Etiquetas Posts etiquetados con "Diabetes"

Etiqueta: Diabetes

por -
0 1.710 vistas

Los estudios realizados en el 2005 demostraron que el cannabis puede ayudar a tratar la diabetes, pero hasta hace poco, pocos habían salido apoyando esta teoría.

Hace más de una década, la Alianza Americana para el Cannabis Medicinal presentó una larga lista de beneficios del cannabis cuando se administra a las personas, incluidas las propiedades de equilibrar el azúcar en la sangre, los antiinflamatorios que podrían detener la inflamación arterial, la reducción del dolor neuropático, la disminución de la presión arterial con el tiempo, y el alivio del común síndrome de las piernas inquietas.

Desde el estudio inicial, sobre la evidencia de estos beneficios otros investigadores también están apoyando estas reivindicaciones. De acuerdo con la revista American Journal of Medicina y  Natural Medicine Journal en 2013 y 2014, respectivamente, el cannabis, además de ayudar al control de la glucemia, también mostró que los usuarios son menos propensos a ser obesos y en general tienen un menor índice de masa corporal, tienen mejor la insulina en ayunas, y tienen un mayor nivel de colesterol bueno.

En el 2015, tanto los investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén como loes estudios publicados en Diabetes del Reino Unido (diabetes UK) mostraron que las propiedades antiinflamatorias del cannabidiol que se encuentra en la marihuana se pueden utilizar con eficacia para el tratamiento de varias enfermedades, una de ellas es la diabetes tipo 2.

Estos estudios demuestran que sí existe la marihuana medicinal. De acuerdo con la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes sobre Marihuana de Washington DC, esta sustancia “ilegal” contiene el sistema cannabinoide endógeno, que es una parte muy importante para el mantenimiento de la salud humana. Dijeron que los endocannabinoides y sus receptores se encuentran en todo el cuerpo, y por lo tanto promueven la homeostasis en “todos los niveles de la vida biológica.”

Esta es la razón por la que los defensores de la marihuana creen que las dosis pequeñas y regulares de marihuana pueden actuar como tónico para el sistema central de curación de una persona.

A pesar de las evidencias encontradas de diferentes estudios, todavía hay riesgos para el uso de cannabis como tratamiento para la diabetes. De acuerdo con Health Line, para las personas con depresión, por ejemplo, puede no ser tan beneficioso estar bajo la influencia de la marihuana, ya que puede aumentar la ansiedad y la paranoia en algunas personas. La disminución de azúcar en la sangre también puede ser una desventaja, sobre todo cuando la caída de los niveles de glucosa pasa desapercibida por los pacientes.

En conclusión, a pesar de que la marihuana pueden reducir los niveles de glucosa en la sangre y ayudar a mejorar la salud de los diabéticos, todavía se aconseja que es necesario tener precaución cuando se va por este camino de tratamiento.

por -
0 261 vistas

La NORML se complace en presentar la última / edición ampliada y actualizada de la publicación Emerging Aplicaciones clínicas de Cannabis y cannabinoides – un examen exhaustivo de los últimos avances científicos revisados ​​por pares específicos para la seguridad y eficacia terapéutica de la planta del cannabis y todos sus componentes

La edición actualizada del 2015 incluye dos perfiles de enfermedades adicionales (enfermedad de Parkinson y PTS) e incluye resúmenes adicionales de más de 50 ensayos clínicos y / o preclínicos relevantes específicos de la utilidad terapéutica de los cannabinoides. Varias secciones existentes, tales como el dolor crónico, la diabetes y la epilepsia, se han ampliado considerablemente desde la última edición (enero del 2013). También se actualiza la Introducción al sistema endocannabinoide(escrito por Dustin Sulak,DO) y por eso que recomendamos Cannabis Médico (escrito por Estelle Goldstein, MD).

Con resúmenes y citas de más de 250 estudios revisados ​​por pares recientes, esta publicación actualizada es una de las más completas hasta a la fecha original de libros disponibles y específicos para documentar las cualidades terapéuticas establecidas del cannabis. La publicación actualizada está disponible online  aquí.

A las distintas secciones de esta publicación se puede acceder en los siguientes enlaces:

Del autor Introducción 

Prólogo 

Introducción al sistema endocannabinoide 

Por eso recomendamos Cannabis Medicinal
Enfermedad de Alzheimer 

Esclerosis lateral amiotrófica 

Dolor Crónico 

Diabetes Mellitus 

Distonía 

Epilepsia 

Fibromialgia 

Trastornos gastrointestinales 

Gliomas / Cáncer

La Hepatitis C 

Virus de Inmunodeficiencia Humana 

Enfermedad de Huntington 

Hipertensión 

Incontinencia 
meticilina-resistente Staphylococcus aureus (MRSA)

 Esclerosis Múltiple 

Osteoporosis

 La enfermedad de Parkinson 

Estrés postraumático 

Prurito 

Artritis reumatoide

Apnea del Sueño 

Síndrome de Tourette

 

por -
0 282 vistas

Una nueva investigación de Arctic Canada sugiere que los consumidores de marihuana, por alguna razón todavía no entendida, son más delgados y tienen menos riesgo de diabetes que los no usuarios.

Un estudio realizado por investigadores de Quebec encontró que entre los residentes inuit de Nunavik, la región más septentrional de la provincia, el consumo de cannabis se correlacionó con las mediciones de índices y porcentajes más bajos de masa corporal y una menor resistencia a la insulina.

El Índice de masa corporal  o IMC se utilizan para determinar las condiciones de obesidad o del sobrepeso; resistencia a la insulina , una condición en la cual el cuerpo no responde adecuadamente a la hormona insulina, es un precursor de la diabetes tipo 2 y se asocia con otras malas condiciones de salud.

El estudio fue publicado en la revista Obesity  ; Los resultados fueron presentados el mes pasado en una conferencia de salud circumpolar en Finlandia . El estudio analizó los datos de salud de 786 adultos Inuit recogidos en una encuesta de Salud en el 2004 en Nunavik, por lo que es uno de los pocos estudios de la asignatura en una población aborigen de América del Norte. Incluía controles estadísticos por edad, sexo y otros factores. En total, el 57,4 por ciento de los sujetos de la encuesta se identificaron como consumidores de cannabis. Aquellos que decían que consumían cannabis tenían un promedio IMC de 26,8, en comparación con un índice de 28.6 para los no usuarios de marihuana; los consumidores tuvieron una lectura promedio del 25 por ciento de grasa corporal, en comparación con un promedio del 28 por ciento para los no usuarios, según el estudio.

Las personas con lecturas de IMC de 25 a 30 generalmente se consideran con sobrepeso, y las lecturas de IMC por encima de 30 son indicativos de obesidad.

Los resultados del estudio fueron un poco sorprendentes, dijo el co-autor Michel Lucas , epidemiólogo de CHU Quebec Centro de Investigación de la Universidad de Montreal y Laval. CHU es el acrónimo francés para Centro Hospitalario de la Universidad.

“Esperábamos algún resultado en el IMC o la resistencia a la grasa o la insulina”, dijo Lucas. “No sabíamos cuál iba a ser más importante.”

Las investigaciones anteriores, como por ejemplo un reciente estudio francés  en pacientes con VIH o hepatitis C, y un estudio publicado en el 2013 en el American Journal of Medicine evaluaron los datos de salud obtenidos desde el 2005 al 2010, y se encontró una correlación entre el consumo de cannabis y la baja tasa-resistencia a la insulina. Esos estudios se añaden a otras pruebas de que el cannabis, o componentes del mismo, podrían ser útiles para el tratamiento o la prevención de la diabetes . Un estudio italiano en el 2009, por ejemplo, sugirió que el cannabis era eficaz en el tratamiento del dolor relacionado con la diabetes, y otro estudio en Israel en el 2006 encontró que los componentes del cannabis reducen la incidencia de la diabetes en ratones.

Los resultados del estudio en Nunavik eran sutilmente diferente. El estudio descibrió que, según las pruebas de los biomarcadores, la resistencia a la insulina era más que una consecuencia secundaria del consumo de cannabis. El consumo de cannabis en sí no cambia la forma en que los cuerpos de las personas responden a la insulina, pero el índice de masa corporal menor en el grupo de usuarios de cannabis condujo a menores tasas de resistencia a la insulina en ese grupo, encontró el estudio.

En general, las conclusiones del estudio de Nunavik va en contra del estereotipo sobre los fumadores de marihuana y sus atracones de comida basura que engorda, reconoce Lucas. La lejanía de esta región en cuestión podría tener algo que ver con eso, dijo.

“Yo no sé si los” bocadillos “que la gente se come en este tipo de poblaciones pueden ser un poco diferentes”, dijo.

Qamutik_1_1999-04-01La gente en Nunavik, al igual que en otros lugares del Ártico, luchan con la inseguridad alimentaria (disponibilidad de alimentos) , un tema que se ha estudiado , dijo. Podría ser que la marihuana se utiliza como una “distracción” cuando el alimento preferido no está disponible, dijo.

Lo que no fue sorprendente, dijo Lucas, fue la alta tasa de consumo de cannabis admitido en la población. Los bienes de consumo son caros en Nunavik, en gran parte debido a los altos costos de los artículos de envío a un lugar tan remoto, y la marihuana es más ligera que el alcohol u otros consumibles, dijo.

El uso recreativo de la marihuana es ilegal en Canadá – a diferencia de Alaska – pero los residentes Nunavik en el estudio no eran reacios a hablar de ello, dijo.

“No hay vergüenza en fumar marihuana porque es tan prevalente”, dijo. Esto es especialmente el caso entre los residentes más jóvenes, que son más propensos a usar marihuana, dijo.

Lucas dijo que él y sus colegas esperan continuar examinando el tema en detalle más fino, con más información sobre la frecuencia de consumo de cannabis y un biomarcador más especializado para revisar los hallazgos sobre la resistencia a la insulina.

El estudio no respalda fumar marihuana como una práctica de la salud que promueven, a pesar de la aparente correlación con un menor índice de masa corporal y la resistencia a la insulina.

“Fumar sustancias tiene un efecto perjudicial sobre su salud”, dijo Lucas.

por -
2 3.345 vistas
Diabetes measurement glucose sugar level blood test for diabetic patient using new smart glucometer test isolated on a white background

Las personas con antecedentes de consumo de cannabis son menos propensas a tener diabetes, según un nuevo estudio que se ha publicado en la revista Epidemiology , y publicado online anterior a su impresión por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos .

                   “Los fumadores de cannabis y la diabetes mellitus se han asociado inversamente,”

después de realizar un meta-estudio de los reservorios en humanos para evaluar el consumo de cannabis y la diabetes en la población general.

                   “La evidencia actual es demasiado débil por la inferencia causal, pero ahora hay una base de pruebas más estable para las nuevas líneas de investigación traslacional de una posible clínica protección en la asociación del fumar cannabis contra la diabetes mellitus según se sugiere en la investigación previa”.

Los investigadores estiman que los sujetos con antecedentes de consumo de cannabis tuvieron más o menos un 30% menos de probabilidades de tener diabetes en comparación con sujetos que no la usaban.

El estudio, llevado a cabo en el Departamento de Epidemiología y Bioestadística de la Universidad Estatal de Michigan , se puede encontrar haciendo click aquí .

por -
1 359 vistas

El cannabis inhalado ha demostrado reducir de forma dosisdependiente el dolor neuropático periférico refractario a tratamientos en 16 pacientes con diabetes. Es el resultado de un estudio clínico realizado en la Universidad de California, San Diego, y publicado en el Journal of Pain. En un diseño cruzado, cada participante recibió una sola dosis de placebo y de cannabis de baja (1% de THC), media (4% THC) y alta potencia (7% de THC). Después de la inhalación, realizada mediante un vaporizador, se midió la intensidad del dolor y la del “colocón” a los 5, 15, 30, 45 y 60 minutos y luego cada 30 durante 3 horas.

Hubo una diferencia significativa en las puntuaciones de dolor espontáneo entre las dosis. También hubo un efecto significativo en la dosis alta en el dolor evocado por un cepillo de espuma y fibras (los llamados pelos de von Frey). Los autores afirman que “esto se suma a la evidencia preliminar para apoyar nuevas investigaciones sobre la eficacia de los cannabinoides en el dolor neuropático”.

Wallace MS, Marcotte TD, Umlauf A, Gouaux B, Atkinson JH. Efficacy of Inhaled Cannabis on Painful Diabetic Neuropathy. J Pain. 2015 Apr 2. [en imprenta]

por -
1 2.527 vistas

Un estudio publicado este mes por la revista Cell Bioquímica y función , y publicado por el Instituto Nacional de Salud de EEUU , encontró evidencias prometedoras para sugerir que el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) puede proporcionar un tratamiento seguro y eficaz para las personas con diabetes.

Para el estudio; “Las ratas fueron divididas aleatoriamente en cuatro grupos: control, Δ9 -THC, la diabetes y la diabetes más Δ 9 -THC grupo. Δ 9 -THC se les administró por vía intraperitoneal (a través de una inyección) 3 mg / kg / día durante 7 días. El peso corporal y el nivel de glucosa en sangre de las ratas de todos los grupos se midieron en los días 0, 7, 14 y 21 ”

Los investigadores encontraron que el tratamiento con THC “aumento significativamente los niveles de glutatión, y las actividades enzimáticas de superóxido dismutasa en el pancreas y la catalasa en la diabetes en comparación con el grupo con diabetes sin tratamiento .. podemos sugerir que Δ 9 -THC puede ser un agente importante para el tratamiento de daños oxidativos inducidos por la diabetes “.

Continúan; “Además, el presente estudio por primera vez hace hincapié en que Δ 9 -THC puede mejorar las células pancreáticas a través de los receptores cannabinoides en la diabetes.
El estudio llega a la conclusión; “Los efectos curativos de Δ 9 -THC pueden ocurrir a través de la activación de los receptores cannabinoides en el páncreas de la rata diabética. Además, puede proporcionar un efecto protector contra el daño oxidativo inducido por la diabetes. Por lo tanto, se sugiere que el Delta 9 -THC puede ser un candidato para las alternativas terapéuticas de síntomas de la diabetes “.

El estudio completo se puede encontrar aquí . Fuente

por -
1 5.785 vistas

Hace mucho tiempo que se cree en la existencia de una relación entre el cannabis y la diabetes, y es bien sabido que los cannabinoides afectan al nivel de azúcar en la sangre y al sistema digestivo. Un nuevo estudio ha descubierto que los consumidores de cannabis tienen menos probabilidades de padecer diabetes de tipo 2, una enfermedad que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo y que supone el 90% de los casos de diabetes.

¿Que es la diabetes?

La diabetes mellitus (DM) es una enfermedad crónica en la que los niveles de azúcar en la sangre, de no tratarse, son sistemáticamente elevados. Esto se debe o bien a la incapacidad de fabricar cantidades suficientes de la hormona que ayuda a absorber el azúcar, llamada insulina, en el páncreas (DM de tipo 1, que suele presentarse durante la infancia), o bien a la incapacidad de responder a nivel celular a la insulina que se produce (DM de tipo 2, anteriormente conocida como diabetes no dependiente de la insulina o diabetes del adulto). Esta incapacidad se conoce como resistencia a la insulina.

Tanto la diabetes de tipo 1 como la de tipo 2 son enfermedades crónicas sin cura conocida. La insulina y otras medicaciones pueden ayudar a vigilarlas diariamente y a controlar sus síntomas, pero incluso cuando el estilo de vida y el régimen de tratamiento del enfermo están bien llevados pueden darse complicaciones. Dichas complicaciones incluyen daños en los nervios periféricos y los vasos nerviosos, degeneraciones de la retina que provocan una reducción de la visión y daños en el riñón que a menudo hacen necesaria la diálisis. Los vasos sanguíneos principales también se ven afectados por la diabetes, y las personas diabéticas tienen el doble de probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares que las personas sanas.

El cannabis y la diabetes

En la diabetes de tipo 2, los niveles de insulina en la sangre pueden ser anormalmente elevados ya que, a diferencia de lo que ocurre con la DM de tipo 1, el páncreas produce insulina pero las células no son capaces de utilizarla. Se cree que la DM de tipo 2 es provocada por variedad de factores, especialmente un estilo de vida poco saludable y la obesidad, pero también por predisposiciones genéticas. Sin embargo, investigaciones recientes llevadas a cabo por científicos de la Universidad de California y la Universidad de Stanford han indicado que la disponibilidad de azúcar añadido influye directamente en el riesgo de desarrollar DM de tipo 2, independientemente del resto de factores.

En un estudio encabezado por EE.UU. publicado en mayo de este año, los investigadores descubrieron que los niveles de resistencia a la insulina y de insulina en ayunas (medidos después de nueve horas sin comer) eran respectivamente un 17% y un 16% inferiores en aquellas personas que habían sido o eran consumidoras de cannabis que en las personas que no lo eran. También observaron que los consumidores de cannabis solían tener contornos de cintura menores. A priori, estos dos datos parecerían contradecir las asociaciones anteriores entre el cannabis y la ingesta calórica. El mecanismo por el que se produce este proceso aparentemente contradictorio todavía no se comprende del todo, aunque se cree que el cannabidiol puede tener un papel importante en él.

El cannabidiol es un antagonista del receptor CB1 que, tal como se ha demostrado, tiene un papel fundamental para controlar la obesidad (por ejemplo, los ratones con receptores CB1 desactivados artificialmente son resistentes a la obesidad inducida por la dieta). Los antagonistas se unen a un receptor pero no provocan ninguna respuesta metabólica: se ha demostrado que el Rimonabant, un antagonista sintético del receptor CB1, provoca un aumento en la sensibilidad a la insulina, y se cree que el cannabidiol puede ejercer una influencia similar: esto explicaría los menores niveles de resistencia a la insulina que presentan los consumidores de cannabis.
Fuente

por -
0 498 vistas

Investigadores de la Universidad de Colima (UCOL) estudian el efecto de los canabinoides sintéticos (un compuesto químico) en el tono vascular con el fin de conocer sus mecanismos de acción y en un futuro puedan diseñarse nuevos fármacos que regulen la presión arterial en personas que padezcan enfermedades como diabetes, arteriosclerosis e hipertensión, entre otras patologías.

La planta Cannabis sativa (marihuana) contiene alrededor de 65 canabinoides, los cuales provocan diversos efectos, entre los cuales se encuentran los psicoactivos causados por el principal canabinoide en esta planta, el tetrahidrocanabinol. Sin embargo, en la investigación de la UCOL se emplean canabinoides sintéticos que son regulados por la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés), los cuales son permitidos para realizar investigación.

El doctor Enrique Sánchez Pastor, titular de la investigación de la UCOL, precisa que los canabinoides ejercen su efecto principalmente por medio de receptores, que son proteínas que se expresan en la membrana celular de diferentes tejidos de diversos organismos, entre ellos los humanos. Por ejemplo, los receptores CB1 se encuentran principalmente en el sistema nervioso central y los CB2 en el sistema inmune.

Adicionalmente, se sabe que nuestro organismo produce sustancias similares a los canabinoides conocidas como endocanabinoides.

“En el tejido arterial encontramos que hay ambos tipos de receptores, los CB1 y los CB2. En nuestro laboratorio hemos encontrado evidencias de que el primero induce relajación de la arteria aorta a través de un mecanismo que implica la modulación de canales iónicos de potasio y calcio, los cuales se activan e inhiben respectivamente. Mientras que para el segundo tipo observamos un efecto contrario, ya que su activación ocasiona vasoconstricción, es decir, el estrechamiento del vaso sanguíneo”, explica el doctor Enrique Sánchez Pastor.

En el caso de la presión arterial –añade- se conoce que los canabinoides dilatan las arterias, y la presión arterial disminuye. Por ello, al conocer los mecanismos de acción de los canabinoides, podrían diseñarse nuevos fármacos que disminuyan la presión arterial en patologías como la hipertensión.

“Con la investigación tratamos de dilucidar dichos mecanismos de acción de los canabinoides y los endocanabinoides, por lo que en modelos animales de laboratorio extraemos la arteria aorta (que sale del corazón), a fin de observar los efectos que la aplicación de canabinoides tiene sobre la tensión de dicha arteria. Además, en el laboratorio también se están realizando estudios en patologías como arteriosclerosis, diabetes e hipertensión inducida en animales. En la arteriosclerosis las arterias se tornan rígidas, y se ha observado que el efecto de los canabinoides es más acentuado que en animales sanos”, detalla el especialista de la UCOL.

En el caso de modelo de diabetes se han registrado efectos similares con los canabinoides, sin embargo en estos animales las arterias presentan un rasgo de flacidez.

“Este tipo de investigación ayudará a conocer el modo de acción de los canabinoides, lo cual permitirá desarrollar fármacos que regulen el tono muscular eliminando los efectos secundarios que se han visto en animales de laboratorio; ya que en nuestro caso hemos observado que en ratas en las que se indujo diabetes, la administración de canabinoides las vuelve agresivas. Por lo que falta estudiar la posible correlación entre la diabetes y el estado agresivo presentado después de la administración de los canabinoides”, señala el especialista de la UCOL.

En este trabajo colaboran especialistas del Centro Universitario de Investigaciones Biomédicas, del Instituto Tecnológico de Colima y de la Universidad de Sonora, campus Navojoa. Los resultados de esta investigación se publicaron este año en el European Journal of Pharmacology. Fuente

por -
1 1.909 vistas

La marihuana puede ser útil en el tratamiento de trastornos de la obesidad, según muestra un nuevo estudio muchos de los compuestos derivados del cannabis tienen propiedades beneficiosas para las personas que sufren de variedades graves de enfermedades metabólicas .

Los investigadores de GW Pharmaceuticals y la Universidad de Buckingham en el Reino Unido dijeron que en los ensayos recientes en animales, los compuestos de cannabis demostraron ser beneficiosos en la supresión del apetito, redución del colesterol, disminución de la grasa y mejora la reacción del cuerpo a los azúcares – todas las características imperativas para personas en riesgo de diabetes, enfermedades del corazón, obesidad y accidentes cerebrovasculares.

GW Pharmaceuticals es reverenciada como líder en el desarrollo de medicamentos a base de marihuana , habiendo tratamientos para la esclerosis múltiple, la epilepsia, el cáncer y una variedad de otras enfermedades. Curiosamente, la compañía ha recibido recientemente la aprobación de la FDA para un medicamento basado en el cannabis (Epidolex) que se utiliza para tratar a los niños que viven con una forma rara de epilepsia llamada síndrome de Dravet.

Mientras tanto, los investigadores en los EE.UU. han sido paralizados esencialmente en su intento de estudiar las propiedades medicinales de la marihuana , porque el gobierno federal sólo está financiando la investigación dirigida a descubrir los efectos negativos del cannabis.

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas – el único vendedor de drogas legal (medicamentos) permitido por el gobierno para suministrar marihuana para fines de investigación – ha negado la aprobación a casi todas las organizaciones que han buscado estudiar los beneficios medicinales de la marihuana.

Muchos defensores del cannabis encuentran la falta de voluntad del gobierno para ayudar a los ciudadanos enfermos que puedan tener una medicina natural.

“Encontrar y demostrar ahora que la estructura molecular de la marihuana puede ayudar realmente a la obesidad y las enfermedades relacionadas es maravilloso, pero también es indignante cuando se piensa en los continuos ataques de la administración de Obama sobre la marihuana medicinal”, dijo Rob Kampia, director ejecutivo del Marijuana Policy Project. “Si la Primera Dama está realmente preocupada por la obesidad en los Estados Unidos, ella debe decirle a su marido que deje de interferir contra las leyes estatales de marihuana medicinal y su investigación. Después de todo, las enfermedades del corazón, derrames cerebrales y diabetes matan a cientos de miles de personas en este país cada año. La marihuana mata exactamente cero “. Por Mike Adams

Fuente HighTimes

por -
1 3.118 vistas

Un estudio revela que la marihuana previene de la resistencia a la insulina.

De acuerdo con un estudio publicado en The American Journal of Medicine —donde investigadores de Harvard, de la Universidad de Nebraska y del Beath Israel Deaconess Medical Center estudiaron estadísticas de 4,657 pacientes que respondieron la encuesta nacional de salud y nutrición entre 2005 y 2010— los 17.4 millones de fumadores de marihuana en Estados Unidos tienden a ser delgados y con niveles apropiados de azúcar en la sangre.

Estudios hechos previamente han mostrado que la marihuana está ligada a un peso corporal menor, pero la disminución de resistencia a la insulina es un nuevo descubrimiento que podría significar la prescripción de esta planta contra la diabetes.

Entre los participantes del estudio 12.2% consumían marihuana regularmente y 47.7% había consumido por lo menos una vez. Los investigadores encontraron que quienes fumaban marihuana seguido tenían una circunferencia menor de cintura, menos glucosa, menos HOMA-IR (medida de la resistencia a la insulina) y menor BMI (niveles de colesterol).

Los investigadores creen que esto podría deberse a la relación del cannabis con la adiponectina, proteína que ayuda a regular la glucosa y a metabolizar los lípidos. Apuntan que uno de los receptores de canabinoides (activado por un componente químico encontrado en la marihuana) puede ser “central en los procesos metabólicos que llevan a la obesidad” Co. Exist

Fuente Ecoosfera

por -
2 2.166 vistas

Reuters.-  Las personas que consumieron marihuana en el último mes tienen un menor contorno abdominal y un menor nivel de resistencia a la insulina, un precursor de la diabetes, que los que nunca utilizaron la droga.

Esto, que surge de encuestas y análisis de sangre realizados a 4.700 adultos de Estados Unidos, no es suficiente para probar que la marihuana previene el sobrepeso o la enfermedad en sus usuarios. En los que la fuman, el consumo de altas dosis no está asociado con ningún beneficio agregado para la salud, según publica un equipo en The American Journal of Medicine.

“Nuestros resultados son preliminares”, dijo el doctor Murray Mittleman, del Centro Médico Diaconisa Beth Israel, Boston. “Podrían existir algunos efectos favorables en el control de la glucosa en sangre, aunque se necesitan muchos más estudios para obtener respuestas definitivas sobre los riesgos y los beneficios potenciales del consumo de marihuana”, agregó.

El equipo de Mittleman utilizó la información de una encuesta nacional de salud del período 2005-2010 en la que los participantes habían respondido sobre el consumo de drogas y alcohol, además del estilo de vida y si se habían controlado los niveles de insulina y azúcar en sangre.

Menos de 2.000 participantes habían consumido marihuana alguna vez, no recientemente. Otros 600 la utilizaban en el momento en que realizaba de la encuesta, lo que quiere decir que habían consumido la droga en los 30 días previos.

Los participantes que fumaban marihuana tendían a tener un menor contorno abdominal que los que nunca habían probado la droga (93,7 versus 97,2 centímetros, de media). El IMC también era más bajo en el primer grupo.

Tras considerar otros factores asociados con la salud y el estilo de vida, el equipo observó que el consumo reciente de marihuana estaba asociado con un 17 por ciento menos de resistencia a la insulina, lo que revela un mejor control de la glucosa en sangre, y niveles algo más elevados de colesterol HDL o “bueno”.

Mary-Louise ParkerNo hubo diferencia entre los grupos en cuanto a los valores de presión o de grasa en sangre.

Para Mittleman, aún sería “preliminar” atribuirle a la marihuana algún beneficio asociado con la prevención de la diabetes.

El doctor Stephen Sidney, de la División de Investigación de Kaiser Permanente, Oakland, California, se preguntó si el tabaquismo explicaría el resultado porque los consumidores de marihuana tienden a fumar tabaco. “Los fumadores tienden a ser más delgados”, dijo Sidney, que no participó del estudio. “Así que me lo pregunto”.

Por Genevra Pittman

Fuente ReutersEspaña

Reino Unido. Estudio/Investigación.-En los usuarios habituales de marihuana se encontró que tenína los niveles más bajos de insulina en ayunas, mostró la investigación.

Fumar cannabis puede prevenir el desarrollo de diabetes, una de las enfermedades crónicas de más rápido aumento en el mundo.

Si el enlace se prueba, podría conducir al desarrollo de tratamientos basados ​​en el ingrediente activo de la marihuana, el tetrahidrocannabinol (THC), sin sus efectos intoxicantes.

Los investigadores han encontrado que los usuarios regulares de marihuana tenían los niveles más bajos de la hormona insulina en ayunas, una señal de que están protegidos contra la diabetes. También habían reducido la resistencia a la insulina. El cannabis es ampliamente fumado en los Estados Unidos con más de 17 millones de usuarios actuales de los cuales más de cuatro millones de uso diario. En el Reino Unido las cifras más recientes muestran que 2,3 millones de personas consumieron cannabis en el último año, pero estos números han disminuido en la última década.

Dos estados de los EE.UU. han legalizado recientemente su uso recreativo y otros 19 han legalizado el uso médico por pacientes con una de las varias condiciones como la esclerosis múltiple y el cáncer. El THC ya ha sido aprobado para el tratamiento de los efectos secundarios de la quimioterapia, náuseas en pacientes con cáncer, anorexia asociada a el SIDA y otras enfermedades.

En el estudio participaron casi 5.000 pacientes que respondieron a un cuestionario sobre su consumo de drogas y que fueron parte de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición entre el 2005 y 2010. Los resultados mostraron que casi 2000 habían consumido cannabis en algún momento de sus vidas y más de uno de cada 10 (579) eran usuarios actuales. Sólo aquellos que habían consumido cannabis en el último mes mostraron evidencia de protección frente a la diabetes, lo que sugiere que los efectos desaparecen con el tiempo. Los usuarios actuales de cannabis tenían un 16 por ciento de la insulina en ayunas menor que aquellos que nunca habían consumido la droga.

Murray Mittleman, de la Unidad de Investigación de Epidemiología Cardiovascular en el Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston, y autor principal del estudio publicado en The American Journal of Medicine, dijo que los estudios anteriores habían mostrado menores tasas de obesidad y diabetes en los consumidores de marihuana.

Dos estudios anteriores también han mostrado que aunque los consumidores de cannabis consumen más calorías de las que tienen un índice de masa corporal más bajo, los mecanismos que subyacen a esta paradoja se desconocen, según los autores. Joseph Alpert, profesor de medicina en la Universidad de Arizona College of Medicine, Tucson, y editor en jefe de la revista, dijo: “Estas son las observaciones notables que son apoyadas por experimentos científicos básicos que llegaron a conclusiones similares.

Endocannabinoid-System“Necesitamos desesperadamente mucha más investigación básica y clínica sobre los efectos a corto y largo plazo de la marihuana en una variedad de situaciones clínicas como la diabetes y el cáncer por la fragilidad de los ancianos.”

Casi uno de cada 20 adultos en el Reino Unido tiene diabetes, de los cuales 2,6 millones son diagnosticados y 500.000 están sin diagnosticar. Las tarifas están aumentando en este país y en todo el mundo, impulsada por los estilos de vida occidentales, y se espera que el número de casos supere los 4 millones en el Reino Unido enel 2025.

La enfermedad aumenta el riesgo de insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal y la muerte y es uno de los mayores retos de salud que se enfrenta el Reino Unido.

Leído en Independent

por -
2 2.483 vistas

diabetes2De acuerdo con un comunicado de prensa de GW Pharmaceuticals el tetrahidrocannabivarín (THCV), al que denominan GWP42004, puede tener potencial terapéutico contra la diabetes tipo 2. En un pequeño estudio clínico, que examinó una serie de criterios de valoración clínicos relevantes en pacientes con diabetes tipo 2, el cannabinoide oral mostró una evidencia consistente de los efectos anti-diabéticos. En el estudio, de 5 brazos, 13 semanas de duración y controlado con placebo, se utilizó THCV (5 mg), CBD (100 mg) y dos dosificaciones distintas de CDB:THCV (5mg: 5 mg y 100mg: 5mg). Cada tratamiento fue administrado dos veces al día.

El estudio exploratorio captó a un total de 62 enfermos con diabetes tipo 2, de manera que cada grupo de tratamiento tenía de 11 a 14 pacientes. Entre otros efectos positivos el THCV produjo una reducción del nivel de glucosa en plasma en ayunas con un aumento de la insulina en ayunas y mejoró la función de las células beta del páncreas, productoras de la insulina.

GW Pharmaceuticals del 28 de noviembre de 2012

Registro de datos de ensayos de la OMS

Fuente IACM

 

por -
0 662 vistas

Según un estudio representativo realizado con 10.896 ciudadanos norteamericanos, los consumidores de cannabis tenían un riesgo significativamente menor de desarrollo de diabetes mellitus en comparación con los no consumidores. El estudio fue dirigido por el Dr. Rajendra Tangirala, co-director del Centro de Investigación de Diabetes y Endocrinología de la Universidad de California de Los Angeles y San Diego. Los autores usaron datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición realizada por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. El estudio incluyó cuatro grupos: no consumidores de cannabis (61’0%), ex-consumidores (30’7%), consumidores actuales leves (de una a cuatro veces/mes) (5’0%) y grandes consumidores actuales de marihuana (más de cinco veces/mes) ( 3’3%).

Los consumidores de cannabis tuvieron una menor prevalencia de diabetes en comparación con los no consumidores (odds ratio: 0’42). En un modelo estadístico para controlar los factores socio-demográficos, entre otros, el riesgo volvió a disminuir (odds ratio ajustado: 0’36). Esto significa que el riesgo de los consumidores de cannabis era sólo el 36% del riesgo de los no consumidores. El autor concluye diciendo que el consumo de cannabis “está asociado con una menor prevalencia de DM [diabetes mellitus]. Son necesarios más estudios para demostrar un efecto directo de la marihuana sobre la DM”.

 Rajavashisth TB, Shaheen M, Norris KC, Pan D, Sinha SK, Ortega J, Friedman TC. Decreased prevalence of diabetes in marijuana users: cross-sectional data from the National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) III. BMJ Open. 2012 Feb 24;2:e000494.

Texto completo gratis.

Fuente IACM

 

Esto no es un estímulo para fumar, de inmediato especificaron  los autores de la Universidad de Los Ángeles. Su estudio ha confirmado, efectivamente, una menor prevalencia de diabetes tipo 2 entre los consumidores de cannabis.
En caso de que uno o más cannabinoides y sus efectos inmunomoduladores y antiinflamatorios. Estos resultados ponen de manifiesto otros posibles efectos de los compuestos del cannabis sobre la diabetes  que acaban de ser publicado en la edición del 28 de febrero el Abierto de BMJ.
El estudio examinó datos de 10.896 adultos participantes en el Estudio de Salud Nacional y Examen Nutricional (NHANES III, 1988-1994), liderados por el CDC de los EE.UU.. Los participantes fueron divididos en 4 grupos, los no usuarios de cannabis: un 61,0%, los usuarios de cannabis ultimamente: 30,7%, moderado (1-4 veces / mes): 5,0% y el “intensivo” (más de 5 veces al mes): 3,3%. Los datos sobre índice de masa corporal, el tabaquismo, el alcohol, el nivel de colesterol sérico, colesterol LDL, los triglicéridos, niveles séricos de vitamina D, A1C , glucosa plasmática en ayunas y el suero C-reactiva se encontraron. El análisis se limita a los adultos de 20-59 años. Los sujetos con datos faltantes para algunas variables se excluyeron, y el número final de pacientes fue de 8.127 adultos.
–          Los consumidores de cannabis mostraron una menor prevalencia de diabetes frente a no usuarios: O: 0,42, IC 95%: 0,33 a 0,55.
–         La prevalencia de la elevación de la PCR (> 0,5 mg / dl) fue significativamente mayor entre los no usuarios de cannabis (18,9%) o ex-usuarios (12,7%) o bebedores moderados (15 , 8%) vs el consumo intensivo de: 9,2%.
–         Después de ajustar todos los factores sociodemográficos, de salud y las mediciones de laboratorio, la reducción del riesgo de diabetes entre los consumidores de cannabis es significativa (OR ajustado: 0.36, IC 95%: 0,24 a 0,55).
Si bien la prevalencia de diabetes tipo 2 está aumentando, la reducción de cualquier factor involucrado o asociado, tales como la inflamación sistémica, es esencial. Componentes bioactivos de cannabis, cannabinoides, cuyo ingrediente activo es el THC (delta 9-tetrahidrocannabinol), y los endocannabinoides, un grupo de neuro-moduladores lípidos tienen efectos inmunomoduladores y antiinflamatorios propiedades que merecen ser mejor estudiado.
Si se necesitan más estudios para demostrar su efecto directo sobre el riesgo de diabetes, una vez más estos resultados, señalan los autores, no es un estímulo  para consumir cannabis.
Fuente Santelog

por -
6 3.605 vistas

Científicos del Colegio Médico de Georgia en Augusta, EE.UU., sugieren que el cannabinoide natural cannabidiol (CDB) puede ser una nueva opción de tratamiento útil para la lesión de la retina en la diabetes (retinopatía diabética).

(retinopatía diabética). (Fuente: Liou G, et al. Curr Pharmacogenomics Person Med 2009;7(3):215-222.)

Fuente CannabisMed

por -
6 2.258 vistas

Ciencia: Esquizofrenia
Se ha realizado un estudio en el Hospital Regional de Edmundston de Nuevo Brunswick, Canadá, con 8 hombres con esquizofrenia a los que se les preguntó por sus motivos para el consumo de cannabis actual o pasado. Los resultados indican “que el cannabis se utiliza como medio para satisfacer la necesidad relacionada con la esquizofrenia de relajación, de aumento de la autoestima y de distracción.” (Fuente: Francoeur N, et al. Can J Nurs Res 2010;42(1):132-49.)

Ciencia: Cáncer de conducto biliar
De acuerdo con experimentos celulares realizados en la Universidad Rangsit de Patumthani, Tailandia, el THC tiene efecto inhibidor sobre las células del cáncer de conducto biliar. Este cannabinoide natural inhibió la proliferación, la migración y la invasión, e indujo apoptosis celular. Redujo la supervivencia de las células tumorales. Las células fueron tomadas de pacientes con este tipo de cáncer y con receptores cannabinoides. (Fuente: Leelawat S, et al. Cancer Invest 2010;28(4):357-63.)

Ciencia: Apnea del sueño
En un estudio realizado en la Universidad de Leipzig, Alemania, se determinaron las concentraciones séricas de los endocannabinoides anandamida (AEA), 2-araquidonil-glicerol (2-AG) y oleoiletanolamida (OEA) a 20 pacientes con apnea del sueño y 57 controles sanos. En los enfermos con apnea del sueño la concentración séricas de OEA se duplicó en comparación con los controles. Los investigadores concluyen diciendo que las altas concentraciones de OEA “podrían interpretarse como mecanismo neuroprotector frente a factores de estrés oxidativo crónico y para aumentar la vigilia en pacientes con insomnio nocturno e hipersomnolencia diurna.” (Fuente: Jumpertz R, et al. Exp Clin Endocrinol Diabetes 2010 Apr 28. [En imprenta])

Ciencia: Diabetes
Investigadores italianos han estudiado el nivel de varios endocannabinoides (anandamida, 2-AG, OEA y PEA) en el tejido adiposo subcutáneo de sujetos con obesidad y diabetes tipo 2. En comparación con personas sanas con peso normal, los niveles de anandamida, OEA y PEA estaban significativamente elevados (entre 2 y 4’4 veces) y los de 2-AG reducidos 2’3 veces. (Fuente: Annuzzi G, et al. Lipids Health Dis 2010;9(1):43.)

Fuente CannabinoidMedicines