Marihuana en los Emiratos Árabes Unidos

Marihuana en los Emiratos Árabes Unidos

por -
0 478 vistas

Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) es un país soberano o federación compuesto por siete emiratos (parecidos a principados como Mónaco) situado en el extremo sureste de la Península Arábiga. De los siete emiratos, Dubái es el que tiene más fama, con diferencia, por la dureza de sus leyes relativas al cannabis.

Legislación y Política Internacional

La legislación de drogas se aplica en los siete emiratos—Abu Dabi, Ajmán, Dubái, Fujaira, Ras el Jaima, Sarja y Um el Kaiwain—de la federación, pero existen diferencias en lo que respecta al nivel en que cada cuerpo de policía está equipado y organizado. La policía de Dubái está relativamente bien organizada y bien equipada, y por lo tanto allí se producen más arrestos. Debido a que Dubái es una ciudad de carácter internacional muy importante, se detiene a muchos extranjeros bajo cargos relacionados con las drogas, incluso se detiene a aquellos que simplemente están de paso de camino a otros destinos.

Los EAU han adoptado una política de tolerancia cero hacia el tráfico y consumo de drogas, y durante los últimos años, el Departamento de Policía Antinarcóticos de Dubái ha ampliado su cooperación con las autoridades de la zona y ha desarrollado campañas de sensibilización pública para intentar acabar con el consumo de drogas. A pesar de—o podría decirse debido a—la severidad de las leyes sobre drogas de los EAU, en los tribunales predominan los casos de tráfico y posesión de drogas. De acuerdo con un informe publicado por el Consejo de la Unión Europea en 2013, más del 90% de los presos en las cárceles de los EAU fueron encerrados por delitos relacionados con las drogas.

En febrero de 2014, se informó a la política federal de drogas de que se habían introducido varias enmiendas; se ampliaron las penas para el tráfico para poder incluir la incautación de bienes, y se anunció un cambio en la forma de enfocar el tema en lo que respecta a los adictos y a aquellos que han cometido su primer delito—estableciendo la prioridad en la rehabilitación antes que en la imposición de penas. Los adictos que buscan tratamiento también pueden librarse de una sanción en virtud de la nueva política.

Arrestos y Sentencias relacionados con el Cannabis

blah3-250x140
En el Aeropuerto Internacional de Dubái, habitualmente se utilizan dispositivos avanzados, como el escáner de radiación de terahercios (© Advanced Photonix)

La tenencia o posesión de drogas se castiga con, al menos, cuatro años de prisión, mientras que el tráfico y la distribución pueden castigarse con hasta veinticinco años de prisión. De acuerdo con la ley de los EAU, el tráfico es uno de los diferentes delitos que se castigan con la pena de muerte por fusilamiento; sin embargo, en la práctica, las ejecuciones son muy poco habituales (por término medio, se ha ejecutado a menos de una persona al año desde 2007) y, por lo general, se reservan para los casos de asesinato.

En ocasiones, se dictan condenas de muerte por delitos de tráfico de drogas, pero la mayoría se conmutan por penas privativas de libertad durante la apelación. En 2012, un británico y un hombre sirio fueron condenados a muerte después de vender 20 gramos de cannabis—valorados en 1.500 AED (302 €)—a unos agentes de la policía secreta durante una operación encubierta. Sin embargo, tras la condena internacional generalizada, la condena por distribución fue anulada en Marzo de 2013 y conmutada por cuatro años de prisión por posesión.

El sistema penitenciario de Dubái y de los demás EAU es criticado habitualmente por los organismos internacionales de control. Las denuncias de malos tratos y de tortura son muy frecuentes—según Reprieve, una ONG internacional que trabaja por los derechos humanos, el 75% de los presos de los EAU informaron de maltrato físico después de ser arrestados. En2012, tres hombres británicos fueron arrestados por posesión de Spice, un producto a base de cannabis sintético (que fue declarado ilegal a principios de año); aunque se les puso en libertad sólo tres meses después ser condenados a cuatro años, ya habían estado detenidos durante siete meses sin juicio y se les había sometido a diferentes torturas, como descargas eléctricas y palizas.

Arrestos por cantidades insignificantes

blah2-250x166
La policía de Dubái está muy bien organizada y son habituales los arrestos por posesión de drogas (© Druh Scoff)

El aeropuerto internacional de Dubái está equipado con tecnología de última generación que hace

posible que la tasa de detección de drogas ilegales sea muy alta. Por ejemplo, más o menos desde 2008, se utiliza un dispositivo (se cree que utiliza una avanzada técnica conocida como espectroscopia de terahercios) que permite a los funcionarios de aduanas detectar cantidades microscópicas de sustancias prohibidas en los zapatos, y ha dado lugar a varios casos—tan tristemente famosos como el del británico Keith Brown, quien fue arrestado y encarcelado durante cuatro años (aunque liberado tras cuatro meses) después de detectar 0,003 g de cannabis en la suela de su zapato.

Los pasajeros que viajan hacia o a través de los EAU pueden ser registrados al azar e incluso se les puede realizar análisis de sangre y orina. Si se encuentran más de 50 nanogramos de una sustancia prohibida en la orina, hay motivo suficiente para un arresto por posesión. Existen varios casos de arrestos basándose en el análisis de sangre u orina; sin embargo, si se puede demostrar que el consumo de la sustancia ocurrió en un país diferente, es posible evitar ser procesado. En 2004, la Corte Suprema dictaminó que los funcionarios encargados de hacer cumplir la legislación no tenían autoridad para procesar a los consumidores de drogas si el consumo se había producido en otro lugar.

Mientras que las condenas por posesión de drogas son habituales, no todos los arrestados terminan en prisión. Existen muchos informes de turistas extranjeros que han sido detenidos, por períodos de tiempo que van desde horas hasta meses, para ser liberados y deportados posteriormente; los gobernantes de cada emirato, de forma individual, también indultanregularmente a un gran número de delincuentes condenados por delitos menores relacionados con las drogas, con frecuencia durante celebraciones sagradas y religiosas, como el Ramadán, en un ejercicio de clemencia.

El Comercio de Cannabis Actualmente

blah4-250x187
Se introducen grandes cantidades de contrabando a través de los puertos de los EAU cada año (© Andrea KD)

Los EAU son cada vez más importantes para las rutas de tráfico de drogas que atraviesan la zona, ya que son un importante centro del transporte marítimo y aéreo en la zona, además de estar tan próximos a Pakistán, Afganistán e Irán. Los costa del Golfo Pérsico, de 700 km de longitud, resulta accesible en algunos lugares, y como los puertos marítimos soportan un volumen tan alto del transporte marítimo, las mercancías no suelen inspeccionarse tan rigurosamente como en los aeropuertos. Por otra parte, varios puertos de los EAU tienen zonas de libre comercio que permiten que las mercancías crucen la frontera después de ser examinadas de manera menos minuciosa que en las zonas estándar.

El hecho de que, año a año, aumenten las incautaciones de contrabando indica que el tráfico se está intensificando, aunque también es probable que el aumento se deba a la mejora de los métodos de detección. Además de ser un país de tránsito para el contrabando destinado, en última instancia, a Europa, África y América del Norte, los Emiratos Árabes Unidos tiene cierta importancia como país consumidor. El cannabis también se importa de varios países africanos; en diciembre de 2013, funcionarios nigerianos detuvieron a un hombre que intentaba pasar de contrabando poco más de 16 kilogramos de cannabis, ocultos en productos alimenticios que iban a transportarse en avión a Dubái.

Apenas existen pruebas de que se produzcan o cultiven sustancias ilegales a escala comercial a nivel interno. El hachís se importa a los EAU por mar desde Afganistán y Pakistán, aunque a las autoridades les preocupa mucho más la heroína, el opio y las anfetaminas, que al parecer se trafican en envíos de mucho más valor. Una cantidad importante del cannabis que llega a los EAU se trafica a través de Omán, que comparte fronteras con cinco de los siete emiratos; sin embargo, durante los últimos años, ha mejorado la seguridad fronteriza y se ha reducido la circulación de mercancías ilegales ligeramente con la construcción de una barrera.

El Cultivo de Cannabis en los EAU

Parece que el cultivo de cannabis es muy escaso en todo el país, aunque no raro. En 2011, ocho hombres de Bangladesh fueron detenidos en Um el Kaiwain acusados de cultivo ilegal de cannabis en un huerto, y en mayo de 2013, se detuvo a un hombre asiático residente ilegal en el país, por cultivar cannabis en Ras el Jaima.

En noviembre de 2013, tres hombres asiáticos fueron arrestados en Ras el Jaima y condenados a siete años de prisión y a multas de 50.000 AED (10.077 €) por cultivar cannabis. Supuestamente, el trío había traído las semillas de su país de origen, y tenía la intención de distribuir el cannabis a nivel local.

En marzo de 2013, dos individuos nepaleses fueron detenidos en Abu Dabi después de encontrar en su equipaje 257,83 gramos de semillas de cannabis, aunque no está claro si la intención era cultivarlas. Se han producido varios casos de arrestos a personas por transportar semillas en Dubái, como el de un hombre italiano, de 26 años de edad, que fue arrestado en 2009 después de hallar semillas de cannabis pegadas en el forro de su maleta. Después de varias horas de detención e interrogatorio, el hombre fue deportado y se le declaró “persona non grata”.

Uso cultural del cannabis

blah5-250x166
Los EAU tienen un gran número de trabajadores expatriados, que suelen proceder del sur de Asia y que han llevado consigo la costumbre de consumir cannabis (© Skifatenum)

Aunque el mercado de las drogas en los EAU es pequeño en términos globales, existe una demanda clara, especialmente entre la comunidad joven y urbana compuesta, en gran parte, por los trabajadores expatriados. Además de hachís y marihuana, se encuentra disponible, con mayor

frecuencia, heroína, opio y anfetaminas en las zonas menos salubres de las ciudades, como Diera, el barrio rojo de Dubái.

El cannabis es una droga popular en los EAU, y parece que es relativamente fácil de obtener, a pesar de la severidad de la legislación. Un porcentaje considerable de la población de los EAU se compone de trabajadores inmigrantes procedentes de países asiáticos y africanos, y muchas de estas comunidades han traído consigo sus tradiciones locales de consumo de cannabis, y continuan practicándolas, a pesar del riesgo, muy real, de castigo. Aunque el consumo de cannabis no está tan extendido entre la población nativa de los Emiratos, es la droga más popular: según un informe de 2003, los consumidores de cannabis conforman el 75% de los consumidores de drogas, mientras que el 6% consume heroína.

El consumo de drogas va en aumento en los EAU, y la edad a la que comienzan los nuevos consumidores de drogas parece estar disminuyendo—un factor que preocupa especialmente a las autoridades. El consumo de drogas es cada vez más común entre las mujeres, aunque suelen consumir sedantes, como Xanax y Valium. En general, la heroína, el opio y las  anfetaminas se consideran un problema mucho mayor que el cannabis, aunque las autoridades lo ven como una “droga de iniciación” y han promovido campañas de sensibilización para padres y profesores, recomendándoles que estén pendientes de las “señales de alerta” que pueden indicar el consumo de drogas.

Comprar Cannabis en los EAU

Debido a la ilegalidad extrema de las drogas, éstas alcanzan precios muy altos en gran parte de los EAU. Además, las personas que quieren comprar drogas con fines recreativos deben tener mucho cuidado de evitar ser arrestadas. Sin embargo, aunque no abundantemente, las drogas se encuentran disponibles en la mayoría de ciudades importantes dentro de los EAU. En Dubái, entre las áreas frecuentadas por los distribuidores callejeros (a menudo, ciudadanos de África y de Asia) se encuentra Naif, en el distrito de Diera y Al Baraha, una zona residencial que limita con Diera.

blah6-250x181
El barrio de Naif, en el distrito de Diera, es frecuentado por los distribuidores callejeros de cannabis (© Francisco Anzola)

En general, no se recomienda acercarse a los distribuidores callejeros, ya que se corre el riesgo de ser arrestado por la policía secreta, además de que es posible que te vendan cannabis de mala calidad (o, posiblemente, incluso sustancias que sólo se parecen al cannabis y hachís). Los consumidores de drogas locales suelen conseguir contactos preguntando discretamente entre amigos y en establecimientos como bares y discotecas. Los entusiastas del cannabis que no consiguen suministros constantes de cannabis en los EAU suelen participar en el “narcoturismo”, visitando los países vecinos con leyes menos restrictivas, como Omán e Irán.

Resulta relativamente fácil encontrar marihuana procedente de África, al igual que hachís de Afganistán y Pakistán. De vez en cuando, también se encuentra disponible marihuana procedente de Afganistán. El precio y la calidad, por lo general, varían mucho, desde alrededor de 500-1.000 AED (101-202 €) por diez gramos de producto (una cantidad conocida localmente como tola) que puede ser de mala calidad o de una calidad altísima. En 2004, se calculaba el valor en la calle de un kilo de hachís paquistaní en aproximadamente 5.000 AED (1.007 €) en Abu Dabi, y cerca de 4.500 AED (907 €) en Dubái, pero no se dispone de informes más recientes sobre los precios al por mayor.

Cuál es el futuro del cannabis en los EAU

Aunque parece que los EAU empiezan a estar de acuerdo con la tendencia mundial que prefiere rehabilitar en lugar de penalizar a los consumidores de drogas, se siguen presentando cargos por cantidades insignificantes de cannabis. Hace poco, en enero de 2014, una mujer nigeriana, de 20 años de edad, fue acusada de consumir cannabis en forma de brownie “mezclado con hachís”, y de tenencia de 0,06 g de la misma droga. No parece probable que esta política firme y dura contra el tráfico y la distribución de drogas vaya a moderarse en un futuro próximo.

Es importante documentar tanto la historia como los acontecimientos recientes relacionados con la guerra contra las drogas que, a día de hoy, siguen afectando a las vidas de tantas personas en todo el mundo. Por esta razón, Sensi Seeds y Hash Marihuana & Hemp Museumen Ámsterdam, intentan proporcionar la información más precisa, actualizada y objetiva sobre la situación actual, país por país. Agradeceremos cualquier comentario, observación y corrección.

Por Seshata

Fuente SensiSeeds

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 4 vistas
La acuaponía es una técnica de cultivo basada en la acuicultura, una combinación de la hidroponía y los sistemas acuícolas de recirculación cerrados.

0 76 vistas
Abrirán las puesrtas del primer museo del cannabis en Latino América en la ciudad de Montevideo, la capital uruguaya

0 62 vistas
Donald Trump está considerando la posibilidad de un inversor de Silicon Valley cercano a Peter Thiel para dirigir la Administración de Alimentos y Drogas

0 54 vistas
La ciudad alemana quiere legalizar la marihuana en vista del fracaso de su prohibición y tratamiento