La Marihuana es menos dañina que el tabaco,y el mundo empieza a...

La Marihuana es menos dañina que el tabaco,y el mundo empieza a tomar conciencia de ello

por -
0 1.730 vistas

En 2012, se publicó un estudio científico revolucionario (Association Between Marijuana Exposure and Pulmonary Function Over 20 Years, Pletcher MJ et al.) sobre los efectos del humo del cannabis sobre la función pulmonar en comparación con los del humo del tabaco, realizado a lo largo de 20 años.

El estudio siguió a miles de sujetos durante veinte años con el fin de hacerse con una imagen completa de las relaciones o asociaciones posibles, a diferencia de muchos estudios que tienen en cuenta simplemente una breve ventana en el tiempo y, por lo tanto, no pueden probar que haya una relación causal, incluso cuando demuestran que hay correlación.

Aunque han pasado varios años desde su publicación, este estudio sigue siendo uno de los estudios más rigurosos y fiables de los existentes que comparan el cannabis y el tabaco, y ha demostrado tener una gran influencia. Recientemente, dos compañías de seguros de vida canadienses han manifestado que, a partir de ahora, van a dejar de clasificar a los fumadores de cannabis en la misma categoría de alto riesgo que a los fumadores de tabaco, lo que indica que la investigación actual no ha proporcionado ninguna prueba de que haya ningún “riesgo a largo plazo de cáncer o algo equivalente al tabaco”.

En este artículo, vamos a profundizar en las conclusiones de este estudio, y de otros estudios relacionados que han sido publicados desde entonces, y vamos a hablar sobre los cambios a nivel práctico que estos descubrimientos han provocado dentro de la industria.

¿Qué Investigaba El Estudio?

Cannabis-Tobacco-1-Sensi-Seeds-3-1024x768Se sabe que el humo del cannabis contiene muchos de los mismos compuestos presentes en el humo del tabaco, pero la cuestión de si los dos son, o no son, igualmente dañinos ha creado polémica durante años. En estudios previos que han investigado los efectos del humo del cannabis, se ha descubierto que puede causar inflamación y daño en las membranas mucosas de los pulmones, así como síntomas relacionados, como por ejemplo tos, aumento de la producción de flema y sibilancias – todos síntomas que también se encuentran en los fumadores de tabaco.

Por otra parte, los estudios sobre la función pulmonar a largo plazo y las enfermedades asociadas con el consumo de cannabis no han podido encontrar ninguna relación clara. Por eso, este estudio tenía como objetivo aclarar la confusión de una vez por todas. El cannabis es cada vez más importante en la atención médica de todo el mundo, y los usuarios aumentan cada año, a medida que aumenta la legitimidad. Por lo tanto, conocer los datos correctos es fundamental para nuestra comprensión del cannabis y de la forma de incorporarlo en la práctica clínica.

A lo largo de más de dos décadas (marzo de 1985 – agosto de 2006), el estudio siguió la pista a más de cinco mil participantes, realizando un seguimiento de su consumo de cannabis, consumo de tabaco, y de la función pulmonar. El estudio midió sus hábitos actuales y la exposición acumulativa estimada a lo largo de su vida a los dos tipos de humo, y buscó conexiones.

¿Cómo Se Recopilaron Los Datos?

Los datos se recopilaron como parte del estudio Coronary Artery Risk Development in Young Adults (CARDIA) study, que lleva recopilando datos desde 1985 y se espera que concluya en 2018. CARDIA tiene como objetivo estudiar variables como la raza, altura, circunferencia de la cintura, tabaquismo, y la exposición pasiva al humo, con el fin de identificar los factores de riesgo de las enfermedades del corazón.

Por lo tanto, CARDIA seleccionó aleatoriamente a 5.115 participantes de los dos grupos raciales más amplios (Blancos, no hispanos, y Negros, no hispanos), incluidos en la muestra y procedentes de cuatro comunidades de Estados Unidos. Los participantes tenían entre 18–30 años y gozaban de buena salud cuando fueron incluidos en la muestra, además se les exigió que aportasen su consentimiento informado por escrito para el estudio. Los participantes no fueron seleccionados específicamente por sus hábitos de fumar, y por lo tanto representan un amplio espectro de los patrones de consumo de cannabis y de tabaco típicos en los EE.UU.

Los sujetos del estudio fueron sometidos a un primer examen básico y de referencia, seguido de seis exámenes de seguimiento. La función pulmonar (pulmón) se analizó a los 0, 2, 5, 10, y 20 años. Cuando transcurrieron veinte años, quedaban en el estudio el 69 por ciento de los participantes del estudio original.

Se realizaron pruebas para comprobar la función pulmonar (espirometría) mediante dos indicadores: el volumen espiratorio forzado en el primer segundo de la espiración (VEF1) y la capacidad vital forzada (CVF). El primero mide el volumen máximo de aire que puede ser exhalado en un segundo, después de la espiración máxima. La última mide el volumen total de aire que se puede exhalar después de una inspiración completa, y no limita la medición por el tiempo.

¿Cuáles Fueron Los Resultados Del Estudio?

cannabis-tobacco-3-Sensi-Seeds-3-1024x684En el caso del consumo de tabaco, los resultados fueron los esperados: tanto el VEF1 como la CVF disminuían de manera constante con la exposición actual y a lo largo de la vida – lo que constituye una evidencia más de que el consumo de tabaco produce un deterioro de la función pulmonar a largo plazo.

 

Sin embargo, en el caso del consumo de cannabis, los resultados fueron sorprendentes: la exposición ligera al cannabis (tanto actual como durante toda la vida) producía de hecho un aumento de la CVF y la exposición ligera durante toda la vida también aumentaba las medidas del VEF1. Esto significa que, en comparación con los individuos con exposición cero al humo del cannabis, ¡la capacidad pulmonar total de los consumidores de cannabis aumentó a lo largo de los veinte años del estudio!

 

Por otra parte, tanto la CVF como el VEF1 aumentaron constantemente si se compara con la “intensidad actual de fumar marihuana ” (que se define como episodios de fumar durante los treinta días anteriores). Por lo tanto, cuanto mayor era la frecuencia con que los participantes fumaban en la actualidad, mayor era su capacidad pulmonar.

A los grandes consumidores de cannabis no les fue tan bien a largo plazo, ya que el aumento del VEF1 a lo largo de la vida se estabilizaba o incluso invertía con una exposición mayor. Sin embargo, incluso “el consumo de marihuana habitual y regular” se asoció con un VEF1 a lo largo de la vida “no significativamente diferente del resultado de referencia”, y la CVF “sigue siendo significativamente mayor que el resultado de referencia”.

Esto sugiere que los fumadores de cannabis, incluso los grandes fumadores, no van a sufrir una disminución de la capacidad pulmonar total con el tiempo (de hecho, la exposición al cannabis pueden ofrecer efectos protectores o aumentativos), y que, incluso si se reduce algo la capacidad de exhalar a la fuerza aire en el primer segundo, es poco probable que la reducción sea significativa.

El VEF1 es una medida importante, y debería ser normalmente del 70-80 por ciento de la CVF; si se encuentra por debajo de 65 por ciento, indica el estrechamiento de las vías respiratorias – un posible indicador de enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC. Por lo tanto, incluso el consumo “intensivo” de cannabis no está relacionado con un mayor riesgo de EPOC, aunque puede ser recomendable que las personas con otros factores de riesgo de EPOC limiten su uso.

Por otro lado, el hecho de que el consumo ocasional aumente el VEF1 a lo largo de la vida proporciona más pruebas de sus efectos broncodilatadores, que a su vez aporta aún más evidencias de su potencial como tratamiento para el asma, cuando se usa ocasionalmente y sin tabaco.

Este estudio se ha considerado un trabajo de investigación histórico, ya que ha ido mucho más allá de las restricciones de tiempo con que suelen encontrarse otros estudios similares, y ha podido establecer asociaciones a largo plazo que puedan ser consideradas como evidencia de causalidad, y no sólo de correlación. Por lo tanto, con este estudio (junto con otros similares que se han centrado en el tabaco) podemos decir con seguridad: el consumo de tabaco causa daño pulmonar y enfermedades pulmonares, mientras que el consumo de cannabis no provoca lo mismo.

Otras Investigaciones Sobre Cannabis, Tabaco y Salud Pulmonar

En 2015, se publicaron los resultados de otro estudio importante, esta vez realizado por investigadores de la Universidad de Emory en Atlanta, Georgia. El estudio evaluó la exposición al humo de cannabis y la salud pulmonar en una amplia muestra representativa de adultos estadounidenses, de 18 a 59 años de edad, y representa el mayor análisis transversal hasta la fecha que analiza las relaciones entre el consumo de cannabis y la salud pulmonar.

Una vez más, el estudio determinó que el consumo ligero de cannabis durante un período de 20 años (a través de informes elaborados por los propios participantes, en este caso: como un análisis transversal, este estudio no le dio seguimiento a los participantes durante 20 años) no está asociado con efectos adversos en la salud pulmonar y que no causa una disminución del VEF1. Por otra parte, los autores del estudio observaron que la exposición al humo del cannabis puede conferir un efecto protector en los pulmones, y que, por lo tanto, los fumadores de tabaco que también consumen cannabis pueden estar mitigando los efectos nocivos del tabaco.

El estudio también observó que los consumidores de cannabis habituales eran más propensos a informar de un aumento de los síntomas de bronquitis, a pesar de no experimentar una disminución concomitante de la función pulmonar, y que los usuarios que vaporizan el cannabis son propensos a experimentar menos síntomas de bronquitis o síntomas menos graves.

Además de esto, una revisión de 2013, Effects of Marijuana Smoking on the Lung(Tashkin, D.P.) llegó a la conclusión de que la exposición al humo del cannabis no estaba relacionada con el desarrollo de cáncer pulmonar, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfisema, o enfermedad bullosa pulmonar.

Se concluyó que: “el peso de las pruebas acumuladas implica que hay mucho menos riesgo de complicaciones pulmonares, incluso con un gran consumo regular de marihuana, en comparación con las graves consecuencias pulmonares del tabaco”.

Como vemos aquí, ahora disponemos de un cuerpo sustancial de investigación fiable que proporciona una evidencia muy fuerte de la seguridad relativa del consumo de cannabis en lo que respecta a la salud pulmonar. Resulta tranquilizador, parece que el peso de estas pruebas está cambiando de verdad la opinión sobre el cannabis, y en un área un tanto inesperada – dentro del gran sector empresarial de la industria de los seguros.

Cómo La Investigación Del Cannabis Ha Contribuido A Reconfigurar La Industria De Los Seguros

cannabis-tobacco-4-Sensi-Seeds-3-1024x1000Recientemente, dos empresas aseguradoras canadienses han cambiado completamente sus políticas, vigentes durante tanto tiempo, sobre los fumadores de cannabis que previamente se clasificaban en la misma categoría que los fumadores de tabaco (lo que podía dar lugar a primas tres veces superiores a las destinadas a los no fumadores). Ahora, Sun Life y BMO Insurance tratarán a algunos consumidores de cannabis como no fumadores en los seguros de vida.

Sun Life, la primera compañía en anunciar el cambio de política, aplica este cambio a todos los consumidores de cannabis que no usan tabaco, mientras que la política de BMO cubre a los consumidores de cannabis que fuman hasta dos porros a la semana y no consumen tabaco.
Sun Life afirmó al anunciar el cambio: “En nuestra industria, nos mantenemos al día con los estudios médicos y las compañías actualizan los criterios para la contratación de sus seguros en consecuencia”, y que los individuos serían clasificados dentro del “tipo no fumador, a menos que también consuman tabaco.”

Aunque no se ha mencionado el nombre de los estudios clínicos en cuestión, es probable que la investigación de la que hemos hablado a lo largo de este artículo haya sido fundamental en estos cambios de política, y sin duda va a guiar a otras compañías de seguros hacia cambios similares en el futuro.

Seguros Para Consumidores De Cannabis En EE.UU. y Europa

La situación en los EE.UU. resulta aún más sorprendente. Mientras que los usuarios de cannabis medicinal en los EE.UU. suelen encontrarse con problemas y pagan primas más altas que los no fumadores, un reportaje de Bloomberg.compublicado en junio el año 2015 señalaba que el 29 por ciento de las aseguradoras de vida de Estados Unidos con políticas oficiales en marcha para los consumidores de cannabis ahora los clasifica como no fumadores.

Algunas compañías de seguros (como New York Life Insurance Co.) están implementando políticas basadas en la frecuencia del consumo, por lo que un consumo de ligero a moderado no incurre en prima adicional, pero el uso recreativo habitual sí incurre en un aumento de la prima. Mientras que los estudios sugieren una cierta reducción a largo plazo en la función pulmonar de los usuarios más regulares, esta postura es todavía un tanto discriminatoria, ya que ningún estudio indica una conexión con enfermedades pulmonares actuales.

Por lo tanto, los consumidores de cannabis de ligeros a moderados, especialmente aquellos con necesidad médica probada de cannabis, pueden encontrarse con que contratar un seguro de vida ya no es tan difícil en los EE.UU., siempre que uno lo haga selectivamente. Sin embargo, a los consumidores recreativos regulares les puede resultar más difícil contratar un seguro de vida sin tener que pagar primas más altas, a pesar de la escasez de evidencia clara de que exista ninguna asociación con el daño pulmonar y las enfermedades pulmonares.

Resulta evidente que hemos recorrido grandes distancias en nuestros esfuerzos por legitimar el cannabis, y estos avances son enormemente alentadores – pero como siempre, está claro que todavía nos queda mucho trabajo por hacer antes de que se reconozcan completamente los datos reales sobre el cannabis.

Por Seshata

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 10 vistas
Existen miles de trastornos raros y cmplejos. El cannabis y los compuestos cannabinoides pueden dar soluciones complejas a estas enfermedades

0 19 vistas
El gobierno de la isla caribeña de Santa Lucía quiere la discusión de la despenalización de la marihuana.
video

0 112 vistas
VICE presenta el reportaje Mariguana Mexicana que explora las posibilidades de la legalización en México para fines medicinales y recreativos.

0 62 vistas
Una ILP a nivel nacional para abrir el debate en la mesa del Congreso sobre la regulación, el autocultivo para autoconsumo de cannabis