5 usos del cannabis que quizá desconocías

El cannabis se conoce como la planta de los mil usos. De ella se aprovecha absolutamente todo. Flores, semillas, tallos e incluso raíces.

Macfoto

El cannabis se conoce como la planta de los mil usos. De ella se aprovecha absolutamente todo. Flores, semillas, tallos e incluso raíces. En especial el cannabis industrial o cáñamo, variante con un contenido de THC prácticamente inexistente, tiene aplicaciones de todo tipo, como la fabricación de papel, cuerdas o textiles, además de usos médicos o alimentarios. En nuestro post de hoy te hablamos de algunos de los usos que quizá no conocías.

CERVEZA

Son varios los fabricantes de cerveza cannábica, pero entre todos ellos destaca la española Cannabeer, Cerveza Artesana Cannábica Premium como ellos la presentan. Nace a finales del año 2013 con la arriesgada apuesta de usar cáñamo como ingrediente estrella. Y resultó una cerveza de gran calidad y sabor gracias a la combinación de lúpulo y cáñamo, dos plantas de la misma familia. El proceso de elaboración es totalmente artesanal, con ingredientes natural, sin aditivos, sin filtrar y sin pasteurizar. Cannabeer ha sido premiadas en los certámenes internacionales más importes en el sector cannábico.

INDUSTRIA AUTOMOVILÍSTICA

La compañía canadiense Motive Industries, en el año 2010, desarrolló un prototipo de coche eléctrico, el Kestrel EV. Su carrocería estaba compuesta por una mezcla de cáñamo y resinas naturales. Aunque no ha habido una producción comercial todavía, no ha sido el primer fabricante en usar cáñamo. Ya en 1941, Henry Ford ideó modelo Hemp Body Car o Soybean Car, fabricado en su totalidad con materiales obtenidos a partir de fibras de soja y cáñamo. Además se alimentaba con etanol elaborado a partir de semillas de cáñamo, aunque tampoco nunca llegó a comercializarse. Hoy en día muchos fabricantes como Toyota, BMW o Mercedes, emplean cáñamo en algunos de los componentes de sus modelos, desde salpicaderos o paneles, hasta alfombrillas.

VIVIENDAS

Hempcrete o también llamado hormigón de cáñamo, es un conglomerado de fibras de cáñamo combinado con cemento portland o cal hidráulica. Se emplea para construcción y como aislante. La empresa estadounidense Hemp Technologies ha realizado construcciones con cáñamo en países como el propio Estados Unidos, México, Australia y Nueva Zelanda entre otros. Cabe destacar el hormigón de cáñamo es sumamente ecológico. A lo largo de todo el proceso de fabricación, se llega a destruir más cantidad de dióxido de carbono del que se genera.

BICICLETAS

El fabricante estadounidense Erba Cycles se puede decir que es único en su sector. Erba fue fundada por un estudiante de 5º grado de Maine amante de las bicicletas y de construir cosas con sus propias manos. Todos sus modelos de bicicletas son auténticas obras de arte cuyos cuadros y algunos otros componentes fabricados en bambú, un material conocido por su ligereza y resistencia, unidos con fibra de cáñamo tratada con una resina epoxi. El bambú, gracias a su estructura, amortigua la vibración de la carretera y es notablemente más suave en carretera que otros materiales como el acero, el aluminio, el cromoly e incluso que algunas bicicletas de fibra de carbono.

TAMPONES

El laboratorio californiano Foria, en Estados Unidos, ha comercializado unos tampones ideados para aliviar el dolor menstrual, aunque técnicamente se trata más de un supositorio vaginal. Están fabricados con crema de cacao y cannabis con bajo contenido en THC y 10mg de CBD por unidad. “Algunas mujeres los usan algunos días antes de su menstruación, otras durante y otras en otros momentos de su ciclo menstrual. Sabemos que el cannabis ayuda a aliviar el dolor. Vemos a muchos pacientes con dismenorrea (ciclos menstruales dolorosos). Es una forma fantástica de ayudarlos”, dice Racked Morton Barke, ginecólogo y director médico del Centro de Evaluación Médica de la Marihuana en Venice, California.

Más Artículos
“En cuarentena es complicado el trámite para administrar cannabis”, afirma actriz argentina
>