gente, tengo una duda o puede ser,tambien, un probema .Hace unas tres semanas tube que fumigar mi planta y "no las pulveize con agua como para que se ejuagen, y nisiquiera llovio un poco. Algunos cogollos ya los corte hoy ,y no me acorde de la fumigada aquella;¿se podran enjuagar las flores horas despues de ser cosechada? no se si estara muy mal fumarlos, al los que quedaron le di un baño de agua y despues secarlos a mano porsupuesto!.¡ 8O espero que tengan la respuesta!
  4. faru

    faru Recien Llegado

    vaya putadita , segun leo aqui arriba ,la mayoria de mis plantas ,(de 10 - 6 casi seguro van a ser machos, estanmas altos y delgados que las otraas)¿sera tarde para germinar mas semillas? cultivo en casa pero si armario ni nada (es la 1ª vez ). un saludo y gracias
  5. alpkk

    alpkk Crecimiento

    gran clase si señor..como aprendo con vosotros,gracias x guiarnos con vuestros conocimientos
  6. Satnesld

    Satnesld Recien Llegado

    Muchas gracias amigo, hace unas semanas empece con mis primeras plantitas en exterior y esto que has compartido me a venido muy bien. saludos!
CBD Crew Feminized | Grow Shop | Dinafem | Semillas de marihuana | Semillas autoflorecientes | Semillas feminizadas | Sensi Seeds