Guia completa sobre el aceite de cannabis

El aceite de cannabis se extrae de las distintas variedades de la planta, estas pueden ser de alto o bajo contenido en THC o CBD

aceite-de-cannabis

El aceite de cannabis se extrae de las distintas variedades de la planta, está a su vez puede ser una variedad de alto contenido en THC o de bajo contenido de este cannabinoide. Este tetrahidrocannabinol (THC) es el elemento químico de la planta que nos hace sentir los efectos psicotrópicos o perturbadores. En el argot de la calle, el cannabinoide que “coloca”.

Existen muchas y distintas variedades o cepas de cannabis con un registro distinto de cannabinoides. Estos últimos son los elementos que regulan y proveen de los distintos efectos cuando consumimos o usamos. Es decir, según la composición de los cannabinoides de la planta, el aceite de cannabis tendrá unos efectos u otros. Por lo tanto, el aceite es muy diferente en su composición según la planta de la que se haya extraído.

Si es una variedad de alto contenido en THC o de alto en CBD, los síntomas serán totalmente diferentes. De hecho, así como el consumo de aceite de cannabis de alto THC te proporciona efectos psicotrópicos; el de alto en CBD podría y en forma de antídoto, rebajar esa sensación de “colocado”. Por lo tanto, los efectos del aceite de cannabis dependen mucho de la variedad o tipo de planta de donde se ha extraído.

Como hacer aceite de cannabis

El aceite de cannabis es ilegal en la mayoría de países, por lo que si queremos acceder a él una de las formas sería hacerlo uno mismo. Lo primero y como comentamos anteriormente es elegir la variedad de cannabis del que queremos extraer, de alto contenido en THC, en CBD o de porcentaje similar en los dos cannabinoides.

Según para qué enfermedad o uso necesitemos el aceite de cannabis, deberemos elegir el tipo de variedad, THC, CBD, CBG, CBN y más.

Para hacer el aceite de cannabis deberíamos primero lavar las flores ha utilizar, si es con agua caliente mejor, así ya se descarboxila el ingrediente. En un recipiente de cristal introducimos un tipo de aceite para macerar, el de oliva por ejemplo. Introducimos las flores de cannabis sin triturar y de la variedad elegida (la cantidad tendrá que verse en tablas). La dejaremos macerar en un sitio oscuro un par de semanas, removemos de vez en cuando. Cuando pase ese tiempo ya podría estar para consumir. Si estuviese demasiado fuerte, pondremos en otro recipiente la mezcla y añadiremos más aceite de oliva para rebajar su efecto. Además de agitarlo y dejarlo 48 horas más en reposo. Esta sería una forma para conseguir tu aceite de cannabis medicinal para uso sublingual, uso tópico o para usar en alimentos.

Existen más formas de conseguir aceite de cannabis más refinado. En internet puedes encontrar muchas de ellas, solo debes realizar una pequeña búsqueda.

Aceite de cannabis propiedades

Lo primero que debemos saber es que existen variedades de cannabis bastantes distintas en lo que se refiere a su psicoactividad o composición de cannabinoides. Podríamos dividirlas en dos tipos de ellas en la jerga de la calle, la marihuana y el cáñamo. La primera tendría un alto contenido en THC  y la segunda su contenido en THC sería mínimo y el contenido de CBD alto.

Por lo tanto, las propiedades del aceite de cannabis de la marihuana sería psicotrópico y los usuarios recreativos lo usan para “colocarse”. Los usuarios medicinales de la marihuana lo usan para combatir ciertas enfermedades o recibir la ayuda de sus efectos con el tetrahidrocannabinol en primer lugar.

Las propiedades del aceite de cannabis de su variedad del cáñamo no son usadas para uso recreativo por no tener ese efecto psicotrópico al ser bajo en THC y tener mayoritariamente CBD. Las cantidades de THC en estas variedades no superan el 0,3% de THC y por lo tanto no se nota el “colocón”después de su consumo.

Las plantas de cannabis tienen más de 100 cannabinoides o componentes activos.El cannabidiol o CBD no coloca ni provoca adicción y su uso recreativo es muy bajo.

Aceite de cannabis medicinal y propiedades

El aceite de cannabis medicinal se usa por sus propiedades beneficiosas para la salud. El estatus del cannabis durante muchas décadas ha sido el de ilegal, por lo tanto, no se llevaron a cabo muchas investigaciones modernas con anterioridad. Pero en los últimos años, esto ha ido cambiando y las investigaciones sobre las propiedades del cannabis para la salud han estado llegando con bastante asiduidad.

Entre las propiedades del aceite de cannabis medicinal, recordemos diferencias entre el de alto contenido en THC o CBD,  podría encontrarse su efectiva reducción del dolor. Es relajante muscular, induce el sueño y combate la artritis reumatoide, reduce el estrés y la ansiedad, la fibromialgia, reduce la náuseas y el vómito, es antioxidante, antiinflamatorio, antiespasmódico y antiepiléptico, También, combate los dolores de cabeza, migrañas, enfermedades neurodegenerativas, Parkinson, Alzheimer, inhibe el crecimiento de tumores y células cancerígenas, endometriosis y alguna más que está en investigación en la actualidad.

Donde comprar aceite de cannabis

El aceite de cannabis en su versión con alto contenido en THC es ilegal en la gran mayoría de países del mundo. De hecho, donde es legal el cannabis recreativo como Canadá o estados norteamericanos, si es más fácil acceder a él. Solo habría que ir a un dispensario y pedirselo a un budtender(dependiente del comercio de cannabis) para su adquisición. En estos estados o países del norte de América, también es legal el acceso al cannabis medicinal con alto contenido en THC, por lo tanto con una receta médica también se podría acceder a este aceite o extracto.

Por el contrario, si lo que estamos buscando es un aceite de cannabis medicinal CBD, entonces el abanico de países donde se puede adquirir es más amplio. Este producto llamado aceite CBD se puede adquirir en muchos comercios online que lo tienen a la venta. También, en los muchos países que han legalizado el cannabis medicinal en referencia al aceite de CBD, se puede tener acceso a él. Por ejemplo, la epilepsia grave ha sido propulsora para que los gobiernos autoricen este tipo de medicina en sus respectivos países, Reino Unido sin ir más lejos.

También en Europa, el llamado “aceite CBD” no tiene su venta autorizada para consumo humano como suplemento alimenticio, espacio legal donde se ha buscado encajar este producto. Es más, en la actualidad aún está por saber cuales son las leyes a seguir con el aceite CBD dentro de la Unión Europea. Se espera que en los próximos meses la UE diga a los estados miembros como va a regular este producto. Mientras tanto, el aceite de CBD solo se puede comercializar en la UE como producto cosmético.

En latinoamérica nos encontraremos con países como Colombia o México, por poner dos,  donde el aceite de CBD se puede adquirir. Sin embargo en otros países de la región, sus leyes por ahora no lo permiten.

Por lo tanto, la adquisición legal del aceite de cannabis difiere mucho según donde uno resida.

Aceite de cannabis sativa

Con el aceite de cannabis sativa existe una gran confusión de denominación. Ya que el nombre científico de la planta es cannabis sativa y sabemos que existen dos variedades a las que llamamos marihuana (alto contenido en THC) y cáñamo (bajo contenido en THC y alto en CBD). Además, al aceite de semillas de cannabis también se le llama aceite de cannabis sativa.

Por lo tanto, cuando nombran aceite de cannabis sativa, se podrían estar refiriendo exactamente tanto a un aceite con tetrahidrocannabinol, otro aceite con cannabidiol y otro aceite que es un superalimento como el extraído de semillas de cannabis con un porcentaje perfecto de combinación entre los ácidos grasos Omega 3, 6 y 9.

Aceite esencial de cannabis

La mayoría de personas  usuarias de la planta se refieren al aceite esencial de cannabis al extracto concentrado de las flores. Este aceite esencial en la mayoría de veces es de  consumo recreativo. Es una forma de conseguir los beneficios de la planta para la salud, pero de una forma concentrada y que puede conseguirse sin tener que pasar por fumar, es decir por los pulmones.

Este concentrado o aceite esencial, puede colocarse en forma de gota debajo de la lengua o sublingual para obtener sus beneficios. Estos pueden ir desde buscar la relajación, mediar contra el dolor, combatir el estrés o la ansiedad, para conciliar el sueño, atajar los problemas causados por los medicamentos contra el cáncer, combatir el glaucoma o bajar la presión ocular, además de ser un sustituto de los medicamentos opiáceos.

Aceite de cannabis para el dolor

La evidencia científica disponible es favorable al uso del cannabis medicinal en personas que sufren de dolor crónico. Y especialmente en pacientes con dolor neuropático y oncológico. Existen ya muchas investigaciones donde el cannabis ha resultado ser más que prometedor para combatir el dolor. El aceite de cannabis sencillamente es una extracción más concentrada de sus cannabinoides. Por lo tanto, el uso de este aceite es el uso de cannabis concentrado. Aquí, son los efectos en el usuario los que dirigirán al paciente hacia un tipo de aceite con alto contenido en THC, CBD u otro.

Es razonable y lógico que las personas que sufran de dolores quieran probar otras alternativas para conseguir mitigar su dolor.

Aceite de cannabis contra el cáncer

El NIH (Instituto Nacional del Cáncer de EEUU) puedes leer mucha información sobre los cannabinoides y el cáncer.

Existen muchos comentarios positivos en internet de personas que han padecido cáncer u otras enfermedades  y han reportado la utilización de un aceite de cannabis denominado aceite Rick Simpson o RSO, dándoles muy buenos resultados. El RSO (Rick Simpson Oil) es un extracto de marihuana al que se le atribuyen propiedades medicinales.

El canadiense Rick Simpson, trabajador del sector sanitario, después de una conmoción cerebral en los años noventa, sufría de zumbidos en el oído y volviéndose crónico hasta llegar plantearse el suicidio. Al no poder encontrar remedio a sus males en la medicina convencional probó otras alternativas; una de ellas fumar marihuana, le funcionó y le hizo tener mejor calidad de vida. De su propio autocultivo de marihuana se hizo y consumió moderadamente su propio aceite de cannabis con alto contenido en THC.

En 2013, a Simpson le diagnosticaron  un cáncer de piel que la medicina convencional no le hacía desaparecer. Comenzó como alternativa a untarse su propio aceite de cannabis de alto contenido en THC y según él, le desapareció. Aparte de ayudar a otras personas con el mismo aceite de cannabis y con otras enfermedades de la piel como la psoriasis, el aceite RSO se hizo muy popular entre personas que buscaban alternativa a lo convencional en medicamentos.

Miles de personas enfermas accedieron a este aceite medicinal y sufriendo diferentes enfermedades que podían ir desde diabetes a glaucoma o verrugas. Según Simpson el aceite tiene un 70% de efectividad. Después de la presión del Gobierno de su país, Simpson tuvo que emigrar a Europa donde aún sigue investigando sobre este aceite de cannabis.

Este RSO se extrae de los cogollos de la planta usando un disolvente, posteriormente se limpian todas las impurezas para su uso que se prolongará hasta 90 días. Este aceite de cannabis se puede consumir de forma oral, en la cocina, vaporizado, fumado o aplicado en la piel. En internet existen páginas web que hablan sobre como hacerse y sus dosis.

También habría que recordar que si se utiliza un aceite extraído de una variedad sativa, su efecto será mucho más cerebral y eufórico. Por el contrario, si utilizamos una variedad de cannabis indica su efecto será más relajante.

No se ha demostrado científicamente que cure el cáncer , ya que no se han hecho ensayos clínicos sobre ello. Pero sí demuestra tener efectos paliativos muy positivos y confirmados. Si existen estudios que dicen que el cannabis produce la apoptosis de las células tumorales (suicidio de células cancerígenas) en algunos casos. Aunque, se precisa más investigación, debe ser la ciencia quien debe corroborar los datos.

Por otro lado, el aceite de cannabis con alto contenido en CBD podría actuar en cada paciente de forma particular y de varias formas. En EEUU, Israel, o Canadá donde se llevan años utilizando el cannabis para lidiar con el cannabis investigadores de esta enfermedad y experiencias de pacientes que durante décadas combatieron la enfermedad con cannabis reportan que el cannabis actúa positivamente en pacientes con cáncer en distintas etapas de su progresión. Y además incluyendo los cuidados paliativos, tratamientos complementarios y la lucha contra el tumor y su prevención.

Aceite de cannabis para fumar

Como hemos dicho anteriormente, el consumo de cannabinoides puede ser de varias formas. Una de ellas es la de fumar. Este aceite de cannabis medicinal es altamente concentrado y se puede o bien impregnarlo en un cigarrillo o bien con un dab. No sería la forma más aceptable de consumirlo fumado con tabaco, pero sí que es cierto que para muchas personas es la forma más cómoda de consumirlo.

Falta investigación con el aceite de cannabis

La mayoría de información llega por los reportes de los usuarios y últimamente por algunas investigaciones. Es por ello que la mayoría de información que llega con el cannabis necesita ser testeada por la investigación y ensayos clínicos. Su estatus de ilegal durante tantas décadas ha impedido esta investigación. También es por ello, que a medida que estas investigaciones con el cannabis se están realizando, los resultados parecen ser más que asombrosos. Mac

Más Artículos
marihuana-y-café
Estudio, cannabis en embarazo puede aumentar riesgo de autismo
>