Etiquetas Posts etiquetados con "Control de patógenos"

Etiqueta: Control de patógenos

por -
1 910 vistas

¡Oh, Agni!¡Fuego sagrado!¡Fuego purificador! Tú que duermes en el leño y subes en llamas brillantes sobre el altar, tú eres el corazón del sacrificio, el vuelo osado de la plegaria, la chispa escondida en todas las cosas y el alma gloriosa del sol.

(Himno védico)

El trabajo selectivo de crianza de casi la totalidad de los actuales bancos de semillas se está desarrollando en cultivos de interior con luz artificial. Este aislamiento puede generar un estado de asepsia en el que el sistema inmunitario de las plantas quede tan debilitado que no permita a la planta crear sus propias defensas ante el ataque de patógenos. Esta exposición a tal estado de esterilización de los cultivos impide la interacción de la planta con otras formas de vida mermando su potencial biótico.

Es por ello como patógenos fúngicos como el oídio o el Fusarium sp se ceban con los cultivos de marihuana hasta tal punto, como el caso del oídio, que año tras año vuelva a repetirse la misma escena de cultivos atacados a pesar de los remedios tomados. La casi totalidad de los cultivos visitados en exterior presentan síntomas de haber sufrido o estar sufriendo un ataque de este hongo. Quizás algún banco de semillas debería replantearse crear un variedad que garantice la fuerte resistencia ante esta patología.

Ya hemos visto en números anteriores como prevenir contra todo tipo de patologías reforzando el estado sanitario de las plantas, en el alimento está la medicina. Ahora vamos a hacerlo desde el punto de vista preventivo pero con una acción directa contra el patógeno, la actuación no estará dirigida a reforzar las plantas sino impedir directamente la presencia del patógeno.

Agricultura biodinámica, otra opción a contemplar

En este camino a recorrer puede ayudarnos la visión de la Agricultura Biologíco-dinámica o A. Biodinámica basada en las teorías creadas por Rudolf Steiner, sobre su peculiar visión de concepción de la agricultura que forma parte de un todo místico donde las fuerzas de la tierra y del cielo se alían para crear y concebir la vida. En este estilo de vida, la visión de una interacción permanente entre las fuerzas creadoras y las destructoras forma parte de una constante diaria. Hay energías que ayudan a crear vida y por el contrario las hay que causan destrucción, generan muerte.

La agricultura biodinámica intenta potenciar las energías que permiten que la vida fluya de forma armónica. Para el pensamiento racional-materialista esto puede rayar lo absurdo, pero no cabe duda que los alimentos cultivados con técnicas biodinámicas mejoran la calidad vital de aquellos que los consumen. Pero centrémonos en lo que nos atañe en estos momentos que no es otro objetivo que intentar abrir una línea de trabajo por medio de la incineración para el control de plagas y de hierbas adventicias.

Mucho ha llovido ya desde aquel Curso sobre Agricultura Biológico-dinámica impartido por Rudolf Steiner en el año 1924. Ese fue el inicio de un movimiento que ha creado una forma y un estilo de vida peculiar, basados en principios teosóficos, el movimiento biodinámico ha seguido el camino señalado por Steiner en sus charlas y escritos. A lo largo de las décadas se han realizado múltiples trabajos y estudios de campo que les han permitido ir afinando sus técnicas para evolucionar de forma contraria a la contaminante agricultura convencional, que los tilda de “esotéricos”.

Entre los numerosos trabajos existentes no podemos dejar pasar por alto la vasta obra de una de las más influyentes pensadores del movimiento biodinámico, Maria Thun, creadora también del calendario lunar biodinámico de la que tantas veces se ha hecho referencia en las biografías de esta sección. La señora Thun a lo largo de su dilatada experiencia como investigadora de la agricultura biodinámica, ha realizado numerosos ensayos con la intención de constatar las influencias cosmo-telúricas en los cultivos y animales.

Entre sus obras destacaremos por la importancia de su contenido en la creación de estas líneas, el libro “Sembrar, plantar y recolectar en armonía con el Cosmos”. Tras más de medio siglo practicando diversas pruebas con incineraciones en las parcelas de ensayo pudo constatar la influencia directa que existe entre plagas y adventicias con el cosmos. Comenzó a incinerar hierbas adventicias en diversos días y diferentes parcelas y tras realizar las pruebas comprobaba que las parcelas donde se había desarrollado una especie concreta por encima del resto, al ser tratardas con potencias hechas a partir de las cenizas provenientes de la incineración de sus semillas, la presencia de la especie adventicia disminuía de forma notable.

Con las cenizas de las semillas y también de los propios insectos patógenos, se consigue que su “Ser superior” (abstenerse escépticos de la comprensión) actuaba contra la hierba o insecto a combatir reduciendo la población a niveles tolerables por los cultivos y el agricultor. Así experimentó con todo tipo de hierbas como grama (Apropyron repens), mostaza silvestre (Sinapis arvensis), perifollo (Chaerophyllum hirsutum), cola de caballo (Equisetum arvense), correhuela (Convolvulus arvensis), …., así como con los insectos que atacan a los cultivos como lepidópteros diurnos y nocturnos (mariposas), áfidos (pulgones), ácaros, cóccidos (cochinillas).

¿Cómo se elabora el preparado con cenizas contra las malas hierbas?

El modo de preparar y realizar el tratamiento es muy peculiar y siempre bajo las directrices lunares que marcan los momentos exactos a realizar las oportunas labores. Cada especie de hierba adventicia ha de tratarse bajo una constelación concreta (Ver Tabla I), pero lo primero que tenemos que hacer es disponer de semillas de las malas hierbas que queremos controlar, y procedemos a quemarlas con leña (importante que sea con leña), nos puede servir la barbacoa o la chimenea para ello. Es importante introducir las semillas en un cucurucho de cartón que meteremos en las brasas cuando éstas estén al rojo vivo, así aseguraremos que se quemen bien las semillas. Una vez puestas las semillas en la brasa es importante que las cubramos con una plancha de metal, puesto que al arder las semillas explotan y saltan como lo hacen las palomitas de maíz que tanto degustamos en nuestros momentos cinéfilos. Cuando se hayan combustionado de forma completa las semillas y enfriado las cenizas, hay que molerlo todo en un mortero durante una hora aproximadamente. A esta fase se la denomina dinamización y es importante que la haga la misma persona. Si estamos intentando erradicar yerbas que se reproducen por rizoma es importante quemar además de las semillas unas pocas raíces secas.

Constelación (momento para la incineración y preparación de las cenizas)

Planta incinerada

Piscis Arveja (Vicia cracca)
Aries Mostaza silvestre (Sinapis arvensis)

Rabaniza común (Raphanus raphanistrum)

Ortiga muerta purpúrea (Lamium purpureaum)

Tauro Hierba de los gotosos (Aegopodium podagraria)

Perifollo piloso (Chaerophyllum hirsutum)

Géminis Avena loca (Avena fatua) y otras gramíneas

Pamplina (Stellaria media)

Agróstide anual (Apera spica-venti)

Cáncer Botón de oro (Ranunculus sp.) y hierbas rastreras
Leo Acedera (Rumex sp)
Virgo Cardo (Cirsium arvense)

Tusílago (Tussilago farfara)

Cola de caballo (Equisetum arvense)

Correhuela (Convolvulus arvensis)

Libra Soldado galante (Galinsoga parviflora)
Escorpio Hierba mora (Solanum nigrum)
Sagitario Armuelle silvestre (Atriplex sp)

Grama (Agropyron repens)

Capricornio Bajo esta constelación crecen en general pocas hierbas
Acuario Carraspique (Thlaspi arvense)

Bolsa de pastor (Capsella bursa-pastoris)

Hierba pejiguera (Polygonum persicaria)

(Tabla I. Maria Thun. “Sembrar, plantar y recolectar en armonía con el Cosmos”)

El color de la ceniza ha de ser de un tono gris claro, sin tonos muy oscuros, ya que en este caso no habrían combustionado al cien por cien las semillas y no surtiría efecto. Con la ceniza ya dinamizada podemos proceder a realizar, lo que los biodinámicos llaman, una potencia D8.

¿Cómo se hace una potencia D8?

La potenciación de los preparados biodinámicos es muy similar a la forma de preparar los remedios homeopáticos, de hecho casi podríamos decir que se trata de elaborar en cierta forma remedios homeopáticos para tratar nuestros cultivos. El nombre de D8 viene dado por la potencia decimal que se realiza con las cenizas o cualquier otro preparado biodinámico que se pretenda realizar.

Para proceder a crear la D8 hay que tomar 1 cc de ceniza dinamizada en una botella que no sea de metal y con un contenido de 9 cc de agua (de lluvia claro está). Al agitar la botella durante 3 minutos creamos la primera potencia la D1. Seguidamente añadimos 90 cc de agua a la botella y volvemos a agitar otros 3 minutos obteniendo así la D2, a la que añadimos 900 cc de agua y tras el agitado de 3 minutos se consigue la D3. Para la D4 tomamos 9 litros de agua y removemos con un palo (nunca de metal, a ser posible de roble).

Una vez obtenida la D4, tomamos de ésta 1 cc y le añadimos 9 cc de agua (D5), removemos 3 minutos y añadimos 90 cc (D6) y tras otros 3 minutos añadimos 900 cc (D7), para pasados otros tres minutos añadir 9 litros y al remover obtendríamos la D8. Fijaros la fuerza vital de estos preparados que con tan sólo medio litro de la potencia D8 basta para tratar 100 metros cuadrados de superficie de cultivo. La forma de tratar es con un simple rociado en superficie que hay que repetir tres veces transcurridas varias horas de intervalo.

¿Y para las plagas?

Con los insectos fitopatógenos el mecanismo funciona exactamente igual. Dependiendo de la plaga a combatir hay que incinerar, elaborar la ceniza, la potencia D8 y la pulverización de la misma en un día bajo una determinada constelación (Tabla II).

Los cultivos que utilizan preparados biodinámicos tienen una mayor calidad vital con ausencia casi total de presencia de insectos nocivos, el número es testimonial que no impide el normal desarrollo de las plantas.

Período (momento cosmo-telúrico)

Planta incinerada

-Sol y Luna ante Géminis

-Venus y Luna ante Géminis

Mariposas diurnas, moscas, mosquitos y mosca blanca
-Sol y Luna ante Capricornio

-Mercurio ante Aries

Mariposas nocturnas
-Sol y Luna ante Tauro Escarabajo de la patata y otros escarabajos nocivos, varroa, gorgojo de la col
-Sol ante Tauro y Luna ante Escorpio Gusano gris y Alacrán cebollero
-Luna ante Cáncer

-Luna y Marte ante Cáncer

Cochinillas y moluscos
-Luna ante Géminis

-Venus ante Géminis

Pulgones
-Luna y Venus ante Géminis Gorgojos
-Venus o Luna ante Acuario Ácaros (araña roja)

(Tabla II. Maria Thun. “Sembrar, plantar y recolectar en armonía con el Cosmos”)

Este es un remedio barato y asequible a todos los bolsillos por lo que no nos cuesta mucho hacer la prueba antes de opinar sobre su posible efectividad, compruébalo tú mismo.

Bibliografía:

Sembrar, plantar y recolectar en armonía con el Cosmos”. Maria Thun. Editorial Rudolf Steiner

Curso sobre Agricultura Biológico Dinámica”. Rudolf Steiner. Editorial Rudolf Steiner

El control de las plagas”. Maria Thun. Editorial Rudolf Steiner

La elaboración de los preparados biodinámicos”. Christian von Wistinghausen,

Wolfang Scheibe, Eckard von Wistinghausen y Uli Johannes König. Editorial Rudolf Steiner