Cuenta atrás para legalizar la marihuana en Canadá

Cuenta atrás para legalizar la marihuana en Canadá

por -
1 896 vistas

El diez de julio los canadienses pueden ver cómo quedan obsoletas las leyes que sancionan el cultivo y consumo de la marihuana. En 2010, 4.800 canadienses tenían una licencia para consumir marihuana con fines médicos. Se espera que la cifra llegue a los 6.000 en 2011, pero se calcula que las complicaciones evitan que 40.000 enfermos accedan a este tipo de tratamientos.

Los consumidores de marihuana sueñan con que llegue el 10 de julio, el día en que las leyes de Canadá al respecto podrían pasar a ser humo.

Un juez de la provincia de Ontario ha tumbado aspectos clave de las leyes sobre marihuana de Canadá, estableciendo un plazo de transición de 90 días a partir del cual el cultivo, posesión o consumo de la planta pasará a ser legal.

La sentencia del 11 de abril da al gobierno federal tres meses para reformar las leyes o para apelar la decisión ante una instancia jurídica superior.

En el centro del debate se encuentra una ley de 2001 que permite a los canadienses con enfermedades graves consumir marihuana por motivos médicos. Pero el juez Donald Taliano ha desvelado que la gran mayoría de los médicos se niegan a recetar dicha droga y los pacientes se ven abocados a incumplir la ley, bien cultivando su propia marihuana en casa o comprándola en el mercado negro.

“Las personas gravemente enfermas que necesitan marihuana para tratar sus síntomas son obligadas a elegir entre su salud y su libertad”, dice Taliano, del Tribunal Superior de Ontario en su sentencia.

“Si eligen su salud, deben de hacer un esfuerzo supremo para lograr obtener la marihuana que necesitan, incluyendo largos viajes para adquirir la droga, recurrir al mercado negro y vivir con el estrés constante de que en cualquier momento pueden ser objeto de una persecución penal”, añade.

Estas barreras para el acceso legal a la droga, sentencia Taliano, violan el derecho constitucional de las personas gravemente enfermas a utilizar marihuana para aliviar sus síntomas. Por ello, el juez ha anulado el Reglamento de Acceso Médico a la Marihuana de 2001.

También ha tumbado secciones de otra ley que prohíbe la posesión o el cultivo de esta planta, dado que pueden ser utilizadas para perseguir a los pacientes que se ven abocados a incumplir las normas para aliviar sus dolencias. El resultado es que cualquier canadiense (enfermo o no) podrá fumar o cultivar libremente marihuana en el plazo de 90 días, que es el tiempo que le ha dado el juez al gobierno canadiense para enmendar las leyes.

Esta sentencia histórica es resultado de una demanda presentada por Matthew Mernagh, de 37 años, que vive en la ciudad de St. Catharines (sur de Ontario) y sufre fibromialgia, escoliosis, ataques nerviosos y depresión.

“Vive en constante dolor”, señala Taliano en su sentencia. “Los fármacos convencionales no han logrado aliviar convenientemente su padecimiento, y en muchas maneras crean problemas adicionales. La marihuana, utilizada con fines médicos, alivia sus síntomas y le permite funcionar”.

Sentencias previas habían dado a canadienses como Mernagh el derecho constitucional a utilizar la marihuana con fines médicos, lo que obligó al gobierno federal a aprobar la ley de 2001. La ley obliga a Mernagh y los demás enfermos a obtener una licencia gubernamental para comprar o cultivar marihuana legalmente para fines terapéuticos. Para obtener esa licencia, los pacientes necesitan que un médico firme su solicitud.

Pero las asociaciones médicas canadienses llevan años insistiendo en que sus miembros no quieren ser los “guardianes” de una droga que no ha sido probada convenientemente y que podría dejarles a merced de demandas si la prescriben.

Mernagh testificó que se pasó años intentando encontrar infructuosamente un médico que firmase su solicitud. El tribunal de Ontario escuchó también el testimonio de un paciente de la Columbia Británica cuya petición fue denegada por 37 médicos, y otro de Alberta, que declaró haber sido rechazado por 26 facultativos.

Incapaz de lograr el consentimiento de un médico para solicitar la licencia, Mernagh acabó por cultivar su propia marihuana. La policía le detuvo al poco tiempo, y fue entonces cuando inició su demanda ante los tribunales.

El juez Taliano ha echado la culpa directamente al gobierno federal, criticándole por poner en marcha un programa que permite a los médicos bloquear el derecho de un paciente a la marihuana.

Según Taliano, se podría lograr una alternativa a esta situación permitiendo a profesionales de la salud como los naturópatas o fitoterapeutas firmar la solicitud de la marihuana médica. Otra opción sería crear un registro nacional con el nombre de los médicos que conocen los efectos medicinales de esta planta y están dispuestos a firmar las peticiones.

Health Canada, el departamento del gobierno que gestiona el programa, declaró ante el tribunal que en marzo de 2010 había en Canadá 4.800 personas con licencia para consumir marihuana con fines médicos, y que se espera que la cifra aumente hasta 6.000 en 2011.

Pero el juez también escuchó que la necesidad de licencias es mucho más amplia. Las encuestas indican que en Canadá puede haber unas 400.000 personas consumiendo la droga por razones de salud, y sin la licencia correspondiente.

Taliano hace referencia en su decisión a otras sentencias de tribunales canadienses que describen a la marihuana como “relativamente inofensiva” comparada con otras drogas duras y en las que se destaca que no existen datos por muertes relacionadas con su consumo.

La sentencia de Taliano sólo afecta a Ontario, si bien es cierto que una ley federal canadiense no valdría ni el papel en el que ha sido escrita si no se puede aplicar en la principal provincia del país.

El primer ministro Stephen Harper ha hecho pocas declaraciones al respecto en lo que va de campaña para las elecciones del 2 de mayo. Pero lo más probable es que no le guste la sentencia, ya que su programa electoral defiende “mano dura con el crimen” y más tiempo de cárcel por posesión de marihuana.

Si el gobierno decide apelar, el caso iría al Tribunal de Apelaciones de Ontario y en última instancia al Tribunal Supremo canadiense.

Fuente Lainformacion

 

1 COMENTARIO

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 5 vistas
La ciudad alemana quiere legalizar la marihuana en vista del fracaso de su prohibición y tratamiento

0 21 vistas
Las probabilidades de mortalidad hospitalaria se redujo significativamente entre los usuarios de marihuana en comparación con los no usuarios en hospitalizados

0 52 vistas
El formato de papel higiénico que conocemos hoy en día tuvo al cannabis como primer material utilizado

0 77 vistas
En el estado australiano de Nueva Gales del Sur se va hacer una investigación oficial sobre el cannabis y los efectos de la quimioterapia