LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "sexualidad de la marihuana"

sexualidad de la marihuana

0 2.403 vistas

Cuando se cultiva cannabis partiendo de semillas regulares, siempre se debe prestar atención. Este tipo de semillas, se caracterizan porque de ellas se pueden conseguir tanto plantas hembra como plantas macho, ya que el cannabis es una especie dioca. De interés para el cultivador que busca únicamente cosechas de cogollos, son las plantas hembra. Los machos, a no ser que se desee hacer alguna polinización para conseguir semillas, se deben eliminar tan pronto se detecten.

El polen de las plantas macho puede recorrer varios kilómetros en condiciones favorables, polinizando a su paso cualquier planta hembra que se encuentre. Quien más y quien menos a la hora de moler un cogollo, se ha encontrado con que sin querer ha roto alguna semilla. El sabor es horrible, llegando a estropear el mejor de los cogollos.

No todas las plantas muestran el sexo en la fase de crecimiento y no queda más remedio que esperar a que la planta entre en floración. Pero muchas otras sí, y como decimos, dejar las hembras y eliminar los machos será ventajoso para nosotros. Por un lado, nos evitaremos cuidar una planta que terminaremos arrancando. Por otro, en su lugar podemos poner otra planta ya que todavía quedan más de dos meses por delante para que comience la floración. Y para terminar, por solidaridad con cualquier otro cultivador cercano.

Para identificar el sexo de una planta de cannabis, se debe prestar atención a los nudos, sobretodo a los superiores. Ahí nos encontraremos las preflores. Las plantas hembra producen unas preflores en forma de gota de agua, llamado cáliz. De su extremo superior salen dos pelitos largos y de color blancos, que son los pistilos.

Las plantas macho en cambio,  producen unas preflores en forma de pelotita sin ningún pistilo. En pocos días, estas preflores madurarán y se abrirán, dejando a la vista 5 sépalos. En su interior se encuentran 5 estambres cargados de polen, que se abrirán y lo dejarán caer. Cuando este polen entra en contacto con los pistilos de los cálices de una planta hembra, se realiza una polinización y se comienza a formar la semilla en el interior del cáliz.

Mención aparte merecen las plantas hermafroditas. Éstas plantas nacen con los dos sexos. Al producir a la vez flores macho y flores hembra, además de autopolinizarse pueden polinizar cualquier otra planta cercana. Su interés es nulo, por lo que nada más detectarla, al igual que con los machos, conviene eliminarlas rápidamente para evitar males mayores.

No se deben confundir estas plantas hermafroditas, que como hemos dicho nacen con los dos sexos, como plantas hembra que debido a algún tipo de estrés, llegan a producir flores macho. En este caso es muy difícil saber si se trata de una planta hermafrodita o una planta estresada. Lo primero que debemos comprobar es si en nuestro cultivo existe algún tipo de contaminación lumínica en la fase de floración,  una de las principales causas de estrés. Abonos muy nitrogenados, escasez de riego o incluso podas a destiempo pueden ser también causas de estrés.

En este caso, eliminaremos las preflores macho que puedan aparecer, y prestaremos mucha atención de que no vuelva a salir ninguna, una vez hayamos corregido las posibles causas de estrés. En el caso de que en la planta vuelvan a salir flores macho, definitivamente la cortaremos para evitar que estas flores macho puedan polinizar algún cogollo.

1 6.870 vistas

6175Por Miguel Gimeno.- La Cannabis Sativa L. es una planta dióica, o sea, que presenta ejemplares machos y hembras, aunque también se dan casos de hermafroditismo. Y como todos bien sabemos la parte psicoactiva de la planta son la sumidades floridas femeninas, o sea, los cogollos. Ahí está pues el gran quebradero de cabeza de todos los cannabicultores: saber lo más pronto posible el sexo y asegurarse de tener el mayor número posible de ejemplares hembra que le proporcionen su suministro anual.

¿Cómo se define la sexualidad de una planta de marihuana?

El cómo y porqué se define el sexo de la marihuana es un tema bastante discutido por los cannabicultores de todo el mundo. En el caso del ser humano es mucho más fácil, aunque recientemente hay estudios que demuestran que ante condiciones estresantes el hombre, que es quien decide el sexo en la especie humana, tiene una mayor tendencia a que sus espermatozoides sean X. El sexo en la especie humana se define por una pareja de cromosomas, las mujeres tienen la pareja de cromosomas XX y el hombre XY.

Durante la reproducción sexual humana el hombre aporta su genética mediante el espermatozoide (célula haploide), que puede ser X o Y, y la mujer mediante el óvulo (célula haploide), de la unión de ambos nace una célula diploide (XX hembra o XY macho) llamada zigoto que se comenzará a dividir, el resultado final ya lo sabeis: niño o niña.

En el caso de la marihuana hay diferentes puntos de vista. Se piensa que el embrión que contiene la semilla no sea una simple célula diploide, sino triploide (XXX, XXY, XYY o YYY) e incluso tetraploide (XXXX, XXXY, XXYY, XYYY o YYYY). Esta teoría tiene fuerza, pero si sólo influyeran las circunstancias genéticas las probabilidades de tener una hembra pura con sólo flores hembra sería mínima, y como los casos de hermafroditismo son cuanto menos algo raro, debemos pensar que no sólo influye la genética de la semilla a la hora de definir el sexo de las plantas de marihuana. De ahí que algunos cannabicultores den más importancia a las condiciones de cultivo, comprobándose que ante condiciones desfavorables hay una dominancia de machos. Esta última teoría tiene su punto de razón si la observamos desde el punto de vista de la propia naturaleza: las plantas, al igual que cualquier otra forma viviente, tiene una única función final “procrearse”. En condiciones adversas, y siempre bajo mi punto de vista, hay cierta tendencia a que se produzca un aumento del número de machos, esto puede ser dado a que en condiciones adversas es poco probable que la prole (descendientes) llegue a proliferar adecuadamente. Como una hembra puede llegar a producir un determinado números de flores hembras que darán lugar a igual o menor número de semillas, cuanto mayor sea el número de hembras mayor será la descendencia; pero si las condiciones son extremas, la sabia naturaleza actúa, y aumenta el número de ejemplares machos pues aunque haya más polen si el número de flores hembras es 100.000 (por ejemplo) el número de semillas nunca sobrepasará las 100.000, y de esta forma se habrá autorregulado el control de natalidad evitando una superpoblación ante condiciones adversas.

miguelLa feminización de semillas es la que termina por confirmar que los factores de cultivo están intrínsecamente relacionados con la manifestación del sexo. La feminización, como ya hemos visto en articulos anteriores, consiste en hacer que una planta manifestada como hembra y mediante tratamientos se convierta en una planta macho, capaz de producir flores masculinas en lugar de femeninas y de producir polen, donde se encuentran los gametos sexuales que aporta el padre revertido.

Por Miguel Gimeno