Marruecos: ¿Y si legalizamos el cultivo de cannabis?

Marruecos: ¿Y si legalizamos el cultivo de cannabis?

por -
0 1.586 vistas

Marruecos.- El Gobierno Benkirane se encuentra desconcertado por las distintas convocatorias que recibe con el fin de elaborar y legalizar el cultivo de cannabis en Marruecos y especialmente en las regiones del Rif, espacios fértiles para este tipo de planta categóricamente prohibida en el Islam.

 Por otra parte, los miembros de ambas cámaras (en oposición a la coalición) han instado al gobierno islamista de incorporar esta cultura en el plan verde global y sectorial de  Marruecos, porque creen que no se  debe esconder el rostro frente a la realidad de las gentes de estas áreas que no viven ni pueden vivir sin ella; cannabis.

Por otro lado, el cultivo de cannabis en el norte del país es un objetivo de la mirada para el éxito de la estrategia antidrogas aplicada por el gobierno del reino marroquí. Esta es una estrategia predeterminada, y cuyo único objetivo es erradicar por completo esta cultura “Haram” y peligrosa ( para la salud y la seguridad de los ciudadanos) a través de varios medios sobre el terreno.

Y, por supuesto, no hay otra garantía segura para los agricultores, que la han conocido toda su vida y es su fuente de ingresos, otras alternativas para fertilizar sus tierras …

Nabil KOUIFI

 Fuente Biladi (francés)

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 45 vistas
Las dos plantas se llaman cannabis sativa, tanto la marihuana como el cáñamo, aunque una de ellas es psicoactiva y la otra no lo es

0 62 vistas
El asambleísta republicano Michael Patrick Carroll, conservador de la cámara baja, introdujo una medida que trataría la marihuana como el tabaco,

0 87 vistas
Unos investigadores utilizaron el cáñamo para representar como podrían haber movido las estatuas de la Isla de Pascua

0 244 vistas
El derecho a la salud, cuando hablamos de drogas, dista mucho de cumplirse en el mundo en el que vivimos, y el ámbito del cannabis no es excepción