Legalegalización a la californiana o prohibición a la sovietica

Legalegalización a la californiana o prohibición a la sovietica

por -
0 466 vistas

EEUU.- En noviembre próximo los californianos acudirán a las urnas para decidir si la cannabis sigue siendo ilegal o si será regulada. Una encuesta de Field Research reveló que el 48% de los votantes potenciales rechazarían la Proposición 19 contra el 44% que la apoyarán. Mientras que un estudio de SurveyUSA colocó a los partidarios con una victoria del 50% contra 40% de quienes se oponen.

Entre las disposiciones de la Proposición 19, mejor conocida como el Acta para Regular, Controlar y Gravar la Cannabis de 2010, la legislación facultaría a las personas mayores de 21 años poseer hasta una onza de la droga para su estricto consumo personal o cultivar hasta 25 pies cuadrados con el mismo propósito; prohíbe el consumo en lugares públicos, limitándolo a domicilios particulares y establecimientos designados; faculta a los gobiernos locales a gravar la venta de hasta una onza por transacción, así como la regulación y ubicación de los expendios, penalizando la venta a menores de edad.

El día de hoy el partido demócrata de California decidirá si apoya o no a la iniciativa. Y aunque hay voces que indican que los líderes no se sumarán a ella por miedo a alienar a los votantes de distritos conservadores del estado, probablemente se mantendrán neutrales ya que la mayoría de la base demócrata apoya la medida.

El lunes pasado la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés), una de las organizaciones sociales más importantes de Estados Unidos, expresó su respaldo a la proposición 19, en rechazo a la criminalización de los ciudadanos negros, quienes son encarcelados por posesión en mayor proporción que los blancos, a pesar de que estos consumen marihuana en mayores cantidades.

En el mismo sentido se manifestaron Stephen Downing, exasistente del jefe de la policía de Los Ángeles; Joseph McNamara, exjefe de la policía de San Diego; y James Gray, exfiscal de la Corte Suprema de California, pertenecientes a la organización civil LEAP (Law Enforcement Against Prohibition). En una declaración conjunta, los veteranos encargados de la seguridad pública consideraron que: “Prohibir la marihuana no ha detenido a 100 millones de estadounidenses de probarla… Necesitamos una visión de sentido común para controlar la marihuana”.

Quienes están a favor de la legalización (los demócratas, los grandes sindicatos y los votantes jóvenes e independientes) justifican que la medida podría generar anualmente hasta 1.4 miles de millones de dólares  por concepto de impuestos, la creación de miles de empleos que saldrían de la clandestinidad, menores costos financieros para los departamentos de policía, la desarticulación de bandas criminales y prisiones que dejarán de estar sobresaturadas por delincuentes no violentos. Los argumentos han sido bien recibidos por los californianos, cuyo gobierno se encuentra severamente golpeado por la crisis económica, y se ha visto obligado a recortar programas sociales y servicios básicos.

En el campo de los opositores a la proposición 19 (los republicanos, los sindicatos de policía, la cámara de comercio y los votantes de mayor edad), también se encuentran destacadas personalidades demócratas como Jerry Brown, candidato a gobernador; Kamala Harris, candidata a procuradora estatal de justicia; y la actual senadora Dianne Feinstein. Los opositores denuncian que, de aprobarse la regulación, los empleadores ya no podrán aplicar pruebas antidoping a sus empleados, ya no podrá perseguirse a quienes conducen bajo la influencia de la droga (falso, ya que bajo esta legislación seguiría siendo castigado) y que no se reducirá el déficit estatal gracias a los nuevos impuestos.Pero los demócratas, que gustan tanto de correrse hacia el centro, no son los únicos que han sorprendido por su oposición; ahora resulta que los dueños de dispensarios de marihuana medicinal también han mostrado su descontento con la idea de legalizarla, pues sospechan que una vez que sea aprobada sus millonarios negocios caerán en desgracia por la competencia.

La corporación RAND, un think tank californiano, publicó un estudio donde informa que la legalización podría reducir el precio de la droga hasta en un 80% de los actuales 300 dólares que cuesta una onza (algo así como 28 gramos) y haría que un carrujo de mota pudiera costar solamente 1.50 dólares. El informe advierte que los bajos precios y la amplia disponibilidad podrían aumentar el consumo hasta en 150%. Sin embargo, esto podría no ser cierto debido a que bajo el régimen prohibicionista un 85% de los estudiantes de los últimos años de preparatoria y un 69% de losjóvenes de 15 años han dicho que es muy fácil conseguir marihuana. De hecho, desde la aprobación de la proposición 215 en 1996 (que permite la venta de marihuana medicinal) el consumo de cannabis se ha reducido. Lo que echaría por tierra la idea de habría mayor disponibilidad en un esquema regulado que en uno de prohibición y no regulación. La experiencia de Portugal con la descriminalización también es indicativa de que no se incrementa el consumo con el rechazo de la prohibición.

Fuente SPDNoticias

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 5 vistas
Las búsquedas sobre marihuana y sus beneficios para la salud se han disparado en los buscadores como Google

0 19 vistas
Muchos intereses económicos de empresas farmacéuticas y sustancias recreativas legales están en contra de la legalización de la marihuana

0 67 vistas
El Presidente de la República de Perú comenta sobre el cannabis y un periodista da su opinión sobre el comentario del mandatario
video

0 61 vistas
Un nuevo vídeo de Undergrow TV correspondiente al programa 104 que nos enseñaran como hacernos un batido (milkshake) de marihuana y más