Marihuana: reina del consumo en Bolivia

Marihuana: reina del consumo en Bolivia

por -
3 5.232 vistas

La marihuana, la cocaína y la base de cocaína son las tres drogas ilegales que más se consumen en Bolivia, siendo la de mayor ascenso la primera por su costo y fácil accesibilidad en el mercado.
El estudio titulado “El uso indebido de drogas en estudiantes universitarios de Bolivia”, revela que la marihuana tiene mayor prevalencia de consumo en las ciudades de La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí, Tarija y El Alto y en un menor porcentaje en Sucre, Santa Cruz, Trinidad y Cobija.
También que en el país se consumen, aunque en menor cantidad, los medicamentos estimulantes y tranquilizantes, los cuales tienen mayor prevalencia de consumo en Sucre, Oruro, Potosí, Santa Cruz, Cochabamba y el Alto.

Según la responsable de Salud Mental, Prevención y Rehabilitación de Drogodependientes del Servicio Departamental de Salud, Sedes, Tatiana Salinas, la marihuana se ha convertido, en los últimos cinco años, en la droga más consumida, particularmente en jóvenes, quienes acceden al producto pagando mínimamente diez bolivianos.

“Los mercados de drogas ilegales en Bolivia”, otro estudio realizado por el Centro Latinoamericano de Investigación Científica, Celin-Bolivia, revela que la marihuana tiene diferentes costos, dependiendo la calidad y la cantidad. Un sobre de diez bolivianos se llama “diego”, derivado de (10 gramos). La que tiene un costo de 20 bolivianos se llama “ventón” o “levez”, también “brete” (caja de fósforo). Asimismo, revela que la de 100 bolivianos se llama “gamba”. El “pedazo” es el equivalente a 150 ó 200 bolivianos, dependiendo de la calidad.

“Si es ‘pepuda’ o sea que tiene mucha pepa disminuye la calidad, en cambio puro ‘cogollito’ (no hojas desmenuzadas) es mejor”, dice el documento de investigación al agregar que las variedades más comercializadas son el “punto rojo” y “golden Tiquipaya”.

Los productores de la marihuana venden el kilo entre 120 a 150 bolivianos, que equivale a una bolsa de nylon negra. A su vez los distribuidores llegan a comercializar la misma en 300 bolivianos, con una ganancia de 150 bolivianos.

“Cuando se realiza mayor control, el precio sube, muchas veces el comercializador empieza invitando y luego comienza la venta. También sube de precio en época de lluvias, porque es más difícil hacer secar y tienen que utilizar un horno”, agrega el documento.
Salinas, por su lado, asegura que no existe un estudio que determine exactamente cuántas personas y entre qué edades son las mayores consumidoras, no sólo de la marihuana, sino de otras drogas ilícitas que hay en el mercado boliviano.
Sin embargo, estudios realizados a diferentes sectores, muestran que el consumo de la marihuana es el que predomina, seguido del clorhidrato de cocaína y base de cocaína.

Consumo

El estudio “Uso indebido de drogas en universitarios de Bolivia”, es el que se aproxima a la realidad del nivel de consumo de drogas ilícitas en el país.
En ese marco, se muestra, por ejemplo, que en La Paz el consumo de prevalencia por mes de marihuana alcanza al 4.1 de cada cien universitarios, mientras que por prevalencia por año llega a 6.6 y por vida (vale decir alguna vez) a 16.5 personas por cada cien.
En el caso del clorhidrato de cocaína, la cifra es menor. Por ejemplo, por vida apenas alcanza a 2.5 por cada cien universitarios encuestados por el Celin.
A diferencia de la anterior, el consumo de base de cocaína en La Paz, sube a 3.
Cochabamba es otro de los departamentos donde existe considerable cantidad de consumo de marihuana. Por ejemplo, la prevalencia por vida es 14,7 por cada cien universitarios, cifra altísima si se compara con la cocaína que llega a 2 y la base de cocaína que alcanza a 3.
En el estudio, llama la atención Sucre, ciudad que por los datos, es donde más universitarios consumen marihuana. El índice de prevalencia de vida es de 17.3 por cada cien. Sin embargo, las cifras de consumo de cocaína y base de cocaína son menores comparados con La Paz y Cochabamba.
En Oruro y Tarija el índice de consumo alcanza a 13.8 y 14 por cada cien universitarios respectivamente.
En el caso de Santa Cruz, la marihuana no muestra un mayor consumo que en el resto de los departamentos. Por ejemplo, por prevalencia de vida alcanza a 7.6, cifra muy similar a la de Trinidad y Cobija. Lo que llama la atención, en la capital oriental es el consumo de clorhidrato de cocaína que llega a 3.5 y base de cocaína a 3.
Otro hecho llamativo es el que ocurre en Potosí. De acuerdo a los estudios, la prevalencia de consumo de marihuana llega al 14.7, mientras de cocaína 3.5 y base de cocaína 4.8, cifras relativamente altas, sobre todo de las dos últimas drogas, respecto al resto de los departamentos.

Fuente Opinion

ARTÍCULOS SIMILARES

3 COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

Últimas Noticias

0 116 vistas
En Alemania la marihuana se utiliza ampliamente y se encuentra fácilmente disponible en la mayoría de las ciudades, aunque su cultivo, venta y consumo siguen siendo ilegales.

0 666 vistas
Esta es la exquisita receta y única del pan de plátano cannábico mas rica del mundo. Ya me daréis la razón cuando la hagáis y la probéis. Tenéis que hacerla. Se queda crujiente y jugosa en su interior.

0 125 vistas
El THC y CBD ponen de relieve la posibilidad de que estos cannabinoides puedan responder mejor a las radiaciones ionizantes de las células principales de glioma

0 133 vistas
Con Gi, mi compañera, juntamos los ombligos hace unos cinco años y en los primeros días de enero, este año, nos llegó la noticia de que ya éramos tres