NEWS

Guía completa sobre el aceite de cannabis

3 mayo, 2022, 18:43 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

El aceite de cannabis se extrae de las distintas variedades de la planta, estas pueden ser de alto o bajo contenido en THC o CBD. También de las semillas de cannabis, pero este se llama aceite de semillas de cannabis  .

El aceite de cannabis se extrae de las distintas variedades de la planta, está a su vez puede ser una variedad de alto contenido en THC o de bajo contenido de este cannabinoide. Este tetrahidrocannabinol (THC) es el elemento químico de la planta que nos hace sentir los efectos psicotrópicos o perturbadores. En el argot de la calle, el cannabinoide que “coloca”.

Existen muchas y distintas variedades o cepas de cannabis con un registro distinto de cannabinoides. Estos últimos son los elementos que regulan y proveen de los distintos efectos cuando consumimos o usamos. Es decir, según la composición de los cannabinoides de la planta, el aceite de cannabis tendrá unos efectos u otros. Por lo tanto, el aceite es muy diferente en su composición según la planta de la que se haya extraído.

Si es una variedad de alto contenido en THC o de alto en CBD, los síntomas serán totalmente diferentes. De hecho, así como el consumo de aceite de cannabis de alto THC te proporciona efectos psicotrópicos; el de alto en CBD podría y en forma de antídoto, rebajar esa sensación de “colocado”. Por lo tanto, los efectos del aceite de cannabis dependen mucho de la variedad o tipo de planta de donde se ha extraído.

Como hacer aceite de cannabis

El aceite de cannabis es ilegal en la mayoría de países, por lo que si queremos acceder a él una de las formas sería hacerlo uno mismo. Lo primero y como comentamos anteriormente es elegir la variedad de cannabis del que queremos extraer, de alto contenido en THC, en CBD o de porcentaje similar en los dos cannabinoides.

Según para qué enfermedad o uso necesitemos el aceite de cannabis, deberemos elegir el tipo de variedad, THC, CBD, CBG, CBN y más.

Para hacer el aceite de cannabis deberíamos primero lavar las flores ha utilizar, si es con agua caliente mejor, así ya se descarboxila el ingrediente. En un recipiente de cristal introducimos un tipo de aceite para macerar, el de oliva por ejemplo. Introducimos las flores de cannabis sin triturar y de la variedad elegida (la cantidad tendrá que verse en tablas). La dejaremos macerar en un sitio oscuro un par de semanas, removemos de vez en cuando. Cuando pase ese tiempo ya podría estar para consumir. Si estuviese demasiado fuerte, pondremos en otro recipiente la mezcla y añadiremos más aceite de oliva para rebajar su efecto. Además de agitarlo y dejarlo 48 horas más en reposo. Esta sería una forma para conseguir tu aceite de cannabis medicinal para uso sublingual, uso tópico o para usar en alimentos.

Existen más formas de conseguir aceite de cannabis más refinado. En internet puedes encontrar muchas de ellas, solo debes realizar una pequeña búsqueda.

Aceite de canabis
El aceite de cannabis es muy utilizado

Aceite de cannabis propiedades

Lo primero que debemos saber es que existen variedades de cannabis bastantes distintas en lo que se refiere a su psico actividad o composición de cannabinoides. Podríamos dividirlas en dos tipos de ellas en la jerga de la calle, la marihuana y el cáñamo. La primera tendría un alto contenido en THC  y la segunda su contenido en THC sería mínimo y el contenido de CBD alto.

Por lo tanto, las propiedades del aceite de cannabis de la marihuana sería psicotrópico y los usuarios recreativos lo usan para “colocarse”. Los usuarios medicinales de la marihuana lo usan para combatir ciertas enfermedades o recibir la ayuda de sus efectos con el tetrahidrocannabinol en primer lugar.

Las propiedades del aceite de cannabis de su variedad del cáñamo no son usadas para uso recreativo por no tener ese efecto psicotrópico al ser bajo en THC y tener mayoritariamente CBD. Las cantidades de THC en estas variedades no superan el 0,3% de THC y por lo tanto no se nota el “colocón” después de su consumo.

Las plantas de cannabis tienen más de 100 cannabinoides o componentes activos. El cannabidiol o CBD no coloca ni provoca adicción y su uso recreativo es muy bajo.

Aceite de cannabis medicinal y propiedades

El aceite de cannabis medicinal se usa por sus propiedades beneficiosas para la salud. El estatus del cannabis durante muchas décadas ha sido el de ilegal, por lo tanto, no se llevaron a cabo muchas investigaciones modernas con anterioridad. Pero en los últimos años, esto ha ido cambiando y las investigaciones sobre las propiedades del cannabis para la salud han estado llegando con bastante asiduidad.

Entre las propiedades del aceite de cannabis medicinal, recordemos diferencias entre el de alto contenido en THC o CBD,  podría encontrarse su efectiva reducción del dolor. Es relajante muscular, induce el sueño y combate la artritis reumatoide, reduce el estrés y la ansiedad, la fibromialgia, reduce la náuseas y el vómito, es antioxidante, antiinflamatorio, antiespasmódico y antiepiléptico, También, combate los dolores de cabeza, migrañas, enfermedades neurodegenerativas, Parkinson, Alzheimer, inhibe el crecimiento de tumores y células cancerígenas, endometriosis y alguna más que está en investigación en la actualidad.

Aceite de cannabis
Aceite de cannabis CBD

Donde comprar aceite de cannabis

El aceite de cannabis en su versión con alto contenido en THC es ilegal en la gran mayoría de países del mundo. De hecho, donde es legal el cannabis recreativo como Canadá o estados norteamericanos, si es más fácil acceder a él. Solo habría que ir a un dispensario y pedírselo a un budtender(dependiente del comercio de cannabis) para su adquisición. En estos estados o países del norte de América, también es legal el acceso al cannabis medicinal con alto contenido en THC, por lo tanto con una receta médica también se podría acceder a este aceite o extracto.

Por el contrario, si lo que estamos buscando es un aceite de cannabis medicinal CBD, entonces el abanico de países donde se puede adquirir es más amplio. Este producto llamado aceite CBD se puede adquirir en muchos comercios online que lo tienen a la venta. También, en los muchos países que han legalizado el cannabis medicinal en referencia al aceite de CBD, se puede tener acceso a él. Por ejemplo, la epilepsia grave ha sido propulsora para que los gobiernos autoricen este tipo de medicina en sus respectivos países, Reino Unido sin ir más lejos.

También en Europa, el llamado “aceite CBD” no tiene su venta autorizada para consumo humano como suplemento alimenticio, espacio legal donde se ha buscado encajar este producto. Es más, en la actualidad aún está por saber cuales son las leyes a seguir con el aceite CBD dentro de la Unión Europea. Se espera que en los próximos meses la UE diga a los estados miembros como va a regular este producto. Mientras tanto, el aceite de CBD solo se puede comercializar en la UE como producto cosmético.

En latinoamérica nos encontraremos con países como Colombia o México, por poner dos,  donde el aceite de CBD se puede adquirir. Sin embargo en otros países de la región, sus leyes por ahora no lo permiten.

Por lo tanto, la adquisición legal del aceite de cannabis difiere mucho según donde uno resida.

Aceite de cannabis sativa

Con el aceite de cannabis sativa existe una gran confusión de denominación. Ya que el nombre científico de la planta es cannabis sativa y sabemos que existen dos variedades a las que llamamos marihuana (alto contenido en THC) y cáñamo (bajo contenido en THC y alto en CBD). Además, al aceite de semillas de cannabis también se le llama aceite de cannabis sativa.

Por lo tanto, cuando nombran aceite de cannabis sativa, se podrían estar refiriendo exactamente tanto a un aceite con tetrahidrocannabinol, otro aceite con cannabidiol y otro aceite que es un superalimento como el extraído de semillas de cannabis con un porcentaje perfecto de combinación entre los ácidos grasos Omega 3, 6 y 9.

Aceite de cannabis
Aceite de cannabis full spectrum

Aceite esencial de cannabis

La mayoría de personas  usuarias de la planta se refieren al aceite esencial de cannabis al extracto concentrado de las flores. Este aceite esencial en la mayoría de veces es de  consumo recreativo. Es una forma de conseguir los beneficios de la planta para la salud, pero de una forma concentrada y que puede conseguirse sin tener que pasar por fumar, es decir por los pulmones.

Este concentrado o aceite esencial, puede colocarse en forma de gota debajo de la lengua o sublingual para obtener sus beneficios. Estos pueden ir desde buscar la relajación, mediar contra el dolor, combatir el estrés o la ansiedad, para conciliar el sueño, atajar los problemas causados por los medicamentos contra el cáncer, combatir el glaucoma o bajar la presión ocular, además de ser un sustituto de los medicamentos opiáceos.

Aceite de cannabis para el dolor

La evidencia científica disponible es favorable al uso del cannabis medicinal en personas que sufren de dolor crónico. Y especialmente en pacientes con dolor neuropático y oncológico. Existen ya muchas investigaciones donde el cannabis ha resultado ser más que prometedor para combatir el dolor. El aceite de cannabis sencillamente es una extracción más concentrada de sus cannabinoides. Por lo tanto, el uso de este aceite es el uso de cannabis concentrado. Aquí, son los efectos en el usuario los que dirigirán al paciente hacia un tipo de aceite con alto contenido en THC, CBD u otro.

Es razonable y lógico que las personas que sufran de dolores quieran probar otras alternativas para conseguir mitigar su dolor.

Aceite de cannabis
Aceite de semillas de cannabis

Aceite de cannabis contra el cáncer

El NIH (Instituto Nacional del Cáncer de EEUU) puedes leer mucha información sobre los cannabinoides y el cáncer.

Existen muchos comentarios positivos en internet de personas que han padecido cáncer u otras enfermedades  y han reportado la utilización de un aceite de cannabis denominado aceite Rick Simpson o RSO, dándoles muy buenos resultados. El RSO (Rick Simpson Oil) es un extracto de marihuana al que se le atribuyen propiedades medicinales.

El canadiense Rick Simpson, trabajador del sector sanitario, después de una conmoción cerebral en los años noventa, sufría de zumbidos en el oído y volviéndose crónico hasta llegar plantearse el suicidio. Al no poder encontrar remedio a sus males en la medicina convencional probó otras alternativas; una de ellas fumar marihuana, le funcionó y le hizo tener mejor calidad de vida. De su propio autocultivo de marihuana se hizo y consumió moderadamente su propio aceite de cannabis con alto contenido en THC.

En 2013, a Simpson le diagnosticaron  un cáncer de piel que la medicina convencional no le hacía desaparecer. Comenzó como alternativa a untarse su propio aceite de cannabis de alto contenido en THC y según él, le desapareció. Aparte de ayudar a otras personas con el mismo aceite de cannabis y con otras enfermedades de la piel como la psoriasis, el aceite RSO se hizo muy popular entre personas que buscaban alternativa a lo convencional en medicamentos.

Miles de personas enfermas accedieron a este aceite medicinal y sufriendo diferentes enfermedades que podían ir desde diabetes a glaucoma o verrugas. Según Simpson el aceite tiene un 70% de efectividad. Después de la presión del Gobierno de su país, Simpson tuvo que emigrar a Europa donde aún sigue investigando sobre este aceite de cannabis.

Este RSO se extrae de los cogollos de la planta usando un disolvente, posteriormente se limpian todas las impurezas para su uso que se prolongará hasta 90 días. Este aceite de cannabis se puede consumir de forma oral, en la cocina, vaporizado, fumado o aplicado en la piel. En internet existen páginas web que hablan sobre como hacerse y sus dosis.

También habría que recordar que si se utiliza un aceite extraído de una variedad sativa, su efecto será mucho más cerebral y eufórico. Por el contrario, si utilizamos una variedad de cannabis indica su efecto será más relajante.

No se ha demostrado científicamente que cure el cáncer , ya que no se han hecho ensayos clínicos sobre ello. Pero sí demuestra tener efectos paliativos muy positivos y confirmados. Si existen estudios que dicen que el cannabis produce la apoptosis de las células tumorales (suicidio de células cancerígenas) en algunos casos. Aunque, se precisa más investigación, debe ser la ciencia quien debe corroborar los datos.

Por otro lado, el aceite de cannabis con alto contenido en CBD podría actuar en cada paciente de forma particular y de varias formas. En EEUU, Israel, o Canadá donde se llevan años utilizando el cannabis para lidiar con el cannabis investigadores de esta enfermedad y experiencias de pacientes que durante décadas combatieron la enfermedad con cannabis reportan que el cannabis actúa positivamente en pacientes con cáncer en distintas etapas de su progresión. Y además incluyendo los cuidados paliativos, tratamientos complementarios y la lucha contra el tumor y su prevención.

Aceite de cannabis
Aceite de cannabis y cáncer

Aceite de cannabis para fumar

Como hemos dicho anteriormente, el consumo de cannabinoides puede ser de varias formas. Una de ellas es la de fumar. Este aceite de cannabis medicinal es altamente concentrado y se puede o bien impregnarlo en un cigarrillo o bien con un dab. No sería la forma más aceptable de consumirlo fumado con tabaco, pero sí que es cierto que para muchas personas es la forma más cómoda de consumirlo.

Falta investigación con el aceite de cannabis

La mayoría de información llega por los reportes de los usuarios y últimamente por algunas investigaciones. Es por ello que la mayoría de información que llega con el cannabis necesita ser testeada por la investigación y ensayos clínicos. Su estatus de ilegal durante tantas décadas ha impedido esta investigación. También es por ello, que a medida que estas investigaciones con el cannabis se están realizando, los resultados parecen ser más que asombrosos. Mac

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Aceite de cannabis, 5 hechos esenciales

 

Aceite de cannabis con CBD ¿ayuda contra el cáncer de pulmón?

 

¿Cómo hacer aceite de cannabis CBD?

Aceite de cannabis

A fuerza de beneficios, el aceite de cannabis con CBD se ha convertido en la estrella de los últimos años.

Ya sea en aquellos países donde la marihuana es legal como en los otros, los preparados con cannabidiol son una puerta de entrada para aquellos que nada sabían de cannabis.

Para tratamientos de dolor, calmar nervios, o simplemente conciliar el sueño, el ungüento ya dice presente en los botiquines de muchas familias.

La popularidad trajo también problemas: muchos se animaron a realizar preparados sin seguir un patrón común, algo que los hace poco confiables para tratamientos largos.

También están aquellos inescrupulosos que venden aceites de cannabis con poco o nada de CBD y mucho de placebo.

Tanto a estos como a los otros querremos evitarlos si de tratar dolencias se trata.

Si hablamos de cannabis medicinal, de todos sus compuestos el más importante sin duda alguna es el CBD o cannabidiol.

En el cáñamo es el cannabinoide principal, mientras que en la marihuana se encuentra por detrás del THC, salvo excepciones como son las variedades CBD.

A diferencia del THC, no tiene ningún tipo de efecto psicoactivo.

Es más, el CBD actúa como modulador o “amortiguador” del THC, reduciendo sus efectos psicoactivos.

Propiedades CBD

Aceite de cannabis
Cannabinoides como el cbd se encuentran en la planta del cannabis

El CBD, según numerosos estudios realizados, tiene efectos antieméticos, anticonvulsivos, antiinflamatorios y ansiolíticos.

También puede llegar a reducir el crecimiento de las células de cáncer de mama humano in vitro y reducir su invasividad.

Se emplea eficazmente para tratar diferentes tipos de epilepsia, el síndrome de West, y la esclerosis múltiple y espasmos musculares.

También el dolor, la ansiedad o la esquizofrenia, además de en otras dolencias genéticas o crónicas.

Hay estudios que aseguran que también sirve para la enfermedad de Alzheimer y la Esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

También está comprobada su eficacia como agente que previene las náuseas generadas por la ingesta de medicamentos contra el VIH/SIDA.

Otras enfermedades que demostró controlar el CBD son la enfermedad de Crohn y el Glaucoma.

Estatus legal CBD

Actualmente el aceite de cannabis con CBD sufre una censura en gran parte de la Unión Europea.

El cannabidiol está prohibido en Lituania, Bielorrusia, Eslovaquia, Moldavia, Bosnia Herzegovina, Albania, Montenegro, Georgia, Armenia, Andorra y Mónaco.

En Italia, Bélgica, Irlanda, Serbia y Finlandia su estatus legal es difuso.

Sin embargo en España, Francia, Luxemburgo, Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Alemania, Suiza, Eslovenia, Grecia, Bulgaria, Rumania, Polonia, Noruega y Ucrania está permitido de alguna forma.

Francia y Noruega solo permiten el aislado de CBD (la forma pura de CBD) sin THC.

En tanto que en Portugal, República Checa, Austria, Croacia, Hungría, Letonia, Estonia y Lituania existe un gris legal.

De ellos, Alemania y el Reino Unido lideran el mercado europeo de CBD, seguidos de Suiza, Austria, España y Grecia.

En 2019, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) designó los productos con CBD como nuevos alimentos bajo estrictas condiciones.

Para 2023, se estima que el mercado europeo de CBD alcanzará los 1.400 millones de euros.

Uruguay, Paraguay, Perú, Colombia, Chile, Argentina son algunos de los países americanos que permiten el uso medicinal del cannabis.

Al igual que algunos estados de Estados Unidos.

Claro que, en muchos de esos casos, la restricción no es legal si no presupuestaria: las fórmulas magistrales con CBD pueden ser muy costosas.

Brasil, Ecuador y Venezuela son algunas de las naciones donde la discusión está todavía muy atrasada.

Recetas CBD

Aceite de cannabis
Los beneficios del aceite de cannabis CBD

Hoy les traemos una receta muy sencilla para elaborar un aceite de CBD en pocos pasos y rápidamente.

Para ello sólo necesitamos dos ingredientes, que son lógicamente aceite y cannabis rico en CBD.

En este aspecto, algunos bancos de semillas cuentan con variedades con altos niveles de CBD y cantidades de THC que no llegan a superar el uno por ciento, por lo que psicoactividad será nula.

La otra opción es usar cáñamo.

Los cañamones vienen a menudo en la comida de pájaros.

Muchas pajarerías los venden incluso al peso y son realmente baratos.

Pero se debe tener en cuenta que su cultivo es ilegal, ya que es necesario permisos de varios ministerios, certificado de procedencia de las semillas.

Además de que no existe cáñamo feminizado, por lo que realmente no sabrás si estás cultivando una planta hembra o un macho.

Personalmente, recomendamos apostar por una buena semilla de algún banco reconocido.

En cuanto al aceite, usa un buen aceite de oliva virgen extra.

Si se le llama oro líquido no es sin motivo.

El aceite de oliva es considerado un superalimento que previene las enfermedades cardiovasculares y contribuye a reducir los niveles de colesterol malo.

Favorece la función digestiva y reduce la secreción ácida gástrica.

Ayuda a combatir el estreñimiento.

Contribuye a una correcta mineralización de los huesos, y a su desarrollo.

Desempeña un papel protector frente al estrés oxidativo celular. Y aumenta la longevidad.

Aceite de cannabis
¿Aceite de cannabis para la longevidad?

Ingredientes

5 gramos de cogollos de cannabis con alto contenido en CBD.

500 ml de aceite de oliva virgen extra.

Recipiente de vidrio con tapa.

Un cazo o cacerola.

Un termómetro de cocina.

Filtro de café.

Pequeños botes o frascos de vidrio con gotero.

Preparación

Comenzamos vertiendo en el cazo el aceite de oliva.

Luego triturar los cogollos y añádelos al aceite.

Pon el cazo a fuego suave.

Es importante controlar la temperatura, ya que con temperaturas superiores a 150º los cannabinoides pueden evaporarse.

Lo ideal es trabajar con temperaturas ligeramente por debajo de 100º.

Usa el termómetro para lograr esto.

Los cogollos debes “cocinarlos” durante aproximadamente una hora.

Pasado este tiempo los cannabinoides se habrán integrado perfectamente en el aceite.

Retira del fuego.

Con el aceite aún caliente, cuela en un recipiente usando un filtro de papel de café o un colador muy fino.

Así retiramos la materia vegetal.

Presionarlos sobre el colador para exprimirlos bien.

Cuando el aceite enfríe, ya puedes pasarlo a los botes de vidrio con gotero.

En muchas farmacias se pueden encontrar y son muy económicos.

Además permite una buena dosificación.

Consejos

Las dosis de aceite de cannabis con CBD varían en función de aspectos como concentración de CBD, peso de la persona, tipo de dolencia a tratar.

Puesto que su psicoactividad es nula, no existe riesgo de sobredosis.

Comienza por una dosis baja, unas 10 gotas diarias repartidas en tres tomas.

Embargo, si no tienes ninguna de las dolencias anteriormente descritas, puedes comenzar en forma progresiva con un par de gotas al día.

Sube semana a semana según las necesidades.

El primer síntoma que vas a sentir es un largo y plácido sueño así que, ¡a descansar!

Protector solar de aceite de cannabis casero; hazlo tú mismo

Aceite de cannabis
Aceite de semillas de cannabis para protección solar

El aceite de semillas de cáñamo no sólo tiene unas importantes propiedades nutritivas. También según algunos estudios muestra un gran poder de absorción de los rayos UV-B y UV-C producidos por el sol. De hecho cuenta con un Factor de protección Solar de 6, superior al de otros aceites vegetales como el de ricino, de almendras o de jojoba. Es por lo tanto, una excelente base con la que poder hacer un protector solar casero.

Ingredientes protector solar de aceite de cannabis

  • 4 cucharadas de aceite de cáñamo
  • 40 gotas de aceites esenciales (ver abajo)
  • 40 gramos de cera de abeja para proporcionar impermeabilidad a la mezcla
  • 40 gramos de manteca de Karité, de coco o de cacao
  • 1 cucharada pequeña de aceite de germen de trigo
  • 15 gramos de polvo de óxido de zinc

Elaboración

Añadir aceites esenciales ayudará a incrementar el factor de protección solar. Por ejemplo el aceite esencial de zanahoria cuenta con un FPS cercano al 40. Al aceite esencial de menta y el de albahaca un FPS 6, el de lavanda un FPS 5, el de eucalipto un FPS 2… Además en cuentan con otras propiedades como el de combatir en acné y regenerar las células en el caso del de zanahoria, aportar una sensación refrescante en el de menta, o para el tratamiento de quemaduras el de lavanda.

Por otro lado el óxido de zinc se puede adquirir en una farmacia. Es un ingrediente común en la elaboración de productos de cuidado bucal, polvo para bebés y cremas protectoras para tratar rozaduras, crema de calamina, champús anti caspa, ungüentos antisépticos y especialmente protectores solares. Tiene uno de los más amplios espectros de reflexión de rayos UVA y UVB aprobados para el uso en bloqueadores solares. Es considerado no irritante, no alergénico, y no comedogénico.

Ingredientes comunes

Los demás ingredientes son más comunes y también muy fáciles de encontrar. El aceite de germen de trigo tiene un alto contenido en vitaminas del grupo B y vitamina E y posee propiedades antioxidantes, antienvejecimiento, hidratantes… La cera de abeja le aportará impermeabilidad a la crema. Y las mantecas vegetales además de nutritivas, tienen una textura sólida incluso en temperatura ambiente, pero que se funde a la temperatura corporal. Son muy usadas en cosmética natural.

Así que comenzamos la elaboración. La crema protectora la haremos al baño maría, así que en una olla grande añade un par de dedos de agua y después introduce en su interior una olla más pequeña en los que iremos agregando los ingredientes. Ponla a fuego lento y en primer lugar derrite la manteca y la cera de abeja. Una vez se hayan derretido, remueve para fusionar ambos y deja que enfríe ligeramente. Añade a continuación el aceite de semillas de cáñamo, el aceite de germen de trigo y el aceite esencial que escojas.

El óxido de zinc es una sustancia que su inhalación puede ser peligrosa. En estos tiempos nadie tiene excusa para no usar una simple mascarilla en el siguiente paso, el de añadir el óxido de zinc a la crema y remover bien hasta que se disuelva completamente. Para terminar y antes de que enfríe, pasa la crema protectora solar a un bote o varios botes pequeños. Deja que repose durante 12 horas, tiempo en el que adquirirá una consistencia dura, pero que como decimos se derretirá en nuestra piel. Es muy fácil de aplicar.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

2 respuestas

  1. Si alguien va a usar aceite de Rick Simpson, que investigue bien el efecto del alcohol isopropílico: Es cancerígeno, entre otros. El alcohol etílico no es la panacea, pero al menos no es tan tóxico. Personalmente recomiendo hacer tinturas o aceites con AOVE o, a unas malas, con alcohol etílico (vodka, ron, etc.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular