Reflexiones sobre el Cannabis terapéutico (sólo para abiertos de mente)

Reflexiones sobre el Cannabis terapéutico (sólo para abiertos de mente)

por -
3 1.700 vistas

Por Carlos Gaona.

Ante todo reseñar que con esta observación no pretendo hacer apología de las drogas; como tampoco voy a repetir las consecuencias de un consumo irresponsable o temerario de ellas, pues hasta el menos informado lo sabe. Es más; desaconsejo su utilización, con el fin de evitar tentativas. En todo caso haré apología del consumo inteligente (que es posible), íntimo, en personas maduras, equilibradas y conscientes. Ciudadanos libres y responsables.

La naturaleza fabrica drogas vegetales para curarnos. Los médicos las aplican. De hecho, medicamentos aparentemente inocuos como amoxicilina o codeína son drogas duras, aunque son sustancias aliadas, siempre y cuando se administren con control, sin dejarse engatusar como lo hizo una tal Eva con una manzana (el que se crea ese cuento de hadas. Yo no).

El problema viene de ahí, de personas con bajo autocontrol,  faltos de autoestima o evasivos de la realidad. Yo lo comparo con un automóvil potente. Ese mismo vehículo no entraña el mismo riesgo en una persona cabal y responsable, que en alguien desequilibrado y con pensamientos suicidas. Con las drogas ocurre algo similar.

Soy firme defensor de la legalización controlada del Cannabis o marihuana, en su versión vaporizada, cuyos principios activos, en dosis moderadas, son muy beneficiosos para el hombre, y así se ha demostrado hasta la saciedad en los mundos de laboratorio e investigación. Realmente, contiene varios extractos, entre ellos una sustancia (Delta 9 Tetrahidrocannabinol – THC) que crea adicción en mentes predispuestas; adicción psicológica severa (no física), hasta el punto de vivir en tesituras de irrealidad y problemáticas socio-económicas y de salud. La clave está en el consumo responsable, conocer tus límites y aceptar que es una droga, peligrosa si no se controla, al igual que el alcohol o alimentos nocivos, adulterados, que tan alegremente venden en los supermercados. Nadie es quien para decir a una persona adulta y equilibrada lo que ha de ingresar de forma responsable en su organismo, desde la intimidad de su hogar, en una libertad tan cacareada, pero tan relativa que estamos viviendo en nuestro país. Un visionado diferente se dispone en paises tales como Holanda o Suiza, donde gozan de mayores perspectivas al respecto que en España, paraiso de mafias y traficantes de bazofia mezclada con marihuana pura. Paraíso de la delincuencia.

Todos sabemos de muertes relacionadas con el alcohol, heroína, tabaco o colesterol;  pero no hay documentos que acrediten una sóla muerte, en miles de años, por el consumo de esa antiquísima planta, polivalente, medicinal y mágica: Cannabis (en cualquiera de sus variedades Sativa, Indica o Ruderalis). Empleado actualmente para el tratamiento de diversas dolencias, tales como el glaucoma ocular, dolores leves o ansiedad, entre otros.

Muchos hemos sido criticados por su consumo responsable, ocasional. La gracia es que esas críticas ignorantes suelen venir de gentes que ejecutan dichas críticas con un cubata en la mano y el cigarrillo en la otra, tras ingerir ingentes cantidades de grasas saturadas y conocer el “tumbing” como deporte nacional. De ansiolíticos como el Valium no haré mención alguna, salvo que son drogas legales, duras y excesivamente tóxicas. Su legalidad así la quiso algún político de medio pelo, “convencido” a golpe de maletín por las fauces del poderoso lobby farmacéutico.

Luego están los mafiosos y criminales rezando a un tal Dios para su no legalización, mientras adulteran las sustancias hasta convertirlas en mierda a precios astronómicos, pero eso sí, libres de impuestos.

Menuda democracia: puedes hacer lo que YO quiera, no lo que tú desees sin molestar a nadie; te dicen esosmandamases políticos, sin formación adecuada, que van de buenos, moralistas y tolerantes.

Já.

No sé que será peor… sólo sé que vive y deja vivir, mientras hoy descanso de mis obligaciones y preparo mi vaporizador, en casa y sin meterme con nadie (el consumidor de alcohol y otras drogas es muy dado a molestar al prójimo) para darme un homenaje, que me lo merezco y va siendo hora.

Gracias.

Fuente ElobservatoriodeMaría

3 COMENTARIOS

  1. Buenísimo en mi opinión este artículo, que para mí tambien esta ceñido la verdad… en cuanto al tema de las drogas en general, (legales e ilegales) se refiere … más de un político debería de leerlo… Dudo que lo hagan… porque “no hay peor ciego que el que no quiere ver,” “ni peor sordo que el que no quiere oír”…pero si lo leyesen… por respuestas dirían; “La droga mata”…” ese es el único argumento que tienen … con la frase “la droga, mata…” lo que “matan” y acallan, son verdades y argumentos como puños, como las este articulo …En nombre de un enfermo que se beneficia de esta sustancia… Muchas Gracias, Saludos…

  2. Me encanta el parrafo dedicado a aquellos que se dedican a criticar a los fumadores de cannabis, en mi caso es a diario pero la dosis minima, y que mas tarde se trinkan una botella de wisky ellos solos o se fuman 2 paketes de tabaco diarios. Y yo me pregunto, de verdad fumarte un peta al dia es peor que 4 o 5 cervezas o 2 paquetes de tabaco…. no lo creo. BUENOS HUMOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 95 vistas
Las dos plantas se llaman cannabis sativa, tanto la marihuana como el cáñamo, aunque una de ellas es psicoactiva y la otra no lo es

0 81 vistas
El asambleísta republicano Michael Patrick Carroll, conservador de la cámara baja, introdujo una medida que trataría la marihuana como el tabaco,

0 109 vistas
Unos investigadores utilizaron el cáñamo para representar como podrían haber movido las estatuas de la Isla de Pascua

0 307 vistas
El derecho a la salud, cuando hablamos de drogas, dista mucho de cumplirse en el mundo en el que vivimos, y el ámbito del cannabis no es excepción