Etiquetas Posts etiquetados con "endocannabinoides"

Etiqueta: endocannabinoides

por -
0 1.350 vistas

Endocannabinoides. El cuerpo humano se beneficia de su propia red de cannabinoides, llamada sistema     endocannabinoide. Sobre todo si tenemos en cuenta el increíblemente gran tabú en torno a la planta de cannabis y su consumo, se ha profundizado de forma diversa en el tema general de los cannabinoides producidos de forma natural por el cuerpo humano.

El tema de los endocannabinoides y el desarrollo también se ha alimentado, a pesar de mantener ampliamente un perfil bajo. Y tal vez con “razón”; ¿qué tendrían que decir los legisladores sobre que los cannabinoides son en gran parte responsables de algunos de los primeros intentos de supervivencia de los embriones humanos?

 

Endocannabinoides: breve resumen de los conceptos básicos

Los receptores cannabinoides (CB) están presentes en numerosos lugares de todo el cuerpo humano. Por un lado, los receptores CB1 se encuentran en muchos tejidos neuronales y no neurales, en particular en el cerebro, en el sistema nervioso, sistema digestivo, sistema reproductivo, tejidos conectivos, y en las glándulas. Por otra parte, los receptores CB2 se pueden encontrar en el tejido no neuronal, por ejemplo en el sistema inmunológico. Los beneficios aportados por estos receptores cannabinoides y sus cannabinoides asignados son variados, pero se centran en un único objetivo: la homeostasis, es decir, la capacidad de un organismo para regular su medio interno con el fin de adaptarse a los parámetros externos.

Por ejemplo …
Se sabe que los receptores CB1 son el objetivo del famoso cannabinoide THC, pero otros cannabinoides y endocannabinoides también colaboran con los receptores CB1, como la anandamida.
El CBD, otro cannabinoide muy popular famoso por sus múltiples propiedades terapéuticas, interactúa con los receptores CB1 y CB2.

Endocannabinoides y desarrollo: la implantación embrionaria

Los endocannabinoides se detectan en el cuerpo humano muy pronto, antes de que dicho cuerpo humano esté completamente formado en el útero. De hecho, ambos receptores CB1 y CB2 están presentes a partir de las primeras etapas de la gestación, sobre todo durante el proceso de implantación del embrión – es decir, cuando el propio embrión “se adhiere” con éxito a la pared uterina de la madre/madre sustituta.

La implantación del embrión tiene lugar de 6 a 12 días después de la ovulación. La madre empieza a proporcionar oxígeno y nutrientes al embrión con el fin de permitir que crezca. Durante ese tiempo, el útero suele registrar altos niveles de anandamida, y requiere una reducción muy específica y muy localizada de los niveles de anandamida para que el proceso de implantación tenga éxito, es decir, exclusivamente en la ubicación en la que el embrión se adhiera. [1]

Debido a su relación con la anandamida, los receptores CB1 se encuentran en el centro de este proceso. En caso de que el proceso de implantación sea deficiente, es decir, que el sistema endocannabinoide no esté cumpliendo con su función, el embrión no lograría sobrevivir, por lo que el endocannabinoide anandamida no sólo es importante para el crecimiento en las primeras etapas de la gestación, sino que también es de vital importancia para la supervivencia final del embrión.

¿Qué significa?
El proceso de implantación del embrión se entiende de una manera muy limitada. En concreto, las numerosas razones por las que la implantación del embrión puede fallar no siempre se pueden explicar.
Estudiar más a fondo la anandamida y sus efectos cuando se le administra al cuerpo humano a partir de fuentes externas podría resultar de utilidad en el tema general de la infertilidad.
Además, utilizar de forma más democrática estos conocimientos también podría mejorar las probabilidades con respecto a la fertilización in vitro; uno de los principales obstáculos de este tipo de procedimientos es cuando el óvulo no se implanta en el útero de la madre.

Embryo-in-utero

Endocannabinoides y desarrollo: la primera conexión neuronal post-natal

Desarrollo neuronal

Otros estudios sobre las funcionalidades gestionadas por los receptores CB1 en el cerebro han demostrado que estos receptores están presentes en las áreas que están desiertas una vez que el cuerpo alcanza un estado adulto.
De hecho, los receptores CB1 no sólo se encuentran en el córtex cerebral y elhipocampo, que son áreas en las que se sabe estos receptores están activos en los seres humanos adultos, sino que en el caso de los cerebros en desarrollo, también en la sustancia blanca, sobre todo en la cápsula interna y en la pirámide bulbar, así como en la zona subventricular.
En otras palabras, se cree que los receptores CB1 juegan un papel más importante en las primeras fases de desarrollo del cerebro humano. Posteriormente, el cuerpo humano adulto hace caso omiso de los receptores una vez que se ha completado esta parte específica del proceso de desarrollo neuronal.
En un intento por detectar el mismo proceso en otras especies, se han realizado estudios sobre el desarrollo del cerebro en animales que también han demostrado la presencia de receptores CB1 hasta el día postnatal 5 en las áreas de la sustancia blanca tales como el cuerpo calloso, y, en la comisura anterior, que a su vez conecta los dos hemisferios del cerebro. [2] [3]

Ambos resultados demuestran una presencia transitoria de receptores cannabinoides en varias regiones del cerebro en desarrollo, coincidiendo con la teoría de que los endocannabinoides desempeñan una función en el desarrollo del cerebro.

¿Qué significa?
Por desgracia, los estudios realizados sobre el tema de los endocannabinoides y el desarrollo, sobre todo relacionados directamente con el cerebro humano, están demasiado centrados en los conceptos básicos de este descubrimiento como para poner en marcha cualquier tipo de aplicación concreta. Se podría teorizar que tal vez, algún día, podrían detectarse ciertas enfermedades congénitas que afectan al sistema nervioso (como la parálisis cerebral), y posiblemente tratarse antes de su aparición.

Propiedades neuroprotectoras

Los endocannabinoides también parecen influir en la pérdida neuronal inducida por un traumatismo durante un corto periodo de tiempo después de nacer.
Los experimentos llevados a cabo tras el nacimiento en animales han demostrado que el traumatismo de orígenes externos responsable de provocar una pérdida neuronal podría verse afectado por las acciones protectoras de un compuesto sintético que imita al THC. En estos casos, la ingesta de THC evitó la neurotoxicidad tanto de efecto inmediato como retardado como resultado del trauma.
El estudio más profundo de este proceso ha demostrado que dependiendo de la edad exacta del sujeto, los resultados podrían variar; parece ser que las propiedades neuroprotectoras proporcionadas por los receptores CB1 están activas sólo durante un período corto y crítico después de nacer. [2] [4]

Las observaciones basadas en este experimento, y otros similares, han demostrado que se produce un importante aumento de los niveles del endocannabinoide anandamida tras un traumatismo craneal. La hipótesis es que la anandamida, que interactúa con los receptores CB1, podría estar actuando como un neuroprotector endógeno.

¿Qué significa?
Es evidente que el cuerpo de los mamíferos ya tiene una forma de defenderse de ciertos peligros que pueden ocurrir después de nacer. Sin ningún tipo de desencadenante que no sea un traumatismo en sí, la anandamida protege el cerebro joven de la pérdida neuronal. Sin embargo, el componente THC, administrado externamente, podría llegar a ser un importante elemento clave para el tratamiento del traumatismo temprano en recién nacidos. La mayoría de estas fuentes de traumatismo temprano son el resultado de complicaciones en el proceso del parto, por ejemplo, asfixia o paro cardíaco. Sin embargo, debido a la naturaleza psicoactiva del THC, es probable que hiciera falta realizar ciertos ajustes. Digamos, ¿una mezcla de CBD-THC?

human-brain

Endocannabinoides y desarrollo: la respuesta a la lactancia y la lactancia materna

Respuesta a la lactancia y retraso en el desarrollo

La respuesta a la lactancia de un recién nacido, es decir, “la [succión instintiva] de todo lo que toca el paladar, y simula la forma en que un niño come de forma natural“, es un hito crucial en el ciclo de la vida humana. En los casos en que el recién nacido sobrevive a la ausencia de respuesta a la alimentación, puede condicionar desarrollos físicos futuros que pueden llegar hasta la edad adulta, tales como el crecimiento, la relación general con el proceso de alimentación, y sus respectivos subproductos (aumento de peso en relación a la edad, dificultades gastrointestinales, etc.) también puede influir en la relación madre/cuidador y el niño, o proceder de ella.

Los estudios han intentado demostrar que los receptores CB1 son un parámetro importante en la iniciación de la respuesta a la lactancia en los recién nacidos. Por ejemplo, las pruebas que implican la inyección de un antagonista de los receptores CB1 resultaron en un fracaso en la ingestión de leche, con las muertes eventuales de los sujetos sometidos a prueba unos días más tarde. Tales resultados sólo pudieron observarse cuando el antagonista se administraba durante las 24 horas siguientes al nacimiento, y administrarlo más tarde resultaba en un porcentaje de menor a inexistente de muertes resultantes. El antagonista de los receptores CB1 también provocó hipotermia y la falta de capacidades motoras para alimentarse. Una vez más, parece que el sistema endocannabinoide pone en marcha los mecanismos de supervivencia temporal, sólo para desactivarlos cuando el cuerpo no los necesita. [2]

¿Qué significa?
El retraso en el desarrollo de origen no orgánico, que es un retraso en el desarrollo sin una fuente orgánica conocida, podría estar relacionado con un sistema endocannabinoide deficiente. A pesar de los estudios relacionados que se han realizado hace más de una década, la hipótesis aún no se ha estudiado en más profundidad.

Lactancia materna

El papel de ciertos endocannabinoides en el proceso de alimentación de los lactantes fue reconocido hace más de dos décadas por diversos estudios. Tanto la anandamida como su compañero endocannabinoide 2-araquidonoilglicerol (2-AG) se encuentran en la leche humana y en la leche de vaca, con un nivel de 2-AG diez veces superior al de la anandamida.

Los resultados de las pruebas sugieren que el objetivo de 2-AG en el cerebro es estimular la respuesta a la lactancia, y que la ingesta de leche resultante aumente su niveles, creando en un período de 2 días un patrón de comportamiento de lactancia de leche. En los casos en que se administra un antagonista, la falta de 2-AG derivado de la leche resulta en una falta de desarrollo de este patrón, poniendo en peligro la supervivencia del sujeto lactante. [2]

Por otro lado, se ha demostrado que la anandamida aumenta la ingesta de alimentos. Según los científicos, “los circuitos subyacentes responsables de la eficacia terapéutica de los cannabinoides para estimular el apetito no se conocen todavía, a pesar de que están probablemente relacionados con el hecho de que el receptor CB1, la anandamida y 2-AG están presentes en el hipotálamo, del que se sabe que está relacionado con la alimentación”. [5]

¿Qué significa?
¿Alguna vez has consumido cannabis con fines recreativos, o con fines medicinales? ¿Te ha dado algunas vez unas ganas locas de comer o picar algo? Si es así, has experimentado de primera mano el mecanismo que estimula la lactancia y el apetito, y en general promueve el crecimiento y el desarrollo a lo largo del ciclo de la vida humana.
Por razones que van de la ética a la actual guerra contra las drogas, el tema, muy sensible, de los endocannabinoides y el desarrollo aún no ha alcanzado su punto máximo en lo que se refiere a la proliferación de estudios, por no hablar de ensayos clínicos.
Con suerte, los cambios legislativos recientes se traducirán en una financiación más consecuente de la investigación de los cannabinoides.

¿Te has topado con algún nuevo estudio sobre el tema? ¿Quieres compartir tu experiencia personal con nosotros?
Háblanos de los endocannabinoides y el desarrollo, en la sección de comentarios.

 by Sylent Jay

[1] Dysregulated cannabinoid signalling disrupts uterine receptivity for embryo implantation, 2001, USA, Germany

[2] The endocannabinoid-CB receptor system: Importance for development and in paediatric disease, 2004, Israel

[3] The endogenous cannabinoid system and brain development, 2000, Spain

[4] Cannabinoids: Well-suited candidates for the treatment of perinatal brain Injury, 2013, Spain

[5] Cannabis and endocannabinoid modulators: Therapeutic promises and challenges, 2008, USA

por -
2 15.225 vistas

 

Un grupo de investigadores del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN, encabezado por Gabriela Rodríguez Manzo, descubrió que la anandamida, que tiene un papel vital en la regulación de procesos como el sueño, el hambre y el alivio del dolor, también tiene un efecto de estimulante sexual.

La Jefa del Departamento de Farmacobiología del Cinvestav, sede sur dijo que dicha sustancia es producida naturalmente a partir de lípidos (sustancias grasas) en la membrana de las células.

En el sistema nervioso se han descubierto receptores específicos para ella, que son los mismos a los que se unen los cannabinoides externos de la mariguana, precisó en un comunicado.

Por ello, dijo, se le clasifica como endocannabinoide o cannabinoide interno, pues sus propiedades y efectos son similares a los de compuestos como el tetrahidrocannabinol (THC) presente en esa droga.

Vimos que el efecto de estos compuestos (endocannabinoides) es bifásico, es decir, que dosis bajas estimulan la conducta sexual, mientras que dosis altas la inhiben. Esto podría adquirir relevancia ahora que se planea despenalizar el consumo de la marihuana con fines terapéuticos en México Distrito Federal”, señaló la especialista.

Sin embargo, advirtió que al emplear esta droga con fines terapéuticos se debe tener cuidado con las dosis utilizadas para no pasar de los efectos estimulantes a los inhibitorios, porque uno de los riesgos podría ser la disfunción sexual.

La investigadora ya había experimentado en otros trabajos con roedores macho que no copulan, los cuales presentaban actividad sexual tras administrarles una inyección de anandamida.

La mayoría de la literatura biomédica establece que los cannabinoides y endocannabinoides tienen efectos inhibitorios sobre la conducta sexual (la atenúan). Pero nosotros encontramos el efecto contrario, la diferencia está en la dosis”, precisó la investigadora.

Aunque estos hallazgos se hicieron con ratas de laboratorio, Rodríguez Manzo considera que algunos datos podrían ser aplicados en el estudio de la respuesta sexual en los seres humanos.

La especialista en la relación entre actividad sexual y neuroplasticidad agregó que estos resultados hacen pensar que la anandamida, que también puede hallarse en productos como el chocolate, podría considerarse como un afrodisiaco en potencia, pero sólo bajo una definición muy precisa del término y en dosis bajas.

Durante mucho tiempo se consideró que afrodisiaco era un compuesto que despertaba la excitación sexual; ahora el concepto es más amplio, porque también se considera así a una sustancia que promueve las respuestas sexuales de erección o eyaculación, cuya disfunción no tiene que ver con el deseo sexual”, aclaró la académica del Cinvestav.

“Todas aquellas sustancias que faciliten la respuesta sexual del individuo podrían ser clasificadas como un afrodisiaco. Si la anandamida a dosis bajas favorece la conducta sexual, podría considerarse un afrodisiaco en potencia en ese rango de dosis”, puntualizó.

Fuente ElSiglodeTorreon

 

por -
2 529 vistas

 

– El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos ha aprobado recientemente el primer estudio clínico para el uso del cannabis para el tratamiento de los veteranos de guerra que regresan y sufren de TEPT (Trastorno de Estrés Post Traumático) – algo de los veterinarios han estado pidiendo a los federales desde hace años.

– Una amplia investigación en animales de laboratorio (ratones) han vinculado los cannabinoides de la marihuana a una enzima que impide la producción de placa en el cerebro – la reducción de uno de los precursores más grandes a la enfermedad de Alzheimer. Los cannabinoides podrían ayudar, o tal vez revertir la pérdida de memoria debido al envejecimiento.

– Las personas que sufren de diversas formas de cáncer pueden dar fe de la eficacia de la marihuana para aliviar los síntomas de la enfermedad y su tratamiento: la mitigación de la pérdida de apetito, de las náuseas y del dolor. Adicionalmente Activos, estudios recientes realizados en España y California también encontraron que el cannabis y sus cannabinoides también pueden inhibir o incluso reducir los tumores de cáncer.

– El Cirujano General de Presidente Obama y corresponsal médico en jefe de la CNN, el Dr. Sanjay Gupta hizo un informe desgarrador el año pasado, enseñando al mundo el caso de Charlotte Fugi , una niña de 5 años de edad que sufre de una forma grave de epilepsia. El sufrimiento de más de 300 ataques a la semana y las incautaciones de Charlotte se redujeron drásticamente cuando se trató con un sencillo elixir de aceite de CBD , un cannabinoide que se encuentra en la marihuana que no puede producir un alto o colocón. Poco después, la Fundación para la Epilepsia se subió a bordo del tren del CDB, y comenzó a pedir una nueva investigación intensificada de los cannabinoides de la marihuana.

– Cannabis salva vidas. Los estudios científicos realizados y publicados en febrero en la revista American Journal of Public Health, profundiza en las tasas de suicidio en los EE.UU. durante más de 17 años, y lo que encontraron era casi chocante. Los Estados que habían legalizado o despenalizado la marihuana, encontraron que su tasa de suicidios entre hombres de 20 a 40 años habían caído en picado – bajando en un 10 por ciento su tasa de suicidios en los estados.

– La investigación indica que hay una fuerte evidencia anecdótica de la experiencia del paciente, que la marihuana y sus ingredientes activos en pequeñas cantidades pueden hacer de analgésicos más eficaces que los opiáceos o incluso hacerlos innecesarios. Potencialmente disminuyen el deseo de lso analgésicos a base de opiáceos o tratare a las personas con una adicción a ellos.

Entonces, ¿qué salió mal? codicia, el miedo, la intolerancia y una lujuria insaciable por el poder se puso de moda, aplastando toda investigación humana del cannabis en los EE.UU., mientras que una lluvia de décadas de miseria, encarcelamientos y la ignorancia después de que Richard Nixon lanzara su “guerra contra las drogas . ”  los federales clasificaron el cannabis como un narcótico Lista 1 … afirmando que no había “ningún uso médico aceptado actualmente”.

La medicina holística y la compasión son condenados, teniendo en algunos de los mayores retos de la salud mundial occidental como el trastorno de estrés postraumático, la enfermedad de Alzheimer, la adicción, el suicidio, el cáncer y la epilepsia – los compuestos de la marihuana potencialmente ofrecen una alternativa de bajo costo por el desfile de las grandes farmacéuticas de sus píldoras costosas … y que no sienta bien a las grandes compañías farmacéuticas de los Estados Unidos.

Si bien es demasiado pronto para declarar que el THC es una cura para el cáncer … o que todo subidón en el cannabinoide CBD curará a los veteranos con TEPT. Los cannabinoides de la planta de la maceta de hoy pueda llegar a ser un día nada menos que un moderno fármaco que ayude a mantener nuestro sistema endocannabinoide en equilibrio y en buen funcionamiento. Tal vez algún día sabremos más acerca de cómo mantener adecuadamente sano el sistema endocannabinoide.. hemos comenzado ese largo y accidentado camino.

Fuente Marijuana

 

por -
0 333 vistas

Los endocannabinoides son moléculas producidas de manera natural en el organismo (principalmente en el sistema nervioso central y periférico), presentan gran similitud con los compuestos de la marihuana y pueden regular una amplia gama de procesos biológicos, como el estado de ánimo en las personas.

Durante cuatro años, expertos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) han estudiado, en colaboración con la Universidad Erasmus de Rotterdam, en Holanda, los efectos que tienen estas moléculas a nivel cardiovascular.

“Una vez que se haya comprendido en su totalidad la suma de efectos inducidos por los endocannabinoides, será posible obtener un potencial uso terapéutico para algunas patologías del sistema cardiovascular, como lo son la hipertensión y la migraña, entre otras”, subrayó Carlos Miguel Villalón Herrera, investigador del Cinvestav y titular de esta investigación.

Investigadores del Departamento de Farmacobiología del Cinvestav experimentaron con los efectos cardiovasculares del sistema endocannabinoide en ratones, y encontraron que al estimular con cannabinoides los receptores celulares de los vasos sanguíneos se produce un efecto dilatador en estos conductos.

Los receptores de los vasos, conocidos como GPR55, son un “nuevo tipo de receptor atípico” y causan dilatación al interactuar con una sustancia cannabinoide, expresó Villalón Herrera, quien pertenece al Sistema Nacional de Investigadores.

“Nunca antes se había reportado que la activación de este receptor produjera respuestas vasculares sistémicas. De tal manera que somos uno de los primeros grupos en el mundo en demostrar dicha actividad en vivo en modelos animales”, puntualizó.

Para el investigador del Cinvestav, este descubrimiento es de particular relevancia en el comportamiento y las alteraciones producidas por la hipertensión, enfermedad que tiene un profundo impacto en México y en la población mundial.

Sin embargo, Villalón aclaró que a pesar de los resultados alentadores, este estudio necesita seguir investigando múltiples variables antes de proponer algún uso terapéutico potencial, pues deben tenerse en cuenta la gran cantidad de procesos corporales en los que los cannabinoides participan.

Por ejemplo, el sistema endocannabinoide puede llegar a provocar que el cerebro suprima la transmisión y percepción del dolor, permitiendo al individuo escapar de situaciones que pueden llegar a amenazar su vida, o provocando que no perciba situaciones de riesgo, “por lo que existe una infinita gama de oportunidades de investigación en torno a estas sustancias”, concluyó Villalón Herrera.

Fuente ElUniversal

por -
2 4.110 vistas

arizona-medical-marijuana-testing-cbcMientras que los nombres del THC y CBD nos suenan, muy pocos conocen un compuesto de la marihuana llamado cannabicromeno.

Eso es lamentable, porque cannabicromeno es en realidad la segunda más abundante dentro de los cannabinoides de la marihuana, lo que significa que es probable que haya más de CBC en el cannabis que CBD, a pesar de que el CBD parece tener toda la atención actualmente.

Pero las investigaciones en las últimas décadas destaca una serie de razones por las que usted debe tomar nota de este compuesto no psicoactivo. Aquí hay 5 de ellas:

1. Lucha contra las bacterias y hongos

Uno de los primeros estudios con el cannabicromeno fue publicado en 1981 por la Universidad de Mississippi.

En el estudio, los investigadores encontraron que el CBC exhibió efectos “fuertes” antibacterianos en una variedad de bacterias gram-positivas, gram-negativas y ácido-rápido – incluyendo E. coli y los estafilococos (S. aureus).

El CBC mostró también una “leve a moderada” actividad frente a diferentes tipos de hongos, incluyendo un contaminante alimentario común conocido como el moho negro (Aspergillus niger).

2. Propiedades anti-inflamatorias

Estudios recientes en animales muestran que CBC puede reducir el edema (hinchazón), así como la inflamación del tracto intestinal .

Curiosamente, el CBC aparece para combatir la inflamación y sin activación de los receptores cannabinoides. Esto podría explicar por qué el CBC produce un efecto anti-inflamatorio más fuerte cuando se combina con otros cannabinoides como el THC.

3. Alivia el dolor

El Cannabicromeno También se encontró que para reduce modelos de dolor en animales, aunque su efecto puede no ser tan fuerte como el del THC.

Sin embargo, un estudio publicado en 2011 concluyó que el CBC y CBD podían luchar contra el dolor “interactuando con varios objetivos que intervienen en el control del dolor” a nivel de la columna vertebral.

El CBC y CBD a la vez no son psicoactivos, los científicos tienen la esperanza de que estos compuestos de marihuana puedan ser utilizados para tratar el dolor sin la psicoactividad.

4. Combate la depresión

Un estudio más reciente de la Universidad de Mississippi identificó un efecto antidepresivo significativo del cannabicromeno en modelos de rata, concluyendo que el CBC y un número de otros cannabinoides pueden “contribuir a la elevación del estado de ánimo en general como propiedades del cannabis.”

Los científicos todavía están tratando de averiguar más acerca de cómo el CBC hace esto, ya que no parece activar las mismas vías en el cerebro como el THC.

5. Estimula el crecimiento del cerebro

La última investigación sobre CBC, publicado el mes pasado, destacó una de las ventajas más singulares de este compuesto: De hecho, podría ayudar al crecimiento de su cerebro. Específicamente, el CBC apareció para aumentar la viabilidad de desarrollar las células del cerebro, un proceso conocido como neurogénesis.

Contrariamente a la creencia popular, la neurogénesis no se detiene una vez que llegan a cierta edad. Sin embargo, sólo se produce en una parte específica del cerebro adulto llamada hipocampo. El hipocampo es importante para la memoria y se cree que el aprendizaje y la falta de crecimiento en esta área contribuye a una serie de trastornos, incluyendo la depresión y la enfermedad de Alzheimer.

marijuanabrain300 (1)Mientras que la capacidad de cannabicromeno para promover la neurogénesis es un hallazgo muy reciente, los estudios anteriores sugieren que el THC y el CBD pueden hacer lo mismo.

Como el Dr. Xia Jiang, de la Universidad de Saskatchewan, uno de los primeros científicos en descubrir este extraordinario efecto de la marihuana – explicó en una entrevista con Science Daily:

La mayoría de las “drogas de abuso” suprimen la neurogénesis.  Sólo la marihuana promueve neurogénesis “.

Los opiáceos, el alcohol, la nicotina y la cocaína son conocidos por inhibir el crecimiento del cerebro. Afortunadamente, el CBC y otros productos químicos en la marihuana parece tener el efecto contrario.

Fuente Leafscience

por -
0 412 vistas

descarga (64)El Cannabigerol (CBG) es la “célula madre” para muchos de los elementos químicos de la marihuana, como el THC y CBD. También tiene una serie de propiedades medicinales que los investigadores están empezando a descubrir.

El cannabigerol pasa a ser responsable de la mayoría de los efectos medicinales de la marihuana, pero muchos no son conscientes de que esta sustancia química existe. Esto se debe a que el CBG funciona en segundo plano y que los científicos sólo recientemente han comenzado a investigar.

Como resultado, el THC y CBD, los dos productos químicos más comunes en la marihuana, y otros cannabinoides menores comienzan como CBG. El CBG no es psicoactivo y puede ser presentado como la “célula madre” de estos elementos químicos. El CBG se convierte rápidamente en otros cannabinoides por las enzimas de la planta de cannabis, lo que explica la baja concentración de CBG en la mayoría de las variedades.

Además de su papel en la formación de otros cannabinoides, el CBG tiene un número importante de efectos médicos propios. Como el Dr. Bonni Goldstein, Director Médico de Canna-Centers, ha explicado en un vídeo para WeedMaps TV, el CBG inhibe la absorción de una sustancia química en el cerebro llamada GABA, algo que CDB también lo hace.

“Cuando el GABA [la absorción] está inhibido, en realidad tiende a la relajación muscular y tiene efectos anti-ansiedad, por lo que parece promover efectos similares como los que tiene el CDB. También parece tener algunas propiedades anti-hongos y anti-depresivo”.

Aunque el CBG no se ha estudiado tanto como el CDB, una pequeña cantidad de evidencia sugiere que tiene efectos anti-inflamatorios y anti-oxidantes también.

A principios de este año, los investigadores de Italia observaron las propiedades en un modelo experimental de la enfermedad inflamatoria intestinal, concluyendo que el “CBG puede representar una nueva oportunidad terapéutica” para los pacientes con este trastorno.

Otros estudios pre-clínicos sugieren más usos diversos para el CBG como un inhibidor de la COX-2, similar a la del grupo de medicamentos conocidos como fármacos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE).

En un estudio , el CBG, THC y CBD todos parecían inhibir las enzimas COX-2, aunque se necesitan concentraciones más altas en comparación con los AINE tradicionales. Sin embargo, los AINE vienen con una serie de efectos secundarios que los medicamentos basados ​​en el cannabis no tienen.

cbg-ultimate-cannabinoid-3-08-10-e1376172534483Más investigaciones sin duda serán necesarias para determinar el verdadero potencial médico del CBG -, así como la forma de utilizarlo de manera eficaz .

Es bueno saber que otros elementos en la marihuana, además del THC y el CBD podrían ayudar a pacientes enfermos, incluso sin su conocimiento.

Por no hablar de que sin el CBG – la mayoría de estos cannabinoides no existirían .

 

Fuente Truthonpot

por -
7 3.290 vistas

tumblr_l9ccv7cxmx1qa962aNo es un secreto que nuestro mundo se está viendo un enorme aumento de casos de cáncer por mala salud. No debería ser ninguna sorpresa cuando nos fijamos en lo que comemos todos los días, el estado de nuestro medio ambiente y los tipos de productos para el cuidado corporal que usamos todos los días y que contienen una gran cantidad de agentes causantes de cáncer.

La medicina convencional sugiere que la quimioterapia y la radiación son el mejor medio de tratamiento del cáncer, pero hay una creciente evidencia que sugiere que existen mucho mejores curas. Los cannabinoides pueden muy bien ser uno de los mejores remedios de lucha para la enfermedad del cáncer.

Si ha oído hablar de Rick Simpson habrá oído hablar de sus métodos de preparación de cannabis o cáñamo, de tal manera, que es capaz de extraer el aceite de la misma y usarlo para el tratamiento de cáncer. Rick ha tenido mucho éxito en su trabajo y su popularidad está creciendo como consecuencia de ello. Al mismo tiempo, ha recibido una gran cantidad de críticas por sus métodos, ya que plantean una grave amenaza para el negocio que es el cáncer.

¿Cuales son los cannabinoides? Se refieren a los cannabinoides como un grupo de compuestos de la marihuana que incluyen el cannabinol y los componentes activos de cannabis. Activan los receptores cannabinoides en el cuerpo. El propio organismo produce estos compuestos llamados endocannabinoides y juegan un papel en muchos procesos en el cuerpo que ayudan a crear un medio ambiente saludable. Los cannabinoides también desempeñan un papel en la generación del sistema inmune y de re-generación. El cuerpo se regenera mejor cuando está saturado de Fito-cannabinoides. Los cannabinoides también se pueden encontrar en cannabis. Es importante tener en cuenta que los cannabinoides son abundantes tanto en el cáñamo y el cannabis. La diferenciación entre el cáñamo y la marihuana es simplemente que el cáñamo sólo contiene 0,3% de THC, mientras que el cannabis es de 0,4% de THC o superior. (Técnicamente son ambas cepas de Cannabis Sativa.)

Los cannabinoides han demostrado reducir las células cancerosas, ya que tienen un gran impacto en la reconstrucción del sistema inmunológico. Aunque no todas las cepas de cannabis tiene el mismo efecto, más y más pacientes están viendo el éxito en la reducción del cáncer en un corto período de tiempo mediante el uso de cannabis. Contrariamente al pensamiento y creencia popular, fumar el cannabis no ayuda mucho en el tratamiento de la enfermedad, a los niveles terapéuticos que se necesitan no se puede llegar a través de fumar. La creación de aceite de la planta o la ingestión de la planta es la mejor manera de cómo obtener los ingredientes necesarios, los cannabinoides.

Otro aspecto de fumar cannabis debe ser considerado, es el hecho de que cuando el cannabis es calentado y quemado cambia la estructura química y la acidez del THC cambia su capacidad de ser terapéutico. Además, en cualquier momento al quemar algo e inhalarlo se crea la oxidación en el cuerpo. La oxidación no es saludable para el cuerpo y puede llevar a problemas de salud en sí.  Los cannabinoides pueden prevenir el cáncer, reducir los ataques al corazón en un 66% y la diabetes dependiente de la insulina en un 58%.  El clínico de Cannabis el Dr. William Courtney recomienda de 4-8 onzas de cogollo crudo y jugo de la hoja de cualquier planta del cáñamo, Cannabis ( Sativa, Indica, Ruderalis, macho, hembra, hermafrodita, naturaleza, criados de fibras, semillas o resina medicinal)es un vegetal con todo lo esencial que la dieta no puede sintetizar: aminoácidos esenciales, ácidos grasos esenciales, ácidos cannabinoides esenciales y cientos de compuestos anti-cáncer. Es importante tener en cuenta que cuando aislamos los compuestos importantes del cannabis y los tomamos nos perdemos los compuestos bio-sinérgicos que van junto a la planta completa. Esto hace que sea más difícil para el cuerpo determinar qué es exactamente lo que está tomando.

“Si se calienta la planta, la descarboxilación del ácido-THC y se obtiene “10 mg. Si no se calienta, puede ir hasta quinientos o seiscientos miligramos y utilizarlo como Cannabis alimento. . . y empujarlo hasta el nivel antioxidante y neuroprotector que entran en juego en cientos de miligramos “, dijo el Dr. William Courtney.

220px-Cannab2El sistema endocannabinoide (ECS) mantiene nuestros sistemas biológicos mediante la regulación de cada tejido celular. Se utiliza el ácido araquidónico / Omega 6 para hacer endocannabinoides: moléculas grasas que comunican la células que están mal. El cannabis comido imita la ECS proporcionando cannabinoides cuando hay una deficiencia de ácido araquidónico o deficiencia de cannabinoide clínicos. Los médicos que han estado investigando el cannabis comido y sus beneficios durante algún tiempo han recomendado que las personas tomen cannabis en una parte de su dieta diaria.

Para reiterar, la planta no necesita contener altos niveles de THC y puede ser simplemente cáñamo. Comer cannabis que no contiene THC no le colocará Además, fumar no da los mismos resultados que comerlo o que su jugo o zumo de la planta.

Si consideramos que la simple planta como vegetal es como el resto de las verduras que comemos, es lógico que no nos lo pongan dentro de papel de fumar con su humo que para obtener los beneficios nutricionales.

Fuente y versión original en inglés Riseearth

por -
0 355 vistas

Según estudios llevados a cabo con ratas en la Universidad de Liverpool, Reino Unido, el éter noladín aumenta la ingesta de alimentos y la motivación para comer.

Los animales recibieron inyecciones del cannabinoide endógeno, aumentando la ingesta de alimentos en las siguientes 2 horas mediante la activación de los receptores CB1. (Fuente: Jones EK, Kirkham TC. Br J Pharmacol. 2012 Feb 6. [en imprenta])

 

Fuente IACM

por -
0 613 vistas

Estas sustancias generan la necesidad de ingerir más grasa.

Podría ser el resultado de una necesidad evolutiva.

Ciertos medicamentos podrán bloquear los endocannabinoides.

Desde el punto de vista evolutivo, existe una necesidad de consumir grasas.

¿Por qué sentimos placer al comer alimentos grasos? La respuesta a esta pregunta podría desprenderse de un estudio científico llevado a cabo en la Universidad de California, Irvine.

Los resultados de dicha investigación demuestran que el aparato digestivo de las ratas de laboratorio al entrar en contacto con la grasa generan unas sustancias químicas conocidas como endocannabinoides.

Las sustancias endocannabinoides se generan de forma natural en los organismos y su acción es similar a la que produce la marihuana

Una necesidad evolutiva

La teoría de Piomelli es que la activación de estas sustancias químicas provocan una necesidad de ingerir más cantidades de grasa.

Sostiene que evolutivamente hay una necesidad de ingerir grasas, y que éste prodecimiento químico estaría ligado a esta necesidad natural indispensable para el correcto funcionamiento de las celulas.

De igual manera Piomelli afirma que ésta es la primera demostración de que los endocanabinoides tienen un papel importante en la regulación de ingesta de grasas.

Las aplicaciones prácticas de éste estudio pueden ir en la via de usar medicamentos para bloquear los receptores de endocannabinoides en el organismo y de este modo reducir la necesidad de consumir grasas.

Estas sustancias al no entrar en contacto con el cerebro no provocarían efectos secundarios tales como ansiedad o depresión.

 

Fuente RTVE

 

por -
0 44 vistas
correr marihuana

Los endocannabinoides puede que sean responsables de la sensación de eufórica que algunas personas obtienen cuando
practican deporte, según investigadores de la Giorgia Tech de Atlanta y de la Universidad de California en Irvine. Los endocannabinoides son producidos por el cuerpo y se acoplan a los mismos receptores cerebrales que el THC, el componente psicoactivo del cannabis.”El ejercicio es bueno para la mente. Esto no es un secreto para las miles de personas que lo ejercitan,” dijo el Dr. Arne Dietrich, investigador principal del estudio. “Ayuda a reducir el estrés, disminuye la ansiedad, suprime el dolor, produce un sentimiento de bienestar y puede llevar incluso a un estado eufórico.”
Según el artículo que los autores han escrito para la revista NeuroReport, se detectaron niveles altos del endocannabinoide anandamida en 24 jóvenes después de haber transcurrido una hora corriendo o montando en bicicleta con intensidad moderada.
Piensan que la sensación eufórica del corredor, que a menudo se le llama “el colocón del corredor”, no puede estar causado por las endorfinas liberadas por el cuerpo humano, como se pensaba hasta ahora, sino por el aumento de los endocannabinoides.
El Dr. Dietrich cree que los cannabinoides son liberados por el cuerpo para ayudarlo a mitigar el estrés y el dolor provocados por el ejercicio, tanto si es moderado como intenso. “Ningún otro estudio ha considerado jamás esta posibilidad, motivo por el que estos datos son tan importantes,” según manifestó Dietrich, que agregó diciendo que no había indicios de que este aumento de endocannabinoides, producido de forma natural durante la realización de un esfuerzo intenso, cause daño alguno.

(Fuentes: Reuters del 11 de enero de 2004, The Whistle – Newspaper for the Staff of Georgia Tech – del 15 de diciembre
de 2003)

Cortesía de IACM
Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento. http://www.cannabis-med.org/