Shining Silver Haze de Royal Queen Seeds, una versión feminizada

Shining Silver Haze de Royal Queen Seeds, una versión feminizada

1 142 vistas

Shining Silver Haze de Royal Queen Seeds continúa siendo uno de los buques insignia de este prestigioso banco de semillas, una versión feminizada de la legendaria Super Silver Haze, uno de los híbridos Haze más espectaculares y potentes desarrollados en Holanda tras la introducción en la década de los 80 de esta gran sativa. Haze siempre es sinónimo de potencia, una genética que sus orígenes nos remonta finales de la década de los 60, cuando los conocidos como los Hermanos Haze comienzan a combinar algunas de las sativas más potentes de la época, inicialmente de Colombia y México, y posteriormente introduciendo también genes de sativa tailandesa y del sur de la India.

Fue durante la década de los 70 cuando el prestigioso criador Sam the Skunkman a base de grandes y lentas selecciones que termina de estabilizarla. En la década de los 80 Sam llega a Holanda y con él algunas de sus creaciones, como Skunk y la propia Haze, que no tardan en utilizarse por los bancos de semillas holandeses de la época el desarrollo de nuevos y potentes híbridos muy adaptados tanto al cultivo interior como al clima exterior holandés de veranos tan cortos. Uno de estos primeros híbridos nace precisamente de la combinación de una Haze y un cruce Skunk/Northern Lights, llamado Super Silver Haze. Royal Queen Seeds, partiendo de una gran selección de esta variedad, nos ofrece esta versión feminizada que expresa lo mejor de tan legendaria genética, ganadora de 25 premios en las copas más importantes.

Shining Silver Haze es una planta elegante que en exterior crece con un enorme vigor desde los primeros días de cultivo, con una estructura típica de sativa de largas ramas que se llenarán de grandes y resinosos cogollos de espectaculares aromas a vieja escuela. En buenas condiciones es una planta que supera los 2 metros de altura, con rendimientos de unos 600 gramos de media. En interior es perfecta para cualquier técnica que requiera podas o guiados por su gran facilidad para ramificar y cubrir grandes superficies. Si se cuenta con una buena madre, el cultivo en SOG llega a ser espectacular, con largas porras en forma de lanza que apenas dejarán ver el tallo central.

El período de floración es relativamente corto para su carga de sativa (75% sativa – 25% índica), y en exterior se puede cosechar hacia finales de octubre. Muestra un gran resistencia a plagas y media a hongos, lo que lleva a tener que tomar precauciones en los climas con los inicios de otoño lluviosos. En interior tan sólo precisa unas 9-11 semanas desde el cambio de floración y dependiendo del fenotipo, siendo más interesantes para seleccionar los de floración más corta. La herencia Skunk queda muy patente desde los primeros momentos y el uso de un filtro de carbón o cualquier otro sistema antiolor se hace muy recomendable para evitarse cualquier tipo de problema.

Los aromas y sabores son espectaculares, complejos, muy intensos y clásicos, fiel a su madre Super Silver Haze. Es muy dulce, con claros trasfondos Haze y más ligeros a Skunk. Los efectos son muy potentes, eufóricos y positivos, perfecta para disfrutar a cualquier hora del día, salir de fiesta, reír, hacer deporte, realizar tareas creativas… Como cannabis medicinal resulta muy interesante para combatir dolores, depresiones o abrir el apetito.

1 COMMENT

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 14 vistas
Gobernadores de los dos estados que han legalizado la marihuana recreativa presionan al gobierno de Trump y defienden su industria

0 516 vistas
Una nueva muestra que el THC, el cannabinoide psicoactivo, afecta directamente el uso de oxígeno por el cerebro.

0 127 vistas
La Purple Bud Automatic versión autofloreciente de una de las genéticas más espectaculares que podemos encontrar en el catálogo del banco

0 117 vistas
La investigadora Dra. Natasha Ryz dice que los datos preliminares señalan al cannabis como un poderoso antiinflamatorio