México. La prohibición de la marihuana sólo ha causado más daño

México. La prohibición de la marihuana sólo ha causado más daño

por -
0 579 vistas

El perredista Fernando Belaunzarán destacó los resultados negativos de la terquedad prohibicionista

La prevalencia de adicción en la marihuana es de 9%, en el alcohol 15% y tabaco 33%

El paradigma prohibicionista en México sólo ha causado un combate frontal con destrucción y muerte, debido a la negación de utilizar una sustancia que ya en muchas partes del mundo está regulada para uso medicinal y uso recreativo; según lo detalló Fernando Belaunzarán, ex diputado federal por el Partido de la Revolución Democrática.

Durante su visita a Aguascalientes charló con jóvenes perredistas sobre el conflicto de la regulación de la Cannabis sativa (marihuana) como uso medicinal o recreativo debido a intereses económicos, sociales y políticos. La marihuana es la droga más consumida en México, Estados Unidos y gran parte del mundo, y aunque no es la más costosa, es la que más recursos le representa a las organizaciones criminales, por ejemplo, en 2008 un zar antidrogas norteamericano (Barry McCaffrey) calculaba que el 60% de las ganancias de los carteles mexicanos eran por la marihuana: “Toda política pública debe medirse por sus resultados y el prohibicionismo genera políticas públicas con un récord perfecto de que ha conseguido todo lo contrario a lo que se proponía lograr”, hoy México registra un mayor consumo, tráfico y producción que la que había cuando se estableció la prohibición. En 2008 se trabajó una fuerte campaña para erradicar los cultivos de cocaína, mariguana y amapola ilegales, misma que no funcionó y ahora existe una mayor cantidad de los mismos, por lo que se concluye como un fracaso por pensar que el objetivo es tener un mundo sin drogas, ya que en la realidad no es loable porque nadie vive sin drogas.

Partiendo de qué es una droga (toda sustancia que altera el sistema nervioso) se destaca que todos los humanos consumen drogas durante su vida, por ejemplo el cuerpo humano produce endorfinas y adrenalina que alterna el sistema nervioso: “hay muchas drogas legales como el café o el té de tila, o las medicinas que son mucho más nocivas que la marihuana”, en el siglo XVI el café estuvo prohibido en Rusia, lo que causó la aparición del mercado negro grave donde hubo violencia extrema con penas muy duras a quien traficaba el producto; el punto es que existe un negocio sumamente rentable con las drogas ilegales.

Hay drogas legales que ponen más en riesgo la salud pública que las ilegales, como el caso del alcohol, que es mucho más nocivo física y socialmente porque hay una cantidad mayor de muertes ya sea por accidentes viales o riñas: “recordemos que el alcohol es la gran droga para desinhibirse: y aunque está regulado, no ha sido controlado”.

Belaunzarán aseguró que históricamente la política prohibicionista ha generado violencia en todas sus modalidades, pues como la autoridad no puede defenderte por ser una actividad ilegal se utiliza la fuerza bruta para atemorizar a terceros: “hemos entrado a un espiral demencial donde llegaban a publicar en las redes sus ejecuciones para  amedrentar a los otros y que no se metieran con ellos”. La estrategia de todo prohibicionista es el miedo, en México se utiliza el método del oscurantismo para “controlar” a la población, en donde su filosofía es “el conocimiento hace perder el temor a Dios y por lo tanto es mejor no conocer, sino guiarse con la fe”; en el caso de la mariguana medicinal (que ya funciona en otros lugares del mundo), es que mejor no se conozca sus propiedades y beneficios, sino tenerle miedo para seguir “controlados”. Los prohibicionistas de México encontrados en los centros de integración juvenil manejan este método de que no debe disminuir la percepción de riesgo, es decir, no debe disminuir el miedo y por lo tanto la mariguana tiene que seguir como algo malo para la vida.

Esto causa que no se aprovechen sus partes industriales como la fabricación de papel, que, destacó, sería más rentable para las empresas que la celulosa de la madera y además evitaría la tala desmedida de bosques y zonas arboladas porque el cáñamo del Cannabis es mucho más fácil de conseguir, fabricar y transformar. Además de su uso para el textil, por ejemplo, China exporta toneladas de ropa hechas de cáñamo, pero como en Estados Unidos su mercado es el nylon, lo han visto como principal amenazante de su producción y demanda.

Entre muertes y cárceles que pueden evitarse  

“No hay mercado más libre que el mercado negro, porque no hay ningún tipo de regulación ni de control del producto para el usuario”. En Vancouver, Canadá, se hizo una política específica tras una rebelión de usuarios de heroína, estos lograron que se creara un “picadero seguro” donde obtuvieran producto de calidad, a raíz de esto las cifras disminuyeron a cero muertes por sobredosis de heroína. “Muchos creían que se dispararía el consumo, pero fue al revés”, el consumo se redujo.

Por años las autoridades han asegurado que el tema de las drogas es un problema de seguridad, olvidándose que se trata de un asunto de salud pública: “yo me pregunto a qué joven le ayuda a su salud metiéndolo a la cárcel”, si en estos sitios son en donde hay más accesibilidad a las drogas de la más baja calidad con mayor riesgo para su organismo. Se reconoció que las drogas son malas pero la prohibición es peor: cien mil muertos en ocho años, 26 mil desaparecidos y un número incuantificable de desplazados y cárceles llenas por delitos contra la salud o posesión. Si lo que buscaba el prohibicionismo era atacar el abuso de drogas ha  conseguido todo lo contrario.

La misma Organización de las Naciones Unidas reconoce que sólo el 10% de los que consumen drogas ilegales son problemáticos, es decir, que necesitan atención médica, al resto le funcionan para vivir (pueden consumir y ser productivos); sin embargo es ese pequeño porcentaje el que genera la estigmatización de las drogas ilegales, aun cuando sea el alcohol (droga legal) la que genera más dependencia que la marihuana: está científicamente comprobado que la prevalencia de adicción en la Cannabis sativa es del 9%, en el alcohol del 15% y del tabaco el 33%.

En Estados Unidos hay 24 entidades que aceptan la marihuana medicinal, en cinco ya está regulada como uso recreativo y para 2016 se prevé que haya otro ocho con uso recreativo; en México no se acepta ni el uso industrial ni medicinal, mucho menos el recreativo; se prefiere que niños con enfermedades como la epilepsia usen medicamentos extremadamente nocivos para su salud con efectos secundarios graves, inclusive se mencionó que Reino Unido hasta le ponen sabor a fresa al Cannabidiol mientras que en México siguen insistiendo que no hay evidencia científica de sus beneficios.

Para concluir enfatizó en que regular no significa promover ni incentivar o propiciar el consumo de esta planta, sino que desde su experiencia y bajo estudios internacionales de todas las áreas de la ciencia: “la única garantía de evitar la utilización de drogas es convenciendo e informando a las personas”, que dé como resultado el que cada persona que piense en consumir marihuana tenga bien entendido cuáles son sus efectos y sus consecuencias.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 31 vistas
¿Qué considerar en tu instalación básica de cultivo de interior? Lee nuestros consejos aquí y cosecha la mejor medicina. Decidir pasar del cultivo en exterior...

0 27 vistas
El estado de Washington en lo que va de año ha recaudado en impuestos para el estado 240 millones de dólares

0 458 vistas
Existen miles de trastornos raros y cmplejos. El cannabis y los compuestos cannabinoides pueden dar soluciones complejas a estas enfermedades

0 36 vistas
El gobierno de la isla caribeña de Santa Lucía quiere la discusión de la despenalización de la marihuana.