LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Tendencia"

Tendencia

0 426 vistas

Hay nuevas tendencias de manicura que suelen ser muy extrañas, como la de las uñas peludas. Ahora ha salido otra que también ha llamado la atención como es usar marihuana real para decorar las uñas.

Louisiana Pham es una manicurista californiana que es famosa por crear looks diferentes, un tipo de nail art para las uñas de sus clientas. En una de sus ultimas creaciones ha utilizado marihuana real para decorar esta parte de las manos de sus clientas.

mano-sosteniendo-un-cigarroA los pequeños trozos de marihuana que utiliza para estas decoraciones tan especiales les aplica un esmalte en gel y, con un poco de gracia ya tiene una decoración en uñas muy singular.

Según leíamos en Telemundo, todo comenzó hace un par de años cuando una de sus clientas habituales y consumidora de marihuana medicinal, le pidió a Louisiana un trabajo especial puesto que tenía que acudir a un evento de cannabis.

La clienta quería lucir un dibujo de marihuana en sus uñas, a lo que a esta proposición, Pham le propuso que le llevase su propia marihuana y con ella le haría algo especial y totalmente diferente. manicure-con-marihuana1La clienta le llevo hierba y posteriormente después de desmenuzarla, Pham la mezcló con el esmalte en gel y se la aplicó en las uñas.

En la actualidad, cuando Pham tiene que realizar una de estas especialidades a alguna clienta, además de solicitar que le lleve su propia marihuana para la realización de la manicura, le solicita la tarjeta de consumidora medicinal para no tener ningún tipo de problema. Llevar esta tendencia de manicura te puede resultar por unos 65 dólares aproximadamente, también hay que tener en cuenta que puede ser ilegal en los estados en que el cannabis está totalmente prohibido.

2 2.245 vistas

Siempre ha habido un montón de rumores sobre la marihuana y el vino . La poción en la que estas dos sustancias psicoactivas se hacinan, podría tener más de 3,700 años y los supuestamente potentes poderes curativos del cannabis-vino casi siempre se pasan por alto.

Parece ser que no solamente este cannabis-vino es sólo para las fiestas, ¿realmente puede ayudar a personas que sufren de diversas enfermedades?

Históricamente, el cannabis-vino se consumió durante rituales religiosos y se utilizaba como una forma de anestesia en la cirugía, así parece ser de poderoso.

Los registros dicen que la planta de marihuana se utilizaba con fines medicinales desde el siglo 28 aC. En China durante el siglo II de nuestra era, los arqueólogos encontraron registros que muestran que el fundador de la cirugía china, Hua T’o, utilizó vino con resina de cannabis para reducir el dolor durante la cirugía.

Iniciados religiosos de diferentes estatus en la antigüedad también bebían vino psicoactivo como parte de su práctica. Los participantes en los Misterios de Eleusis como culto de Deméter y Perséfone en la antigua Grecia y los primeros cristianos, incluyendo, supuestamente, Jesucristo, son dos de los grupos más destacados de entusiastas de vino de cannabis, pero lejos de ser los únicos , según Carl Ruck, profesor de estudios clásicos en la Universidad de Boston. Acuñó el uso del término “enteógeno” cuando se habla de la utilización de sustancias psicoactivas durante sacramentos para liberar el tema “de las connotaciones peyorativas de palabras como drogas o alucinógenos.”

Las discusiones sobre cannabis -vino del profesor son refrescantemente serias. La tradición de la adición de “fortalecer al vino a base de aditivos de hierbas ha sido documentado por evidencias arqueológicas”, dice, señalando que los “enteógenos eran el origen mismo de la religión.”

Una bodega personal en un palacio en el actual norte de Israel fue descubierto hace una década. Se remonta a 1700 antes de Cristo probablemente es la bodega más antigua que se haya encontrado. Tenía un alijo personal de más de 500 galones de vino que llenarían cerca de 3.000 botellas modernas, estaban infundidas con canela, miel, menta y … resinas psicotrópicas.

Y aunque se abstuvo de hacer comentarios sobre la “conveniencia” de renovar la práctica de la elaboración de una cerveza de cannabis-vino, sí dijo que “el cannabis sería uno de los aditivos menos peligrosos” para hacer una reaparición, de los cuales hay algunos otros menos prometedores en el mercado de la fortificación de vino. “La evidencia de los aditivos viene de tradiciones folclóricas y la práctica aparentemente empleada a menudo en la fabricación de cervezas de la casa”, explica el profesor Ruck. “Uno con veneno de salamandra se comercializa en los Balcanes. Retsina griego moderno está fortificado con terpenos tóxicos “.

El vino-marihuana esta disponible y es legal en Estados Unidos y probablemente cada vez más será más conocido en los próximos años.

Mientras que las recetas exactas para los vinos-cannabis de marras no están disponibles, el método de fabricación utilizado ahora es un prensado en frío, no caliente. Puede que no tenga el efecto psicotrópico exacto que uno esperaría, sin embargo, el cannabis actúa más como haría otra hierba, añadiendo profundidad de sabor y la estructura de los vinos. Melissa Etheridge, se convirtió en una defensora del cannabis medicinal después de pasar por la quimioterapia y haber creado una línea de cannabis-vino a través de Greenway en California, llamado “No Label”.

Etheridge-Wine-TinctureEn California, es legal poseer y cultivar cannabis para uso médico personal con la recomendación o aprobación de un médico con licencia estatal. En California hay 572.762 ciudadanos que tienen carnet de consumidores de cannabis médico. Greenway, fundada en 2005 en Santa Cruz, el primer dispensario en California respaldado por la ciudad y el estado, abraza tanto la venta medicinal como las posibilidades recreativas del cannabis, y está a la vanguardia del consumo de cannabis lo más delicioso y sofisticado posible.

“El cannabis es altamente medicinal,” dice Lisa Molyneux, agricultora y fundadora de Greenway. “E incluso cuando la gente piensa que sólo utilizan el cannabis con fines recreativos o para relajarse, es probable que tenga un componente médico o psicológico subyacente. Personalmente, aborrezco el alcohol puro. Hace muchos años, probé el vino-cannabis infundido que un amigo elaboró para su propio consumo personal y me encantó. Tengo su receta y empecé a trabajar en mi propio lote hace siete años. Como resultado, no entendí bien sus instrucciones, aunque incluso él estaba de acuerdo con que mis resultados eran mejores “.

Los productos de la Sra Molyneux ganan constantemente elogios de los pacientes y de la prensa, incluyendo premios anuales codiciados como los de  High Times Cannabis Cup, se fabrican de muchas formas, incluyendo comestibles, concentrados, bálsamos y cápsulas. Su cannabis-vino, desarrollado para su propio uso personal en un principio, se convirtió en el producto de culto favorito entre los consumidores de California que están interesados ​en los usos médicos de la planta.

La obtención de los beneficios del cannabis en comestibles y tinturas son alternativas populares a fumar, pero el desdén de la Sra Molyneux por el sabor y los efectos del vino la impulsó a tratar de conseguir su tintura de vino para el mercado, sobre todo cuando Melissa Etheridge consiguió convertir su caldo en el primer cannabis vino comercial disponible en los EE.UU.

Es difícil pensar en un mejor lugar en la tierra que California para iniciar otra revolución del vino. Los vinos de California son conocidos por su robustez, por atreverse con nuevos sabores y por su vertiginoso alto contenido de alcohol, además la cultura de California es conocida por su paradójicamente asertiva y por su enfoque para el lanzamiento y luego dominación de nuevos mercados advenedizos e ideas. Los enólogos en el norte de California supuestamente llevan décadas trabajando en este tema aunque probablemente es sólo cuestión de tiempo de que alguien astuto capitalice la oportunidad.

“Yo soy una amante del vino y realmente creo que un vaso de vino al día puede ser medicinal también”, explica. “El problema es que poca gente se detiene y piensa en los beneficios para la salud cuando se está tomando por la noche tres o cuatro copas. Una vez tuve el visto bueno de mis abogados y fui capaz de vender una botella de vino Greenway, oí de muchos clientes amantes del vino que con dos onzas de este caldo era todo lo que necesitaban para conseguir los efectos relajantes de vino. Irónicamente, mi vino, probablemente, esta ayudando a personas a que beban y fumen menos! “

La Sra Molyneux, cultiva alrededor de 20 cepas de cannabis de Greenway en su patio trasero en Santa Cruz utilizando métodos de cultivo sostenibles, orgánicos y cuidadosamente seleccionando sus variedades “híbridas” con variedades específicas. Ha estado haciendo cannabis-vino durante varios años, y es muy costoso además de requerir mucho tiempo, la receta secreta y el método implica crianza en barrica y su extracción alrededor de un año, sólo se puede experimentar con los emparejamientos aunque en cualquier momento siempre tiene una docena de tinturas diferentes para elegir, y siempre tiene un barril de los favoritos de sus clientes principales (el suyo es el Syrah y el Viognier, la Sra Ethridge es de Garnacha, cree ella).

cannawineCada variedad de cannabis, al igual que cualquier otra hierba, imparte diferentes sabores y pares, la Sra Molyneux en consecuencia utiliza variedades como Pinot Noir, Syrah, Cabernet, Garnacha, Chardonnay y Viognier , además de ser cultivos organicos.

También dice que siempre utiliza variedades híbridas de cannabis porque muchas personas reportan ansiedad o latidos rápidos del corazón después de consumir variedades sativas y un efecto de sonnolencia de las Indicas puras.

“Por la forma en que hago la tintura, medicinalmente son mucho mejor que las tinturas de alcohol de grano, y su sabor es increíble”, dice ella. “Su sabor es como el vino, pero te da el punto del cannabis en la parte posterior de la garganta. El proceso para hacer la tintura de vinos también es superior a las tinturas de granos porque no se calienta, es sólo presionado en frío, por lo que su lento proceso de extracción reacciona de manera diferente en el cuerpo. El TCH del cannabis no se activa en la misma forma como en los comestibles y las tinturas que se calientan. Es más lento, más duradero y más sutil. No se siente la euforia, es más como en todo el cuerpo y la mente tiene una relajación feliz. Mis pacientes con problemas de sueño, problemas gastrointestinales, especialmente síndrome de intestino irritable y problemas de ansiedad me han dicho que la tintura les ha ayudado enormemente. En serio, dos onzas en la cena es perfecto, y aunque no te dará sueño, la gente me dice que ofrece la mejor noche de sueño en años después de cuatro horas después de beberlo “.

La Sra Molyneux informa que han tenido tantas consultas de todo el estado, que su equipo legal se centra actualmente en la manera de garantizar que un mayor número de personas en California puedan acceder legalmente al caldo. “Es una zona gris”, suspira.

Actualmente está trabajando con un nuevo proyecto personal: ” Una cerveza de cannabis”  “Hasta ahora, he hecho dos variedades, ambas eran increíbles. Ahora esta haciendo un lote de 40 botellas y todo el mundo está enojado conmigo por no hacer una muestra más grande. 

La cerveza será probablemente mucho menos costosa que el vino. “La bebida de cannabis de extracción en frío es en verdad la mejor manera de disfrutar de la medicina”, dice ella. “Realmente es sólo cuestión de tiempo de que otros fabricantes de todo el país encuentren maneras de obtener tinturas de vino y cerveza para el mercado. Será bueno para todos “.

0 2.196 vistas

La legalización de la marihuana en varios estados norteamericanos esta abriendo la puerta a otra forma de celebrar las bodas en donde la marihuana fluye como lo haría el alcohol en una tradicional celebración de un casamiento.
En Oregon, por ejemplo, que es uno de los últimos en unirse a esta lista de territorios que tienenel uso recreativo del cannabis legalizado una pareja eligió esta modalidad de celbración según eíamos en el USA Today.

El novio en cuestión John Elledge dijo posteriormente “Nos quedamos impactados por la cantidad de gente a la que le encantó”. “Todavía me están poniendo un par de textos de ese día los invitados que disfrutaron de la carpa de la marihuana.”

Elledge se casó Whitney Alexander este verano en una granja de árboles de Navidad.

“En la propiedad privada no había ninguna empresa con licencia de licor involucrada, y eso legal”, dijo Mark Pettinger de la Comisión de Control de Bebidas Alcohólicas de Oregón.

Sin embargo, agregó, una empresa de catering con licencia de licor no puede servir alcohol legalmente en un evento donde también se sirve la marihuana para los huéspedes. ” Los servicios de catering deben ser conscientes de que no puede haber camareros y budtenders ( proporcionan el cannabis).”

“Nos aseguramos de que estaba todo legal”, dijo Elledge, “Sabemos que el límite es de 8 onzas, así que tuvimos una pequeña cantidad de 13 variedades con un consumo controlado por un budtender.”

La pareja tuvo un planificador de la boda de la empresa Lake Oswego’s Bridal Bliss.

“Esta fue nuestra primera solicitud de un bar de marihuana”, dijo la dueña Nora Sheils, “Nos aseguramos de que todo el mundo estuviese seguro y se les proporcionó transporte. A la pareja se les dio el producto y se contrató a un budtender para la tienda.”

Elledge, quien se describe a sí mismo como un cultivador de marihuana profesional, parece estar muy contento de ser pionero.

“Incluso una mujer invitada de 81 años de edad que no habían marihuana desde los años 60 llegó a la carpa en nuestra boda”, y “aunque escéptica al principio luego ella terminó encanta.”

Aquí os dejamos el vídeo de la noticia

0 365 vistas

Por Diana.- “Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”

La de arriba es una frase típica de los abogados para intentar desquitarse de, algún modo, de esa mala fama del “todo vale”. Si bien hasta el momento la gente ha sido testigo del “Abogado del Diablo”, ahora llegan los “Abogados del Cannabis” , ni qué decir tiene, con una misión bastante distinta y mucho más loable que el anterior.

Resulta que existe una gran confusión en torno a lo que es legal y lo que no en cuanto a cannabis se refiere. Un gran espacio para las interpretaciones y lagunas legales lo suficientemente grandes como para pasar de la multa a la prisión de un solo salto. Así pues, ¿Dónde está el limite? ¿A qué se tiene derecho y a qué no?, ¿qué está tipificado y, por ende, castigado por la ley?

Las reglas del juego pueden llegar a ser difusas y muy complicadas, incluso para los más expertos. Cada avance y cada progreso en la materia viene de la mano de un sinfín de dudas y preguntas sin respuesta. Y como no hay problema sin solución, ha surgido una nueva tendencia, útil y singular a partes iguales: Los Abogados del Cannabis.

Giro de 180° en los Despachos Legales

No en vano se dice aquello de “renovarse o morir” así que los despachos jurídicos han hecho lo propio y dándole una vuelta de tuerca al asunto han decidido ponerse de parte del “pueblo llano”. En efecto, aquellos a los que antes perseguían buscando el pago de una sanción administrativa o, porqué no, una temporada entre rejas, son ahora sus clientes. Cosas de la vida.

El panorama cambia a un ritmo vertiginoso y, cada vez más, usuarios medicinales o recreativos se ven envueltos en problemas por algo tan simple como es el consumo propio. Ahora los juzgados se abarrotan, sin sentido, de ciudadanos corrientes que no están cometiendo ningún delito.

Los profesionales legales reafirman varias “verdades universales” que rodean a la preciada y perseguida planta, tales como que comerciar con semillas de cannabis no es delito, que “no existen informes que avalen que la marihuana es más perjudicial para la salud que el alcohol” y que, palabras textuales, “no es lo mismo tener un kilo de marihuana en tu casa, todo junto, que repartido en bolsitas y con una báscula para medir junto a dinero en efectivo”. Más claro, el agua.

El hecho es que se ha demostrado infinitas veces que el consumo terapéutico  y el uso medicinal en general, benefician a los usuarios y que éstos, haciendo uso de sus propias libertades individuales, consumen cannabis precisamente porque notan mejoras físicas y psicológicas. Cierto es que, dadas las estrictas restricciones legales de algunos países, un gran número de pacientes lo usa sin prescripción medica pero aun sabiendo las penas que esto acarrea los buenos resultados hace que, para ellos, el riesgo valga la pena.

Controversia

La legalidad del cannabis y su respectiva regulación es un tema que lleva creando controversia y debate varios años alrededor del mundo. Así pues, las normas cambian enormemente de un país a otro y mientras en algunos lugares el uso y consumo está castigado con penas aterradoras, en otros está siendo cada vez mas aceptado.

El 2013 ha sido un año clave para los avances a nivel legal. EE.UU abrió la veda y sorprendió al mundo permitiendo el uso medicinal (y posteriormente recreativo) del cannabis. Le siguieron de cerca importantes países de América Latina, tales como Uruguay y México, creando respectivos debates.

Holanda por su parte, de ser el país mas progresista, recientemente ha dado pasos hacia atrás en su tolerancia característica, generando una política estricta muy diferente a la de la década pasada. Un claro ejemplo es como, actualmente, en las regiones del sur, solo se permite consumir cannabis en los coffeshops a los residentes en los Países Bajos. Es decir que no se permite la entrada a turistas, algo impensable hasta el momento.

Invertir la carga de la prueba

ley_cannabis (1)Éste es el sistema utilizado actualmente por los abogados. Igual de legal e igual de válido que otras tantas técnicas.

Parece un tanto complicado pero no lo es. El hecho es que, teniendo en cuenta el onus probandies decir el principio jurídico que señala quién está obligado a probar un determinado hecho ante los tribunales, los “abogados cannabicos” tratan de darle una vuelta de tuerca al asunto. Su técnica consiste en “invertir la carga de prueba” por la cual, serán los “denunciados” (en este caso, los consumidores de cannabis) los que deberán demostrar ante el juez que no estaban cometiendo ningún delito; ésa es una buena estrategia dado que el “acusado” no deberá prestarse a juicios ilógicos del denunciante en cuanto a su conducta, sino que tendrá la opción y derecho de demostrar, (por supuesto de manera fehaciente y leal), que su conducta no era constitutiva de delito.

Así de simple.

Para demostrar que, en efecto, no cometen ninguna ilegalidad deben convencer al juez de que el consumo es puramente personal. Para ello, dan detalles de su vida privada, de sus hábitos de consumo e incluso, tal y como afirman algunos expertos, a veces se intentan rebatir los informes sanitarios ya que “en ellos se incluyen todos los elementos de la planta que no se consumen”, algo que, sorprendentemente, puede perjudicar enormemente al acusado.

Curiosamente, al final la absolución depende más de la interpretación que haga el respectivo juez de la norma, que del conjunto de pruebas aportadas. Algunos abogados luchan fervientemente por demostrar que su cliente estaba consumiendo cannabis de manera terapéutica pero eso, al parecer, es algo secundario. Como hasta el momento no se ha sentado demasiada jurisprudencia al respecto, los criterios para tratar estos casos son, todavía a día de hoy, algo difusos.

Consumo propio

La práctica ha demostrado que, en la mayoría de casos, la gran distinción que realizan los señores jueces y fiscales es si se trataba de autoconsumo o no.  Por ello, se tendrán en cuenta elementos clave como por ejemplo si el acusado tiene en casa bolsitas para guardar la marihuana y luego venderla, balanzas de precisión , grandes cantidades de dinero, o cualquier otro indicio que sin duda señale al individuo como posible traficante y no como consumidor individual (sea medicinal o recreativo).

Cierto es que, a los jueces, no se les debe subestimar nunca. Ellos saben perfectamente como funciona la ley y los recovecos que ésta esconde así que de nada sirve hacerles creer que todo ha sido un malentendido. Ellos tendrán en cuenta tanto la condición personal del cultivador como la cantidad de marihuana que éste poseía. Los expertos en ley conocen profundamente la situación actual y la estricta regulación que existe alrededor del cannabis. Para ellos, no es ilógico que el usuario final prefiera plantar cannabis entre las seguras paredes de su casa que acudir al mercado negro El problema surge cuando, el hecho en sí, es ilegal y considerado delito en muchos países. Ahí se encuentra la gran dificultad, en que el fin no siempre justifica los medios. Al menos no en estos casos y eso es, precisamente, lo que intenta cambiarse.

La pregunta es, ¿un individuo, por fumar marihuana en casa o por plantar semillas de cannabis, debe compartir celda con un traficante? ¿sería eso justo?.

Para muchos la respuesta obviamente es NO. No sería justo pero, para otros, ciertas acciones, sin duda, deben ser castigadas. De manera desproporcionada o no, ésa ya es otra historia.

shutterstock_70285381-300x211Lo que está claro es que los procesos judiciales, ya sean penales o administrativos, han aumentado enormemente. Por otro lado, no es un secreto que, la mayoría de veces, los que se ven envueltos son los pequeños consumidores, razón por la cual los despachos jurídicos no se lo han pensado dos veces a la hora de prestar asesoramiento y protección legal a estas “nuevas víctimas”. Puede que sea porque la demanda fuerza la especialización de los abogados en este ámbito o bien porque al fin, en determinados sectores, se apoya la descriminalización del cannabis. De un modo u otro, el resultado es que, por primera vez, se están tomando en serio este tipo de casos y no se apunta al usuario particular con el mismo dedo con el que se apunta al traficante.

Sensi Seeds apoya los movimientos sociales que luchen por la descriminalización del consumo medicinal o recreativo del cannabis, abogando por el ejercicio independiente de los derechos y libertades individuales. Por Diana

Fuente SensiSeeds