Abogados se especializan en cannabis en Ecuador

La emisión de licencias que autorizan el cultivo de cannabis en Ecuador ya es un hecho y, con él, la industria encuentra otro sitio con enorme potencial para desarrollarse.

Ecuador

La emisión de licencias que autorizan el cultivo de cannabis en Ecuador ya es un hecho y, con él, la industria encuentra otro sitio con enorme potencial para desarrollarse.

Será un cambio de paradigma para la sociedad toda, desde empresarios hasta usuarios, los cuáles deberán conocer bien sus nuevos derechos si no quieren problemas.

Es común ver en España estudios de abogados especializados en cannabis, cuyos números de teléfono siempre es mejor tener a mano.

Sin embargo, esto es una novedad en un continente como América Latina, que recién ahora está saliendo del closet.

En Ecuador, y según publica El Universo, estudios jurídicos entran a la asesoría en uso del cannabis.

Despachos jurídicos de Quito y Guayaquil han comenzado a dar servicios para empresas y emprendedores que vayan a incursionar en la industria del cannabis y el cáñamo.

Falconí Puig Abogados incorporó a su oferta de servicios el Departamento de Cannabis y Cáñamo, que está liderado por Cecilia Falconí Pérez, socia de la firma.

La abogada señaló que en el área regulatoria ya están trabajando con registros sanitarios para productos alimenticios y cosméticos.

También asesorando en aspectos societarios a emprendedores que pretenden incursionar en esta industria.

Además, explicó, están promoviendo la participación en diálogos entre la empresa privada y el Estado para generar acuerdos en relación con la siembra, cosecha, producción, exportación, importación y comercialización de productos derivados de cannabis.

El estudio trabaja con la Cámara de Comercio de Quito en materia de asesoría legal y técnica en el clúster de cannabis.

En Guayaquil, GS Legal Advisory Group creó una unidad para dar asesoría integral en cannabis medicinal y cáñamo industrial.

Paulo Salas, ejecutivo de ese despacho, aseguró que dan servicios en licenciamientos y planeación de proyectos.

A través de una unidad que han denominado Cannagreen Ecuador, dijo, están trabajando en la importación de semillas.

“Estamos próximos a tener un banco de semillas certificadas desde origen, en el país que se producen las semillas, y vamos a dar asesorías en el proceso de cultivo”, afirmó.

“GRAN OPORTUNIDAD”

El actor más entusiasmado con el cannabis es, impensadamente, el Estado ecuatoriano.

Y de ellos, el más contento es Iván Ontaneda Berrú, Ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca de Ecuador.

El también empresario ecuatoriano, emprendedor agroindustrial del sector cacao y café ve con muy buenos ojos el ingreso de la industria en el país.

Ontaneda dijo que la industria medicinal del cannabis es una gran oportunidad.

Desde el 24 de junio están en vigencia las reformas al Código Integral Penal (COIP) aprobadas por la Asamblea Nacional.

Allí se incluyeron artículos que regulan el uso de cannabis medicinal con fines terapéuticos, paliativos, medicinales o para el ejercicio de la medicina alternativa; siempre que se demuestre con un diagnóstico profesional que se padece una enfermedad.

Además, se excluyó al cannabis no psicoactivo o cáñamo como sustancia catalogada sujeta a fiscalización, siempre que su contenido de delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) sea inferior a uno por ciento, en peso seco.

Los ministerios de Agricultura y de Salud tuvieron poco más de un mes para expedir las regulaciones respectivas de las reformas al COIP. Estas se publicaron en el Registro Oficial el pasado 24 de diciembre del 2019.

La normativa otorgó 180 días de plazo para que se elaboren los reglamentos.

Más Artículos
Rusia, rastros de cannabis encontrado en miel de Bashkiria
>