Bosque de cannabis crece libre en la puerta del Senado mexicano

Cuando el partido político Morena ganó las últimas elecciones, fueron muchos y muchas los que pensaron que la legalización del cannabis estaría al caer.

Macfoto

Cuando el partido político Morena ganó las últimas elecciones, fueron muchos y muchas los que pensaron que la legalización del cannabis estaría al caer.

Es que el entonces candidato y ahora presidente Andrés Manuel López Obrador hizo de esa promesa un verdadero caballo de batalla que, a la postre, terminó siendo un lenta tortuga.

Si comparásemos el tiempo que lleva el Gobierno mexicano en su divague legalizador con el cultivo de una planta, podríamos decir que AMLO y Morena le han dado a la hierba el tiempo suficiente como para convertirse en un árbol.

O en muchos, tal como sucede en las afueras del Senado mexicano, donde colectivos a favor del uso personal de cannabis mantienen sembradío con más de 350 plantas.

Colectivos a favor del uso personal de la mariguana mantienen un imponente sembradío en las inmediaciones del Senado de la República, en el centro de la Ciudad de México, que ya acumula más de 350 plantas de hasta 2.5 metros de alto.

Manifestación

Desde el pasado 4 de febrero, el colectivo Movimiento Cannábico Mexicano llegó al parque Luis Pasteur, justo en el cruce del Paseo de la Reforma con la avenida Insurgentes de la capital mexicana, para realizar una manifestación a favor de los derechos de los consumidores de esta planta.

“El objetivo principal es reivindicar nuestros derechos”, dijo al portal Presencia Enrique Espinoza, integrante del colectivo.

El activista explicó que son cuatro las demandas que tiene su movimiento: “el cultivo sin fines de lucro, la posesión simple, poder fumar en espacios públicos libre de riesgos y daños y, sobre todo, un trato digno”.

Puntualizó que buscan que se deje de criminalizar y estigmatizar a las personas que consumen esta planta ya sea con fines medicinales o por consumo personal.

La iniciativa surgió el año pasado luego de que diversos colectivos a favor del consumo de la cannabis se manifestaran en el Zócalo capitalino para reivindicar sus derechos y, al no tener respuesta de las autoridades, decidieron empezar esta plantación de manera no clandestina.

“Si no lo querían hacer ellos, creímos que era tiempo de hacerlo nosotros. Y hacer historia”, manifestó.

2,5 METROS

El sembradío, conocido ahora como Plantón 420, empezó con 32 plantas y ahora cuenta con unas 350, aunque en dos jardineras están las más altas y frondosas, a las que han puesto simpáticos nombres como María Sabina o Tin Tan, en honor al icónico comediante mexicano.

Aunque la mayoría de las plantas fueron sembradas de manera intencional, existen algunas que nacieron a partir de las protestas que se realizaron en las inmediaciones del Senado el año pasado, por la legislación de la cannabis en el país.

Durante las manifestaciones, algunos usuarios tiraron semillas de marihuana en las jardineras que conforman el parque y la lluvia y condiciones del suelo permitieron que crecieran más plantas.

Espinoza explicó que este espacio está abierto al público que quiera informarse sobre los beneficios y uso de la planta, y también busca ser una zona de consumo seguro, aunque está prohibida la venta.

Sin embargo, debido a las restricciones derivadas de la crisis del coronavirus, se ha reducido el aforo y se pide el uso de cubrebocas y gel antibacterial.

Además, los visitantes que llegan a consumir marihuana no pueden permanecer más de 30 minutos.

DERECHOS

En marzo, la Cámara de Senadores discutió la aprobación de un dictamen que busca crear una ley de regulación de la marihuana en México, lo cual permitiría a las personas poseer hasta 28 gramos de esta sustancia, evitar la criminalización de su siembra y utilizarla con fines médicos.

El activista dijo que esta ley “es un modelo para ricos” que viola los derechos humanos y que antepone “el mercado” al consumo personal.

Además, reiteró que el consumo de la planta no los hace ni “delincuentes” ni “irresponsables”.

Más Artículos
Ucrania
Ucrania, exigen al Gobierno que legalice el cannabis medicinal
>