NEWS

10 reglas de oro para el cultivo interior

diciembre 24, 2020, 2:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Nuestro post de hoy lo vamos a dedicar a las 10 reglas de oro para el cultivo interior. Se tratan de las pautas que no debes dejar de seguir si quieres conseguir que todo vaya bien. Si sigues estas reglas, seguro cosechas marihuana de calidad aunque sea con un pequeño kit de cultivo interior y unas pocas semillas autoflorecientes. No cabe decir que los parámetros importantes como la temperatura y la humedad ya los sabemos todos, pero estos hay gente que no los conoce.

Regla de oro para el cultivo interior nº1: Elegir bien el espacio de cultivo

Es una de las reglas de oro para el cultivo interior más importantes. No podemos cultivar en cualquier sitio. Dependiendo de las dimensiones de espacio de que dispongamos, podremos poner un kit de iluminación u otro. Ten en cuenta que cada foco abarca ciertos m². Y además necesitan una altura para trabajar. Hablando de iluminación HPS, la más común, un equipo de 250w es apropiado para 80x80cm. Será necesario al menos 1,6m de altura mínimo. Un equipo  de 400w cubre 1x1m y es necesaria una altura mínima de 180cm. Un kit de 600w abarca 1,2×1,2m y es necesario al menos 2m de altura para llegar bien de altura al final del cultivo sin que las plantas toquen el foco.

Regla nº2 Cantidad de plantas en 1m²

El número de plantas depende mucho de la variedad. No es lo mismo poner semillas autoflorecientes de 2 meses que de 3 meses. Ni es lo mismo una variedad que florece rápido o una que tarda. Ni tampoco es lo mismo una variedad que se hace ancha más que alta, que otra que se haga alta más que ancha. Un término medio serían 4 plantas por m² si ponemos variedades anchas, tipo White Widow o Northern Lights. O 9 plantas si son de porte mediano tipo Cream Caramel o Somango. O incluso 16 si son tipo ciprés, como las clásicas Critical, de las cuales prácticamente nos quedamos la porra que es la parte productiva y le podamos las ramas más bajas.

Regla nº3 Elegir bien el kit de cultivo interior

Lo mejor para buscar un buen kit, además de tener en cuenta el tamaño del armario o espacio de cultivo, es saber cuánta producción pretendemos obtener. Si elegimos un kit de 250w, por ejemplo optamos a unos 150g en un cultivo sin optimizar. Con un equipo de 400w conseguiremos unos 300g. Y con un 600w obtendremos unos 500g. Todo eso si nos va bien el cultivo en condiciones normales. No pretendas obtener 1kg con un 600w o medio con un 250w metiendo 50 plantas en 1m². Sería un gran error.

Regla de oro para el cultivo interior nº4 Que abonos elegir

Tenemos muchas marcas con distintas líneas, pero se resume todo prácticamente en orgánico o mineral. Los orgánicos siempre nos dejarán un mejor sabor y una calidad especial en nuestra marihuana. Pero con unos abonos orgánicos siempre sacaremos algo más de producción. Si eliges orgánicos quizá saques 400g y no 500g con un equipo de 600w. Pero no cabe duda de que estará más buena.

Regla nº5 Cantidad de abono y cada cuanto abonar

La cantidad de abono que especifica el fabricante suele tener algo de margen, como de 2 a 5ml/L. Los cultivadores principiantes eligen la dosis máxima directamente por que creen que es mejor. Lo suyo sería empezar con la dosis mínima. Y conforme va creciendo la planta y va consumiendo más agua, subir la dosis poco a poco. Una planta pequeña no va a absorber una dosis máxima de abono de crecimiento. Y cuando desarrolle las raíces tendrá un cumulo de sales en el sustrato que no le vendrá nada bien. Cada cuanto usarlos depende de lo que demande la planta. Como modo orientativo, un riego si riego no, está bien abonar. Y si amarillea le damos dos de abono y una vez de agua y si está demasiado verde dos de agua y una con abonos. Así nos adaptamos a nuestras plantas.

Reglas de oro para el cultivo interior nº6 Medir el pH del agua de riego

Cuando regulamos el pH de nuestra agua de riego, haremos que las plantas absorban el máximo posible de nutrientes del suelo. Con un PH incorrecto, por mucho abono que usemos la planta no conseguirá asimilar los nutrientes aún estando disponibles. Si medimos el PH de nuestro agua de riego y lo regulamos según la fase (6.0 en crecimiento y 6,5 en floración) estaremos seguros de que si tiene carencia es porque le falta y no por que no se lo asimila. Es una de las reglas de oro para el cultivo interior y exterior.

Regla nº7 Elegir un buen extractor

No todos los extractores son iguales. Y tampoco solo los diferencia el precio o el ruido. Según que extractor escojamos, podremos poner o no un filtro. Si son tipo helicoidal no servirá con un filtro, pero vendrá muy bien como intractor. Los tipo Ovni como los WK o RVK si tienen succión y puede mover el filtro. Si ponemos un filtro de olor en un extractor TT por ejemplo, será como poner un tapón de corcho, con lo que nuestras plantas no respirarán bien y nuestra cosecha será muy mala al no disponer de Co2 del aire nuevo y no realizar bien la fotosíntesis.

Regla nº8 Cuidado con lo que plantamos

Muchos cultivadores prefieren cultivar desde esquejes para no tener que empezar de semilla. Cultivar desde esqueje es para enraizar y florecer en una maceta pequeña y poner muchas plantas, tipo 36 en 1m² en maceta de 3,5L. Si los crecemos, aparte de perder el tiempo sacaremos plantas demasiado grandes con muy poca producción ya que los esquejes no disponen del mismo tronco que una semilla y dará los cogollos más pequeños. Si quieres plantas grandes pon semillas o no llegarás a la producción estimada!

Regla nº9 No metas ninguna planta de nadie en tu cultivo interior

Nunca metas ninguna planta que te de nadie. Si quieres plantar desde esquejes, háztelos tú. Si no haces caso a eso, algún día y no tardarás mucho, tendrás el cultivo lleno de araña roja, de oídio o de trips. Solo te quedará darle las gracias al amigo que te los donó y llenar tus plantas de insecticida para controlar la plaga hasta que coseches. Y en las siguientes cosechas echarles como preventivo. Lo mejor, solo semillas y si son esquejes que sean tuyos. Y en tal caso, mantener los esquejes en cuarentena, además de realizar un tratamiento con uno o varios insecticidas con el fin de matar todo lo que puedan traer.

Regla nº10 La velocidad del Ventilador

Un ventilador con demasiada potencia soplando en nuestras plantas puede provocar quemaduras como si fueran del foco. Al tener tanto aire permanentemente las hojas se resecan al evaporar más agua de la que recibe y parece que se están quemando del foco o que les falta fósforo y potasio, ya que suele darse éste problema en floración. Lo mejor es darle una velocidad que haga que nuestras plantas muevan sus hojas levemente y que sea oscilante para que no le de todo el rato en el mismo sitio. Si hay algo tipo ventisca que doble tus plantas, será demasiado fuerte para estar en tu interior.

Las reglas de oro para el cultivo interior: conclusión

Éstos son 10 fallos muy comunes que jugarán con tu producción, si sabes que existen ya tendrás menos posibilidades de que te salga mal el cultivo. Si los tienes corrígelos, y si vas a empezar de nuevo a cultivar en interior no caigas en ninguna de ellos.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular